Posts etiquetados como ‘ejercicios’

Meditación Shamata

La meditación no llega fácilmente. Así como los árboles crecen con lentitud y hay que esperar a la floración y a la maduración del fruto, para disfrutar de éste; la floración de la meditación es una paz inexpresable que impregna todo tu ser. El fruto de la meditación es un estadio de conciencia plena, el cual es indescriptible pues el meditador se funde con dicho estado. Y al fundirse totalmente no queda alguien para describir la experiencia. Swami Vishnu Devananda.

La primera práctica en el camino budista de la meditación se llama Shamata. Significa “morar en calma” o “meditar en la tranquilidad”. Para los budistas meditar consiste en el acto de concentración en un objeto en particular o en una idea. El dominio de la práctica de Shamata es esencial para formas de meditación más elaboradas como Vipassana.

Shamata son un conjunto de prácticas de meditación diseñadas para enfocar y desarrollar voluntariamente la atención. Su culminación es una atención que puede ser sostenida sin esfuerzo y que puede mantenerse por mucho tiempo.

Para su comprensión más simple, la práctica de shamata se encuentra a menudo dibujada en los monasterios budistas. En estos dibujos o frescos se explican gráficamente las nueve etapas de la meditación. Frecuentemente a estas pinturas se les conoce como “El camino al Nirvana”
La práctica de shamata usualmente se basa en un objeto de meditación que puede ser una imagen o la respiración. Cuando es la respiración, se inicia observado el leve fluir de ésta y posteriormente se va profundizando en la sensación.

La disciplina de la práctica de shamata es hacer que la mente vuelva una y otra vez al objeto de meditación. Si estás distraído, en el instante que te das cuenta, sencillamente vuelves a centrarte en la respiración. No hay que hacer nada más. Incluso preguntarse: ¿ porqué me he distraído tanto ? es otra distracción. La simplicidad de la atención, de volver a traer continuamente la mente a la respiración, la calma progresivamente.

Al principio puede que nos sintamos un tanto extraños, creyendo que al observar tenemos en el acto de respirar, a quién respira y a la respiración, cada uno por su lado. Pero lentamente, a medida que perfeccionamos la práctica y que nuestra mente se aquieta, el acto de respirar, quien respira y la respiración se vuelven uno y, finalmente es como si nos hubiéramos convertido en la respiración.

Según vamos perfeccionando esta práctica y nos unificamos con al respiración, al cabo de un tiempo, la respiración en sí como objeto de atención en nuestra prácticas, se disuelve y nos encontramos reposando en el momento presente. Este es el estado de estar centrado en un único punto que constituye el fruto y la finalidad de shamata.

A través de la práctica de permanecer en calma, nuestra mente se ha apaciguado, entrado en un estado de tranquilidad y ha hallado estabilidad. Al igual que la imagen de una cámara fotográfica se vuelve nítida al enfocarla, la atención centrada en un punto de shamata, permite que surja una creciente claridad de la mente.

Según van desvaneciéndose gradualmente los oscurecimientos del ego y su tendencia al aferramiento comienza a disolverse, la “visión clara” o vipasyana se manifiesta. En ese momento ya no necesitamos el ancla que supone morar en el presente y podemos progresar avanzado yendo incluso más allá de nuestro yo. Hacia la apertura que representa la sabiduría que comprende la ausencia del ego. Esto es lo que va a arrancar de tajo la ilusión y a liberarnos del samsara.

| | | | | |

  • Comentarios
  • 2 votos

Meditación Shamata



La meditación no llega fácilmente. Así como los árboles crecen con lentitud y hay que esperar a la floración y a la maduración del fruto, para disfrutar de éste; la floración de la meditación es una paz inexpresable que impregna todo tu ser. El fruto de la meditación es un estadio de conciencia plena, el cual es indescriptible pues el meditador se funde con dicho estado. Y al fundirse totalmente no queda alguien para describir la experiencia. Swami Vishnu Devananda.

La primera práctica en el camino budista de la meditación se llama Shamata. Significa “morar en calma” o “meditar en la tranquilidad”. Para los budistas meditar consiste en el acto de concentración en un objeto en particular o en una idea. El dominio de la práctica de Shamata es esencial para formas de meditación más elaboradas como Vipassana.

