Posts etiquetados como ‘llorar’

UN NUEVO CAMINO.

Encerrada en el departamento, ella pensaba como había llegado a esa situación, como fue permitiendo que ciertas cosas sucedan. Pensó … se decidió y le mando un mensaje a su amiga amiga Andrea. Se asustó cuando el celular empezó a sonar, era su amiga.
_ Raquel … hola, que pasa?
_ Hola … necesito que vengas.
_ No puedo ir Raquel, son las dos de la mañana y aparte tengo el auto del mecánico.
_ No aguanto más Andrea!!
Raquel empezó a llorar, estaba triste, desesperada, enojada con ella misma.
_ Raquel por favor !! no llores. Te puedo decir algo?
_ Si – dijo mientras trataba de calmarse.
_ No te enojes … pero llama a tu ex … Mario hace mucho tiempo que está esperando que le des una oportunidad. Llámalo, él te va a ayudar, él haría cualquier cosa por vos.
_ No quiero llamarlo!
_ Yo no puedo ir … no te queda otra.
_ Está bien … lo voy a pensar.
_ Un beso, te quiero mucho, cuídate.
Después de pensar, pensar y pensar, agarro el teléfono y llamo a su ex marido, aunque en realidad seguía siendo su marido, pues no se habían divorciado.
_ Holaa ??
_ Hola Mario – la voz se le entrecortaba, estaba nerviosa, no sabía como tomaría Mario que lo llame a las dos y media de la madrugada.
_Sí … Raquel …
_ Sí …
_Que pasa? estás bien?
_ Si … digamos que estoy bien. Disculpa la hora … es que necesito un favor … necesito que me ayudes.
_ Sí … estás llorando?- pregunto él.
_ Más o menos …
_ Que necesitas? … no llores por favor!
_ Necesito … que vengas a buscarme a calle San Juan al mil
_ Sé donde vivís, al 1247 …
_ SÍ … quiero que … me ayudes a salir … estoy encerrada.
_ Como que encerrada? perdiste las llaves?
_ Mmm … no … me tiene encerrada, hace dos meses – ella comenzó a llorar.
_ Raquel, ya voy, ya me vas a poder contar todo, en un momento estoy ahí.
Comenzó a llorar … se quedo quieta … reaccionó, tenía que juntar todas sus pertenencias, para no volver nunca más. LLeno tres bolsas de consorcio, con ropa limpia y sucia, calzado, abrigos, algunos libros, cuadernos, todas sus cosas. Miró por todos lados, no quería olvidarse nada. Escucho que golpeaba despacio la puerta.
_ Raquel … soy Mario – dijo él.
Escuchar su voz, la tranquilizó un poco.
_ Hola, seguí por este pasillo, hasta el final, hay una ventana chiquita, yo voy para allá.
Ella empezó a correr y cuando llego a la ventanita, la corrió. Alcanzo a ver los ojos de Mario, sacó su mano, él las tomo con sus dos manos. Una ventana pequeña de 40 por 80 los separaba …… Continuará.

Flag Counter


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog