ESPAÑA CAMPEÓN DEL MUNDO: UNA MENTIRA LLAMADA ESPAÑA

ESPAÑA00

EL MUNDIAL SUDÁFRICA 2010 FINALIZÓ CON LA VICTORIA DE LA SELECCIÓN IBÉRICA SOBRE HOLANDA POR 1 A 0, CON GOL DE ANDRÉS INIESTA A LOS 117 MINUTOS DEL ENCUENTRO. CON UN JUEGO MÁS EFECTISTA QUE EFECTIVO, CORONA CON ESTE LAURO UNA GENERACIÓN SI SE QUIERE DORADA, QUE INICIÓ ESTE CAMINO EN EL MUNDIAL JUVENIL NIGERIA ’99. SIN EMBARGO HAY MUCHOS PEROS A ANALIZAR.

Y finalizó el mundial Sudáfrica 2010. Y lo hizo en una final lógica y con un campeón lógico. Antes de empezar la competición, la mayoría de los analistas coincidían en señalar que era la “furia roja”, quien llegaba con mayores posibilidades de alzarse con el trofeo. Y no era un capricho del destino, sino por una decantación natural. España venía de obtener la Eurocopa 2008 con un juego atildado y de clasificarse holgadamente al Mundial.

Pero el camino no fue nada fácil, y el brillo que muchos adivinaban iba a exhibir la “roja”, quedó rápidamente en el olvido, luego de perder el partido debut frente a una disciplinada pero limitada Suiza. Sin embargo, el conjunto de Del Bosque se recuperó rápidamente con una fácil victoria ante el inexistente Honduras, aunque lo consiguió sólo por 2 a 0.

Luego vendría el encuentro con el Chile de Bielsa, con quien le bastaron un par de ráfagas para definir el pleito, y luego que el equipo trasandino consiguiera el descuento se refugió en su campo, casi sin cruzar mitad de campo, por el temor que un nuevo tanto chileno los dejara fuera del mundial.

ESPAÑA2

A continuación llegó el partido con Portugal en octavos de final, donde tuvo el balón pero casi sin situaciones, comprometiendo su futuro. Sin embargo Baldassi y cia, determinaron con la convalidación de un gol en off side de Villa, la victoria española y el pase a cuartos. Hasta ese momento los de Del Bosque hacían del toque su bandera, pero de su falta de ideas su tumba. Sin embargo, a partir de la ventaja, se sintió cómodo y el toque intrascendente trocó a otro de movimiento y circulación.

Contra Paraguay, España la pasó mal. El equipo de Martino lo maniató, y no se puso en ventaja porque Oscar Cardozo dilapidó su penal entregándoselo a los guantes de Casillas. Y en el gol del triunfo, Villa agradeció a los palos que jugaran con la camiseta roja. Casillas volvió a demostrar su valía en la última jugada del encuentro, como lo hizo en el partido final ante Holanda.

Quizá el mejor partido de España fue ante la temible Alemania, pero de todas formas apenas fue uno a cero, y sin grandes estridencias. Justo, pero nuevamente sin brillar.

ESPAÑA7

Y en la final, necesitó casi de 120 minutos para lograr un gol, que nació ilícitamente pues el primer pase hacia Andrés Iniesta lo encontró en off side. Sin embargo, el árbitro Howard Webb, de paupérrimo arbitraje (debió expulsar a dos o tres jugadores), convalidó la conquista y el título ibérico.

Atrás quedaron los mano a mano de Robben, tapados brillantemente por Casillas (a la postre decisivo), o el gran partido de Sneijder. Finalmente se impuso el toque de Xavi Hernández e Iniesta, la movilidad de Villa, el ímpetu de Puyol… y las atajadas de Casillas.

Quizá mi comentario pueda sonar demasiado duro para el nuevo Campeón del Mundo, pero es que nosotros, los argentinos, fuimos tan duros con nuestra selección, defenestramos lo que es propio con tanta liviandad, y endiosamos a lo foráneo con tanto énfasis, que a veces me parece que no medimos con la misma vara.

¿Es tan superior España a Argentina? ¿Individualmente tiene más jugadores que la albiceleste? Bueno, creo que colectivamente el Campeón hace del equilibrio su bandera, aún a costa de su falta de profundidad, o su alarmante falta de agresividad en ofensiva. Ésa es quizá la principal diferencia con un desbalanceado equipo albiceleste.

En lo individual, creo que hasta Argentina es muy superior. ¿O acaso, usted, querido lector, no cree que en algún momento de la final ante el voluntarioso Holanda, ningún español, no ha soñado con tener en  sus filas a Lionel Messi? Claro que, desde esta parte del mundo nos hemos imaginado a nuestro equipo con Xavi e Iniesta en el medio para asistir a Lio. Toda una contradicción con un océano de separación.

Pues entonces, debo respetar y aplaudir a esta España campeón del Mundo por primera vez en su historia, pero no descorcho champán. Tampoco me engaño. Acabo de ver un buen equipo, equilibrado, sólido en defensa, con buen manejo en el medio, con buena circulación y desmarque. Pero también advertí a un conjunto que no por ir constantemente hacia el arco de enfrente significa que haya atacado. Por momentos su falta de inventiva y profundidad, le ha privado de levantar vuelo. Por ello es que sólo obtuvo ocho tantos en el mundial (contando el de la final en tiempo suplementario). Si de números vamos a hablar, entonces expongamos todo en la balanza.

Aplaudamos al nuevo monarca del fútbol mundial. Enhorabuena, España. Ahora, nosotros, los argentinos, advirtamos que técnicamente no somos menos que nadie, y que en el profesionalismo de nuestro cuerpo técnico dependerá transformar esa riqueza individual en un “equipo” con verdaderas posibilidades de luchar por una Copa del Mundo.

ESPAÑA1

ESPAÑA6

ESPAÑA4

ESPAÑA3

ESPAÑA6

ESPAÑA5


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog