Posts etiquetados como ‘ayuda’

¿Cómo empezar tu día sin dolor de espalda?


Los problemas de columna son el fundamento de mi investigación en el área de Yoga. Les propongo realizar todas la mañanas y antes de dormir esta vinyasa(asanas encadenadas) de pie para estirar aductores e isquiotibiales, con la ayuda de un bloque o taco que permitirá trabajar a la columna en descarga mecánica.

Recuerden: que el detrás olvidado de nuestra espalda necesita estirarse todos los días para evitar pinzamientos, artrosis, lumbalgias etc.

Lo haremos a través de movimientos que estiren la columna respetando la simetría lateral, anterior y posterior. En el triángulo, recuerda acortar los músculos laterales para evitar el pinzamiento posterior en las vértebras.
En la variante de parsvottanasana, establece la flexión del tronco desde la articulación coxofemoral para evitar plegarte desde las vértebras lumbares ya comprometidas.
Estírate, buscando espacio entre tus vértebras. Para ello utiliza la respiración nasal y conduce el aire cargado de prana hacia la zona de dolor posterior. Abre tu espalda permitiendo que el prana sane tu dolor.
Escucha tu espalda, estírate con ella y respira para encontrar la raíz del dolor y liberarlo!.
Namasté!
Disfruta de tu sadhana!
LEA MAS SOBRE ESTOS TEMAS
Adriana Paoletta

Yoga y esferodinamia. Contener y Ser Contenidos.

Nuestros Seminarios de Ashtanga Yoga Terapéutico llegan a su fin por este año. Ahora nos quedan los exámenes escritos y los trabajos audiovisuales. Fue un placer trabajar con este grupo de terapeutas corporales que se han ido abriendo al contacto de su ser con infinita sensibilidad.

Todo profesor de Yoga o terapeuta corporal tendrá en cuenta siempre no perder su centro. El centro es el corazón de su enseñanza tanto en la teoría como en la práctica, pulsamos desde ese corazón que comenzó a latir por si mismo desde la vida intrauterina . Así como fuimos gestados, contenidos por el útero de nuestra madre, así seremos el continente corporal y espiritual de nuestros alumnos que llegan a nosotros con dolencias físicas y emocionales para integrar esa unidad perdida, de la mano de nuestra percepción. El toque del profesor de Yoga, es la transmisión y la aceptación de la energía en nosotros y ENTRE nosotros . Cuando tocamos a alguien, éste nos toca a nosotros y es en esta resonancia que se abre paso la transferencia terapéutica y el camino hacia la sanación.

Sólo explorando desde el respeto, el espacio intimo del otro, los síntomas revelarán su secreta voz para poder SER CONTENIDOS y CONTENER. Este espacio de supervisión para terapeutas que ofrezco, es el camino para aprender a escuchar quiénes somos y desde dónde enseñaremos, revisando nuestros límites corporales para armar nuestro centro, siendo contenidos desde la integración de todo lo que somos.

Escuchando nuestras señales (dolores, tensiones, cansancio excesivo, tristeza, ansiedad) sabremos delimitar el espacio sagrado que se establece en una relación terapéutica.

Adriana Paoletta
Publicado por Adriana Paoletta Bs.As, 10:26

LEA MAS SOBRE ESTOS TEMAS

Posturas invertidas con fisio-balloon. Mejora tu Yoga con elementos de ayuda.


En este video de asana X asana les propongo armar las posturas invertidas con elementos de ayuda. Hoy les presento al fisiobalón,elemento de trabajo corporal practicado en esferodinamia, contact y BMC(Body Mind Centering), técnicas que aplico y fusiono con el Yoga dada su versatilidad y ayuda terapéutica para realizar las complejas asanas de yoga.

Este video está dedicado a Cristina y es el primero de la serie con elementos de ayuda. Recomendado para aquellos que sufran dolores de espalda, lumbalgias, cervicalgias, escoliósis, bursitis de cadera,etc. y para todos aquellos que quieran practicar Yoga de una manera más placentera y altamente terapéutica.

Namasté!
Disfruta de tu práctica!
PARA LEER MAS SOBRE EL TEMA Y POR CURSOS LEA: Yoga, aprender por el cuerpo

Indolasanas con banda elástica


Este post está dedicado a Mario en el día de su cumpleaños.

Cuando comenzamos a practicar Yoga, debemos asegurarnos de que nuestras asanas resulten cómodas y estables para comenzar a experimentar los desbloqueos energéticos en nuestra columna vertebral. Un aliado especial en el uso de elementos de ayuda es la banda de latex. Las hay de diferentes resistencias : Suave, mediana o fuerte para aquellos que tienen mucha elongación.

Cuando nuestros isquiotibiales están acortados podemos recurrir a estas compañeras ideales,que nos acercan a las piernas sin necesidad de desalinear la columna por querer llegar a los pies.

Recordemos que las Indolasanas preparan la columna para las posturas invertidas, haciendo que tomemos conciencia de la autonomía vertebral en los apoyos. Mediante el estiramiento de isquiotibiales y aductores nos preparamos para los arados( halasanas en todas sus variantes), fortaleciendo los abdominales y el psoas en el barco( navasana) estamos llevando la fuerza al plexo solar, encargado de mantener en eje la columna vertebral en correcto armado de las posturas invertidas. A la vez estiramos suavemente el cuello para que el trapecio esté preparado para realizar el jalandharabandha de halasana y sarvangasana( el harado y la vela).

Trabajo energético:
Este ejercicio debe practicarse con calma y conciencia de los apoyos vertebrales para que la columna desbloquee sus tensiones intervertebrales en cada una de sus regiones, sacro lumbar, dorsal y cervical, para permitir el viaje del prana a través del Sushumna nadi. Es muy sencillo y movilizador.

Mario, te deseo que esta práctica de Yoga que recientemente iniciamos te lleve a encontrar tu tesoro interior.. Que tu corazón en calma te permita encontrar la paz , siempre.
.

Un abrazo de luz
SI QUERES LEER MAS SOBRE ESTOS TEMAS LEE: Yoga aprender por el cuerpo
Adriana

LUMBALGIA Los 7 mandamientos contra el dolor de espalda


  • Un grupo de expertos elabora unas guías del diagnóstico y tratamiento de la lumbalgia

.- Los pacientes con lumbago piden una radiografía, algunos médicos apuestan por la fisioterapia y otros, por las escuelas de la espalda… Pese a que el dolor lumbar es uno de los problemas más frecuentes, son numerosas las incertidumbres sobre cuáles son las mejores herramientas para diagnosticarlo y tratarlo. El Colegio Americano de Médicos, en colaboración con la Sociedad Americana del Dolor, acaba de revisar las evidencias disponibles sobre esta dolencia. Sus conclusiones, publicadas en la revista ‘Annals of Internal Medicine’, se resumen en siete consejos.


1. Examen físico e historial médico

El 85% de las lumbalgias no se pueden atribuir a una enfermedad o anomalía concreta (son los llamados dolores de espalda no específicos). Cuando llegue a la consulta un paciente con lumbalgia, es recomendable realizar un historial clínico y un examen físico para determinar si el dolor es de causa inespecífica o podría deberse a un problema grave, como un cáncer, una fractura o una hernia discal. “Ninguna evidencia sugiere que etiquetar a la mayoría de los pacientes con lumbalgia empleando herramientas diagnósticas específicas mejore los resultados”, advierten los autores, quienes sí recomiendan, por el contrario, estudiar factores psicológicos o sociales (depresión, insatisfacción laboral…), que podrían retrasar la recuperación.


2. No a las pruebas de imagen

Por regla general, el paciente con dolor lumbar inespecífico no debería someterse a pruebas de imagen u otras herramientas diagnósticas. No contribuyen a que el afectado evolucione mejor y, por el contrario, le someten innecesariamente a una cantidad considerable de radiaciones u otras molestias. Una radiografía simple de la columna equivale a realizarse diariamente una radiografía torácica durante más de un año. Los rayos X sólo se aconsejan cuando se sospeche que el paciente puede tener una fractura vertebral. Las pruebas más modernas (TAC y resonancia) tampoco son aconsejables en estos casos: suelen encontrar anomalías sin importancia que, aunque no son las causantes del dolor, pueden llevar a intervenciones innecesarias.


3. Cuándo hacer una resonancia

Si el afectado presenta un déficit neurológico grave o progresivo, sí debería someterse a un TAC o, preferiblemente, una resonancia magnética. También deben pasar por el escáner aquellos pacientes en los que el examen físico haya sugerido alguna enfermedad subyacente (síndrome de cauda equina, infección vertebral, un tumor…)


4. Reexaminar lumbalgias y ciáticas persistentes

Si el paciente presenta durante más de un mes dolor lumbar y en la pierna (indicio de una hernia discal o una estenosis espinal), habrá que realizarle una prueba de imagen. Las hernias discales suelen mejorar en cuatro semanas sin tratamiento invasivo. Sin embargo, si la lumbalgia dura más de un mes y hay indicios de radiculopatía (una hernia discal que comprime una raíz nerviosa) o estenosis espinal (un estrechamiento del canal por el que pasa la médula), es hora de plantearse administrar inyecciones epidurales de esteroides o, incluso, una intervención quirúrgica. Por eso, es preciso realizar una prueba de imagen para comprobar si el paciente es candidato a estas intervenciones más agresivas.


5. La información, vital

El médico debe dar todo tipo de información al paciente: sobre la previsible evolución del problema (el pronóstico suele ser favorable), sobre la conveniencia de mantenerse activo y sobre algunas sencillas medidas que puede poner en práctica el propio enfermo (los llamados autocuidados). Leer libros educativos sobre el problema, utilizar un colchón de firmeza media o la aplicación de calor son algunos de los trucos que mejoran las lumbalgias.


6. La utilidad de los fármacos

Los fármacos son una terapia eficaz a corto plazo, pero siempre combinados con la información y los autocuidados. El paracetamol y los antiinflamatorios (como ibuprofeno o naproxeno) son buenas opciones en la mayoría de los afectados, así que serán los fármacos de primera elección. Los autores no apuestan por un medicamento concreto: cada uno tiene unas ventajas e inconvenientes (paracetamol es menos potente, pero con menos efectos adversos), con lo cual su elección dependerá de cada paciente. También los antidepresivos tricíclicos (lumbalgias crónicas) y los relajantes musculares (dolores agudos) han demostrado que alivian el dolor a corto plazo.


7. Y cuando no funcione nada, terapias alternativas

Si no funcionan ni la información, ni los autocuidados, ni los fármacos, es el momento de recurrir a estrategias no farmacológicas. Aunque el trabajo ha evaluado 17 terapias de este tipo, sólo algunas resultan eficaces. En los casos agudos (menos de cuatro semanas), lo único que resulta es la manipulación espinal, ya sea quiropráctica u otra técnica, aunque los beneficios son moderados.

Cuando el dolor se prolonga entre uno y dos meses (subagudo), la revisión apuesta por una rehabilitación multidisciplinar (consulta con el médico, fisioterapia, terapia psicológica…). Finalmente, cuando el dolor se cronifica (más de ocho semanas), hay diversas terapias que han demostrado su utilidad: acupuntura, ejercicio, masajes, terapia conductual, relajación, manipulación espinal y rehabilitación interdisciplinar. Como su eficacia es similar, la elección de una u otra estrategia dependerá de las preferencias del paciente, el coste, la conveniencia y la disponibilidad de un terapeuta capacitado.

Estas son las recomendaciones actuales del grupo de expertos reunido por el Colegio Americano de Médicos y la Sociedad Americana del Dolor, pero los autores no descartan que, a medida que aparezcan nuevas investigaciones, se validen otras terapias o estos consejos varíen. Las actuales pautas se basan en el análisis de revisiones recientes sobre el dolor de espalda: 40 revisiones y 21 ensayos clínicos sobre terapias no farmacológicas y siete revisiones sobre medicamentos.

ISABEL ESPIÑOFUENTE. ELMUNDO .ES

| | | | | |

Clases de Yoga estando embarazada: Yoga y dolor de cintura

Si quieres mejorar tus dolores de cintura ( cintura alta) o del sacro ( cintura baja, cadera), nada mejor que el uso de elementos de ayuda para yoga. El taco, ladrillo que puede ser de madera,plástico o tergopol ( creación de mi alumna yoga y colega Maria Esther Gonzalez) es ideal para crear sostén en las asanas.

Cuando realizas sethu bandhasana estando embarazada, eleva primero la espalda contrayendo los glúteos y luego coloca el suplemento de ayuda. Al apoyar el sacro sobre el ladrillo inmediatamnte sentirás un rápido alivio a tu dolor de cintura, ya que el ladrillo masajéa las terminales nerviosas, permite la expansión del sacro hacia los lados y estira suavemente en descarga a la columna lumbar.

Respira: inhalando al elevar la columna y exhala habiéndo apoyado el sacro sobre el ladrillo. Mantén la respiración dirigida hacia la columna alta y baja con respiraciones abdominales que darán un efecto activador en los músculos tensos y doloridos y sedará tu mente en tensión por el dolor.

Este ejercicio es uno de los más efectivos para todo tipo de dolores lumbares por pinzamientos, hernias de disco, espondilolistesis, artrosis vertebral, resecamiento de discos intervertebrales.
Practícalo y verás sus resultados.
¡Buen fin de semana sin dolor de cintura!

Un beso para todos
Adriana


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog