QUILMES: EL ASESINO DE LA MATERA SIGUE COMO EMPLEADO. Sin embargo lo es y, pese a la gravedad de los hechos ocurridos, el jefe comunal no ha dispuesto la baja de este sujeto. Tampoco se la ha pedido su jefe inmediato, el contador Sergio Pintos, sobre el que pesan acusaciones de distintas entidades de bien público respecto a sus actitudes patoteriles para quedarse o intervenir estas entidades a favor de personas ligadas al gobierno. Pintos, que fuera auditor general de la Municipalidad, es el yerno de Juan Vernazza, un oficial del Servicio de Informaciones Navales de la dictadura militar en cuya casa se sospecha existía un centro comunicacional de la represión conocido como “La Antenita”.

                         SERGIO PINTOS

Raúl Ricardo Galvan, alias “Titito”, acusado por los vecinos de barrio La Matera de ser el autor de los disparos contra tres personas –entre ellas una niña de 12 años – sigue siendo empleado de la Municipalidad de Quilmes dado que el intendente Francisco “Alí Barbá” Gutiérrez no ha dispuesto su baja.

El agresor que disparó a personas desarmadas en total estado de indefección, tiene el legajo: 25.699 y esta nombrado en la subsecretaría de Relaciones con la Comunidad, que dirige el contador Sergio Pintos (FOTO); aunque políticamente trabaja con el concejal Claudio González (VER NOTA APARTE).

Cuando ocurrieron los hechos Galván estaba comisionado por las autoridades municipales para realizar un desalojo ilegal de viviendas precarias. A las pocas horas se entregó en la comisaría tercera de Quilmes, acompañado por funcionarios municipales que le pusieron un abogado defensor.

Desde la comuna, además de justificar el accionar de Galván, salieron a decir que no compartían sus métodos, e incluso a negar que fuera funcionario.

Sin embargo lo es y, pese a la gravedad de los hechos ocurridos, el jefe comunal no ha dispuesto la baja de este sujeto.

Tampoco se la ha pedido su jefe inmediato, el contador Sergio Pintos, sobre el que pesan acusaciones de distintas entidades de bien público respecto a sus actitudes patoteriles para quedarse o intervenir estas entidades a favor de personas ligadas al gobierno.

Pintos, que fuera auditor general de la Municipalidad, es el yerno de Juan Vernazza, un oficial del Servicio de Informaciones Navales de la dictadura militar en cuya casa se sospecha existía un centro comunicacional de la represión conocido como La Antenita”.

http://www.quilmesahora.com.ar/index_detalle.php?id=1991