7 de julio// 7 de agosto… TODOS CON LA VIRGEN A LANÚS.

Como cada día 7, la María del Espíritu Santo espera a sus amados hijitos en el Lugar de Encuentro con Dios. Centenares de fieles acudieron a la Plaza, en un verdadero clima de silencio y calma espiritual.

Por eso, el Sacrosanto Sínodo, al exponer la doctrina de la Iglesia, en la cual el Divino Redentor realiza la salvación, quiere explicar cuidadosamente tanto la función de la Bienaventurada Virgen María en el misterio del Verbo Encarnado y del Cuerpo Místico, como los deberes de los hombres redimidos hacia la Madre de Dios, Madre de Cristo y Madre de los hombres, en especial de los fieles, sin que tenga la intención de proponer una completa doctrina de María, ni tampoco dirimir las cuestiones no aclaradas totalmente por el estudio de los teólogos. Conservan, pues, su derecho las sentencias que se proponen libremente en las escuelas católicas sobre Aquella que en la Santa Iglesia ocupa después de Cristo, el lugar más alto y el más cercano a nosotros. (Pablo VI )

La presencia de la Virgen en Lanús, es indescriptible y conmovedora.

“Durante el reciente viaje a Polonia, me dirigí a la Virgen María con estas palabras: “Madre Santísima, (…) obtén también para mí las fuerzas del cuerpo y del espíritu, para que pueda cumplir hasta el fin la misión que me ha encomendado el Resucitado. En ti pongo todos los frutos de mi vida y de mi ministerio; a ti encomiendo el destino de la Iglesia; (…) en ti confío y te declaro una vez más: Totus tuus, Maria! Totus tuus! Amén”. ( Juan Pablo II )

El frío reinante se hizo caricia tibia con el sol que la Madre nos regaló.

En el Cenáculo los Apóstoles no sabían lo que les esperaba. Atemorizados, estaban preocupados por su futuro. Seguían experimentado aún el asombro provocado por la muerte y resurrección de Jesús, y estaban angustiados por haberse quedado solos después de su ascensión al cielo. María, «la que había creído que se cumplirían las palabras del Señor» (cf. Lc 1,45), asidua con los Apóstoles en la oración, enseñaba la perseverancia en la fe. Con toda su actitud los convencía de que el Espíritu Santo, con su sabiduría, conocía bien el camino por el cual los estaba conduciendo y que, por tanto, podían poner su confianza en Dios, entregándose sin reservas a él, y entregándole también sus talentos, sus límites y su futuro. ( Benedicto XVI )

Al anochecer, entre cantos y rezos, vecinos del lugar se acercaron una vez más con asombro y emoción a agradecer la presencia de la Virgen. Es conmovedor ver llegar, en los últimos momentos de los días 7 a la gente de viene de trabajar y no dejan de venir a venerar a la Madre de Jesús y a Adorar la presencia divina del Señor en la Eucaristía.

Queridos amigos, no se olviden: ustedes son el campo de la fe. Ustedes son los atletas de Cristo. Ustedes son los constructores de una Iglesia más hermosa y de un mundo mejor. Levantemos nuestros ojos hacia la Virgen. Ella nos ayuda a seguir a Jesús, nos da ejemplo con su «sí» a Dios: «Aquí está la esclava del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho» (Lc 1,38). Se lo digamos también nosotros a Dios, junto con María: Hágase en mí según tu palabra. ( Francisco )

Cuerpo y Sangre de Jesús, que se da a los fieles, que llena los corazones y que consagra en la Santa Misa el padre Jorge, un gran devoto de María del Espíritu Santo.

Pensemos en María que «conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón ” (Lc 2,19.51). La recepción de las palabras y las verdades de fe, para que se conviertan en vida, se necesita que se realicen y crezcan bajo la acción del Espíritu Santo. En este sentido, debemos aprender de María, reviviendo su “sí”, su total disponibilidad para recibir al Hijo de Dios en su vida, que desde ese momento la transformó. A través del Espíritu Santo, el Padre y el Hijo establecen su morada en nosotros: nosotros vivimos en Dios y para Dios. ¿Pero nuestra vida está verdaderamente animada por Dios? ¿Cuántas cosas interpongo antes que Dios? ( Francisco )

Video testimonio, con sonido. Si no logra visualizarlo desde aquí, diríjase a http://www.youtube.com/watch?v=HtQP[....]rview&list=UU689hHyGghR_AxbowjyAdLw

[/youtube]
  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Escribí tu comentario

, , GIULIANA dijo

LA VIRGEN DEL ESPIRITU SANTO ES HERMOSA ,ELLA TODO LOS 7 SIEMPRE NOS REGALA SU PRESENCIA Y SU BENDICION,CUANDO LA VEMOS, SU ROSTRO NOS DA TERNURA Y AMOR ,ES INCREIBLE LO QUE HACE POR NOSOTROS GRACIAS VIRGENCITA