Posts etiquetados como ‘usandizaga’

CENTRAL EN LA “B”: LA PASIÓN NO DESCIENDE, LA SOBERBIA SÍ

RC2

ALL BOYS SUPERÓ A ROSARIO CENTRAL 3-0 Y DECRETÓ EL DESCENSO DEL CLUB DE NUESTRA CIUDAD, LUEGO DE 25 AÑOS, A JUGAR EN EL TORNEO NACIONAL “B”. LAS CULPAS COMPARTIDAS DE DIRIGENTES,  JUGADORES Y HASTA DE LA HINCHADA, EN EL HECHO DEPORTIVO MÁS OSCURO DE LAS ÚLTIMAS DÉCADAS EN NUESTRA CIUDAD.

.

Si fuese una película, bien podría titularse “Crónica de una muerte anunciada”, que nadie se extrañaría. Si hasta en este sitio lo adelantamos allá en el tiempo, cuando el omnipotente Horacio Usandizaga decidió otorgar en un clásico 2700 entradas al conjunto visitante. En esa oportunidad titulamos un informe con “Los códigos de la soberbia”, que ustedes pueden repasar ahora si lo desean. También anticipamos esta cruda realidad en el artículo “Las miserias del fútbol rosarino”. Eran señales de alarma, que clamábamos desactivar, pero nadie escuchó nuestros reclamos.

RC9

Pero estos desmanejos dirigenciales incluso comenzaron mucho antes, y no es propiedad de una comisión directiva específica, sino de cierto costado de la psicología del simpatizante de Rosario Central. Porque ahora es muy fácil hacer leña del árbol caído y mostrarse satisfecho por la renuncia de Usandizaga, como si esto cicatrizaría todas las heridas de un sopetón. Nada más alejado de la realidad.

Esto empezó con los desatinos de Scarabino y cia, con decisiones equivocadas cobijadas bajo el rótulo de luchar por “El campeonato económico”. Y siguieron con la llegada del ex Intendente de Rosario, con  su ampulosidad habitual y su repetida prepotencia. Así fueron desfilando los técnicos y las voces altisonantes como “Si descendemos los voy a matar a todos a estos h… de p…”, cuando el bueno de Horacio celebraba una triste recordada cena en una filial. Y ni hablar cuando trajo a Gustavo Alfaro y lo presentó como “El próximo técnico campeón del fútbol argentino”. A cartón la llegada de jugadores de poco vuelo decretaron una sucesión de resultados deportivos negativos y los técnicos fueron cayendo como fichas de dominó: Madelón, Pablo Sánchez, Alfaro, Merlo, Russo, Cuffaro, para desembocar nuevamente en el ex entrenador de Gimnasia y Esgrima.

RC1

Esas bravuconadas dirigenciales confundieron a cierto sector de la hinchada, que acostumbrada a comprar buzones hizo una caravana a Arroyo Seco para celebrar la compra del club Real de esa localidad. No recuerdo a un club DE FÚTBOL festejando la compra de un título inmobiliario como si fuese una final de Copa Libertadores o Sudamericana. RC10

Allí estoy remarcando el costado cuestionable del hincha y que ahora nadie asumirá. Qué decir cuando se armó una revolución cuando el equipo SENIOR del club ganó el Torneo “Super 8” organizado por el canal T y C Sports, y los hinchas con bocinazos y festejos varios se vanagloriaban en forma poco creíble.

RC12

Es por eso que ahora es muy fácil cargar sólo las tintas en la dirigencia. Que tuvo su principal grado de responsabilidad, pero no el único. A Usandizaga se le reprochará el desmembramiento de un equipo entero, convocando a un Cuffaro Russo dependiente y sumiso, que con tal de estar al frente de un equipo de primera,  aceptaría cualquier condición. Entonces, cuando al principio del Torneo Apertura 2009 Central ganó los primeros cuatro partidos, todos aplaudieron la decisión. Pero ese inicio era sólo un espejismo,  que sólo sirvió para acumular 31 puntos que no hicieron más que obrar como una gigantesca venda en los ojos para los hinchas , venda que fue aprovechada por Usandizaga y doblar la apuesta: vendió a Jesús Méndez, su símbolo, y al prometedor Castillejos. Y en otro acto de demagogia contrató en condiciones económicas y deportivas poco convenientes a un Luciano Figueroa que se muestra como una sombra del jugador que alguna vez fue. Y el equipo para el Clausura, el torneo que definía todo, fue aún más flaco que el anterior: se trajeron jugadores como el ya mencionado Figueroa, como Astudillo (no hace falta comentar su presente), como Ocampo (alguien podría explicar dónde está este jugador) o el arquero Bava (mucho más arquero que Galíndez, sin embargo jugó sólo el último partido del campeonato). Entonces, el castillo de arena se desmoronó de golpe y el hincha se dio la cara contra una pared.

RC5

Nadie duda de la pasión del hincha rosarino, ni mucho menos del de Central, que ha dado muestras evidentes de su fidelidad y su locura por esos colores. Pero sí, muchos deberían reservarse el falso triunfalismo, la soberbia, la facilidad para aceptar la demagogia y dejarse llevar, por un gran sector de la afición auriazul. Está claro que la pasión no desciende de categoría. Esperemos que la soberbia sí lo haga, pero para no volver jamás.

RC4

RC3

USANDIZAGA: “SI NO QUIEREN LAS 3500 ENTRADAS NO LES DOY NINGUNA Y LISTO”. LA RESPUESTA: MANIFESTACIÓN EN EL CENTRO ROSARINO Y DESTROZOS EN LA SEDE DE CENTRAL Y NEGOCIOS ALEDAÑOS.

EL INEFABLE PRESIDENTE DE CENTRAL DISPARÓ MUNICIÓN GRUESA CONTRA LOS HINCHAS DE NEWELL’S Y LA IRA INVADIÓ A UN GRUPO RADICAL DE LEPROSOS QUE MARCHARON HACIA LA SEDE OCASIONANDO DESTROZOS EN ELLA Y EN LOS COMERCIOS CIRCUNDANTES. LAMENTABLE.

Hoy por la noche se reunieron en nuestra ciudad, los presidentes de los clubes de fútbol de Rosario, los Dres. Horacio Usandizaga y Guillermo Llorente, el comité de seguridad y la Policia, para definir el diseño de las medidas preventivas para el próximo clásico y las entradas que el club de Arroyito le daría a los rojinegros.

El hecho es que Usandizaga se mantuvo inalterable en su postura y no quiso aumentar el número de populares otorgadas al visitante para el clásico del domingo (3.500 más 400 plateas). El titular rojinegro volvió a manifestar su descontento, a lo que el Vasco disparó munición gruesa, y afirmó: “Yo defiendo los intereses del hincha de Central, que todos los domingos llena la cancha y queda gente afuera. Yo soy el responsable de brindarles el lugar por el que han pagado. A Newell’s debería haberle ofrecido 2.000 populares, pero les puse a disposición 3.500 y además se las dejé a 50 pesos. Asique no me jodan más, porque sino, directamente no les doy una sóla entrada y listo.”. La palabra intransigente del verborrágico e impulsivo presidente canalla alteró los ánimos de los hinchas de Newell’s que armaron una manifestación y desde la peatonal Córdoba marcharon hacia la sede de Central de calle Mitre. También se organizó una marcha auriazul para hacerle frente, pero de menos cantidad de gente que no pudo oponer resistencia. Así fue que ante el primer enfrentamiento en la Peatonal Córdoba, luego se dirigieron a la sede donde los esperaban pocos policías que no pudieron hacer nada ante la andanada de piedrazos y baldosas que volaban por los aires destrozando los vidrieras no sólo de la sede centralista, sino de los negocios aledaños.

Ésta reacción incompresible del hincha de Newell’s, que no comparto en lo más mínimo y que me resulta totalmente repudiable, se advertía ya desde la semana pasada, cuando Usandizaga juntó leña seca y le prendió fuego con sus declaraciones.

Así terminan las decisiones intempestivas y no consultadas de la dirigencia, cuando se burla de la gente, que paga su entrada y sufre por su club. Y así como el Sr. Presidente de Rosario Central, vela por las comodidades de sus socios, también debe hacerlo por la seguridad de sus huéspedes, en este caso, los hinchas de Newell’s Old Boys.

En una época cuando los ánimos están caldeados en todos los ámbitos de nuestra sociedad se debe actuar con suma prudencia. Está el empleado que no cobra, aquel que sí lo hace, pero su sueldo no le alcanza. Otro al que la enfermedad de un hijo no es cubierta por la obra social. Otro más que, después de haber sido suspendido en su trabajo maneja desaforadamente su vehículo y cuando toda esta muestra de ánimos alterados se cruzan en una esquina explotan con la excusa más mínima.

Por otro lado, me manifiesto cansado de soportar a una dirigencia con una ética infantil que es incapaz de ponerse los pantalones largos y buscar hacer de Rosario la plaza futbolística más fuerte del país. Disponen de dos clubes con una historia riquísima y hacen lo imposible por ocuparse de pequeñeces, por poner palos en la rueda, por priorizar sus ínfimos intereses de hinchas por sobre los sueños de grandeza de un fútbol rosarino que supo ganar diez títulos.

Me siento cansado, frustrado, e indignado que no podamos disfrutar del partido más importante del interior del país con tranquilidad, por culpa de la demagogia de una dirigencia, que no ve más allá del árbol que tienen enfrente.

EDITORIAL. LA DEMAGOGIA, ESA VIEJA AMIGA DEL DR. USANDIZAGA

HORACIO DANIEL USANDIZAGA, ACTUAL PRESIDENTE DE ROSARIO CENTRAL, LE OFRECIÓ A SU PAR DE NEWELL’S OLD BOYS, DR. GUILLERMO LLORENTE, TRES MIL QUINIENTAS POPULARES PARA LOS SIMPATIZANTES ROJINEGROS PARA PRESENCIAR EL CLÁSICO A JUGARSE EL DOMINGO DE LA SEMANA PRÓXIMA.

El Dr. Horacio Daniel Usandizaga, nos tiene acostumbrados a actitudes desprovistas de cuidado, de medida, hasta quizá, de responsabilidad. Hasta incluso nos podríamos remontar a las épocas en que disfrutaba de su segunda intendencia en la ciudad de Rosario, cargo que obtuvo sin siquiera gastar un centavo en alguna publicidad para promocionar su primer ciclo. Allí, halos de soberbia se apoderaron de sus palabras para desafiar la candidatura del PJ de Carlos Alberto Reutemann, diciendo: “Voy en un auto de fórmula uno, y al “Lole” ni siquiera lo veo por el espejo retrovisor!”. Demás está aclarar cómo terminó esa historia.

O quizá podríamos citar cuando dijo: “Si llega a ganar Carlos Menem la presidencia de la Nación, abandono la intendencia!”. Otro exhabrupto que le costó su cargo pues ante la asunción del riojano no le quedó otra que dejar el cargo por el que la inmensa mayoría de la población de Rosario con su voto, lo había honrado poco tiempo antes.

Es cierto que ha pasado mucha agua bajo el puente pero, a la luz de los hechos, podemos aseverar que ciertas actitudes en el ex intendente, no han sufrido variación alguna.

Ya en la presidencia de Rosario Central, auguró un futuro repleto de lauros en repetidas oportunidades. Como cuando decidió el intempestivo alejamiento de Leonardo Madelón en la dirección técnica del equipo por Pablo Sánchez, un viejo conocido hombre de la casa. Cuando los resultados no lo respaldaron, no dudó en despedirlo e ir desesperadamente a la búsqueda de Gustavo Alfaro, quien en un principio no quería venir al club de Arroyito y fue “el Vasco” quien viajó a Capital para convencerlo. Ya en la presentación del DT aventuró que Alfaro iba a ser el técnico “de Central Campeón”.

Luego cómo olvidar sus declaraciones en la cena de una filial en Funes, cuando aseguró que si Central descendía “iba a matar a todos los jugadores”. Incluso reveló detalles de los montos que les había pagado a los jugadores y al técnico de turno (Madelón) para salvarse del descenso. Esas palabras provocaron la ruptura de la relación “Dirigencia-técnico-jugadores” y el proceso de Alfaro se fue apagando casi por decantación.

La elección de Reinaldo Merlo pareció la más correcta, incluso Usandizaga pensó más de dos veces sus palabras a la prensa cuando se refirió al mediático entrenador. Su ¿inesperada? huída dejó perplejos a propios y extraños y no le quedó otra de ir en busca de otro entrenador. Allí tuvo la fortuna que Miguel Russo fue despedido de San Lorenzo, dejándole el camino libre a los auriazules para tentar al técnico para que por segunda vez, vuelva a Rosario.

En la presentación de Miguel, Horacio fue medido en sus declaraciones y pareció que había aprendido la lección.

Pero claro, su sangre lo traiciona. En el aspecto institucional, siempre privó su demagogia. El hacer lo que al hincha le guste, para tenerlo lo más contento posible. Sucedió cuando le había prometido a don Julio Grondona la colocación de las plateas en las populares, decisión aplaudida por el presidente de AFA. En ese momento la voz del hincha se hizo sentir oponiéndose a tal iniciativa pues le iba a “quitar” espacio al fan que domingo a domingo ocupaba la popular. Las llamadas a las radios de hinchas indignados no se hicieron esperar y allí volvió el Vasco para echar todo para atrás y hacer LO QUE EL SOCIO QUERIA.

Hasta que llegamos a la situación de este miércoles, cuando en un importante hotel de la ciudad de Rosario, se reunió con el presidente de Newell’s Old Boys, el Dr. Guillermo Llorente. Hacía un mes que parte de la Comisión Directiva canalla le había asegurado al titular rojinegro, que le iban a entregar mínimamente ocho mil localidades para el próximo clásico. Tamaña sorpresa se llevó Llorente cuando en el cónclave celebrado con el presidente auriazul, le dijo en su cara que sólo le daría tres mil quinientas entradas. Con la excusa de preservar el lugar de los socios auriazules que claman por su entrada, vuelve a hacer LO QUE EL HINCHA QUIERE, y reducir casi al mínimo la presencia del archirrival en su propia cancha.

Una decisión que desborda incoherencia por los cuatro costados. Más aún si nos cuentan que la intención de don Horacio es mandar a la “pequeña” hinchada visitante a la bandeja inferior, conservando el espacio físico superior para los simpatizantes locales. UNA LOCURA.

Ahora bien, parecería que la Policía habría recomendado (¡Qué visión!) que si la parcialidad rojinegra va en la bandeja inferior, la superior debería estar vacía por cuestiones de SEGURIDAD. Ahora bien, si esto sucede, la actitud del presidente auriazul directamente raya el capricho al servicio de su acostumbrada demagogia.

Demás está aclarar que el año futbolístico culmina en junio, y en la primera parte del torneo (el segundo semestre del 2008), Newell’s le dio la tribuna visitante en forma completa (poco más que nueve mil localidades). Lo mínimo que puede hacer el presidente canalla es corresponder esa gentileza brindándole las mismas condiciones al hincha visitante en esta oportunidad. Y si se quiere modificar el reparto, proponerlo para la próxima temporada 2009-2010. Incluso no sería descabellado pensar que los clásicos rosarinos sólo deben ser presenciados por hinchas locales (quedando la recaudación para el anfitrión de turno). Así, tanto rojinegros como auriazules verían los partidos de visitante por televisión y eso desembocaría en una mayor seguridad para el espectáculo.

Pero claro, el Dr. Horacio Daniel Usandizaga optó nuevamente por seguir los consejos de una vieja y defectuosa amiga llamada Demagogia.

Demagogia que quizá caiga simpática en el hincha común, pero que perderá toda su gracia si los resultados deportivos no acompañan, y allí, los desplantes del querido “Vasco”, quedarán al desnudo y sin la protección que le brinda todo ese movimiento adulador que aplaude cada día de gestión, como si fuese la apoteosis dirigencial.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog