Posts etiquetados como ‘alma’

El juego del Destino …

Continua de: Un regard d’ange

.

III

.

Segunda semana de octubre de 19…

.

Ese día, cumpliría 23 años y la soledad en la que vivía desgarraba su alma en melancolía.

.

Nunca como en estos días es que sentía la necesidad de enamorarse, pero entendía que era un hombre diferente, una clase del que deben haber muy pocos, su búsqueda de la felicidad y del ser amado idóneo, se traducía en lo afectivo, en lo espiritual y en la admiración, muy pocas mujeres en su vida habían podido cumplir estos aspectos.

.

Afirmaba que “cada persona tiene su alma gemela que espera en algún rincón del mundo; había que salir a hallarlo con el corazón sano y la cabeza fría”.

.

No solía creer en aventuras o engaños, estaba convencido que los hombres que se internaban en ello, no habían conocido a su alma gemela. ¿Cómo ser infiel si tienes a tu otra mitad junto a ti? preguntaba siempre que quería explicar esta teoría; el hecho de tener a la mujer que tanto anhelaste te imposibilita el ser infiel, por que tus deseos estaban satisfechos.

.

Despertó de su meditar al oír el sonido de las campanas de la catedral que anunciaban a los feligreses el inicio de la misa sabatina.

.

Se reincorporo de su cama, y al acabo de 10 minutos salía como todos los días a tomar un café con leche acompañado de panes con queso y huevos revueltos, en la cafetería El Paisa, que distaba de unas 4 calles de su apartamento.

.

Tenía arrendado un departamento en la zona céntrica de la ciudad, de donde podía apreciar la hermosa catedral, el palacio municipal, el club la unión y el majestuoso palacio, herencias de la colonia …

.

IV

.

Primera semana de Noviembre de 19…

.

Hasta antes de conocerla creía tener el sueño realizado en lo personal y laboral, y aguardaba de que llegase el verdadero amor a su vida; mientras tanto vivía soñando con ese momento a través de las Novelas que leía; en su departamento guardaba un inmenso librero de novelas de amor y poemas, Werther, Romeo y Julieta, La Dama de las Camelias, Cumbres borrascosas… cada una le había enseñado algo acerca del amor.

.

Días atrás había recibido una carta de sus padres, donde le comunicaban el estado de salud de Alejandro, un amigo de la infancia y compatriota que estaba internado en la Clínica Maison de S… pabellón E, habitación 203…

.

Escogió el sábado para ir a la clínica, no supo porque, si era un día muy agitado en los centros médicos, mientras caminaba por las estrechas calles el brillo del empedrado quizá le advertían lo que sucedería, (el lenguaje del universo son las pequeñas cosas que nos rodean), quizá le hablaban de un nuevo comienzo, de un resplandor en su corazón, del final de una larga espera.

.

Concentrado en sus pensamientos no reparo en las 15 calles que camino para llegar a la clínica, tampoco se percato que había seguido de largo el pabellón E, e ingresaba al F…

.

Una puerta entreabierta con el numero 203, le indicaron que había llegado, se arreglo el saco e ingreso con una gran sonrisa dispuesto a ver al gran amigo de infancia, compañero de juegos y travesuras; grande (o grata) fue su sorpresa cuando vio a aquella hermosa mujer sentada en la silla de madera junto a la cama.

.

Se dice que a través de las miradas se puede conocer el alma de las personas, ese día él conoció a su alma gemela a través de ellas, una extraña sensación de escalofrió rodeo su cuerpo, una lagrima de alegría inundo su corazón, esa tarde no apartaría en ningún instante su mirada de Marie…

.

El destino hizo lo justo para que dos almas se encontrasen,

¿Duraría para toda la vida? (Continua)

La dama de “amor” 1

El atardecer se sitúa en el horizonte, el tiempo pasa inexorable en la ciudad otro día más habrá transcurrido y nosotros continuaremos como cada día anhelando encontrar nuestra felicidad y su fuente eterna el AMOR.

No nos percatamos que hay personas como Tú que regalan “felicidad momentánea” a los ocasionales miserables que creen poder encontrar algo de felicidad en tus caricias; no se imaginan lo infeliz que resulta para ti amordazar tu corazón para evitar algún sentir.

Ojala algún día puedas liberar tu corazón y salir de esa pequeña habitación donde prodigas tus encantos y vendes tus caricias; de ese lugar iluminado de tenue luz roja con esa vieja tarima con sabanas descoloridas del uso, del pequeño velador atiborrado de frascos y pomos y del espejo de donde cuelga una estampa del Señor de los Milagros, ¿acaso algún día te conceda el milagro de ser feliz y entregar tu ser por amor?

Se que también en el fondo de tu corazón crees en el amor y estoy ahí para ello, para conversar de esto, sonríes irónicamente como si estuvieras frente a un orate, me dices que nunca antes habías conocido algún hombre que solo venga a conversar de amor contigo.

Te explico que me interesa mucho lo que piensa del amor una persona como tu, y por eso he venido a conversar sobre esto y luego escribirlo en mi blog, asientes con la cabeza y entonces comienzo:

Ask: ¿Qué es el amor para ti?

El amor, es sentir algo muy especial por alguien, por tu pareja, tu familia o también tus amigos.

Ask: ¿Crees en el amor verdadero?, ese que es incondicional, mutuo, fraterno etc.

Creo que lo hay, pero muy pocos, porque sino no habrían lugares como estos, donde los hombres vienen a satisfacerse, debe ser por que no quieren del todo a sus mujeres o no están satisfechos con lo que ellas les dan.

Ask:¿amas a alguien como pareja en este instante?

No, no he tenido buena suerte en el amor, todos los hombres con los que he estado solo me han buscado para utilizarme, o me han engañado.

Quise mucho a una persona que conocí cuando estaba en el colegio, pero el me salio engañando con mi mejor amiga, eso me dolió mucho y luego los demás hombres con los que estuve solo me utilizaron y luego se marchaban de mi vida.

Ask: ¿Crees que escogiste mal a tus parejas?

A que te refieres…

Ask: “Según mi parecer sobre el amor en pareja; hay que saber escoger a la persona adecuada para establecer una relación, no debemos precipitarnos en la elección. Si así lo hacemos (buena elección), ambos se sentirán muy satisfechos con lo que tienen, y no habría infidelidades o la necesidad de venir a lugares como estos, por que tienen todo lo que buscan en su pareja”.

Si, tal vez tengas razón, debo haber escogido mal.

Ask: ¿Te has enamorado de alguno de tus clientes?

No, procuro no mezclar mis sentimientos con lo que hago aquí. Además que me puedo esperar sosteniendo una relación con un hombre que concurre a estos sitios.

Ask: ¿Aun piensas en enamorarte nuevamente?

Si, por que soy joven y creo que voy a encontrar a un hombre que me valore y me quiera como soy, y me ame con todo su ser.

Ask: ¿Cuándo llegue ese día seguirás en esto?

No pienso seguir mas aquí, estoy estudiando y pienso salir de esto en unos meses cuando pueda trabajar en mi carrera.

Ask: “Gracias por tu tiempo, te deseo de todo corazón puedas encontrar a esa persona con la cual sueñas y que te haga muy feliz”.

Gracias a ti, por demostrarme que hay hombres buenos y que el verdadero amor aun existe, la mujer que este contigo debe sentirse muy feliz de tenerte a su lado.

Solo diré que se llama Ashly, tiene 22 años; la dejo con su mirada de niña-mujer ilusionada con encontrar en algún lugar el amor verdadero, mientras camino hacia la salida recuerdo la frase “El amor no mira con los ojos, sino con el alma” (W. Shakespeare), y espero que Ashly encuentre al hombre que la ame y la haga feliz sin juzgarla por su pasado.

Son las 6 p.m. de un domingo de verano cualquiera, ella estará allí hasta entrada la noche fingiendo querer a los que toquen a su puerta, aunque en el fondo de su alma, su corazón derrame lagrimas por no comprender, por que el amor verdadero aun no toca el suyo.