Posts etiquetados como ‘leccion’

La vida no se mide en minutos, se mide en momentos

* Pdta. Pausa a la historia…post infiltrado

.

Hoy 12 de octubre mientras mamá prepara un pastel. Meditaba sobre mi vida y me preguntaba ¿si tuviera que escribir el libro de mi vida? Quizá haría 4 capítulos.

.

Capitulo I El origen de mis “locuras”

.

1. Tenia 3 años cuando sucedio, ¿quizá de ahí vengan mis motivaciones pacifistas?.

Ese día espere pacientemente el inicio del programa (Los Pitufos), cuando empezó salí al patio a coger una piedra; a mi regreso observe a mamá en la cocina. Bien!!! tenia todo el tiempo disponible para realizar mi plan. Lo cierto es que el televisor crujió muy fuerte al segundo golpe, mamá al oírlo corrió a detenerme.

.

Entre llantos y berrinches tuve que ceder y entregar la piedra, a pesar de mi explicación de que solo quería hacer el oyó y sacar a los pitufos para liberarlos de gargamel, jamás lo entendieron. En adelante vería la televisión (una vez reparada) en compañía de mi hermano mayor de custodio.

.

Lección: “Puedes tener afán libertador, pero no te metas con las cosas de la casa”

Fue la anécdota mas contada en las reuniones, ¿hasta que?

.

2. Fue a los 10 años mi hermana menor tenia 6. Un lunes muy temprano nos alistábamos para ir al colegio, cuando de pronto recordé el pedido de que todos los niños deberían de traer cabello corto, lo raro es que nunca escuche que era una solicitud solo para los hombres. Como “jefe de familia encargado” (no estaba papá ni mamá) y ante las grandes patillas de mi hermana (comparadas con las mías), decidí cortárselas.

.

Como sospecharán mi madre se enojo mucho cuando vio a mi hermana con patillas recortadas como un varón. Ese día la vida y mamá se encargarían de enseñarme que las mujeres utilizan las patillas largas.

.

Lección: “No intentes hacer que las mujeres se parezcan a los varones”

.

Incluiría otras tantas que hice durante mi infancia y juventud, pero tendría que hacer un post por cada una.

.

En este capitulo estarían algunas “locuras” que concebí de mayor y que he compartido con uds. en post pasados como:

La invitación a almorzar por periódico y La declaración de amor con polos .

.

Capitulo II El origen de mi “afecto”

.

He procurado siempre que he amado, mostrar un apego total hacia esa persona.

.

1. Mi hermano mayor (Jorge, 5 años mayor que yo), fue el que mas se aprovecho de este afecto, le servia de asistente para realizar sus fechorías.

.

Me convenció (Yo tenia 6 años) que teníamos que ser caritativos con los animales, por tanto toda carne y verdura que encontráramos en la sopa, tendría que ser destinadas para los perros callejeros y que mejor escondite para este apetitoso bocadillo que mis bolsillos. Creía tanto en él, que me apenaba ver su rostro retorcerse de angustia cuando mis padres le obligaban tomar toda la sopa, incluyendo las verduras y carnes; ¿Acaso no entienden que él prefiere alimentar a los indefensos perros callejeros? Me preguntaba.

.

En casa era difícil cumplir la misión caritativa. Sin embargo a las reuniones que asistiéramos mi hermano aprovechaba al máximo la distracción de mis padres, para extraer la carne con las verduras de la sopa abrir los bolsillos de mi pantalón y guardarlos. Una vez hecho esto era felicitado por “haber comido todo los alimentos” y se le otorgaba un permiso para salir a la calle.

Yo rogaba por encontrar un perro apenas saliéramos y librarme del húmedo encargo, pero hubo ocasiones en que no hallábamos uno.

.

Años mas tarde me enteraría que mi hermano no tenia ninguna misión caritativa sino que no le agradaban las verduras ni la carne.

.

Lección: “No todo lo que brilla es oro”

.

2.- Una noche de luna hace algunos unos años, un restaurante, una rosa, un pañuelo y un corazón de papel.

.

Unas palabras probarían mi afecto “ya no quiero continuar”, no se dijo mucho esa noche, las lagrimas reflejaban el dolor; luego de algunas explicaciones la cena había terminado sin tocar un solo bocado; con ello también acababan muchos sueños e ilusiones; arduo trabajo y estudio esperando un futuro mejor a su lado.

.

Lección “si realmente quieres a alguien, lo único que quieres es su felicidad, incluso si tu no se la puedes dar”

.

3. Mi hija querida, es la única que me hace sacar la lengua frente al monitor (tengo su foto en la pantalla), ya he sido visto haciéndolo en 2 oportunidades en el trabajo, como imaginaran rieron a carcajadas.

.

Es el fruto de mi afecto hacia una persona especial; vino a cumplir su sueño, aunque luego me regañaron por haberlo hecho, ¿pero? ya estaba hecho. He hablado de ella en el post Mi Ovillito de lana gris

.

Lección “si puedes cumplir el sueño de alguien, por que no hacerlo”.

.

Capitulo III El origen de mi búsqueda

.

“Busco una mirada, una mirada de amor que se le parezca (a la de mi madre); se que cuando la encuentre te abre hallado (alma gemela)”.

.

Cuando abrí los ojos por primera vez aquel 12-10-79, nunca imagine que esos bellos ojos marrones que veía le pertenecerían a la mujer que mas amaría, tampoco sospecharía que ella estaba dispuesta a todo por hacerme feliz.

.

1. La profesora Patricia seria la que abrigara mis esperanzas de encontrar esa mirada de amor; la sección verde del nido al que llegaba en brazos de mamá (tenia 3 años) fue el lugar donde había nacido mi amor secreto; entre las pequeñas carpetas, los juguetes y los niños que corrían, yo abrigaba la esperanza de conquistar su corazón.

.

En el guardapolvo (traje gris con cuello blanco que utilizaban los niños en esa época) llevaba siempre un presente como símbolo de mi amor. Como imaginaran no prospero mucho este romance, no me dieron tiempo de confesarle lo que sentía, al año siguiente la cambiarían a la sección Amarilla; luego de ello solo me quedo prometer en silencio “cuando sea grande te buscare para casarnos”, hoy mientras escribo miro una foto en la que esta junto a mi, y me pregunto ¿todavía será posible enamorarla?…

.

2. Muchos años después encontraría otra mirada que me cautivaría. Tenia 12 años cuando la conocí. Un papá enojado y un baldazo de agua fueron los gratos recuerdos de su llegada a mi vida.

.

Había llegado para dejar un mensaje a su hermana, un mensaje del amigo de mi hermano. Nunca supuse que mientras cumplía con mi misión encontraría el amor. Ingrese al block de su apartamento y fui recibido con un baldazo de agua del segundo piso (época de carnavales) con el mensaje mojado, por un momento pensé en abortar la misión, pero no podía desistir por ordenes expresas de mi hermano, por tanto continué y hice el silbido respectivo a la ventana trasera; pronto vi deslizarse una cuerda desde el tercer piso, estuve atando la carta cuando por la ventana de la cocina se asomo su padre, solo alcance a escuchar “que esta pasando aquí” para esconderme volteando la esquina.

.

Minutos mas tarde vi aparecer a Any, no la había visto nunca a pesar que íbamos al mismo colegio, ella era un año menor que yo. Al verla quede paralizado ya no sentía el frió a pesar de estar empapado, con una fina voz me dijo “Hola, dice que me la entregues a mi”, mi respuesta fue “uhu uhu” (seria un comportamiento típico hasta la actualidad al estar absorto), así la conocí en el verano del 91, a finales de ese año partiría con toda su familia a la Argentina, nunca supe mas de ella.

.

3. Años mas tarde otra mirada reviviría esta búsqueda cuando estudiaba en la

universidad, llego y se quedo por mucho tiempo, la quise tanto que acepte se marchara por su felicidad.

.

4. La ultima mirada cautivadora se dio hace un año; fue mágico, irreal, maravilloso pero a la vez fugaz; un sueño que despertó mi deseo de amar, de hacerla feliz, de vivir a su lado. Pero acabo y hoy es un grato e inolvidable recuerdo.

.

Capitulo IIII El Epilogo

El epilogo de esta historia es que no se olvidar, disimulo muy bien mi intento, que creerán que he olvidado, lo cierto es que no lo hago, cada lugar, cada objeto, cada palabra me recuerda a las personas que pasaron por mi vida. ¿Será que les entrego tanto, que luego pasan a formar parte de mi?, no lo se.

.

El libro de mi vida hoy 12 de octubre que cumplo 30 años, esta aun abierto, les quise contar todo esto para que me conozcan un poco mas, y no me imaginen con canas y viejito como me lo dijeron alguna vez. :-)

.

Por ahora yo seguiré soñando con encontrar a mi alma gemela por que se que existe; seguiré tocando el saxofón por las noches, seguiré visitando junto a mis amigos (los voluntarios Jesuitas) a mis 40 hijos “adoptivos” y sobre todo seguiré escribiéndole al amor. Es irónico, si les cuento que soy Contador y Administrador de Empresas y que trabajo con números :-)

.

Bueno Mamá ya me espera con el pastel; solo decirles que hoy he contado 3 décadas de mi vida lo demás esta por escribirse, cuando lo haga no se sorprendan si ustedes son parte de ella.

.

Gracias a todos (as) por estar siempre ahi. Pediré un deseo por todos hoy.

.

Con Cariño Aldo Jhimmy “un hombre llamado amor”

.

Lima, 12 de Octubre de 2009


  • Comentarios
  • 1 voto

LECCION POR APRENDER

Mientras me preparaba para escribir este post como todos los miércoles no podía de dejar de pensar en lo solo que me sentía (penurias de amor); sin duda era obra de la audacia con que mi corazón había maniatado a mi razón para hacerme sentir desdichado e inútil de escribir algo lógico esta noche.

Divagando en la Web, mientras volvía mi inspiración (soltar a mi razón y amordazar mi corazón) encontré este mensaje que me cayó como anillo al dedo:

Amar es una actitud interior:

Muchas personas creen que es fácil amar y que solo necesitan encontrar a alguien quien amar. (Muchas veces he pensado así.)

El amor, siendo algo tan importante, pensamos que hay que dejarlo a la DERIVA, que ¡ya se aparecerá el hombre o la mujer de mi vida!

Lo curioso, es que no operamos de la misma forma en otros ámbitos.

Por ejemplo, si quieres ser el mejor estudiante de tu clase, sabes que no lo dejas a la deriva. Cuestionas, investigas y pruebas formas de estudio para aprender y ser el mejor.

Si quieres ser el mejor bailarín de salsa, tienes que experimentar, equivocarte muchas veces y quedarte con tus mejores pasos.

¿Y en el amor?, que es la meta que muchos anhelamos, creemos que solo debemos acostarnos en la hamaca y mecernos. El amor llegará solito. (Creo que hasta ahora cometo este error.)

Pensar que solo necesito una persona por la que sienta amor, equivale a pensar que voy a ser un magnífico guitarrista sin estudiar los principios básicos para tocarla, y que solo necesito la mejor guitarra. Y cuando la tenga…. ¡voy a tocar la quinta sinfonía de Beethoven!

Ilógico ¿verdad?

En el amor, primero tienes que comprender los principios básicos y la naturaleza humana.

¿Por donde empezar? Debes empezar por ti. Muchas veces juzgas a tus candidatos o parejas, por lo que has observado o por experiencias pasadas.

Por ejemplo, tuve una novia que quise mucho. Pero tuvo muchas parejas antes de mí y me veía a la luz de sus experiencias del ayer. En cierta ocasión le di un regalo, porque tenía ganas. Y me dijo “me da la impresión de que eres como mi ex novio Jorge, él me quería comprar con obsequios” Yo siempre he querido que una mujer me aprecie por lo que soy. No comprarla con regalos, porque no sería un amor sincero.

(En fin es algo que muchas veces sucede, sacamos conclusiones a través de experiencias pasadas y creemos (mal) que la persona de ahora hará lo mismo o pensara igual ante una situación presente — pero para mí es algo difícil de quitármelo, siempre caigo en el error)

Me quedaba claro que me veía con los lentes de sus experiencias pasadas. No se había ocupado en conocerme verdaderamente.

También, la falta de autoestima, hace que no desees pelear con tu pareja “para que vea que soy un amor” lo que no sabes, es que al no platicar acerca de las diferencias, estas se van acumulando en un “costalito” invisible que llevas a tus espaldas y ocurre que un solo problema menor, hace que ya no soportes la carga, le arrojas el costal a la cara ¡y le lees la lista de navidad!

Tu pareja se quedará sorprendida por el pequeño problema por el que te enojas. No es el pequeño problema. Es el cúmulo de todos, y que con uno más ya no aguantaste.

También puede ocurrir que tengas tu costalito, y que tu pareja ni siquiera te de la oportunidad de arrojárselo. Se va de tu vida antes ¿por qué? Te guste o no, los problemas son la sal de la vida. Si no hay diferencias y diálogo, tu pareja se aburre, no encuentra ninguna emoción en ti, ya que a todo dices “si” y se va ¡pero si yo le aguantaba todo! me vas a decir. No debiste hacerlo. Tu pareja te hubiera agradecido más que le dijeras lo que no te gustaba de la relación, para que trabajaran juntos en ella. (Pero me sucede que a veces solo trato de complacerla en todo porque la quiero ver feliz!!!)

Por eso, debes ir al encuentro del amor con total apertura ante la vida. Liberarte de las cadenas de las experiencias del ayer. Porque si juzgas con los lentes del pasado a tus parejas, no te permitirán apreciar la gran oportunidad que tienes en estos momentos ante ti.

Ábrete a la posibilidad, desde el fondo de tu corazón, de que esa persona puede ser diferente. Y conócela. No trates de ver características de otras parejas en ella. (Es algo muy cierto, dejar de comparar con el pasado, y en cuanto a los sentimientos hay que ser lo más transparentes posibles, decir lo que sientes sin temores)

Moraleja:

Tienes que cambiar desde el fondo de tu ser. Dejar de juzgar a tus parejas o candidatos por características físicas del hombre o la mujer ideal, que son más producto de la mercadotecnia que de la realidad.

Deja de ver experiencias del pasado en tu relación de hoy. Una persona puede tocar tu alma y no tiene nada que ver con tu tipo de hombre o mujer ideal. Tampoco, con las malas experiencias del ayer.

Tiene que ver con la sintonía de dos almas que se encuentran y se reconocen. El cuerpo es solo un vehículo. Y cuando limpies tu alma de bloqueos, verás la vida como es y a tus parejas como son.

Comprensión e interés sincero por la vida de tu pareja, es esencial para experimentar el amor verdadero.

Si dominas este arte, serás como un guitarrista que no importa la guitarra que tenga entre sus manos ¡hará salir de ella melodías de ángeles!

Muchas de nuestras parejas que rechazamos por razones superficiales, fueron aceptadas y son felices con otras personas que las ayudaron a superar sus miedos y sacaron música de ellas.

Ya lo sabes. De ahora en adelante, quítate los lentes oscuros, libérate de las cadenas del pasado ¡y extrae las mejores canciones del corazón de tu pareja!

Después de leer este artículo me sentí un poco mejor, pero ahora no se si mi cambio de actitud será a tiempo o a lo mejor ya habré perdido algo que significaba mucho para mí…

  • Comentarios
  • 1 voto