Posts etiquetados como ‘palabras para decir que se ama a alguien’

El Liderazgo Del Amor

Creo que no sea necesario decir, que el amor es el más gran sentimiento que puede habitar en un corazón. También, no necesito hablar que él es responsable directo y indirecto, por varios problemas que ocurren con el ser humano en general. Más allá de purificar un corazón, también es capaz de destrozarlo, cuando este sentimiento no es correspondido, conduciendo el individuo que sufre de este tipo de “enfermedad” a la locura y al odio.

El amor es una “enfermedad” sin cura. Existe tratamiento, pero no hay un modo de librarse de él. Lo mejor remedio para esa “enfermedad” es más amor. Pues, cuando no se puede acabar con este “mal”, la única solución es aceptarlo e intentar convivir con eso.

Si tú estás apasionado (a), aquí van algunos síntomas de esta “enfermedad”: en cualquier conversa tú siempre inventas algo para hablar el nombre de la otra persona; tú te quedas a pensar en el otro ser todo el tiempo; pones tu vida en un diario; quédate diseñando corazones en tu cuaderno de escuela; inventa algo para estar siempre más cerca de la otra persona; odias cuando alguien dice cosas malas sobre esta otra persona, aunque sea verdad todo lo que fuera dicho; no flirtea tanto las otras personas, porque siempre crees que has encontrado tu alma gemela; etc.

Conforme yo dije, no existe cura, pero hay un veneno para el amor: odio. Empero, este veneno no mata solamente el sentimiento de amar, mas también el enfermo, haciéndolo a tener rabia de la vida, de los demás y de él mismo.

Para quien sabe aprovechar lo que no tiene cura, el placer es el confort para nuestro alma, dejándonos más calmos y con disposición para enfrentar los problemas diarios, porque sabemos que hay alguien al nuestro lado para nos dar fuerza, cuando necesario.

Ese tipo de amor que hay entre hombres y mujeres, puede ser demostrado a través de besos (muchos besos), abrazos, cariño, sexo (mucho sexo), comprensión, fidelidad, compañerismo, etc.

En el amor no existe jefe y ni esclavo. Nadie está subordinado a nadie, ni al hombre, ni a la mujer. En verdad, el verdadero líder de todo eso es el propio amor, que gobierna los corazones y no perdona nadie que no lo escucha. El amor es capaz de perdonar aquellos que aman, porque para perdonar debe haber amor, pues se no fuere de este modo, no hay otro.

No debemos olvidar de los otros sentimientos, porque el amor no está solo. Él también actúa en conjunto con la alegría, la felicidad, la armonía, la paz y muchos otros sentimientos.

Sólo puedo decir que, amar parece algo tan bueno, que existen hasta santos, ángeles y dioses patronos del amor. Pero, me gustaría saber si alguno de ellos, alguna vez, aprovecharan de sus propias bendiciones.

El amor también es chistoso, pues cuando se ama, no hay fealdad, pues lo feo tornase la persona más bella del mundo para lo apasionado.

Quien ama está casi siempre en fiesta con las propias emociones. Cuando no hay fiesta, hay crisis por alguien no satisfacer los deseos de un corazón solitario y desesperado, que sólo quiere un poco de limosna.

Dicen que amar también es sufrir. Esto también es otra verdad, pues yo no sabría decir se el sufrimiento mayor es por no haber conseguido un amor, o si es por intentar mantenerlo, cuando un casal está en crisis sentimental.

Debo resaltar que, existen otros modos de amar, pero lo que más yo odio es el amor platónico, porque se mantiene siempre en silencio, y hace con que la otra persona jamás sepa que alguien lo (la) ama. Pero, lo peor de todo es que, el apasionado platónico continúa a tener esperanza donde no existe amor, a contrapelo de olvidar esta persona y darse una nueva oportunidad, amando a quien lo (la) ama.

A veces, el corazón nos traiciona, induciéndonos a amar quien no merece nuestro amor, haciendo con que olvidemos de los defectos ajenos y procuremos apenas las cualidades de un individuo. Si eso es amor, no sé decir, pero digo que tal vez sea un error, pues, es por procurar solamente cualidades que tenemos problemas después del matrimonio, para aceptar los defectos que no fueron acechos antes.

Es lógico que hay muchos modos de amar, y que no hay límite para ese acto, pero yo creo que existe solamente uno: cuando tú dejas de amarte, amando más el otro de que a ti mismo, tornándose un juguete en las manos de tu “amor”, suponiendo que dependes del otro para ser feliz. Empero, te digo una cosa: tú no has nacido con tu amor, pero de un gran acto de amor.

¿Te gustas el texto o creas que alguien necesita leerlo? Entonces envíalo, poniendo la dirección del Blog, la categoría y el título del texto.

http://blogsdelagente.com/universodimasiado