UN NUEVO CAMINO.

Encerrada en el departamento, ella pensaba como había llegado a esa situación, como fue permitiendo que ciertas cosas sucedan. Pensó … se decidió y le mando un mensaje a su amiga amiga Andrea. Se asustó cuando el celular empezó a sonar, era su amiga.
_ Raquel … hola, que pasa?
_ Hola … necesito que vengas.
_ No puedo ir Raquel, son las dos de la mañana y aparte tengo el auto del mecánico.
_ No aguanto más Andrea!!
Raquel empezó a llorar, estaba triste, desesperada, enojada con ella misma.
_ Raquel por favor !! no llores. Te puedo decir algo?
_ Si – dijo mientras trataba de calmarse.
_ No te enojes … pero llama a tu ex … Mario hace mucho tiempo que está esperando que le des una oportunidad. Llámalo, él te va a ayudar, él haría cualquier cosa por vos.
_ No quiero llamarlo!
_ Yo no puedo ir … no te queda otra.
_ Está bien … lo voy a pensar.
_ Un beso, te quiero mucho, cuídate.
Después de pensar, pensar y pensar, agarro el teléfono y llamo a su ex marido, aunque en realidad seguía siendo su marido, pues no se habían divorciado.
_ Holaa ??
_ Hola Mario – la voz se le entrecortaba, estaba nerviosa, no sabía como tomaría Mario que lo llame a las dos y media de la madrugada.
_Sí … Raquel …
_ Sí …
_Que pasa? estás bien?
_ Si … digamos que estoy bien. Disculpa la hora … es que necesito un favor … necesito que me ayudes.
_ Sí … estás llorando?- pregunto él.
_ Más o menos …
_ Que necesitas? … no llores por favor!
_ Necesito … que vengas a buscarme a calle San Juan al mil
_ Sé donde vivís, al 1247 …
_ SÍ … quiero que … me ayudes a salir … estoy encerrada.
_ Como que encerrada? perdiste las llaves?
_ Mmm … no … me tiene encerrada, hace dos meses – ella comenzó a llorar.
_ Raquel, ya voy, ya me vas a poder contar todo, en un momento estoy ahí.
Comenzó a llorar … se quedo quieta … reaccionó, tenía que juntar todas sus pertenencias, para no volver nunca más. LLeno tres bolsas de consorcio, con ropa limpia y sucia, calzado, abrigos, algunos libros, cuadernos, todas sus cosas. Miró por todos lados, no quería olvidarse nada. Escucho que golpeaba despacio la puerta.
_ Raquel … soy Mario – dijo él.
Escuchar su voz, la tranquilizó un poco.
_ Hola, seguí por este pasillo, hasta el final, hay una ventana chiquita, yo voy para allá.
Ella empezó a correr y cuando llego a la ventanita, la corrió. Alcanzo a ver los ojos de Mario, sacó su mano, él las tomo con sus dos manos. Una ventana pequeña de 40 por 80 los separaba …… Continuará.

Flag Counter

  • Comentarios
  • 2 votos

ESTOY UN POCO RARA.

Hoy es un día raro … o será que yo me siento rara. Tendría que agradecer muchas cosas, estoy melancólica. Es raro, creo que soy una buena persona, valoro lo que tengo, el trabajo, los amigos, los hijos, la familia, el dinero que me permite disfrutar de algunas cosas.

Tengo una amiga, que hace mucho tiempo busca quedar embarazada y no puede. Yo … que tengo salud, mis hijos sanos, trabajo, buenos momentos que la vida me da …. lo que quiero es operarme. Me siento egoísta … me pongo pensar que quiero operarme para sacarme la panza de los dos embarazos que tuve. Pienso …. estará mal?? Supongo que todos tenemos ambiciones, sueños, proyectos … algunos se cumplirán, otros no … iremos dejando algunos o cambiando de opinión … pero aparecerán otros deseos o sueños. Será natural del ser humano ambicionar algo ??  Estará mal desear algo que sea para uno mismo?? No pude evitar sentirme mal, un poco triste, hasta un poquito porquería …. Ella logro después de casi 8 años quedar embarazada y la alegría le duro muy poco …. lo perdió. Entonces me pasa que se mezclan los sentimientos …. Yo deseando algo … operarme la panza, me haría muy feliz …. y ella, la haría muy feliz tener un hijo.

Es raro … me considero una buena persona. Deseo que pueda quedar embarazada …. porque sigo deseando poder operarme. No puedo evitar pensar en una compañera que hace poco le hicieron un trasplante … en cuánta gente hay enferma y yo pensando en mi panza. Sé que tengo que ordenar lo que quiero, lo que necesito …. pero doy vueltas y vueltas, sigo deseando operarme, doy gracias  por todas las cosas que tengo ….

Pienso …. estoy bien así, me miro al espejo y me siento bárbara. No sé … si lograré operarme algún día …. pero sé que internamente estará dando vueltas la idea, de algún día poder hacerlo.

Flag Counter

  • Comentarios
  • 1 voto

ELLAS SOLAS.

Caminaba por la plaza principal de la ciudad donde vivo, buscando un banco a la sombra, para sentarme a leer el libro que estoy por terminar. Una tarde tranquila, agradable, con sol pleno, a pesar de estar a finales de agosto.
Había gente caminando, paseando, niños jugando, perros corriendo. Mientras leía, observaba la gente que andaba por la plaza.
La plaza 25 de Mayo es la principal, la más grande, rodeada de árboles enormes, llena de canteros con flores, estatuas, muchos pájaros y se disfrutaba el hermoso día de sol.
Empecé a caminar por la avenida más importante, miraba vidrieras y el teléfono empezó a sonar dentro de mi cartera, lo busqué y atendí.
Mi amiga Marisa, estaba organizando una reunión para el viernes, hacia tres días había vuelto de una pequeña luna de miel con su marido, llevan diez años casados, los dos son buenas personas, agradables, tienen dos hijas y están pasando un momento complicado. Necesitaban un tiempo solos, tomar un descanso de la rutina y ver que sentían. Los dos trabajan, se ven poco y últimamente pelean mucho. Ellos pensaban que no había más nada que hacer, que separarse era lo mejor, pero ninguno de los dos quería dar el primer paso y decidir un divorcio, poniendo en juego todo lo que habían logrado en estos años juntos.
Seguí caminando, mirando vidrieras, entré en un kiosco a comprar una botellita con agua y chicles, caminé hasta el trabajo de Diego, mi marido desde hace 16 años.
Esperando que Diego salga de la oficina, me apoyé al automóvil y tomé otro trago de agua. Se abrió la puerta lateral de vidrio oscuro y salieron Javier y Sergio, al pasar al lado mío, se acercaron, me dieron un beso y continuaron caminando. A los pocos minutos apareció Diego, con un traje gris oscuro, camisa celeste, corbata azul con rayitas grises y zapatos negros. Se estaba poniendo los lentes para sol, cuando me vío. Lo miré y pensé . . . “que lindo tipo”
Empecé a caminar por la avenida más importante, miraba vidrieras y el teléfono empezó a sonar dentro de mi cartera, lo busqué y atendí.
Mi amiga Marisa, estaba organizando una reunión para el viernes, hacia tres días había vuelto de una pequeña luna de miel con su marido, llevan diez años casados, los dos son buenas personas, agradables, tienen dos hijas y están pasando un momento complicado. Necesitaban un tiempo solos, tomar un descanso de la rutina y ver que sentían. Los dos trabajan, se ven poco y últimamente pelean mucho. Ellos pensaban que no había más nada que hacer, que separarse era lo mejor, pero ninguno de los dos quería dar el primer paso y decidir un divorcio, poniendo en juego todo lo que habían logrado en estos años juntos.
Seguí caminando, mirando vidrieras, entré en un kiosco a comprar una botellita con agua y chicles, caminé hasta el trabajo de Diego, mi marido desde hace 16 años.
Esperando que Diego salga de la oficina, me apoyé al automóvil y tomé otro trago de agua. Se abrió la puerta lateral de vidrio oscuro y salieron Javier y Sergio, al pasar al lado mío, se acercaron, me dieron un beso y continuaron caminando. A los pocos minutos apareció Diego, con un traje gris oscuro, camisa celeste, corbata azul con rayitas grises y zapatos negros. Se estaba poniendo los lentes para sol, cuando me vío. Lo miré y pensé . . . “que lindo tipo”
_ Hola amor!! _ dijo él mientras me daba un beso.
_ Hola . . . ¿que tal? _ le dije.
Mientras yo subía al auto, él colocaba el maletín en el asiento trasero y dijo.
_ Bien, tenes que pasar por alguna parte?
_ No, vamos a casa.
Él manejaba mientras yo le acariciaba el pelo.
_ Que sorpresa, ¿qué haces por acá ?
_ Nada, salí a pasear , miré vidrieras, me quiero comprar un par de botas taco chino, están liquidando . . . no vi nada lindo.
_ Y si! por eso liquidan, no se lo venden a nadie.
Convivir es complicado, algunas personas se adaptan más fácil a las situaciones cotidianas de la vida. Nosotros nos fuimos adaptando , acostumbrando al otro, a sus locuras y sus manías, somos diferentes, solamente buscamos o tratamos de buscar un equilibrio entre lo que cada uno quiere, le gusta o necesita.
Diego terminó de ducharse y empezó a preparar una picada. Cuando terminé de bañare él había cortado chorizo, queso, pancito, acomodado aceitunas, papitas, maní, mientras comíamos compartimos una cerveza.
Sentada en la mesada de la cocina le conté.
_ El viernes nos juntamos de Marisa, con las chicas . . . .


Flag Counter

  • Sin Comentarios
  • 2 votos

DESILUSIONADA.

Hoy tendría que escribir, con letras bien grande ODIO A LOS HOMBRES!!  . . . .
pero yo no soy así, no puedo generalizar.
No puedo olvidarme de los hombres que me arrancan una sonrisa con solo mirarme,
no puedo olvidarme de los amigos que siempre preguntan como estoy??
no puedo olvidarme de los que me tratan bien,
no puedo olvidarme de los que me dicen . . . corazón, hermosa, guapa,
no puedo olvidarme de los caranchos que revolotean,
(y me gusta que revoloteen).

No puedo olvidarme de algunos momentos buenos con ese hombre . . . . . .
espero que se me pase este dolor, este odio, este rencor
y la melancolía se vaya a otra parte.

Flag Counter

  • Comentarios
  • 2 votos

MI SUEÑO.

Es tan rara la situación, todo lo que te pasa yo lo sentí, la misma bronca e impotencia
. . . cuando vi que mi sueño se iba alejando.
Yo sentí el mismo dolor el día que comprendí que no iba a lograr cumplir mi sueño.
No creas que no te entiendo . . . te entiendo, te comprendo.
Sacrifiqué algo para concretar otra cosas, busqué prioridades, aunque me dolía el corazón, (y me duele),  no sería el fin del mundo.
No hay palabras para expresar lo que sentí, después de mucho tiempo . . . volver a pensar en mi sueño . . . es volver a sentir dolor en mi corazón, ganas de llorar . . . quizás es solo miedo . . .  de que se me vuelva a escapar.
A lo mejor no me comprendes, no tenes idea de como me siento. No quiero volver a pasar por todo lo que sentí cuando se escapó de mis manos. No quiero volver a ilusionarme, porque no quiero volver a esta triste, a tener mal humor.
Después de casi dos años, estoy logrando sentirme mejor, aceptando las cosas como son y no quiero sufrir, ni deprimirme, ni siquiera imaginarlo . . . no . . .  no quiero ilusionarme, porque sino lo logro . . . no sé si podré resistirlo otra vez.
A la noche cierro los ojos y pienso . . . todo sería diferente si lo hubiera logrado . . .
y me pregunto . . . algún día lo lograré?

Flag Counter

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

PALABRAS QUE DUELEN. 2da parte.

Estaba nerviosa como una adolescente de 20 años, en pocas horas vería a Jorge y seguramente hablaríamos del tema.

Me bañé, me cambié tres veces, decidí ponerme un pantalón blanco y una camisa de jeans, zandalias de taco chino, estaba linda y cómoda. Me puse perfume, acomodé mis rulos y salí.

Es íncreible lo segura que me siento, cuando camino escuchando música con mis auriculares, no lo puedo explicar con palabras.

Llegué de Jorge con buen humor, el me recibió con un ramito de jazmines, me agarró de la cintura y me acerco a su cuerpo, me besó dulce y lentamente. Yo pensé “uuaauu que comienzo”.

Hicimos el amor, sentí como si fuera la primera vez, ahí comprendí la diferencia, entre un hombre y un hombre romántico. Me lleno de besos, cada uno recorrió el cuerpo del otro, con placer, con ganas de más y más.

Charlamos un rato en la cama, él prendió un cigarillo y yo me levanté para ir al baño. Me miré en el espejo y sonreí, ¿como llegué a esto?, no quería  decir nada que le duela, pero tampoco aceptaba algunas cosas.

Le dije que podía quedarme hasta las ocho, me dijo que tenía cena preparada.

Él abrió una botella de vino, sirvió y me paso una copa. Puse la radio, una  FM, solo música porque a él le gusta el cuarteto y a mí no, solo en fiestas para divertirme. Me senté en el sillón y tomé un poco de vino. Jorge se acercó, se sentó cerca mío, yo levanté mis pies y los pasé arriba de él. 

_ Amor . . . estuviste pensando?- pregunto él.

Mi corazón empezo a latir más fuerte, no sabía como decirle.

_ Sí . . . lo pensé . . . pero entre mis miedos, mis dudas, sigo opinando lo mismo. Siento que así estoy bien, nos vemos más seguido que al principio. No puedo enfrentar a mi marido, _ me acerqué, lo miré a los ojos_ Soy completamente sincera_  le dije con una mano en mi corazón_ no quiero lastimarte. La verdad no me imagino viviendo acá, estar con tus hijas cuando vienen a visitarte, mis hijos son grandes, pero las tuyas no. Para qué complicar más las cosas.

_ En cinco años querés estar así?_ preguntó .

_ No sé_ dije con la voz entrecortada_ digo que hoy estoy bien así, nos vemos dos o tres veces por semana, la pasamos bien, estamos ansiosos que llegue el momento.

_ No me extrañas? _ preguntó Jorge.

_ Sí, te extraño, pero te extraño porque no te veo todos los días. Extrañas a tu mujer?_ él se quedo callado, no esperaba mi pregunta y agregué_ Mejor dicho . . . antes, cuando estabas con tu mujer la extrañabas?  Vos te estabas por separar cuando nos conocimos, yo no te pedí que lo hagas, por tus motivos. Lo nuestro es hermoso, porque lo hacemos a escondidas, porque no convivimos, compartimos lo mejor . . . la cama. Tenemos sexo cuando tenemos ganas, convivir cambiaría todo lo que nos gusta de esta relación. Tenemos algo bueno acá, entre estás paredes, no hay peleas, no hay celos, no hay problemas de plata, ni problemas, ni diferencias. Sabés algo? en cinco años veremos como estamos, que queremos. Siempre dije que si me separaba de mi marido, no me volvería a casar, ni de casualidad. Vos recién me preguntaste que quería dentro de cinco años, no sé, no me preocupa. A lo mejor en 15 años, con 60 años quiero algo diferente. Vos a lo mejor querés otra cosa, por ejemplo una mujer de tu edad.

_ Es por eso, es por mi edad, son seis años menos, no es nada y no se nota nuestra diferencia.

_ No, no es por eso, me siento bárbara, no me haces notar la diferencia. Sigamos así, veremos que pasa, seamos sinceros. Que importa si estamos una noche, dos horas o nos cruzamos por ahí. Estamos juntos, tenemos buen sexo, charlamos, reímos, nos divertimos, la pasamos bien juntos y eso es lo importante.

Me acerqué para besarlo, sus besos y sus caricias, me hacen bien.

_ Como me gusta como besas!! _ dijo él.

_ Gracias, por entenderme._ lo volví a besar.

_ Me convenciste . . . porque no te postulas para presidente. jaaaa jaaaa!!!-nos largamos a reír.

                                                            FIN 

 

Flag Counter

  • Comentarios
  • 1 voto

PALABRAS QUE DUELEN.

Me estiré en la cama, ví que él estaba mirandomé, agachado entre la cama y la mesita de luz.

_ Buen día mi remolona- dijo Jorge.

_ mmm buen día, que hora es?- dije mientras me acomodaba el pelo y trataba de abrir un poco más los ojos.

_ Son las seis y cuarto- justo empezaba a sonar la alarma de mi celular.

_ uuyyy . . . me tengo que ir- dije, mientras comenzé a vestirme.

_ Nooo  . . . tengo preparado el desayuno, como a vos te gusta!!, leche con café, tostadas , un poco de queso y preparé jugo de naranjas. Hace un rato que estoy preparando todo.

_ Sabés que me tengo que ir, mi marido puede llamar- le respondí.

_ Despúes te llama al celu y le decís cualquier cosa, total siempre te cree- dijo Jorge a punto de molestarse- Hasta cuándo vas a soportar levantarte, vestirte y salir para hacer una caminata rápida hasta tu casa?

_ Ya lo hablamos, tengo que irme antes que mi hijo se despierte.

_ Tú hijo tiene 17 años, ya es grande.

_ No importa, alguién puede sospechar y darse cuenta- le dije mientras me calzaba.

_ Tú marido está de viaje y tú hijo no sé da cuenta de nada!!

_ Amor. . . las cosas se fueron dando así y me parece que así estamos bien- le dije, sin poder mirarlo a los ojos.

_ Nooo . . . antes estabamos bien, yo hace más de un año que me separé. Creí que vos harías lo mismo . . . . . . . a mí me gustaría despertar a tu lado, desayunar juntos, que nos quedemos en la cama el día que yo no trabajo, llamarte cuando te extraño, cuando yo quiera, cuando yo lo necesite.

Agarré mi cartera y me incliné para darle un beso  suave, lindo y dulce.

_ Amor . . . – dije suavemente, así estamos bien.

_ No . . . pensalo . . . solo te pido que lo pienses . . .

Lo besé de nuevo y salí a la calle, mientras caminaba las quince cuadras hasta mi casa, escuchaba música en mis auriculares, empezaba a amanecer. El día anunciaba que sería magnífico. Me quedé pensando en Jorge, en sus palabras, en su voz, en sus ojos cuando me reclamaba que me quede. Sinceramente, pensé que seria muy especial despertar a su lado . . . sin miedo, sin dudas, tranquila . . . y mi marido . . . porqué mi marido es mi marido . . .

Mientras caminaba esas cuadras, pensaba en lo diferentes que son. De Jorge me gusta su sonrisa, su forma de mirarme . . . deseándome,  como me acaricia . . . disfrutándome, las charlas que tenemos, intensas, largas y divertidas. De Adrián  . . . me gusta . . . sus manos, también su mirada, su sonrisa . . . . La verdad, no tengo que comparar, me dí cuenta que tengo que pensar, qué extrañaría de cada uno si los dejara de ver . . ., algo realmente muy complicado.

Llegué a casa y mi hijo dormía, me fui a cambiar y ví mi cama vacía, con los almohadones arriba, me imaginé despertar con Jorge, no creo poder dejar a mi marido. Me pregunto . . . . se podrá amar a dos personas??  nooooooo, no creo.

A la noche, nos juntamos para el cumple de Nanci y salió el tema que Tere está saliendo con un tipo casado. Mi pregunta es para cualquier hombre o mujer. Qué hace que una mujer engañe a su marido? Que hace que una mujer no engañe a su marido? , estoy confundida.

Uno engaña por una vez y despúes la situación te va llevando para otro lado, a lo mejor para un lado que te gusta, algo bueno y otras veces se te va de las manos y no sabés que hacer.

Tengo tres días para pensar, en tres días voy a ver a Jorge.

Flag Counter

  • Comentarios
  • 1 voto

OJITOS NEGROS.

Solos, acostados, cada uno para el otro lado, escuchando la respiración del otro, qué nos está pasando ? ? . . . . Parece que tenemos un extraño al lado. Siento tristeza . . . . . .el amor va desapareciendo, se va alejando. Nos fuimos acostumbrando a estar distanciados, indiferentes. Aquí estoy, a tu lado . . . . .desearía acariciarte, que me acaricies . . . . con deseo, como si fuera la primera vez  . . . . . . o la última. Tenerte tan cerca y no querer estirar la mano . . . . . para tocarte, acariciarte, poder tener tu cuerpo, hacerlo explotar de placer, sentir que te tengo en mis manos. Siento que mi corazón no es el mismo, que está tranquilo, cambiado . . . . pero tranquilo.

No sé si es tristeza lo que tengo . . . . . . no alcanzo a comprender. Cambiamos . . . somos diferentes, el tiempo, la rutina . . . Uno se  queja de la rutina, a veces la extraño . . . Extraño que pases y me des un chirlo en la cola, un beso cuando me pasas cerca, que me llames para ver como estoy o donde estoy? A veces me quedo en silencio, con la mirada perdida. Maquillo mis labios, mis ojos, mis pestañas, . . . . pero se notan mis ojitos tristes . . . . tienen un brillo diferente.

free counters

  • Comentarios
  • 2 votos

DÍA DEL RADIOAFICIONADO.

Los sábados, domingos y feriados, en vacaciones, él se levanta en silencio, prepara el mate y se sienta en el sillón del escritorio. Prende la computadora y su equipo de radio, Yaesu, mientras toma mate lee los diarios on line, revisa correo y ruletea. Busca alguna frecuencia para hablar con algún colega radioaficionado.

Él es un hombre normal … va!!! dentro de lo normal. Es trabajador, tiene muy poca paciencia, es un poco loco, pero yo lo comprendo. Yo me levanto más tarde, preparo otra vez mate y me siento al lado de él en una silla, así tomamos mate juntos. Escucho sus conversaciones, los comentarios que hacen, sus charlas con personas de todo el mundo, tiene amigos por todo el mundo. Él habla varios idiomas, una vez escuché que un japonés le decía “qué bueno tu japonés”, estaba orgullozo y agrandado. El japonés le conto, en castellano que visitó Las Cataratas del Iguázu y que tomó mate. Charlaron en castellano, en inglés y en japonés. Yo podría ser Radio escucha, pero para eso también hay que sacar licencia y no quiero.

El anota las licencias de sus colegas, son permisos especiales para hablar por radio, en distintas bandas. Los radioaficionados colaboran con catástrofes como terremotos, inundaciones, etc y en distintas actividades que cada radioclub de la cuidad organice o necesite.

Despúes de unos mates, a veces salimos a caminar y luego él vuelve a sentarse con la compu, la radio, investigando, buscando y leyendo. Estoy escribiendo a metros de él, levanto la vista, lo miro y sigo escribiendo. Hace más o menos 14 años que es radioaficionado, es su hobbie, su cable a tierra, participa de concursos, tiene diplomas, tarjetas  de distintos países, porque cuando hablan por radio, se pasan los datos y hacen intercambio de tarjetas QSL , con los datos de la licencia, el equipo de radio, la señal de como lo escucha, la frecuencia, la fecha y la hora.

Tiene muchos diplomas de concursos que ha ganado en estos últimos años, yo disfruto de sus charlas, de sus rueditas de radioficionados, donde charlan de todo, saludan a los cristales (hijos), a la primerísima (esposa), tía vicenta ( TV) jaaa jaaaa!!!!, he aprendido de todo, debería ser radioaficionada.

Hay maridos que van a pezcar, a cazar, él es radioaficionado y lo es … porque le gusta.

 

free counters

  • Comentarios
  • 3 votos

HOY

Hoy . . . hace 45 años atrás, mi madre

me tenía en sus brazos por primera vez.

Me emociono imaginando la situación,

a las 10 y 30 hs de la mañana

del 16 de abril de 1967,

 con 4 kilos y 200 gramos, ella . . . con apenas 20 años,

me acariciaba por primera vez.

Imagino que nuestras miradas se encontraron

y me siento feliz, desde ese día

comenzaba a cuidarme y protegerme.

Me pongo triste que ya no esté a mi lado,

pero sé que guía mis pasos.

 Me gustaría poder abrazarla y decirle que la extraño.

HOY . . . . estoy melancólica.

free counters

  • Sin Comentarios
  • 2 votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog