Posts etiquetados como ‘declaracion’

El dulce sonido del amor

Continua de: El secreto de mi recuerdo

VII

Mis visitas se hicieron mas frecuentes, disfrutaba mucho de esas charlas de sábado por la tarde junto a Marie.

.

La fui conociendo poco a poco con cada mirada, cada gesto, cada palabra. Lloramos alguna vez por algo triste, reímos muchas veces con recuerdos de infancia.

.

Muchas tardes pasaron en aquella pequeña habitación situada en el pabellón del ala izquierda del centro.

.

Junto a Marie vi florecer las rosas del jardín en primavera erguirse radiantes hermosas, también las vimos marchitarse y caer sobre el césped, pero cada vez que sucedía, luego de una breve tristeza revivía en nuestros rostros las sonrisas cuando el capullo de alguna rosa se asomaba, era la ley de la vida y todos estábamos destinados a eso, incluso nosotros.

.

Ella siempre me recibió con su saludo en francés:

¡Monsie Aldo!… me encantaba como lo decía que me esforcé en aprender algo de francés para sorprenderla con una frase bonita…

.

Creí conocerla muy bien, hasta que una tarde mientras contemplábamos a las palomas en el jardín, escuchamos:

Tin ton!!! tin ton!!! tin ton!!! …. sobre su rostro una lagrima se asomo…

.

VIII

Delicadamente tomo su pañuelo y comenzó a secar las lagrimas de aquella joven que ahora se convertía en su esposa, las campanas de la iglesia siguieron sonando,

Tin ton!!! tin ton!!! tin ton!!!

.

Las lágrimas que ese día derraba Marie eran de felicidad, y El lo sabia, luego de 1 año de conocerse, ese día se concretaba su boda.

.

Abrazo a Alejandro, el testigo de la boda y el testigo de este amor que surgió por un juego del destino en la habitación de una clínica. Mientras brindaban Alejandro le preguntaba:

¿Qué hubiese pasado si ese sábado no ibas a visitarme? Y mas aun ¿si no te confundías de pabellón?…

.

Ambos amigos rieron, recordando aquella anécdota que le había permitido conocer a Marie. Había transcurrido un año de aquel entonces, de aquella primera vez, y con el pretexto de ser un voluntario que ayudaba en la clínica regresaba cada día a verla, traía con él siempre un clavel, y un libro que le leía en sus interminables tardes.

.

Marie lo esperaba cada día, con la misma sonrisa de la primera vez, sentía ansias de volver a verlo, saber de él, donde vivía, que hacia.

.

Alejandro fue el encargado de dejar un clavel cada mañana en la habitación de Marie mientras ella dormía, enterado de la aventura de su amigo se había ofrecido hacerlo para rememorar el recuerdo de su padre.

.

Y así fue que cada mañana al despertar Marie encontraba el clavel sobre el velador, nunca supo quien lo ponía ahí, pregunto a la enfermera, al personal de limpieza, pero nadie había notado nada. Para suerte de El, Alejandro estuvo en la clínica durante 3 meses y Marie solo 2.

.

Por las tardes cuando El llegaba situaba su clavel en el mismo vaso junto al otro clavel, y le decía: Este es el mío que representa mi cariño hacia a ti. Cuando Marie preguntaba sobre si El ponía el clavel de las mañanas El lo negaba y repetía “es tu padre, que te cuida desde el cielo”.

.

Entre medicinas y enfermeras, entre doctores y pacientes, entre pasillos y camillas, nació el amor entre ellos. Al salir Marie de la clínica luego del tratamiento que nunca le contó de que fue, El la siguió visitando a su casa, se hicieron enamorados y luego novios.

.

Un día muy temprano El llego a su casa la cogió de la mano y le dijo – ven mi amor quiero mostrarte algo – la subió al auto en pijama como estaba y la traslado a unos sembríos fuera de la ciudad, al llegar le cubrió los ojos con un pañuelo y la cargo entre sus brazos para que no se ensuciara con la tierra, lentamente la llevo hacia una colina, ella no pregunto nada, se sentía segura aferrada a su cuello sintiendo el latir del corazón de su amado, fuerte, vibrante no era de cansancio, no era de esfuerzo, era de amor, te ternura, de jubilo de tenerla allí. Al llegar a la cima, la bajo y le dijo: – lee mi amor y luego respondes – y le quito el pañuelo; un inmenso sembrío de claveles de todos los colores apareció frente a ella, en medio podadas con mucha maestría se leía CASATE COMINGO, ella hecho a llorar sin antes decir – SI ACEPTO – un dulce beso perpetuo ese instante. (Continua)

.

Alguien ha dejado secretamente,
una flor de amor en mi mano,
Alguien me ha robado el corazón
y lo ha esparcido por el cielo
a los cuatro vientos,

Alguien ha nacido hoy

en mi recuerdo junto a esa flor de amor.

  • Comentarios
  • 1 voto

La declaracion (Continua)

Continua de:La publicaicon y el poema 1 y La publicacion y el poema II

Año 2018

Su pregunta era el inicio de una bella historia de nuestras vidas..

.

¿Papá como llego C… (Una hermosa pastor alemán) a nuestra casa?

Al escuchar la pregunta te miro y sonrió.

.

¿Por qué miras a mamá y se sonríen?

.

*Debo decir que tengo una hermosa e inteligente princesita en casa, es el fruto de un gran amor y una bella historia.

.

Recuerdas los polos que encontraste en una caja muy bonita hace unos días mi amor.

.

Si,

.

Bueno aquellos polos tienen que ver con su llegada…

.

Si !!! ¿Cómo?

.

Fue una tarde de enero, hace muchos años atrás, yo enamoraba a tu mamita en ese tiempo, invitándole a almorzar con poemas en clave, y le escribía “momentos” un diario donde plasmaba los sentimientos que me generaba tener a tu mami en mi vida.

.

Aquella tarde lleve a mama al acantilado frente al mar, era un parque donde nos gustaba sentarnos a ver el mar y pasar las horas conversando o leyendo libros, pero ese día seria especial.

.

¿Por qué?

.

Por que ese día le diría a mamá lo mucho que la amaba y que quería fuera algo más que una amiga.

.

Qué lindo ¿y como fue?

.

Fue con los polos que encontraste, ese día los llevaba puesto todos mas una casaca que los cubría; días antes había mandado a estamparlos con frases que contaban una historia de amor, y por la mañana de aquel día había vestido y perfumado a C… que era una cachorrita de 1 mes de nacida, un amigo la llevaría al lugar donde le declararía mi amor a tu mami y bajo una señal enviaría a su pequeña hija con C… para entregárselo a tu mama… bueno al llegar al parque me senté frente a mamá y le dije: “solo quiero que leas cada polo que tengo dentro y al final respondes” y así comenzó todo, los polos decían:

.

1.- Hoy dejare que mi corazón sea el portavoz de mis palabras y que él tome las riendas de esto que escribo.

.

2.- Nunca me atrevo a decirte lo que siento pero se que lo lees en mis ojos, en mis palabras gestos y actos.

.

3.- Si te hubiera conocido a los 10 añitos, te habría cogido de la mano y te habría propuesto jugar conmigo a los papas.

.

4.- En tus 15 años te habría invitado a bailar y te habría jurado amor eterno.

.

5.- A tus 20 años habría planificado la fuga perfecta. Tu y Yo dos jóvenes enamorados amándonos sin importar nada.

.

6.- A tus 25 me habría arrodillado, te habría enseñado un anillo y te habría preguntado ¿quieres que compartamos el resto de nuestras vidas?

.

7.- A tus 30 hubiese puesto mi mano en tu vientre y te habría dicho lo feliz que me haría tener una hija con tu misma mirada.

.

8.- Pero el destino ha consentido que te cruzaras en mi vida hace 4 meses.

.

9.- Y yo esperándote desde que tenías 10

.

10.- Y llegas cuando ya me acerco a los 30

.

11.- En fin lo que importa es que ahora estas aquí

.

12.- Y te pido aceptes ser mi enamorada y escribir con letras de amor nuestro presente.

.

13.- Pero antes de que respondas quiero decirte algo que no te dije antes

.

14.- Tengo una hija y esta aquí ¿la adoptarías?

.

Papá ¿Pero yo no tengo ninguna hermanita?

.

No amor, mi hija era C…, una buena amiga me la había regalado y yo sabia que el sueño de mamá era tener una cachorrita pastor alemán.

.

¿y qué paso?

.

Bueno tu mami se puso a llorar de alegría y debo decirte que fue uno de los días más felices de mi vida, un día que jamás olvidare, por eso guardo hasta hoy estos polos que son el recuerdo del inicio de algo maravilloso y del cual tú eres fruto.

.

Ella (mi hija) me abraza y seca mis lagrimas, abrazo a su mami (el amor de mi vida) y como presintiendo este instante feliz, la pequeña C… viene a nuestro encuentro moviendo su cola y ladrando…

.

“Debes amar la arcilla que va en tus manos.
Debes amar su arena hasta la locura.
sólo el amor alumbra lo que perdura,
sólo el amor convierte en milagro el barro.
.
Debes amar el tiempo de los intentos.
Debes amar la hora que nunca brilla.
sólo el amor engendra la maravilla.”

.

Una cancion que recuerda esto..

  • Comentarios
  • 1 voto