Miyagi también se equivoca.

Hoy, más precisamente a las seis de la tarde, volví después de ausentarme por 15 días, al templo en el cual semana a semana voy conociéndome en forma más y más profunda. El templo en el cual, cada jueves y de a poco, voy construyendo centímetro a centímetro, el camino hacia mi mismo. Algo así como mi propia Avenida General Paz (a las seis en punto de la tarde y antes del ensanchamiento. Justo cuando hay un auto con un neumático pinchado bloqueando un carril. Y en pleno verano, un día de mucho calor y en un auto sin aire acondicionado. Y SIN calzoncillos, con un jean que ajusta de más, y con la remera absolutamente adherida al asiento, e indispuesta y dolorida por si sos mujer). Es decir, un camino a veces complicado, a veces lento, a veces atascado por completo, a veces intransitable y a veces tremendamente hincha pelotas (al punto literal, de requerir una cirugía), pero un camino. Y no solo un camino, sino el camino que YO elegí, de modo que intento transitarlo con una sonrisa.
El hecho es que hoy a las seis y cinco de la tarde aproximadamente, me recosté en el diván Miyaguístico. Saludo va, saludo viene, comenzó como siempre, y casi sin que yo me diera cuenta, nuestra sesión de hoy. Así fue como, mientras le contaba mi entretenidísima semana a Miyagi-San, comencé a jugar con los cuadritos del consultorio. Es decir, comencé a jugar, mirando los cuadritos del consultorio. Cerrando un ojo, después el otro, después los dos y después volviéndolos a abrir. Todo esto claro, sin que Miyagi-San lo note, es que ellos (y digo ellos porque seguramente el/la tuyo/ya es igual) no se calientan por esos cuadros, ni saben tampoco como se ven desde el diván, y mucho menos como se ven desde el diván y con el ojo derecho cerrado. No. Ellos no saben nada de todo esto, porque ellos están “colgados” o “atendiendo flotantemente” a cosas de menor importancia, más superficiales y poco relevantes para el proceso de terapia, como nuestra enrolladísima psiquis semi-estúpidamente atrofiada, en el complejo de Edipo, en los actos fallidos, en el olvido y en Boltraffio, Botticelli y vaya saber uno en que más. Aunque seguramente, ahora que lo pienso, colgarán también en el próximo vencimiento del gas (que por cierto aumentó para el carajo), o en lo bueno que estuvo el último capitulo de Lost, aunque ya es hora de entender de una puta vez que carajo es el “monstruo-humo” ese, porque al final sino lo explican, vamos a terminar pensando que es una representación de la gran represión inconsciente que opera sobre los deseos de muerte de la misma isla que de a poco va… y ahí justito justito en medio de todo eso, vos decís algo que atrae su maligna atención miyaguística, y así, sin más, sin anestesia dejan caer de sus bocas, aquello que todo paciente teme escuchar desde el diván. Bueno, talvez la segunda o la tercera cosa más temida, porque antes estarían frases como “la verdad, nunca he visto pacientes peores que vos” o la ancestralmente odiada “bueno… vamos a dejar acá…quiero que te quedes con eso”. La cuestión es que sino todos, al menos YO temí siempre a la frase que hoy escuché en labios de Miyagi-San. Hoy escuché de su boca, la tremenda “Deberíamos hacer una inter-consulta con un psiquiatra, yo diría que estás DEPRIMIDO”. Por supuesto que ahí nomás se me encendió la alarma interna que todos tenemos, y que existe solamente para avisarnos que ha llegado el momento de CORRER POR NUESTRAS VIDAS!!!
Todos sabemos perfectamente que entre la primera pastilla del psiquiatra y terminar turulecos como El Guasón en la última de Batman hay solo un paso. Un paso que yo no estoy dispuesto a dar, y mucho menos siendo que es un paso fundamentado en un error de mi muy muy estimada Miyagi-San. Es decir, es cierto que las últimas semanas estoy un poco tristón. Algo caído. Que paso días enteros sin salir de la cama más que para ir a buscar más y más papel para sonarme los mocos. Puede ser cierto que estoy un poco sensible de más, y que la última publicidad de crema hemorroidal que vi en la tele me emocionó hasta las lágrimas. Y puede que de vez en cuando en esta última semana esté pensando que el mundo es una mierda, y que estoy seguro de que la solución, como siempre, va a ser poner más mierda alrededor, en el mismísimo espacio exterior si se puede. Tapar la misma Enterprise y la nave de V Invasión Extraterrestre con mierda. Y así nuestro mundo va a seguir siendo una mierda, pero por lo menos no se va a notar tanto. También puede ser que piense un poco en que nada vale la pena, porque total, estoy seguro de que igual, no importa el esfuerzo, va a salir mal. Es cierto que la semana pasada me suscribí al canal 924 de Direct Tv porque ahí dan el programa evangelista “Pare de Sufrir”. También puede que esté llorando en este mismo momento, porque acabo de oír en la radio, la última de Reggaeton y me emocioné. Y puede ser que últimamente me sorprenda a mi mismo pensando que el mundo sin mi sería un lugar mejor. Pero vamos. De ahí a estar DEPRIMIDO… Pfff… me parece que hay mucha distancia. Me parece que esta vez, Miyagi-San la pifió, Me parece que esta vez, me está vendiendo gato por liebre (o deseo por goce como supongo que dirán ellos).
Así fue que en el mismo momento en que Miyagi-San nombró al psiquiatra y su valijita de pastillas bobas, yo le respondí con mi más pesada batería de complejos argumentos Freudiano-Lacanianos y con vos temblorosa dije: “No… Ni en pedo”. Y parece que funcionó, porque al menos por ahora le sigo escapando al Bobero….Pfff… Deprimido yo… que ridiculez… increíble… JA…deprimido yo? Pero por favor… que no me hagan enojar mejor… porque cuando me enojo… últimamente siento que todo es culpa mía y termino llorando…


Escribí tu comentario

, , gloriallopiz dijo

Dami, me encanta la manera ácida y descarnada de narrar. Ese modo de describir lo para algunos obvio con absoluta negación.
un besote!

, , mdossantos dijo

Bueno, convengamos que el método de Miyagi-San para diagnosticar no es muy católico que digamos.
La depresión, en mi país, no se diagnostica hablando, sino a través de algunos de los criterios clínicos aprobados y homologados por la WHO.
Se diagnostica así:

Si se sospecha un trastorno depresivo mayor:

Criterio A: La presencia de por lo menos cinco de los síntomas siguientes, durante al menos dos semanas:
1) Estado de ánimo triste, disfórico o irritable durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días.
2) Anhedonia o disminución de la capacidad para disfrutar o mostrar interés y/o placer en las actividades habituales.
3) Disminución o aumento del peso o del apetito.
4) Insomnio o hipersomnio (es decir, dificultades para descansar, ya sea porque se duerme menos de lo que se acostumbraba o porque se duerme más).
5) Enlentecimiento o agitación psicomotriz.
6) Astenia (sensación de debilidad física).
7) Sentimientos recurrentes de inutilidad o culpa.
8) Disminución de la capacidad intelectual.
9)Pensamientos recurrentes de muerte o ideas suicidas.

Criterio B: No deben existir signos o criterios de trastornos afectivos mixtos (síntomas maníacos y depresivos), trastornos esquizoafectivos o trastornos esquizofrénicos.

Criterio C: El cuadro repercute negativamente en la esfera social, laboral o en otras áreas vitales del paciente.

Criterio D: Los síntomas no se explican por el consumo de sustancias tóxicas o medicamentos, ni tampoco por una patología orgánica.

Criterio E: No se explica por una reacción de duelo ante la pérdida de una persona importante para el paciente.

Si se sospecha depresión distímica, se diagnostica así:

Criterio A: Situación anímica crónicamente depresiva o triste durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días, durante un mínimo de dos años.

Criterio B: Deben aparecer dos o más de estos síntomas:
1) Variaciones del apetito.
2) Insomnio o hipersomnio.
3) Astenia.
4) Baja autoestima.
5) Pérdida de la capacidad de concentración.
6) Desesperanza.

Criterio C: Si hay periodos libres de los síntomas señalados en A y B durante los dos años requeridos, no constituyen más de dos meses seguidos.

Criterio D: No existen antecedentes de episodios depresivos mayores durante los dos primeros años de la enfermedad. Si antes de la aparición de la distimia se dio un episodio depresivo mayor, éste tendría que haber remitido por completo, con un periodo posterior al mismo, mayor de dos meses, libre de síntomas, antes del inicio de la distimia propiamente dicha.

Criterio E: No existen antecedentes de episodios maníacos, hipomaniacos o mixtos, ni se presentan tampoco los criterios para un trastorno bipolar.

Criterio F: No hay criterios de esquizofrenia, de trastorno delirante o consumo de sustancias tóxicas (véase adicción).

Criterio G: No hay criterios de enfermedades orgánicas.

Criterio H: Los síntomas originan malestar y deterioro de las capacidades sociales, laborales o en otras áreas del funcionamiento del paciente.

O sea: si diagnosticara el cáncer como diagnostica la depresión, la cola en la puerta de la bomba de cobalto 60 llegaría hasta la General Paz.
Es sumamente falto de ética decirle a un paciente que tiene una enfermedad así, tan livianamente.
Decile que vuelva a la facultad que le quedó sin cursar Semiología.
Y, en cuanto a vos, salir huyendo del consultorio de un tipo que diagnostica a lo animal no sería tan mala idea.
Un abrazo, buen post.

, , betina dijo

Oh yeahhhhh.
Va voto y beso.
Y mi admiraciòn para tu pluma, como siempre.
El comentario profundo queda para esta noche, y en blogspot.

, , marianocegna dijo

Primero y principal miyagi te está timando con los cuadros, se supone que deje un espacio blanco frente al divan para que vos no te distraigas (tengo hermano psicologo con pared totalmente en blanco frente el divan).
¿Estaras depre porque no conseguis laburo?Ahí te va mi solución alternativa adptada ya por mucha gnete de tu entorno capitalino, andate de ese loquero de cuidad donde vivís , pero no muy lejos eh con 400 km sobra un pueblito del interior de la provincia de buenos aires , ahí hay laburo y campo y plazas y parques y lagunas y gnete copada , ahí se te pasa todo dami creeme , yo entre tanto sigo fomentando el exodo porteño , esa es la solución de este país , nadie me cree che , bueno me voy al psiquiatra un abrazo.

, , Anónimo dijo

Cada uno esta en el lugar que eligio estar (abajo la salvedad de este pequeño punto*). Cada uno, a su vez, se presenta o se muestra hacia los demas de la manera en el que el individuo lo desea (en este caso, vos).
A hacerce cargo de las decisiones viejo, a pedir disculpas a las personas que tenes que hacerlo (que quiza te puedan perdonar aun).
Pero desde un principio te presentaste como la persona con la peor suerte del mundo, a la persona a la que todo le sale pesimo, la persona a la que el mundo odia solo por respirar. La verdad, que me parece demasiado, por que se que no es asi.
No te voy a dar las miserables palabras de animo, esas que suenan tan a poca cosa en estos tiempos y en los otros tambien. Quiza, a mucha de la gente le agrada escuchar ese tipo de “cursilerias”.
Simplemente “Dejate de hinchar las pelotas”.
*No todos pueden elegir el lugar en donde estan, no es una virtud de las mayorias de las personas que habitan este planeta.

, , Anónimo dijo

Pero no estas “felizmente” casado hace un par de meses??????????????

, , maisa22 dijo

Me gusto como cerraste :”JA…deprimido yo? Pero por favor… que no me hagan enojar mejor… porque cuando me enojo… últimamente siento que todo es culpa mía y termino llorando…”
besotes paso de vez en cuando…
espero q no te moleste
Isabela

, , damidevita dijo

Gracias a todos por leer y comentar.
Isa… claro que no me molesta.. al contrario.
Anónimo… lo tuyo no sé si tomarlo por un conformismo mediocre o por una suerte de nivelación para abajo… pero gracias igual por comentar.

, , nuwanda dijo

Primera vez q entro, me gusto el relato, muy entretenido…igual hay mejores metodos para vencer la depre q las pastillas, hagase de boca por ejemplo, empezara a disfrutar nuevos matices….

Sludos

, , urko dijo

Bueno, también tengo depre, en serio, y fobia onda social, salgo a la calle y me siento un gusano y esto hace que el mundo se cague literalmente de risa al verme.
Ojo siempre tuve demasiado en cuenta el que dirán, siempre con culpa, la gozabas con culpa, así crecimos, lo superé con fluoxetina y mucho alimento al ego, creció tanto, comparativamente como un edificio de 10 pisos, y a la mierda, un movimiento sísmico y todo al carajo y sin canzoncillos claro está, no tengo con quien lucirlos.
hasta pronto miyagui

, , mujerde30 dijo

EX CE LEN TE !!!!
Hoy te visito por primera vez. Es el primer post tuyo que leo. No tiene desperdicio. A partir de hoy, tenés una fanática más. Beso y voto.

, , desdeadentro dijo

Dami, por esas “vueltas de la vida” estuve lejos de muchas cosas y entre ellas del blog. No porque estuviera con “depre” sino porque al igual que vos sentí eso de “no me hagan enojar mejor… porque cuando me enojo… últimamente siento que todo es culpa mía y termino llorando…”
Como los buenos vinos, cada día lo tuyo es mejor y hoy he vuelto a disfrutar, como hace tiempo, de leerte. Sólo te voto una vez porque no me deja votar indefinidamente :)