Shamata son un conjunto de prácticas de meditación diseñadas para enfocar y desarrollar voluntariamente la atención. Su culminación es una atención que puede ser sostenida sin esfuerzo y que puede mantenerse por mucho tiempo.

Para su comprensión más simple, la práctica de shamata se encuentra a menudo dibujada en los monasterios budistas. En estos dibujos o frescos se explican gráficamente las nueve etapas de la meditación. Frecuentemente a estas pinturas se les conoce como “El camino al Nirvana”
La práctica de shamata usualmente se basa en un objeto de meditación que puede ser una imagen o la respiración. Cuando es la respiración, se inicia observado el leve fluir de ésta y posteriormente se va profundizando en la sensación.

La disciplina de la práctica de shamata es hacer que la mente vuelva una y otra vez al objeto de meditación. Si estás distraído, en el instante que te das cuenta, sencillamente vuelves a centrarte en la respiración. No hay que hacer nada más. Incluso preguntarse: ¿ porqué me he distraído tanto ? es otra distracción. La simplicidad de la atención, de volver a traer continuamente la mente a la respiración, la calma progresivamente.

Al principio puede que nos sintamos un tanto extraños, creyendo que al observar tenemos en el acto de respirar, a quién respira y a la respiración, cada uno por su lado. Pero lentamente, a medida que perfeccionamos la práctica y que nuestra mente se aquieta, el acto de respirar, quien respira y la respiración se vuelven uno y, finalmente es como si nos hubiéramos convertido en la respiración.

Según vamos perfeccionando esta práctica y nos unificamos con al respiración, al cabo de un tiempo, la respiración en sí como objeto de atención en nuestra prácticas, se disuelve y nos encontramos reposando en el momento presente. Este es el estado de estar centrado en un único punto que constituye el fruto y la finalidad de shamata.

A través de la práctica de permanecer en calma, nuestra mente se ha apaciguado, entrado en un estado de tranquilidad y ha hallado estabilidad. Al igual que la imagen de una cámara fotográfica se vuelve nítida al enfocarla, la atención centrada en un punto de shamata, permite que surja una creciente claridad de la mente.

Según van desvaneciéndose gradualmente los oscurecimientos del ego y su tendencia al aferramiento comienza a disolverse, la “visión clara” o vipasyana se manifiesta. En ese momento ya no necesitamos el ancla que supone morar en el presente y podemos progresar avanzado yendo incluso más allá de nuestro yo. Hacia la apertura que representa la sabiduría que comprende la ausencia del ego. Esto es lo que va a arrancar de tajo la ilusión y a liberarnos del samsara.
LEER MAS SOBRE ESTOS TEMAS EN WWW.YOGAYMEDICINAORIENTAL.BLOGSPOT.COM

  • Comentarios
  • 2 votos

MEDITACIÓN EN GRUPO



Celina Peña, de 56 años, medita desde hace 15. Ha practicado tanto la meditación vipassana como zen. Mar tiene 39 años. Nunca ha meditado y quiere empezar a hacerlo. Matías, de 41 años, las acompaña. Él ha hecho más relajación que meditación. Vinieron juntos a Barcelona el pasado 12 de julio para participar en una meditación global preparada por el programa L´Ofi ci de viure de Catalunya Ràdio bajo el marco del Festival Inspira Conciencia organizado por Alambar Sinapsis. Un sábado, verano y la hora (a las tres de la tarde) no parecía que fueran factores que acompañaran a esa llamada. Pero más de dos mil personas llenaron el auditorio del Fòrum de les Cultures para participar en esta meditación global. Lleno total, con colas en la entrada que llamaban la atención de los esporádicos transeúntes (era la hora de comer y el sol picaba). Joan Melé, director de la delegación territorial de Catalunya y Baleares de Triodos Bank (una de las entidades colaboradoras del evento), se mostró gratamente sorprendido por el éxito de la convocatoria. Melé medita desde hace muchísimos años. “Citas como estas son necesarias siempre y cuando la gente tenga claro que meditar no es un fi n, sino un instrumento para incidir en la sociedad y mejorarla. La transformación personal pasa por ir transformando la sociedad. Si falla cualquiera de las dos, no vamos del todo bien”, asegura Joan Melé, quien desde Triodos Bank apoya proyectos sociales viables. También lo tiene así de claro Miriam Subirana, que también asistió al encuentro. “Cuando meditamos nos volvemos más activos. Y para mejorar el mundo es necesario esta actitud activa”. Por eso, desde 1937, la Universidad Espiritual Mundial Brahma Kumaris creada en India por Dada Lekhaj fomenta la meditación raja yoga de forma totalmente gratuita. También ofrece programas de investigación y aplicación de los valores en diferentes ámbitos sociales y profesionales. No son sólo palabras. Esta entidad tiene estatus consultivo en la ONU. Y hace lo posible para que todo el mundo incorpore el hábito de frenar la mente un momento cada día para tomar las riendas de uno mismo, para que se aprenda a meditar, vaya. Volviendo al encuentro de la meditación global, que fue dirigida por Ricard Rotllan, monje budista, tanto a Celina como a Mar y a Matías les gustó: “En una meditación con mucha gente se crea una atmósfera especial y el silencio entonces es impresionante”. De fondo sólo se escuchaban las palabras del monje que dirigían la meditación y los sonidos penetrantes de los cuencos de cristal de cuarzo del grupo musical Shirai acompañando en ese viaje interior. El objetivo de esta meditación fue aportar un granito de arena “para conseguir una sociedad emocionalmente saludable”. Lástima que al fi nalizar la meditación se tuviera que abandonar la sala precipitadamente porque tenía que empezar otra actividad en el auditorio del Fòrum de les Cultures. Todo son retos para la mente inquieta, incluso cómo preservar la serenidad ante la precipitación de los tiempos. Menos mal que camino a casa se puede seguir entrenando la atención plena.

VIA:LA VANGUARDIA.ES

LEER MAS SOBRE ESTOS TEMAS EN YOGA Y MEDICINA ORIENTAL


  • Comentarios
  • Sin votos

Duelos espirituales:Espiritualidad femenina vs. Espiritualidad masculina.(parte1)



¿Existen diferencias entre la espiritualidad femenina y la masculina?. Si la “iluminación” es la experiencia de la N0-Forma, de lo No- dual, ¿es necesario hacernos dicha pregunta, en la que los géneros expresan diferencias a la hora de sentir lo espiritual?.

En mis años de practicar este sendero y de enseñar a infinidad de alumnos me he encontrado con una maravillosa experiencia existencial: los duelos espirituales.

Llamaré de esta manera a las experiencias que enriquecieron mi camino espiritual junto a los varones que acompañaron mi caminar. Con ellos entablo diariamente fantásticos duelos espirituales:mi esposo, mis hijos varones, mi maestro,sacerdotes, amigos del colegio y de la Facultad, mis alumnos, mi padre, mi abuelo, mi suegro y tantas figuras cercanas y amadas con las que comparto y compartí mi vivir. Cada uno de ellos me ha permitido Ser en el más profundo sentido de la palabra y expresar con toda mi feminidad, mi propia espiritualidad.

Sin embargo con cada uno de ellos tuve que entablar un duelo de características psicológicas, filosóficas, genéricas, conceptuales y espirituales que nos llevó a relacionarnos de una manera particular , en la que mi ser femenino nunca fue abatido ni destruido.

¿Qué imagenes vienen a tu mente cuando piensas en una mujer mística?. ¿ Cuál es en tu inconsciente la representación del maestro interior, es hombre o mujer?.¿ Por qué a través de la historia se ha respetado y promovido la salida a la luz (o en los medios actualmente), la sabiduría vestida de masculino?.
¿Podrías ser guiado/guiada por una guía espiritual?.
¿Cómo debería ser su aspecto?
¿Qué valores diferentes te transmitiría?.

Este es un juego mental que les propongo y no es nada sencillo se los aseguro. Los invito a revisar sus modelos de maestros y de guías espirituales. Quizás pensando y meditando entre todos podamos revelar un ANTIGUO SECRETO .
LEA MAS SOBRE ESTOS TEMAS EN Yoga aprender por el cuerpo
Namasté! Un abrazo de luz

Adriana

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Cómo entrenar el periné para realizar los pujos del parto?




Este Post está dirigido a Merche, de España, del blog Kebuscas,que me ha consultado acerca de los pujos en el parto.Merche te contaré un poco mi trabajo y mi experiencia personal con un parto doble de mellizos.

En el parto natural , el trabajo previo de tus músculos abdominales,de los músculos perineales y músculos aductores es esencial para la preparación del parto. Yo he trabajado los músculos abdominales de todas las embarazadas desde el tercer trimestre hasta el séptimo mes, para ayudar al trabajo expulsivo. La posición básica es acostada sobre un mat o colchoneta con un almohadón debajo de la cabeza.

Rodillas flexionadas, las atraigo hacia el abdomen en ancho de caderas . Inhalo profundamente y tomándome de los muslos por detrás elevo la cabeza acortando las fibras del abdomen al exhalar. Al mismo tiempo que exhalas relajas las fibras del periné y empujas desde el diafragma hacia el suelo de la pelvis. Al finalizar vuelves a relajarte y respirar tranquila y profundamente,hasta iniciar un nuevo pujo.

En la fase expulsiva la acción de la mujer es mucho más activa que en el trabajo de parto o dilatación, en donde nos debemos relajar en el dolor de la contracción para que éste no se interponga en la fase dilatante creando más tensión en las fibras musculares y en la provisión de oxígeno. Esta última fase depende enteramente de la participación de la relajación y fuerza de la madre que habrá entrenado previamente toda la musculatura y ejercicos de respiración para el control del dolor.

En mi experiencia personal, con embarazo gemelar, sentí en la fase de pujos como si corriera una maratón. Cuántas veces pujé ,no lo sé, pero fueron más de cuatro pujos hasta la coronación de la cabeza del primer bebé. Yo estaba muy tranquila pero alerta con mi adrenalina ya que quería que todo saliera como lo había imaginado en mis visualizaciones. Al pujar gritaba como en las artes marciales para aumentar la fuerza y exhalar por completo el aire residual. Luego me relajaba y volvía a realizar un nuevo ciclo, sintiendo una sensación de increíble poder espiritual y físico. Hasta que mi primer hijo asomo su cabeza , sentí como si mi cuerpo fuese una cascada de agua cristalina saliendo de entre mis piernas. Una sensación placentera y pletórica que jamás olvidaré. Al verlo todo mojadito sobre mi vientre , fue la experiencia más espiritual encarnada que sentí en mi vida. Gabriel estaba con nosotros y era un milagro. Lloramos tanto de emoción con mi marido que nunca se borrará ese momento de nuestras retinas . Y aún faltaba Joaquín que esperó una hora más para nacer. Pero eso lo contaré en otro post. Los dejaré en suspenso.

En primer lugar la mujer debe conocer los músculos que se quieren entrenar.

Una vez aprendida la contracción del suelo pélvico se puede programar series de contracciones mantenidas durante unos segundos.

Ejercicios de Kegel
El lento
Apretar los músculos del periné como si se intentaste detener la orina, tirándolos hacia arriba. Contraerlos y mantenerlos así de 5 a 10 segundos mientras se respira suavemente. Relajar los músculos durante 5 segundos más. Repetir la serie 10 veces. Intentar aumentar progresivamente el tiempo de contracción y relajación hasta llegar a los 20 segundos. Cuanto más tiempo se aguanta la contracción de los músculos, más fuertes se harán. Los puedes realizar enla posición del gato…


en flexión de rodillas

o en malasana agarrada de una compañera.

Tambien sentada colocándo una almohada debajo del periné para sentir la musculatura.

Este ejercio de Kegel está extraído del Yoga en el que se lo denomina mula bandha y asvini mudra. Como siempre los yoguis a la cabeza .Les publicaré otro post a las futuras mamás para que están tranquilas con la llegada de su bebé.
Namasté!

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog