QUILMES: ‘El Barba’ bajo sospechas por el policlínico de la UOM. Según aseguran en Quilmes, el intendente municipal Francisco Gutiérrez (Frente para la Victoria y dirigente del sindicato metalúrgico) es cuestionado por organizaciones sociales dado que muchos de los planes sociales que “bajan al municipio” se destinarían a solventar la obra social de la UOM, que cuenta con policlínico propio, cuya administración depende de manera directa del gremio, a diferencia de otros centros regionales que dejaron la gestión en mano de empresas especializadas en la materia que tercerizan sus servicios.

     Problemas en los pagos

Francisco ‘el Barba’ Gutiérrez, Intendente de Quilmes continúa sumando denuncias en su contra.

Hace algunos meses viene protagonizando una lucha judicial porque los vecinos de su distrito, en conjunto con otros de Avellaneda, se opusieron a lo que sostienen, sería una privatización de la zona ribereña de Quilmes.

Costa del Plata, es el nombre del proyecto impulsado por los municipios de Avellaneda y Quilmes para convertir esta zona en un nuevo Puerto Madero del conurbano, pero que suma denuncias de posible impacto ambiental y manejos poco transparentes presentadas por ONGs ecologistas y vecinos ante la justicia Federal de Quilmes quien hace unos meses se presentó en la sede de la Municipalidad de Quilmes en un allanamiento que duró más de 4 horas, y que puso la lupa especialmente en el cambio de titularidad de tierras entre el Ceamse y la empresa Techint.

Hace apenas un par de semanas, el municipio se vio sacudido por la denuncia de una pareja cuyo bebé falleció en el Hospital de Francisco Solano por la falta de un respirador artificial, elemento que cuando llegó (tras ser alquilado) no se correspondía con el sistema del hospital.

La denuncia está radicada en sede judicial y cuenta con el aval de los testimonios de varios de quienes trabajan en el nosocomio, que dan cuenta del estado de abandono que tiene el lugar.

Ante las consultas de Urgente24, algunos facultativos ampliaron las acusaciones que pesan sobre la administración del gremialista devenido en jefe comunal.

Según aseguran en Quilmes, el intendente municipal tiene serios enfrentamientos con organizaciones sociales porque muchos de los planes que “bajan al municipio” se destinan en realidad, para solventar la obra social de la UOM, organización sindical de la que Gutiérrez sigue formando parte.

La UOM de Quilmes cuenta con policlínico propio, cuya administración depende de manera directa del gremio, a diferencia de otros centros regionales que dejaron esto en mano de empresas especializadas en la materia que tercerizan sus servicios.

Para tener aún más afiliados, la UOM permite el ingreso de monotributistas al sistema, pero a contramano de las normas vigentes, en Quilmes, quienes quieran ser atenidos por la obra social y hacer uso de sus servicios, deben abonar un coseguro a modo de “bono de consulta”.

Por otra parte, la Superintendencia es quien gira el dinero correspondiente a estos afiliados, y si bien es cierto que la mayoría de las obras sociales son reticentes a aceptar monotributistas porque lo que reciben a cambio por ellos es un valor ínfimo, no es menos cierto que si lo hacen, no pueden luego salirse de lo normado de acuerdo al Plan Médico obligatorio y lo que marca el nomenclador nacional.

Sin embargo, Gutiérrez quiere todo para sí, y más aún.

En la teoría y en la práctica, continúa manejando los destinos de la UOM de Quilmes; ocupa un cargo en la UOM a nivel nacional y preside el PJ de Quilmes.

Supo tener posiciones enfrentadas con Aníbal Fernández por el manejo territorial, pero compartieron alianza en 2009 y Gutiérrez, según dicen por allá, “se quedó con todo”.

Para el año venidero las cosas no se ven tan sencillas para el gremialista.

En el espacio K deberá dirimir diferencias con Daniel Gurzi, Andrés Meiszner y Leonardo Jarzum.

Cuando explotó la denuncia por la muerte del bebé en el hospital municipal, una de las cuestiones que salió a la luz es la contratación “compartida” de personal médico que firma en el nosocomio y figura con funciones allí de lunes a viernes, pero que apenas cumple 1 ó 2 jornadas semanales, mientras el resto del tiempo atiende en el policlínico de la UOM.

Entre los mencionados se encuentran:

> Dr. Sergio Troiano Secretario de Salud Municipal y Director médico del Policlinico de la UOM

> Dr. Nestor Macagno; Subsecretario de Salud – Subdirector Médico Policlinico de la UOM

> Dra. Hernandez; Directora del Hospital de Quilmes (Hospital Provincial) y Jefa de Servicio de Radilogia Policlinico de la UOM

> Dr. Gustavo Wanschafe, Director del Hospital de Solano y Ginecólogo del Policlinico UOM

> Dr. Mariano Rico, Director del Dispensario de Quilmes y Médico Cirujano del Policlinico

> Dr. Sergio del Campo, Director del Dispensario de Don Bosco y Medico Cirujano del Policlinico.

Al ‘Barba’ no le interesa la salud publica del distrito, sino tener poder por el poder en sí mismo en éste y otros ámbitos, colocando como funcionarios gente que responda incondicionalmente a él sin medir la capacidad para el desempeño de los cargos”, advierten algunos médicos en la zona.

Pero hay más denuncias aún para agregar a la lista del Intendente K.

Otro de los ‘negocios‘ que mencionan en el distrito es el relacionado a las libretas sanitarias.

Para habilitar un negocio en la comuna, ante la Subsecretaría de Comercio a cargo de Juan Pablo Di Maio, es indispensable contar con libreta sanitaria.

Según advierten en Quilmes, “el trámite de la libreta por los carriles naturales demora entre 30 y 40 días, sin la cual, no avanza tampoco el trámite de habilitación del comercio”.

“Allí es donde las cosas se complican y donde los empleados y/o funcionarios de Di Maio aprovechan para hacer su negocio, porque recomiendan que se concurra a obtenerla en Salud Ocupacional SUR SRL, una empresa ligada al Sanatorio Bernal”, advierten.

En apenas 72 horas la empresa otorga la Libreta, previo pago de $ 180 contra los 60 que se cobra en el Instituto Carrillo o en el Hospital de Solano.

Paradójicamente, aseguran que “el Director de la empresa privada que vende las libretas sanitarias al triple de su valor municipal es a su vez el responsable del àrea de Responsabilidad Social Empresaria de la Municipalidad de Quilmes, lo que constituye una expresa violación a todas las normas municipales”.

El otorgamiento de libretas sanitarias, desde 1993 hasta 2005, estuvo en manos privadas, y recaía en una empresa ligada al ex concejal Eduardo Schiavo, pero se municipalizó por medio de la Ordenanza 10285/05 dictada durante la gestión del ex intendente Sergio Villordo.

Desde entonces, se tramitan en el Hospital de Solano y en el Instituto Municipal Ramón Carrillo, únicos lugares habilitados para ese trámite hasta que llegó Gutiérrez y permitió el ingreso a Salud Ocupacional Sur SRL, con domicilio en San Martín 596 de Bernal, que exige el pago de canon municipal ($ 60) y cobra por el trámite 120 pesos, pero garantizan su entrega en apenas 3 días, “lo mismo que se tardaba antes cuando era municipal pero no se intentaba hacer negocios truchos como estos”, sostienen.

Durante los últimos días, circuló además por varios medios locales, que una ‘puntera‘ que responde a Gutiérrez,aprieta‘ a vecinos carenciados.

Aquí el relato del portal 24.con:

La empresa “El emporio del Tanque S.A” está ubicada en el famoso Camino Gral. Belgrano en la zona Oeste del partido de Quilmes. A su alrededor se encuentra uno de los asentamientos más contaminados del Conurbano que adquirió el nombre de la fábrica. Como la mayoría de los barrios de similares características, las 600 familias que viven en él no cuentan, en parte, con agua potable. Inclusive el año pasado recibieron la noticia de que su barrio no era “apto para la vida humana”, sin embargo continúan allí. Imitando el modelo de otras “villas miseria”, un grupo de vecinos formó una cooperativa, también denominada con el nombre de la empresa, con el objetivo de mejorar el predio que ocupan desde el 2003. Entre otros responsables de la asociación se encuentra Ramona Rodríguez, más conocida en los pasillos como la Pochi.

Más allá de su cargo en la cooperativa Pochi se desempeña como puntera política del intendente local, Francisco “Barba” Gutiérrez. Al menos con con esa “fama” es reconocida en su barrio. Una denuncia de los vecinos publicada por el portal 5 Días, informa que esta mujer obliga a miembros de la cooperativa a trabajar para su beneficio personal. Más precisamente, tienen miedo de ser echados si no la ayudan a pintar su casa.

Los de la cooperativa no se animan a denunciar y ni a negarse a trabajar porque temen que los echen”, explicó un vecino, mientras que una vecina agregó que “tienen una chica embarazada de 8 meses que la obligan a trabajar en la casa de la Pochi y la amenazan con darle la baja si no sigue. Es una barbaridad”. Además los denunciantes mencionaron que también fueron obligados a embellecer la casa de Camila Ramírez que trabaja en el Plan Vida y es amiga de Pochi.

Pero no es la primera vez que esta puntera está en la mira de las sospechas. En febrero del 2010, fue acusada de boicotear las tareas comunitarias de la cooperativa. Distintos vecinos la marcan junto a Ramírez, Hugo Sotelo, Lionel Silva y José María Paz de querer tomar tierras, cerrar calles de acceso al barrio, colapsar las canillas de agua y tomar posesión del comedor del barrio.

A pesar del escaso accionar de los responsables de la Cooperativa, algunos vecinos consideran que el barrio está mejor, aunque muy lejos de ser un lugar aceptable para vivir.

SILVANA VARELA | 30/08/2010 | 15:47

http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=147079&cHash=3c15320333