Historia del Buzon

Los buzones en lo que hoy conocemos como República Argentina comienzan a aparecer en el año 1858. No como los conocemos, sino que eran cajas de madera incrustadas en paredes. Fueron seis en plazas y paseos a cargo de particulares que los tenían en custodia.

Tampoco eran públicos las 24 horas, sino que estaban disponibles en comercios o farmacias cuando estos estaban abiertos. También por entonces había buzones en algunas estaciones de las cuatro líneas de ferrocarriles, que sumaban 37 en total.

Para 1868 estas cajas de madera fueron reemplazadas por otras metálicas, que ya sumaban más de 20 en diferentes esquinas de Buenos Aires.

Hacia el año 1865 aparecen los primeros buzones pilares, que son el antecedente del buzón rojo de las esquinas porteñas. Estos tenían más de 3 pies de alto y una ornamentación recargada en su exterior. En su frente tenían la leyenda “cartas” y el escudo nacional.

En los finales del siglo XIX la Dirección de Correos trata de poner en práctica un sistema de buzones en los tranvías o tranways como se los llamaba. En 1908 el correo tiene el visto bueno para poner buzones en los tranvías de la Compañía de Tranvías Anglo-Argentina. Con vaivenes los buzones duraron, en los tranvías, hasta fines del año 1930.

Los buzones pilares tal como los conocemos en la actualidad aparecen hacia principios del siglo XX. Hacia el año 1922 sumaban 960 los buzones de en las esquinas de la ciudad de Buenos Aires.

Los buzones pilares siempre fueron rojos, pero hubo épocas en que los pintaron en otros colores. Desde su aparición por el 1900 hasta principios de la década del ´70 fueron rojos. Luego en la década del setenta los pintaron de amarillo y negro, cuando nace ENCoTel (Empresa Nacional de Correos y Telégrafos). A principio de los ochenta la empresa cambia a ENCOTESA (Empresa Nacional de Correos y Telégrafos SA) y los buzones los pintan en azul y amarillo.

En la década del ´90 y con la privatización de la empresa, Correo Argentino, los buzones quedaron del mismo color. Pero ante el reclamo de los clientes la empresa los repintó en el color original: rojo. Dicho color perdura hasta nuestros días con la vuelta de la empresa al estado nacional y con el nombre de Correo Argentino de la República Argentina (CORASA). Si bien en este momento, agosto de 2007, los buzones pilares están en uso oficial sólo en algunas esquinas porteñas.

Estas líneas son a grandes rasgos la historia de los buzones pilares en la República Argentina.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos