QUILMES: Bares bailables: ¿En Quilmes esperan un Cromañón o un derrumbe mortal? Las repercusiones por la tragedia de Cromañon y la polémica por el derrumbe mortal en un restó-bar de Palermo, vuelven a poner en el centro de la escena el funcionamiento de los bares bailables en el Distrito.

aranjuez bernal

Aranjuez . Con una privilegiada ubicación en la esquina de San Martín y Zapiola en Bernal la Asociación Ecológica Ciudad de Aranjuez , organiza fiestas los miércoles , viernes , sábados y domingos .

13 de septiembre de 2010

Por José Haro – En los últimos dos años se impuso en Quilmes la moda de bailar dentro de los bares, actividad para la cual no fueron habilitados. Hay más de 33 bares en el Centro de Quilmes, número alto si se considera que se ubican en un perímetro total de 56 manzanas.

Entre un bar y un local de baile hay muchas diferencias técnicas y legales, salvo para la administración Gutiérrez que, desde mayo del 2008, habilitó más de una veintena de bares y los dejó funcionar como bailables.

La oferta no es menor en una ciudad como Quilmes, que perdió gran parte de los locales bailables. Sólo quedan funcionando como discotecas El Bosque, Buró y Diversión. Las confiterías bajaron, pero la demanda musical nunca se redujo. Al contrario, creció, y hoy miles de jóvenes terminan cada fin de semana bailando en lugares que no cumplen con las medidas de seguridad necesarias para un boliche.

Quizás por eso, en la actualidad hay muchos pubs, bares y restaurantes que siguen abiertos después de la medianoche, de jueves a sábado, para ofrecer un recital en vivo, a cambio de una entrada módica y por una consumición.

Existen en la actualidad, comercios que han ido virando hacia la actividad de baile, show, café concert, en completa violación a las normas vigentes.

Hay ejemplos claros en Quilmes y Bernal: “Un Jefe”; “Cred2”; “Cinema”; “Mal de Amores”; “Juan de la Cosa”; “Sudeste”; “DOM”; “La Mentirosa”; “Cronos”; “Petit Bom”, en plena 9 de Julio; y “Aranjuez”, ubicado en la esquina de Zapiola y San Martín.

En todos ellos, se baila, se ofrecen shows en vivo y así se publicitan.

Después de lo ocurrido el viernes en Palermo, el gobierno de Macri anunció que van a revisar las habilitaciones otorgadas; en Quilmes ¿qué vamos a esperar para reaccionar?

¿Un Cromañon o un derrumbe trágico?… En diciembre del año pasado, prometieron una ordenanza para marzo con el objetivo de ordenar la noche. Ya entramos en el mes de septiembre y ni siquiera hay un borrador en debate.

No hay una explicación lógica para entender la falta de acción de la administración Gutiérrez respecto a los bares bailables. Cada fin de semana la historia se repite y las dudas se acrecientan.

www.diario5dias.com.ar/leer.php?id=10709