Posts etiquetados como ‘simplemente no te quiere’

EDITORIAL. EL DIA QUE JENNIFER ANISTON ACTUÓ EN DRAGON BALL

Era Jueves Santo, y como una extensa minoría de la masa laboral de nuestro país, aquella que tiene la bendición de rendirle homenaje todos los días a San Cayetano (incluso los feriados), tuve que trabajar como una jornada normal. Entonces no pude evitar escuchar el despertador a la madrugada (y volver a experimentar esas ganas locas de tirarlo por la ventana. Aunque creo que nunca lo haré por el sencillo hecho que a esa hora la tengo cerrada), levantarme, bañarme como un sonámbulo, desayunar y emprender viaje hacia la oficina. Las diez horas mínimas, y al punto justo donde el cansancio comienza a madurar, fugarme y encontrar la puerta de la libertad… hasta el día siguiente.

Pero claro, teniendo en cuenta que el viernes siguiente era Viernes Santo y lo tenía libre decidí chequear via internet la cartelera de cine. Se estrenaban un par de títulos y sin leer mucho, opté por ver la que trabajaba el amor platónico de mi vida: Jennifer Aniston. Actriz que no se si todos conocen. Para el más desprevenido les puedo nombrar que trabajó en la serie cómica americana quizá más conocida: Friends. Obvio, donde ella actúa, allí estaré babeándome delante de cada pantalla cinematográfica. Pero para terminar de disfrutarlo opté por llamar a un amigo, esperando que éste estuviera libre para poder acompañarme.

Con el ‘sí’ de mi colega (en realidad es uno de mis mejores amigos), nos encontramos en la cadena Showcase de la ciudad de Rosario, eso sí: sobre el horario del film (pautado para las ocho y diez de la noche). Todo se estaba dando de maravillas salvo por un detalle: al llegar había una extensísima cola para sacar los tickets por lo que ya nos habíamos resignado a perdernos el comienzo de “Simplemente no te quiere” la nueva comedia de Aniston que compartia cartel con la también bella Scarlett Johannson y Ben Affleck entre otros destacados artistas.

Tipo ocho y veinte, y con nuestros tickets en mano, corrimos desesperados hacia la sala donde la proyectaban (era la número 12).

Y allí fue el momento cuando me comencé a dar cuenta que esa noche me iba a suceder algo que jamás me había ocurrido. La sala estaba casi repleta, casi con trescientas personas (era el estreno) pero inexplicablemente esa platea parecía una popular en un estadio de fútbol. Silbaban, aplaudían abucheaban, gritaban. Era un descontrol. Mirando la pantalla pude advertir que estaban pasando una especie de adelanto de otro film que yo no conocía aunque enseguida escuché que hablaban en español.

Nos sentamos en dos de los pocos lugares disponibles pero el tema no cambiaba. Y allí nos dimos cuenta de la cruel verdad. El “adelanto” no era tal, era otra película que por ERROR estaba siendo proyectada en nuestra sala. Y se trataba de la pochoclera “Dragon Ball”, por los cuales enloquecen los pequeños y pre adolescentes, gracias a monstruos extraños y personajes increíblemente… “feos”. Indudablemente esa criatura de cabeza ovalada colorada que veíamos en pantalla no era Jennifer Aniston (¡gracias a Dios!). Luego de veinte minutos soportando lo insoportable, detuvieron el film y entonces la gente empezó a desalojar la platea. Allí nos explicaron que nuestra película estaba siendo proyectada en la Sala 2, donde impávidos pequeños miraban extrañados el film de nuestra querida Jennifer. Es así que ante la imposibilidad técnica de cambiar la proyección de sala, las trescientas personas que estábamos en la Sala 12 nos tuvimos que mudar a la 2, y los numerosísimos chicos que ocupaban ésta, tuvieron que trasladarse a la nuestra. Fue entonces cuando debimos lidiar con las bandejas de hamburguesas, pochoclos, pizzas, y vasos de gaseosas que al por mayor traía este ejército juvenil decidido a conquistar su nuevo lugar.

En tanto, nosotros, los… mayores, fuimos ocupando nuestro nuevo auditorio. Una vez instalados recibimos la agradable visita de cuatro, cinco “mozas” sirviéndonos (¡gratis, obviamente!) unos vasos gigantes de Coca Cola, en una especie de compensación por las molestias ocasionadas.

Fue así, que se nos hicieron las nueve y media de la noche cuando comenzó por fin la comedia de nuestra querida Jennifer que, por suerte, a esas alturas había recuperado su hermosa fisonomía habitual.

Indudablemente si mi intención aquella noche era distraerme y pasar un rato diferente, lo logré con creces. Mi enojo, causado por mi estructuramiento (esa manía que todo debe estar organizado y sin fallas), se trocó por la carcajada genuina de quien disfrutaba un momento distinto en donde las cosas se sucedieron de manera… azarosa. Enhorabuena.

CINE. “SIMPLEMENTE NO TE QUIERE”: ¿TÚ ERES LA REGLA O LA EXCEPCIÓN?

TÍTULO ORIGINAL: HE’S JUST NOT THAY INTO YOU. EN ARGENTINA: SIMPLEMENTE NO TE QUIERE. PAÍS: EE.UU. AÑO: 2009. GÉNERO: COMEDIA ROMÁNTICA. GUIÓN: MARC SILVERSTEIN, ABBY KOHN (LIBRO: GREG BEHRENDT, LIZ TUCCILLO). DIRECTOR: KEN KWAPIS. REPARTO: JENNIFER ANISTON, SCARLETT JOHANSSON, DREW BARRYMORE, JENNIFER CONNELLY, BEN AFFLECK, KRIS KRISTOFFERSON, JUSTING LONG, BRADLEY COOPER, GINNIFER GOODWIN, KEVIN CONNOLLY. CALIFICACIÓN “EL DIARIO DE HOY”: 8 (BUENA)

Cuando se logra reunir a un elenco de tantas estrellas juntas uno teme que la trama sea sólo la excusa y que el único gancho que tenga el film sean justamente esas luminarias, sin importar la historia que cuentan. Y a decir verdad “Simplemente no te quiere” ha logrado aunar un reparto estelarísimo, que usted irá descubriendo en el repaso de los personajes que integran esta especial película.

En si, desde un principio parece un muestreo o más bien, un ensayo acerca del amor y sus innumerables vericuetos. Confieso que por momentos me hizo acordar a “Realmente amor” que protagonizara Hugh Grant, pero de a poco se fue despegando de ese prejuicio.

La historia que nace de un libro de Greg Behrendt y Liz Tuccillo trata sobre las desventuras amorosas de las personas y su visión, que por momentos peca de feminista, es enderezada de a ratos.

Quizás el mayor peso de la historia que por momentos parece un documental (aunque no lo es) es Gigi (Goodwin, de “Big love“ la serie de HBO) quien es una soltera “desesperada” que por culpa de su incontenible ansiedad no logra dar con la persona indicada y busca en todo momento desmenuzar cada palabra dicha por el candidato de turno para tratar de adivinar si en realidad hay alguna posibilidad de concretar una relación.

Gigi es aconsejada por Alex (Justin Long, “Duro de Matar 4“) quien es el clásico “don juan” que se cree saberlas todas en cuestión de conquistas y abandonos. En realidad, su frío y descarnado análisis de la realidad es sólo un caparazón que no lo deja experimentar sus propios sentimientos y enamorarse de la mujer de sus sueños.

Beth (Aniston “Friends“, “Marley y yo“) es una aparentemente feliz ama de casa, que vive hace siete años con Neil (Affleck, “Pearl Harbor“) pero que descubre que en su vida le falta algo: el casamiento. Imprevistamente su pareja entrará en crisis y volverá a sentirse sola como cuando no lograba encontrar una pareja estable.

En tanto, Ben (Bradley Cooper, “Sí, señor”) está casado hace años con Janine (Jennifer Connelly, “Diamante de sangre”), pero no es feliz. En un día cualquiera en un supermercado, Ben se cruza con la hiper sexy Anna (Scarlett Johannson, “Match Point”, “La isla”) que le moverá las estanterías hasta más no poder. A su vez, Anna es pretendida por Connor (Kevin Connolly, de la serie televisiva “Entourage”) quien más que su amante es su amigo. A todo esto, Mary (Barrymore, “Como si fuera la primera vez“) busca infructuosamente a su alma gemela mediante todos los elementos cibernéticos posibles.

En este universo de estrellas, estos nueve personajes componen una historia que se va enlazando y que nos ayuda a ver las reglas y las excepciones que tiene el diccionario del amor. Nadie tiene la fórmula perfecta, nadie es especialista. Entre tantas luminarias, la que sobresale parece ser una de las que supuestamente estaban en un segundo escalón, como es la bella Ginnifer Connolly. Sus desventuras, sus atribuladas reacciones y su ansiedad extrema nos dejan siempre al borde de la carcajada. En tanto Scarlett Johannson, una vez más demuestra que el papel de “femme fatale” le cabe de maravillas, y tendrá al espectador sudando en más de una oportunidad. En un segundo renglón están las actuaciones de Jennifer Aniston (en estas comedias románticas se mueve como pez en el agua y puede hacer creíble cualquier personaje) y Jennifer Connelly. Sin embargo, el más desdibujado es el bueno de Ben Affleck, pues tiene un papel que no lo hace despegar nunca y no muestra demasiados matices. Apenas si nos arranca una lágrima en la escena final con Aniston. Finalmente, tanto Bradley Cooper, Kevin Connolly y la agradable Drew Barrymore aportan lo suyo pero sin lograr destacarse por sobre el resto.

El film de Ken Kwapis ( “Hasta que el cura nos separe”) tiene altos y bajos. Quizá se le pueda criticar un poco su banda de sonido que no luce especialmente y un par de segmentos en que el interés decae. Sin embargo, los enlaces que logran los comentarios aparentemente de gente común y silvestre sobre el tema, son de lo más cómico y desenfadado del film y ayuda a matizar quizá cierta inconsistencia que muestran un par de escenas.

Sin embargo, el resultado del film es altamente positivo. El estelar elenco logra darle calidez y credibilidad al guión, que a pesar de las criticas que les enumeré, posee la cualidad de incluir situaciones en las que cualquiera de nosotros puede sentirse identificado. Quizá seamos parte de las reglas del amor, aunque también nos podremos convertir en esa excepción que nos lleve a la felicidad tan anhelada… o a la decepción más profunda.




IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog