Archivo para la categoría ‘EDITORIAL’

PERIODISMO CIUDADANO: ROSARIO, LA CIUDAD DE LOS CRÁTERES

IMG00091-20100810-1806

Lamentablemente nos volvemos a reiterar en este reclamo que ya ocupó nuestro tiempo (ver artículo “Rosario, la ciudad de los baches”, publicado el año pasado en EL DIARIO DE HOY).

Por desgracia, si bien se han observado algunos trabajos de bacheo, resultan totalmente insuficientes para el pésimo estado de la carpeta asfáltica que incluye más de quince mil cuadras pavimentadas. Las promesas de nuestro intendente, Miguel Lifschitz, a través de la firma de varios contratos para el mantenimiento y la recuperación de las calles rosarinas, aún no han surtido un efecto contundente.

Para muestra basta un botón, afirman nuestros abuelos, es por eso que sólo graficaré el problema con una foto. La imagen que ilustra este artículo es en la intersección de las Avenidas Uriburu y Ovidio Lagos, donde se encuentra este verdadero cráter, que impide el tránsito por esa zona. Algunos conductores atrevidos (y por qué no decirlo, inconscientes) se animan a pasar a través de él, pero da la impresión que en cualquier momento ese tremendo pozo termina de hundirse cobrándose a algún automóvil desprevenido.

Las zonas en la ciudad son numerosísimas que presentan este inconveniente, aunque debo remarcar el sector donde transito diariamente y tengo que decir que Av. Uriburu casi en su totalidad está destruida, Av. Ovidio Lagos desde Arijón hasta  Av.  27 de Febrero casi nunca recibe trabajos de mantenimiento y tantas otras arterias adyacentes que manifiestan problemas de hundimiento y desgastamiento casi irrecuperable, lo que desembocaría en un repavimentado completo a fin de poner en condiciones las vías de tránsito.

Esta vez no voy a hablar de presupuestos, de los acuerdos con las empresas  contratadas, de los quince millones de pesos supuestamente destinados a tal fin, ni de las promesas del Secretario de Obras Públicas, el Dr. Omar Saab, ni de los sueños de nuestro intendente que afirmó que para el año próximo Rosario estaría libre de baches, pozos, cráteres y derivados.

Desde este humilde espacio, desde EL DIARIO DE HOY, esperamos que nuestros gobernantes pongan la atención en las necesidades básicas de nosotros los ciudadanos y no esperen que suceda una desgracia para poner manos a la obra.

Si usted también sufre por los baches, lo invitamos a dejarnos su comentario con la dirección exacta de la calle que necesita repararse.

  • 1 Comentario
  • 1 voto

ESPAÑA CAMPEÓN DEL MUNDO: UNA MENTIRA LLAMADA ESPAÑA

ESPAÑA00

EL MUNDIAL SUDÁFRICA 2010 FINALIZÓ CON LA VICTORIA DE LA SELECCIÓN IBÉRICA SOBRE HOLANDA POR 1 A 0, CON GOL DE ANDRÉS INIESTA A LOS 117 MINUTOS DEL ENCUENTRO. CON UN JUEGO MÁS EFECTISTA QUE EFECTIVO, CORONA CON ESTE LAURO UNA GENERACIÓN SI SE QUIERE DORADA, QUE INICIÓ ESTE CAMINO EN EL MUNDIAL JUVENIL NIGERIA ’99. SIN EMBARGO HAY MUCHOS PEROS A ANALIZAR.

Y finalizó el mundial Sudáfrica 2010. Y lo hizo en una final lógica y con un campeón lógico. Antes de empezar la competición, la mayoría de los analistas coincidían en señalar que era la “furia roja”, quien llegaba con mayores posibilidades de alzarse con el trofeo. Y no era un capricho del destino, sino por una decantación natural. España venía de obtener la Eurocopa 2008 con un juego atildado y de clasificarse holgadamente al Mundial.

Pero el camino no fue nada fácil, y el brillo que muchos adivinaban iba a exhibir la “roja”, quedó rápidamente en el olvido, luego de perder el partido debut frente a una disciplinada pero limitada Suiza. Sin embargo, el conjunto de Del Bosque se recuperó rápidamente con una fácil victoria ante el inexistente Honduras, aunque lo consiguió sólo por 2 a 0.

Luego vendría el encuentro con el Chile de Bielsa, con quien le bastaron un par de ráfagas para definir el pleito, y luego que el equipo trasandino consiguiera el descuento se refugió en su campo, casi sin cruzar mitad de campo, por el temor que un nuevo tanto chileno los dejara fuera del mundial.

ESPAÑA2

A continuación llegó el partido con Portugal en octavos de final, donde tuvo el balón pero casi sin situaciones, comprometiendo su futuro. Sin embargo Baldassi y cia, determinaron con la convalidación de un gol en off side de Villa, la victoria española y el pase a cuartos. Hasta ese momento los de Del Bosque hacían del toque su bandera, pero de su falta de ideas su tumba. Sin embargo, a partir de la ventaja, se sintió cómodo y el toque intrascendente trocó a otro de movimiento y circulación.

Contra Paraguay, España la pasó mal. El equipo de Martino lo maniató, y no se puso en ventaja porque Oscar Cardozo dilapidó su penal entregándoselo a los guantes de Casillas. Y en el gol del triunfo, Villa agradeció a los palos que jugaran con la camiseta roja. Casillas volvió a demostrar su valía en la última jugada del encuentro, como lo hizo en el partido final ante Holanda.

Quizá el mejor partido de España fue ante la temible Alemania, pero de todas formas apenas fue uno a cero, y sin grandes estridencias. Justo, pero nuevamente sin brillar.

ESPAÑA7

Y en la final, necesitó casi de 120 minutos para lograr un gol, que nació ilícitamente pues el primer pase hacia Andrés Iniesta lo encontró en off side. Sin embargo, el árbitro Howard Webb, de paupérrimo arbitraje (debió expulsar a dos o tres jugadores), convalidó la conquista y el título ibérico.

Atrás quedaron los mano a mano de Robben, tapados brillantemente por Casillas (a la postre decisivo), o el gran partido de Sneijder. Finalmente se impuso el toque de Xavi Hernández e Iniesta, la movilidad de Villa, el ímpetu de Puyol… y las atajadas de Casillas.

Quizá mi comentario pueda sonar demasiado duro para el nuevo Campeón del Mundo, pero es que nosotros, los argentinos, fuimos tan duros con nuestra selección, defenestramos lo que es propio con tanta liviandad, y endiosamos a lo foráneo con tanto énfasis, que a veces me parece que no medimos con la misma vara.

¿Es tan superior España a Argentina? ¿Individualmente tiene más jugadores que la albiceleste? Bueno, creo que colectivamente el Campeón hace del equilibrio su bandera, aún a costa de su falta de profundidad, o su alarmante falta de agresividad en ofensiva. Ésa es quizá la principal diferencia con un desbalanceado equipo albiceleste.

En lo individual, creo que hasta Argentina es muy superior. ¿O acaso, usted, querido lector, no cree que en algún momento de la final ante el voluntarioso Holanda, ningún español, no ha soñado con tener en  sus filas a Lionel Messi? Claro que, desde esta parte del mundo nos hemos imaginado a nuestro equipo con Xavi e Iniesta en el medio para asistir a Lio. Toda una contradicción con un océano de separación.

Pues entonces, debo respetar y aplaudir a esta España campeón del Mundo por primera vez en su historia, pero no descorcho champán. Tampoco me engaño. Acabo de ver un buen equipo, equilibrado, sólido en defensa, con buen manejo en el medio, con buena circulación y desmarque. Pero también advertí a un conjunto que no por ir constantemente hacia el arco de enfrente significa que haya atacado. Por momentos su falta de inventiva y profundidad, le ha privado de levantar vuelo. Por ello es que sólo obtuvo ocho tantos en el mundial (contando el de la final en tiempo suplementario). Si de números vamos a hablar, entonces expongamos todo en la balanza.

Aplaudamos al nuevo monarca del fútbol mundial. Enhorabuena, España. Ahora, nosotros, los argentinos, advirtamos que técnicamente no somos menos que nadie, y que en el profesionalismo de nuestro cuerpo técnico dependerá transformar esa riqueza individual en un “equipo” con verdaderas posibilidades de luchar por una Copa del Mundo.

ESPAÑA1

ESPAÑA6

ESPAÑA4

ESPAÑA3

ESPAÑA6

ESPAÑA5

  • Comentarios
  • 2 votos

ARGENTINA 0 – ALEMANIA 4: LO QUE NOS HACE CALLAR

argalemania1

LA GOLEADA ANTE ALEMANIA, Y LA PREMATURA VUELTA A CASA DE UN EQUIPO QUE SUPUESTAMENTE ESTABA PARA MÁS, DESATA EN NOSOTROS LA NECESIDAD DE DECIR AQUELLO QUE NO PODÍAMOS DECIR. QUE NO NOS DEJABA EL TRIUNFALISMO BARATO QUE NOS IMPONE LA PREPOTENCIA ESTELAR DE DIEGO MARADONA, Y EL CHUPAMEDISMO ILIMITADO DE UN SECTOR DEL PERIODISMO, PRINCIPALMENTE CAPITALINO.

 

Sí, debo reconocerlo. Uno se deja llevar. Y si bien nuestra visión primaria ofrecía millones de reparos, el triunfo ante los nigerianos y los cuatro goles ante Corea del Sur, hizo que un árbol nos tapara el enorme bosque de plantas venenosas que estaba carcomiendo nuestras posibilidades.

Si alguien, y me incluyo, hubiera optado por la crítica en esos momentos de victorias y sueños galopantes, iba a ser tildado de “vende patria”, o “pesimista”, en el mejor de los casos. Pero esa desconfianza estaba dentro de nosotros, dentro de mi, y no me permitía ilusionarme con el título, o la final siquiera. ¿Por qué mi desconfianza? ¿Y por qué no nos atrevimos a alzar la voz?

La primera fase del mundial en algunos casos, nos brinda la posibilidad de enfrentar a equipos que si bien, son claramente inferiores al nuestro, asumen una postura de sumisión casi incomprensible. Se saben inferiores, y te lo hacen saber. Éstos fueron los casos de Nigeria, Corea y Grecia. El mérito de Argentina en esas instancias fue asumir cierto protagonismo y hacerse de los partidos. Un mérito apreciable, sin dudas. A veces se es superior pero es difícil plasmarlo en la red. Y sino, pregúntenle a Francia e Italia, por caso.

En definitiva, ganamos claramente los tres primeros partidos pero más por el renunciamiento de nuestros adversarios, que por nuestros rendimientos. O acaso cuánto costó mantener ese gol de ventaja ante los africanos. ¿O, contra los coreanos, cuando aún estábamos 2-1, no hubo media hora (el final del primer tiempo y los primeros veinte del segundo) donde el equipo jugó muy parecido al partido con Alemania? Claro, enfrente no estaban los teutones, sino los orientales. En el partido de octavos contra México nos enfrentamos a una selección que si bien tiene más recursos que los rivales de la primera ronda, también le sobrevuela el mote de “No puedo” que les hace tan difícil superar ante ciertos “encumbrados adversarios”. Pero el rendimiento argentino fue muy bajo. La defensa compuesta por cuatro centrales ofrecía numerosas grietas y el medio campo no contuvo y mucho menos creó. Tévez e Higuaín lograron los goles mitad por iniciativas personales, y mitad por el miedo que los carcomió a los defensores aztecas. Messi lució tan retrasado como deslucido, como si aún estuviéramos jugando las eliminatorias. Mascherano estaba muy solo para la contención, y no teníamos un jugador que armara jugadas de ataque con criterio y constancia. Pero claro, los tres goles y el pasaje a cuartos volvieron a disimular lo endeble de nuestros cimientos. ¿Por qué nos callamos?

argelemania2

Cualquier técnico medianamente experiente y capacitado hubiera tomado nota de las falencias estructurales de la conformación argentina y lo hubiera TRATADO de corregir para el partido con Alemania. Pero Diego Maradona, quizá confió en la mística, en lo intangible, volvió a parar el mismo equipo. Otamendi fue incinerado ante los arranques de Podolski, que parecía una reencarnación de Garrincha. Pero Diego nunca se dio por enterado. Heinze volvió a mostrar su nula proyección y sus dificultades en la marca de la punta izquierda, pero el técnico agradeció su entrega. El medio no tuvo contención. Mascherano ofreció su piel para detener los embates germanos, pero pocas veces lo logró. Estuvo muy solo. Y para la creación no hubo estructura. Maradona confió en la inspiración de Di María y Messi, pero no los respaldó con una organización acorde. Diego habrá visto cientos de partidos de Messi en el Barcelona, pero parece que nunca pudo advertir en la posición que allí le permite descollar. Casi de punta, detrás del nueve, casi siempre tirando las mortales diagonales para definir con su perfil  más apto. En la Selección, al no tener un trabajo decente que redunde en la elaboración de jugadas de ataque para que el astro  culé aproveche, lo hizo bajar una y otra vez, muchas veces detrás del medio campo para ir a buscar el balón e intentar armar él alguna jugada.

Y Messi de a poco se fue desgastando. Empezó con ímpetu los primeros partidos, pero a medida que el equipo se fue partiendo, él también se fue desinflando, como era previsible. Tévez ofrece su corazón, pero pocas veces la claridad y la mente fría que se necesita. E Higuaín no fue abastecido, padeciendo las mismas falencias que Messi.

Hubo errores de planeamiento, de trabajo y también de elección de nombres. Cómo no pensar en la experiencia de Javier Zanetti en lugar de los nervios de Ottamendi en la punta derecha. O cómo no imaginarse la entrega y la estrategia de Cambiasso en la mitad de la cancha, que quizá hubiera redundado en un mayor equilibrio del equipo…

Si hubiéramos tenido un técnico medianamente experiente y capaz, hubiera hecho una rápida lectura en la derrota de Alemania frente a Serbia, en la segunda fecha de este Mundial. Los serbios armaron dos líneas de cuatro, le cerraron los espacios y se lo definieron con un par de contras. Nuestro técnico tuvo esa “ayuda” al alcance de sus posibilidades, y jamás se dio cuenta. Quiso salir “a los bifes” ante un equipo mucho más trabajado y preparado, que no depende de las inspiraciones individuales para ganar un partido. Y se pegó un porrazo bárbaro.

Ya son varios los golpes. De más estaría referirnos a la humillación frente a Bolivia por las Eliminatorias, o al “baile” que nos ofreció el mismísimo Brasil en Rosario. Ahora debimos soportar un ridículo casi sin precedentes en Mundiales (sólo comparables con el 1-6 ante Checoslovaquia en Suecia ’58, o el 0-4 ante Holanda en Alemania ’74). Es por eso que lo que se impone con urgencia es el único acto de coherencia posible en la mente de Diego: DAR UN PASO AL COSTADO. No entiendo cómo aún no renunció.

Es por ello que ahora no quiero callar más.

Es increíble escuchar a cierto sector de la prensa porteña referirse al “poco tiempo” que dispuso Diego al frente del plantel. “Que en este escaso período se vieron adelantos enormes en el funcionamiento del equipo” (?). Yo quisiera preguntarles a estos señores, de la experiencia mediática de Fernando Niembro o Gonzalo Bonadeo a qué se están refiriendo. Que me den pruebas. Es que estamos cansados que los destinos de la selección se rijan por intereses ocultos, con decisiones que se toman debajo de los escritorios, con la venia de un dirigente que está transformándose en dictatorial, cada año que pasa, como lo es Julio Humberto Grondona.

No puedo avalar esa clase de periodismo. Lo debo respetar, pero siento un rechazo medular al escuchar que le “piden” a Diego Maradona que piense en seguir. Si ellos quieren tirar por la borda otros cuatro años de preparación, que nos avisen. Así, por lo menos, dedicaremos nuestro tiempo a disfrutar de deportes mucho más nobles como el golf, el pato, o el criquet.

Si vamos a hablar en serio, entonces debo decir que es hora de contar con un técnico capaz de potenciar las posiblidades propias, pero también de reconocer las limitaciones y crear una estructura de juego que ayude a disimularlas. Y en estos tiempos que corren, ese hombre tiene nombre y apellido: Gerardo Daniel Martino. Dejémonos de mezquindades, de prepotencia, de vedetismos, de chupamedismos o cholulajes baratos. Dediquémonos a trabajar, seamos más profesionales. Porque de esta manera, están tirando todo el prestigio de la rica historia futbolística argentina a un cesto de basura.

Es hora de no quedarnos callados. Es hora de despojarse de los miedos y decir la verdad. Aunque parezca que ya sea demasiado tarde.

  • Comentarios
  • 1 voto

EDITORIAL. EL SECRETO ESTÁ EN NOSOTROS

tony55En el último año, tuve la oportunidad de recibir, gracias a la iniciativa de la empresa en donde trabajo, un curso de capacitación acerca de Liderazgo y Motivación. En él, a través de la dirección del Lic. Mario Koziner, pude apreciar muchos resortes a través de los cuales nos podemos manejar dentro de nuestro contexto laboral. Dentro del curso, se nos proyectó este video, donde nos enseña que a veces, los límites que poseemos nos los señalamos nosotros mismos. No nos creemos capaces de salir adelante bajo ciertas circunstancias, claudicamos, ni siquiera lo intentamos. Y no nos damos cuenta del verdadero potencial que yace dentro de nuestro interior. Y esto no se circunscribe solamente a nuestro ámbito laboral, sino a nuestro proceder diario, en nuestra vida.

No son palabras o frases hechas, sino el reflejo de la realidad. Los invito a observar este video, extraído del film “Entrenamiento de gigantes” que nos invitará a reflexionar sobre el enorme abanico de posibilidades que tenemos como seres humanos y nuestra obligación moral de explotarlas al máximo. Espero vuestros comentarios.

  • Comentarios
  • 2 votos

EDITORIAL. CUMPLEAÑOS DE LA AUSENCIA

14 de Julio, 1995. Apenas recuerdo el último cumpleaños compartido, ya con la mente preocupada por la salud faltante y la incertidumbre sobre un futuro que se acotó de golpe. Sin embargo aún recuerdo todo de su personalidad. Su mirada penetrante, sus ojos brillosos como si fuera a llorar, su voz disfónica característica, su cicatriz por sobre su ceja izquierda, su aire campechano.

Pero lo que más recuerdo son los valores que siempre me inculcó. El del trabajo, el del respeto hacia mi familia y los terceros, el de la educación en todo momento, el de la solidaridad y la franqueza.

Pero también sus advertencias sobre el camino de la vida. De lo duro que pueden resultar algunos vericuetos, de que debía ser listo para afrontar la calle y sus traiciones, y no dejarme llevar por delante.

Pasaron muchos años, pero su presencia sigue firme e inquebrantable. Lo recuerdo como si lo hubiera visto hace un par de horas. Y lo hago con alegría, con orgullo de pertenencia.

Lo que más lamento son los momentos que en todos estos años no pudimos compartir. Los viajes, los cumpleaños, las reuniones, las alegrías, las enfermedades, los inconvenientes y las realizaciones económicas, las tristezas.

Hace catorce años que no lo veo, pero mi corazón lo siente tan cerca como antes. Sus consejos siguen conmigo, su abrazo también. Pues como dice una canción “El amor no se puede olvidar”.

14 de Julio, 2009. ¡Feliz Cumple, papá!

  • Comentarios
  • Sin votos

EDITORIAL. LAS INCONGRUENCIAS DEL VOTO PANDÉMICO

Entre los votos, el alcohol en gel, el cuarto oscuro y los barbijos, se desarrolló una votación atípica en nuestro país, en medio de una situación preocupante donde los rumores que circulan son tan alarmantes como la inacción por parte del gobierno.

Antes que nada, y como diría Luis D’Elia, yo “odio la paranoia” de la gente, aunque reconozco que este contexto que se nos presentó no tiene una solución inmediata y escrita en algún libro, lo que determina que la pandemia del virus pueda multiplicarse a causa de la falta de medidas básicas y consensuadas en pro del bienestar de la gente en general.

Hoy tuve el privilegio de ir a votar (lo deberé hacer nuevamente el próximo domingo aquí en Rosario, provincia de Santa Fe), y la experiencia fue digna de describir.

El día en Rosario no acompañaba para nada. La temperatura a media mañana no superaba los 9 grados, el viento sur castigaba y hacia el mediodía la lluvia completó el cuadro destemplado que no invitaba para nada a concurrir a la votación. Más teniendo en cuenta los casos de Gripe A en el país y el peligro que existe de contagio.

Me abrigué como nunca, me enrollé una bufanda en la boca que daba como tres vueltas a mi cuello y emprendí la aventura.

Mientras que los especialistas recomendaban formar filas con un metro de separación entre persona y persona, en la escuela donde concurrí la gente estaba más apretujada que en la popular de Newell’s o Central. Y a decir verdad sólo vi un votante con un barbijo puesto. Mientras los catarros y la tos se colaban entre los partícipes del acto cívico, siendo objetos de miradas desconfiadas.

Luego de soportar cuarenta minutos de espera, entregué el documento, verificaron los datos, y cuando me aprestaba a ingresar para elegir la boleta, me avisaron que en realidad debía formar otra fila, pues esa mesa NO TENIA CUARTO OSCURO, y debía hacer otra fila con los de la mesa de al lado (otras quince personas aguardando).

Después que esas palabras desfiguraron mi rostro por la indignación, fui obediente a ocupar mi lugar (y a esperar otro rato) mientras la persona que tenía detrás no paraba de toserme en mi espalda. Presuroso ingresé al fin, puse la boleta en el sobre (el que cerré sin sellar) y salí apurado para ingresar el voto en la urna.

El trámite me llevó más de cuarenta y cinco minutos y salí molesto por toda esta situación que nos toca vivir. Si realmente esta pandemia es real (y no algo armado por la industria sanitaria y farmacéutica mundial para reactivar económicamente las alicaídas arcas de los principales países del planeta), no se entienden muchas cosas.

La ministra de salud de la Nación (hasta el día de hoy pues dicen que mañana renunciaría), Graciela Ocaña, demoró hasta las elecciones la decisión de declarar la “Emergencia Sanitaria”, pues con ella deberían cerrar escuelas, cines, shoppings, restaurantes, y todo lugar responsable de congregación de grandes masas. Y claro, en ese marco, las elecciones estarían en peligro.

Dicen que Ocaña estaba cercada por el gobierno, pues temía que una decisión del género influiría negativamente sobre el gobierno y sería destituida.

Asimismo, la remarcada inacción del gobierno es atroz. ¿Usted se preguntó por qué hace desde el viernes que no se anuncian nuevos muertos por Gripe A?

Es claro que al Gobierno lo que más le interesa son las elecciones, y al parecer, no la salud de todos los argentinos.

No sería extraño que a partir de esta noche o de mañana, aparezcan muertos por decenas (esperemos, obviamente, que esto no suceda), pues ya la elección estaría cumplida, para satisfacción oficial.

Claro que esta situación no sería igual en la Provincia de Santa Fe, donde debemos votar nuevamente el domingo 5 de julio.

Es incomprensible todo lo que está sucediendo. México, en el brote de esta pandemia, decidió la implementación de medidas drásticas que contribuyeron al freno del contagio. Aquí, al gobierno no parece interesarle demasiado.

En Santa Fe, todos los días se cierran decenas de escuelas por casos confirmados, y localidades como Casilda, o Murphy ya han cerrado bares y restaurantes.

Ahora, todo está por verse. Por lo pronto, yo quedé tranquilo con mi conciencia cívica al emitir mi voto. Pero claro, recién arribado a mi casa, me cambié la ropa y lavé mis manos por veinte segundos, es que ustedes ya saben… yo odio la paranoia!

  • Comentarios
  • Sin votos

EDITORIAL. LAS MISERIAS DEL FÚTBOL ROSARINO

Corría el año 1988, y José Yudica concretaba su sueño más preciado: coronarse Campeón de su querido Newell’s, el mismo en el que había jugado. Pero no era una estrella más para el equipo del Parque Independencia. El equipo formado un año antes (aunque su base comenzó a sustentarse dos temporadas antes) era integrado en su totalidad por jugadores surgidos de la cantera leprosa. Titulares y suplentes. A la base subcampeona de 1987 el Piojo le adosó la experiencia de un Roque Raúl Alfaro experimentado, cansado de ganar títulos locales e internacionales con River, y repatrió de Francia a su máximo artillero histórico: Víctor Rogelio Ramos. Con una economía que no tiraba manteca al techo pero se mostraba equilibrada armaron un equipo “pura sangre”, 100 % made in Newell’s.

¿El resultado? Newell’s ganó el Metropolitano de punta a punta, humillando a Boca 5 a 1 en la Bombonera y 4 a 0 en el Parque, superando sin inconvenientes al River de Caniggia 2-1 en el Monumental y 2 a 0 en Rosario, ganándole a Racing, goleando a Independiente el día de la consagración con un lacerante 6-1 en una de las demostraciones futbolísticas más exquisitas que se ha visto en toda la rica historia del fútbol argentino.

Como es de público conocimiento el rojinegro luego consiguió los campeonatos de la temporada ‘90/’91 y de 1992, con dos subcampeonatos de América entre 1988 (con Yudica) y 1992 (con Bielsa ante el gran San Pablo de Cafú y Raí).

Diciembre de 2008. Guillermo Llorente derrota a Eduardo López, luego de 14 años de presidencia del polémico ex presidente. Y el panorama que el nuevo mandatario encontró en el Parque Independencia fue desolador. Destrozos por doquier, deudas debajo de las viejas baldosas, jugadores vendidos al 125 % a distintos empresarios, pedidos de quiebra, concurso vigente.

El equipo de fútbol, salvo un título (en la cosecha más pobre de un campeón en la historia de los torneos cortos -36-) logrado en el 2004 y una efímera participación en la Copa Sudamericana (eliminado por Rosario Central en primera ronda) y en la Copa Libertadores 2006 (superado por el Vélez de Russo en octavos de final), deambula en mitad de tabla, y en muchos casos de mitad hacia abajo, sin grandes pretensiones. Clasificar a una Copa se ha vuelto una repetida utopía, con final repetido: quedar sin posibilidades un par de fechas antes del final de temporada.

La pesada mochila recibida incluye jugadores del primer plantel que no pertenecen a la institución (por ejemplo, Nicolás Spolli, Sebastián Peratta, Iván Pillud, Leandro Armani), pocos talentos surgidos de la cantera con posibilidad de exportación (seguramente Formica, Bernardello, quizá Vangioni) y muchos interrogantes dando vuelta sobre la imagen de su entrenador, el desconcertante Néstor Sensini.

Demasiadas sombras y pocas causas establecidas. Si realmente el culpable de toda esta destrucción es Eduardo López que comparezca ante las autoridades y explique el supuesto desfalco. O si todo esto es mentira, que el ex presidente se de a conocer y desmienta con pruebas concretas las supuestas injurias a las que es expuesto.

Lo cierto es que estos tiempos de vacas flacas por lo menos lo encuentran con un decente promedio que le permite mirar su futuro con cierta tranquilidad. Amén que deberán armar una proyección que incluya a los futbolistas que se irán, los que vendrán y qué perfil de equipo se buscará. Si apuntarán a los jugadores del club en otras instituciones (Borghello, Mateo, Lautaro Formica) que juegan en nuestro país; o a los “casta lepra” por el mundo (Bruno Marioni, Duscher, Samuel), a jugadores del ascenso (el mismísimo Caruso Lombardi habría apuntado los goleadores de Chacarita y All Boys), o mezclando los valores de las inferiores con algunos nombres de peso (Schiavi, Bernardi, Salcedo).

Lo cierto es que el futuro incluye muchos interrogantes y pocas certezas para el club del Parque. La principal certeza pasa por saber que se está transitando un camino de democracia y con una comisión directiva que quiere hacer las cosas bien. Comenzó por lo judicial (logró la Ley de Salvataje para la Institución) y va a proseguir por el reordenamiento de su primer equipo de fútbol (vender un par de valores en buenas cifras para construir un plantel más económico y con proyección).

Veremos si Sensini tendrá la habilidad necesaria para dibujar el proyecto y plasmarlo con éxito sobre el verde césped.


Corría el año 1995, y el viejo y querido Angel Tulio Zof guiaba a un equipo de fútbol que llegaba a la final de la Copa Conmebol. Luego de un comienzo ante equipos de menor importancia, subió la apuesta en los tramos finales y se enfrentó a Atlético Mineiro. El primer encuentro, en medio de un lodazal producto de una intensa lluvia, no permitió el normal desenvolvimiento de sus muchachos, cosechando un 0-4 imposible de remontar. Bueno, imposible para cualquier jugador o institución normal.

Pero es sabido que Rosario Central desconoce de logros imposibles y así fue como se embarcaron en el sueño utópico de dar vuelta ese resultado en el Gigante. Entradas a precios populares permitieron que el Gigante luciera a pleno para meter presión y el auriazul lo hizo otra vez. Ese conjunto de voluntades irrenunciables, de la mano del corazón de Petaco Carbonari y Federico Lussenhoff, con la enjundia del Chacho Coudet, el genio de Omar Palma, y las apariciones letales de Polillita Da Silva y Martín Cardetti, logró dar vuelta el resultado y por penales llevó al equipo de Arroyito a ganar la primera Copa Internacional para la Ciudad de Rosario.

Un logro histórico y casi irrepetible por la forma en que se consiguió.

El club estaba saneado económicamente y era constituido principalmente por jugadores de la institución y su estilo de juego (pregonado por Zof) era el que el paladar fino del hincha de nuestra ciudad anhelaba para su equipo.

Junio del 2009. Central a tres fechas de culminar la temporada 2008/2009 está en puestos de promoción y tras perder las tres últimas jornadas, se encuentra a un par de puntos del descenso directo. El equipo titular está constituido por algunos referentes que volvieron para pelear (El Kily, el Equi, Moreno y Fabianesi), con algunos jugadores traídos de otras instituciones que hasta ahora no dieron los frutos necesarios (Franzoia, Escobar, Méndez, Pablo Lima, Pablo Álvarez) y su futuro mediato e inmediato está hiper comprometido.

Si logra zafar este año, para el próximo deberá ganar el campeonato sí o si para esquivar la nueva posibilidad de descenso seguro. Y seguramente necesitará de un milagro como contra el Mineiro para eludir el precipicio que muchos vaticinan.

¿Pero qué ocurrió para que Rosario Central se encuentre en este pozo sin fondo? ¿Pablo Scarabino es el único culpable de este desbarajuste económico que fue arrastrando a la debacle futbolística? ¿Horacio Usandizaga sólo es una víctima de los desaguisados del pasado?

Las respuestas no pueden ser definitivas ni absolutas.

Los estamentos auriazules deberán estudiar las causas sustanciales que provocaron este paupérrimo presente para no repetir pecados y no caer en esta lucha oscura y tan alejada a los tiempos gloriosos que el equipo de Arroyito supo disfrutar.

Esta no pretendió ser una radiografía de la actualidad de los equipos rosarinos, sino un recordatorio pequeño, ínfimo, insignificante, de lo que supieron ser, y en definitiva, ver en qué estado alarmante han arribado luego de los embates de la ineptitud y el desprejuicio.

De una vez por todas, los nuevos dirigentes deberán ponerse los pantalones largos y darse cuenta que están al frente de dos instituciones gloriosas, que han ganado más de diez campeonatos a nivel nacional e internacional y que merecen un sitial de privilegio dentro del contexto futbolístico nacional.

El que se encuentre a la altura que se quede a trabajar sin renunciamientos, y el que esté acostumbrado a buscar las conveniencias mezquinas y los porcentajes de la vergüenza, que tenga la dignidad de dar un paso al costado y dejar trabajar a la gente que quiere a los clubes de manera genuina.

En estos momentos estamos padeciendo los resultados de tantos años de manejo desprolijo e irresponsable que han hecho estragos en las dos instituciones. Costará levantarlas, pero con la ayuda de los hinchas de verdad, podremos volver a disfrutar de la gambeta de Palma, de las chilenas de Gamboa, de los brazos en alto del viejo Zof, o de las caminatas al borde del campo de Marcelo Bielsa.

Tengamos fe. Al final del túnel hay una luz esperándonos. La luz de nuestros antepasados. Los gloriosos. Los que nunca debimos abandonar.

  • Comentarios
  • Sin votos

HOY FESTEJAMOS: ¡GRACIAS A USTEDES POR LAS 10.000 VISITAS!

Hoy quiero agradecerles la confianza en mi trabajo. En muy poco tiempo hemos alcanzado las diez mil visitas y es algo que agradezco de alma. Esto significa un compromiso para mejorar y superarme día a día. Gracias a todos los que pasaron por EL DIARIO DE HOY, a los amigos de Estados Unidos, de España, de Colombia, de Bolivia, de México, y por supuesto de Argentina.

Lo que comenzó como un sueño compartido por un puñado de amigos, hoy se transformó en una gran familia que no para de crecer. Gracias nuevamente y tranquilos amigos, que este viaje recién comienza.

  • Comentarios
  • Sin votos

USANDIZAGA: “SI NO QUIEREN LAS 3500 ENTRADAS NO LES DOY NINGUNA Y LISTO”. LA RESPUESTA: MANIFESTACIÓN EN EL CENTRO ROSARINO Y DESTROZOS EN LA SEDE DE CENTRAL Y NEGOCIOS ALEDAÑOS.

EL INEFABLE PRESIDENTE DE CENTRAL DISPARÓ MUNICIÓN GRUESA CONTRA LOS HINCHAS DE NEWELL’S Y LA IRA INVADIÓ A UN GRUPO RADICAL DE LEPROSOS QUE MARCHARON HACIA LA SEDE OCASIONANDO DESTROZOS EN ELLA Y EN LOS COMERCIOS CIRCUNDANTES. LAMENTABLE.

Hoy por la noche se reunieron en nuestra ciudad, los presidentes de los clubes de fútbol de Rosario, los Dres. Horacio Usandizaga y Guillermo Llorente, el comité de seguridad y la Policia, para definir el diseño de las medidas preventivas para el próximo clásico y las entradas que el club de Arroyito le daría a los rojinegros.

El hecho es que Usandizaga se mantuvo inalterable en su postura y no quiso aumentar el número de populares otorgadas al visitante para el clásico del domingo (3.500 más 400 plateas). El titular rojinegro volvió a manifestar su descontento, a lo que el Vasco disparó munición gruesa, y afirmó: “Yo defiendo los intereses del hincha de Central, que todos los domingos llena la cancha y queda gente afuera. Yo soy el responsable de brindarles el lugar por el que han pagado. A Newell’s debería haberle ofrecido 2.000 populares, pero les puse a disposición 3.500 y además se las dejé a 50 pesos. Asique no me jodan más, porque sino, directamente no les doy una sóla entrada y listo.”. La palabra intransigente del verborrágico e impulsivo presidente canalla alteró los ánimos de los hinchas de Newell’s que armaron una manifestación y desde la peatonal Córdoba marcharon hacia la sede de Central de calle Mitre. También se organizó una marcha auriazul para hacerle frente, pero de menos cantidad de gente que no pudo oponer resistencia. Así fue que ante el primer enfrentamiento en la Peatonal Córdoba, luego se dirigieron a la sede donde los esperaban pocos policías que no pudieron hacer nada ante la andanada de piedrazos y baldosas que volaban por los aires destrozando los vidrieras no sólo de la sede centralista, sino de los negocios aledaños.

Ésta reacción incompresible del hincha de Newell’s, que no comparto en lo más mínimo y que me resulta totalmente repudiable, se advertía ya desde la semana pasada, cuando Usandizaga juntó leña seca y le prendió fuego con sus declaraciones.

Así terminan las decisiones intempestivas y no consultadas de la dirigencia, cuando se burla de la gente, que paga su entrada y sufre por su club. Y así como el Sr. Presidente de Rosario Central, vela por las comodidades de sus socios, también debe hacerlo por la seguridad de sus huéspedes, en este caso, los hinchas de Newell’s Old Boys.

En una época cuando los ánimos están caldeados en todos los ámbitos de nuestra sociedad se debe actuar con suma prudencia. Está el empleado que no cobra, aquel que sí lo hace, pero su sueldo no le alcanza. Otro al que la enfermedad de un hijo no es cubierta por la obra social. Otro más que, después de haber sido suspendido en su trabajo maneja desaforadamente su vehículo y cuando toda esta muestra de ánimos alterados se cruzan en una esquina explotan con la excusa más mínima.

Por otro lado, me manifiesto cansado de soportar a una dirigencia con una ética infantil que es incapaz de ponerse los pantalones largos y buscar hacer de Rosario la plaza futbolística más fuerte del país. Disponen de dos clubes con una historia riquísima y hacen lo imposible por ocuparse de pequeñeces, por poner palos en la rueda, por priorizar sus ínfimos intereses de hinchas por sobre los sueños de grandeza de un fútbol rosarino que supo ganar diez títulos.

Me siento cansado, frustrado, e indignado que no podamos disfrutar del partido más importante del interior del país con tranquilidad, por culpa de la demagogia de una dirigencia, que no ve más allá del árbol que tienen enfrente.

  • Comentarios
  • 1 voto

EDITORIAL. LA DEMAGOGIA, ESA VIEJA AMIGA DEL DR. USANDIZAGA

HORACIO DANIEL USANDIZAGA, ACTUAL PRESIDENTE DE ROSARIO CENTRAL, LE OFRECIÓ A SU PAR DE NEWELL’S OLD BOYS, DR. GUILLERMO LLORENTE, TRES MIL QUINIENTAS POPULARES PARA LOS SIMPATIZANTES ROJINEGROS PARA PRESENCIAR EL CLÁSICO A JUGARSE EL DOMINGO DE LA SEMANA PRÓXIMA.

El Dr. Horacio Daniel Usandizaga, nos tiene acostumbrados a actitudes desprovistas de cuidado, de medida, hasta quizá, de responsabilidad. Hasta incluso nos podríamos remontar a las épocas en que disfrutaba de su segunda intendencia en la ciudad de Rosario, cargo que obtuvo sin siquiera gastar un centavo en alguna publicidad para promocionar su primer ciclo. Allí, halos de soberbia se apoderaron de sus palabras para desafiar la candidatura del PJ de Carlos Alberto Reutemann, diciendo: “Voy en un auto de fórmula uno, y al “Lole” ni siquiera lo veo por el espejo retrovisor!”. Demás está aclarar cómo terminó esa historia.

O quizá podríamos citar cuando dijo: “Si llega a ganar Carlos Menem la presidencia de la Nación, abandono la intendencia!”. Otro exhabrupto que le costó su cargo pues ante la asunción del riojano no le quedó otra que dejar el cargo por el que la inmensa mayoría de la población de Rosario con su voto, lo había honrado poco tiempo antes.

Es cierto que ha pasado mucha agua bajo el puente pero, a la luz de los hechos, podemos aseverar que ciertas actitudes en el ex intendente, no han sufrido variación alguna.

Ya en la presidencia de Rosario Central, auguró un futuro repleto de lauros en repetidas oportunidades. Como cuando decidió el intempestivo alejamiento de Leonardo Madelón en la dirección técnica del equipo por Pablo Sánchez, un viejo conocido hombre de la casa. Cuando los resultados no lo respaldaron, no dudó en despedirlo e ir desesperadamente a la búsqueda de Gustavo Alfaro, quien en un principio no quería venir al club de Arroyito y fue “el Vasco” quien viajó a Capital para convencerlo. Ya en la presentación del DT aventuró que Alfaro iba a ser el técnico “de Central Campeón”.

Luego cómo olvidar sus declaraciones en la cena de una filial en Funes, cuando aseguró que si Central descendía “iba a matar a todos los jugadores”. Incluso reveló detalles de los montos que les había pagado a los jugadores y al técnico de turno (Madelón) para salvarse del descenso. Esas palabras provocaron la ruptura de la relación “Dirigencia-técnico-jugadores” y el proceso de Alfaro se fue apagando casi por decantación.

La elección de Reinaldo Merlo pareció la más correcta, incluso Usandizaga pensó más de dos veces sus palabras a la prensa cuando se refirió al mediático entrenador. Su ¿inesperada? huída dejó perplejos a propios y extraños y no le quedó otra de ir en busca de otro entrenador. Allí tuvo la fortuna que Miguel Russo fue despedido de San Lorenzo, dejándole el camino libre a los auriazules para tentar al técnico para que por segunda vez, vuelva a Rosario.

En la presentación de Miguel, Horacio fue medido en sus declaraciones y pareció que había aprendido la lección.

Pero claro, su sangre lo traiciona. En el aspecto institucional, siempre privó su demagogia. El hacer lo que al hincha le guste, para tenerlo lo más contento posible. Sucedió cuando le había prometido a don Julio Grondona la colocación de las plateas en las populares, decisión aplaudida por el presidente de AFA. En ese momento la voz del hincha se hizo sentir oponiéndose a tal iniciativa pues le iba a “quitar” espacio al fan que domingo a domingo ocupaba la popular. Las llamadas a las radios de hinchas indignados no se hicieron esperar y allí volvió el Vasco para echar todo para atrás y hacer LO QUE EL SOCIO QUERIA.

Hasta que llegamos a la situación de este miércoles, cuando en un importante hotel de la ciudad de Rosario, se reunió con el presidente de Newell’s Old Boys, el Dr. Guillermo Llorente. Hacía un mes que parte de la Comisión Directiva canalla le había asegurado al titular rojinegro, que le iban a entregar mínimamente ocho mil localidades para el próximo clásico. Tamaña sorpresa se llevó Llorente cuando en el cónclave celebrado con el presidente auriazul, le dijo en su cara que sólo le daría tres mil quinientas entradas. Con la excusa de preservar el lugar de los socios auriazules que claman por su entrada, vuelve a hacer LO QUE EL HINCHA QUIERE, y reducir casi al mínimo la presencia del archirrival en su propia cancha.

Una decisión que desborda incoherencia por los cuatro costados. Más aún si nos cuentan que la intención de don Horacio es mandar a la “pequeña” hinchada visitante a la bandeja inferior, conservando el espacio físico superior para los simpatizantes locales. UNA LOCURA.

Ahora bien, parecería que la Policía habría recomendado (¡Qué visión!) que si la parcialidad rojinegra va en la bandeja inferior, la superior debería estar vacía por cuestiones de SEGURIDAD. Ahora bien, si esto sucede, la actitud del presidente auriazul directamente raya el capricho al servicio de su acostumbrada demagogia.

Demás está aclarar que el año futbolístico culmina en junio, y en la primera parte del torneo (el segundo semestre del 2008), Newell’s le dio la tribuna visitante en forma completa (poco más que nueve mil localidades). Lo mínimo que puede hacer el presidente canalla es corresponder esa gentileza brindándole las mismas condiciones al hincha visitante en esta oportunidad. Y si se quiere modificar el reparto, proponerlo para la próxima temporada 2009-2010. Incluso no sería descabellado pensar que los clásicos rosarinos sólo deben ser presenciados por hinchas locales (quedando la recaudación para el anfitrión de turno). Así, tanto rojinegros como auriazules verían los partidos de visitante por televisión y eso desembocaría en una mayor seguridad para el espectáculo.

Pero claro, el Dr. Horacio Daniel Usandizaga optó nuevamente por seguir los consejos de una vieja y defectuosa amiga llamada Demagogia.

Demagogia que quizá caiga simpática en el hincha común, pero que perderá toda su gracia si los resultados deportivos no acompañan, y allí, los desplantes del querido “Vasco”, quedarán al desnudo y sin la protección que le brinda todo ese movimiento adulador que aplaude cada día de gestión, como si fuese la apoteosis dirigencial.

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog