Moldear tu propio carácter

Moldear tu propio carácter es como si fueras un artista creando una escultura

(Extraído de la serie “Cultivando un Carácter Indestructible” por Jim Rohn)

Creen que moldear su propio carácter podría ser comparado como un artista creando una escultura? En mi opinión, considero que el carácter no es algo que aparece por sí mismo, nunca un cincel podrá crear una pieza de arte sin la mano del artista que lo guíe. Siempre se requerirá una decisión conciente para lograr un resultado determinado. Es necesario que un proceso consiente se deba poner a trabajar.

El carácter es el resultado de cientos y cientos de elecciones que usted hace y que gradualmente lo convertirán de lo que usted es ahora, en lo que usted desea ser. Si este proceso de toma de decisiones no se da, usted seguramente llegará a ser alguien en la vida, usted seguramente seguirá vivo, pero lo más probable es que sólo logre tener una personalidad mas no un carácter.

El carácter no es algo con lo que usted nace y que no pueda ser cambiado como si fueran sus huellas digitales. De hecho, debido a que usted no lo tiene al nacer, es algo que usted debe tener la responsabilidad de crear.

No creo que la adversidad por si sola forme nuestro carácter, como tampoco creo que el éxito lo destruya. El carácter se construye por como respondemos a lo que nos pasa en nuestra vida. Tanto si es ganando cada partido o perdiéndolos todos. Haciéndose rico o pasando por momentos difíciles. Usted forma su carácter a partir de ciertas cualidades que usted debe crear y cultivar diligentemente dentro de si mismo.

De manera similar a como usted planta y riega una semilla, o como recoge leña y prende una fogata en un campamento; usted tendrá que buscarla esas cualidades en su corazón y en sus entrañas. Usted tendrá que usar el cincel para encontrarlas. Igual como cuando se cincela la roca para crear una escultura que previamente usted la ha \”creado\” en su imaginación.

Desean saber cual es la parte sorprendente sobre el carácter?

Si usted está sinceramente comprometido en convertirse en la persona que desea ser, usted no sólo desarrollará esas cualidades, sino que de manera continua las reforzará y las volverá a crear en abundancia las veces que le sea necesario.

Al igual que el arbusto en llamas del libro bíblico de Éxodo, el arbusto se mantendrá encendido pero las llamas no lo consumirán. El carácter se sostiene por si mismo y se nutre a si mismo aun si es puesto a trabajar de manera exigente. Una vez que el carácter se ha formado, le servirá como una base sólida sobre la cual construir la vida que siempre soñó.

Exitos,
Jim Rohn