Escribí tu comentario

, , dicrear dijo

Cada persona lleva su propio perchero a cuestas, todos tenemos miedo y utilizamos barreras protectoras, todos arrastramos el pasado, todos tenemos disfraces, algunos de lobo, otros de oveja.
Podemos hacernos los escurridizos y así huir de las situaciones no deseadas.

, , diegomaster dijo

Máscaras, disfraces, armaduras… alejan a los otros y los engañan, y permiten vivir sin veneno ni lastimaduras…
Pero también te alejan de VOS, de tu YO verdadero, de tu esencia…
Máscaras, disfraces, armaduras, parecen útiles…mas son maldiciones…

, , dicrear dijo

Diegomaster

Paradojas de la vida, que lo mismo que nos protege del entorno
también daña nuestros sentimientos, por no permitirnos
mostrarnos tal como somos.

Gracias por tu comentario

, , sonia-fatima dijo

Cuanta coraza tenemos a veces y nos cuesta que alguien de buena voluntad nos quiera hacer vivir cosas intensas. aveces tenemos que sacarnos el disfraz y disfrutar .

, , dicrear dijo

Quien logra crear placer con sus segundos de vida
logra crear dolor en ellos también…

Porque la vida y la muerte, están lo suficientemente
cerca, como para darse la mano
nos demos o no cuenta de ello.

, , dicrear dijo

Sonia

Tenés una visión positiva acerca de disfrutar de la vida,
y como vos decís, la única manera posible de vivir
y gozar de la intensidad de la vida y de sus relaciones
afectivas, es cuando nos quitamos los disfraces
y colgamos las corazas.

Besos

, , toter dijo

a veces se nos hacen tan pesadas que caemos al suelo sin poder movernos.
imposible de no ponernos alguna inconcientemente, lo peor es que nos tomamos todo el trabajo de ir cambiandolas dependiendo las situaciones en ves de usar siempre la misma.

ToTeR

, , cassandra dijo

Todos en algún momento de la vida tenemos una armadura que nos separa de los demás que a medida que aprendemos a pensar y a reflexionar va desapareciendo, las condiciones propicias para aprender esto es el silencio, y el autoconocimiento
Besotes

, , dicrear dijo

Sonia
Es un gusto compartir tu creatividad!!!

, , dicrear dijo

Cassandra
Sabia reflexión.
A medida que nos conocemos meditando en el silencio,
podemos liberarnos del peso de las armaduras
y animarnos a ser nosotros mismos.

Gracias por tu aporte.

, , dicrear dijo

Toter
Me parece que más allá del tamaño, la forma o el peso de las
armaduras que elijamos, no dejan de ser cargas, lastres,
pesos extras, que no ayudan, no aligeran el viaje
y para crecer el sendero es largo, como para llevar
este instrumento.

Besos

, , dicrear dijo

Cassandra

Hay preguntas que sólo tu MAR puede decirte al oído…

Besos

, , dicrear dijo

El otoño, este otoño
florece como si fuera primavera
como lo hace tu hermosa canción.

Besos Sonia
y gracias por seguir
creando belleza.

, , gerardo-salvador dijo

Armaduras…pesadas protectoras…a veces necesarias…hasta la hay para pasar por donde han estallado bombas atómicas…para saber cuándo ponerlas y cuándo sacarlas para que no se peguen a la piel y se nos hagan carne. Armaduras vistosas que ocultaban deshonores en un mundo donde había códigos. En la Leyenda del Rey Arturo, la reina no puede evitar estar con su mejor caballero, ceden a sus pasiones al descampado y quedan dormidos bajo un árbol. EL Rey Arturo los sorprende saca su espada y la deja clavada a un costado, como señal de su presencia, de su intención de no dañar pero también de no ser dañado. Todos reaccionan con honor. En el último Reino de Camelot de la época actual, el gobierno de J.F.Kennedy fue llamado así: El admirado incluso por mí como estadista, se acostaba con estrellitas y amantes de miembros de la maffia -los que le habían permitido llegar al poder y terminarían fomentando su asesinato por empezar aquél a perseguirlos desde el gobierno- A la vez la admirada primera dama por alarmantes informes de la CIA sobre lo que pasaba a bordo del barco donde Onassis la había invitado era obligada a volver antes. Ella se casa con éste luego de ser asesinado aquél. Eso es un culebrón sin honor que pudo dar brillo a la historia, pero todo se hacía sin armaduras protectoras de lo destructivo de las pulsiones humanas cuando no reconocen códigos ni honor. Las armaduras de caballleros convocan toda esa amabivalencia. Por tanto son parte del arte, de la narrativa, de la pintura, de la poesía…Muchos saludos. Muy interesante propuesta, Gerardo

, , dicrear dijo

Gerardo
Armaduras, necesarias pero
usadas con inteligencia, para
saber cuándo ponerlas
y cuándo sacarlas para que no
hagan carne en nosotros,
con nuestra propia piel.

Gracias por tu mirada.