Ser o No Ser – Hamlet – Shakespeare -Monólogo

Ser o no ser, esa es la cuestión. ¿Qué es más noble para el alma sufrir los golpes y las flechas de la injusta fortuna o tomar las armas contra un mar de adversidades y oponiéndose a ella, encontrar el fin? Morir, dormir… nada más; y con un sueño poder decir que acabamos con el sufrimiento del corazón y los mil choques que por naturaleza son herencia de la carne… Es un final piadosamente deseable. Morir, dormir, dormir… quizá soñar. Ahí está la dificultad. Ya que en ese sueño de muerte, los sueños que pueden venir cuando nos hayamos despojado de la confusión de esta vida mortal, nos hace frenar el impulso. Ahí está el respeto que hace de tan larga vida una calamidad. Pues quien soportaría los latigazos y los insultos del tiempo, la injusticia del opresor, el desprecio del orgulloso, el dolor penetrante de un amor despreciado, la tardanza de la ley, la insolencia del poder, y los insultos que el mérito paciente recibe del indigno cuando él mismo podría desquitarse de ellos con un puñal. Quejarse y sudar bajo una vida cansada, por el temor a algo después de la muerte – El país sin descubrir de cuya frontera ningún viajero vuelve- aturde la voluntad y nos hace soportar los males que sentimos en vez de volar a otros que desconocemos. La conciencia nos hace cobardes a todos. Y así el nativo color de la resolución enferma por el hechizo pálido del pensamiento y empresas de gran importancia y peso con lo que a esto se refiere, sus corrientes se desbordan y pierden el nombre de acción.

shakespeare_6



Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario maria-cristina- dijo

Es la versión que tengo. Si alguien posee una que se ajuste mejor a la traducción del inglés, con gusto reposteo.

Todavía cuando lo leo me conmueve y me hace reflexionar.

, , Reportar este Comentario danieladrian dijo

“Ser o no ser… He ahí el dilema.
¿Qué es mejor para el alma, sufrir insultos de Fortuna, golpes, dardos, o levantarse en armas contra el océano del mal, y oponerse a él y que así cesen?
Morir, dormir… Nada más; y decir así que con un sueño damos fin a las llagas del corazón y a todos los males, herencia de la carne, y decir: ven, consumación, yo te deseo.
Morir, dormir, dormir… ¡Soñar acaso! ¡Qué difícil! Pues en el sueño de la muerte ¿qué sueños sobrevendrán cuando despojados de ataduras mortales encontremos la paz?
He ahí la razón por la que tan longeva llega a ser la desgracia.
¿Pues quién podrá soportar los azotes y las burlas del mundo, la injusticia del tirano, la afrenta del soberbio, la angustia del amor despreciado, la espera del juicio, la arrogancia del poderoso, y la humillación que la virtud recibe de quien es indigno, cuando uno mismo tiene a su alcance el descanso en el filo desnudo del puñal?
¿Quién puede soportar tanto? ¿Gemir tanto? ¿Llevar de la vida una carga tan pesada? Nadie, si no fuera por ese algo tras la muerte —ese país por descubrir, de cuyos confines ningún viajero retorna— que confunde la voluntad haciéndonos pacientes ante el infortunio antes que volar hacia un mal desconocido.
La conciencia, así, hace a todos cobardes y, así, el natural color de la resolución se desvanece en tenues sombras del pensamiento;
y así empresas de importancia, y de gran valía, llegan a torcer su rumbo al considerarse para nunca volver a merecer el nombre de la acción.
Pero, silencio… la hermosa Ofelia ¡Ninfa, en tus plegarias, jamás olvides mis pecados!”

, , Reportar este Comentario danieladrian dijo

¡Ser o no ser: He aquí el problema! ¿Qué es más levantado para el espíritu: sufrir los golpes y dardos de la insultante fortuna, o tomar las armas contra un piélago de calamidades y, haciéndoles frente, acabar con ellas? ¡Morir…, dormir; No más!

¡Y pensar que con un sueño damos fin al pesar del corazón y a los mil naturales conflictos que constituyen la herencia de la carne!

¡He aquí un término devotamente apetecible!

¡Morir…, dormir! ¡Dormir!…¡Tal vez soñar!

¡Sí ahí está el obstáculo! ¡Porque es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden sobrevenir en aquel sueño de la muerte, cuando nos hayamos librado del torbellino de la vida!

¡He aquí la reflexión que da existencia tan larga al infortunio!

Porque ¿Quién aguantaría los ultrajes y desdenes del mundo, la injuria del opresor, la afrenta del soberbio, las congojas del amor desairado, las tardanzas de la justicia, las insolencias del poder y las vejaciones que el paciente mérito recibe del hombre indigno, cuando uno mismo podría procurar su reposo con un simple estilete?

¿Quién querría llevar tan duras cargas, gemir y sudar bajo el peso de una vida afanosa, si no fuera por el temor de un algo, después de la muerte, esa ignorada región cuyos fines no vuelve a traspasar viajero alguno, temor que confunde nuestra voluntad y nos impulsa a soportar aquellos males que nos afligen, antes que lanzarnos a otros que desconocemos? Así la conciencia hace de todos nosotros unos cobardes; y así los primitivos matices de la resolución desmayan bajo los pálidos toques del pensamiento, y las empresas de mayores alientos e importancia, por esa consideración, tuercen su curso y dejan de tener nombre de acción.

, , Reportar este Comentario danieladrian dijo

Hola Mary; Suelo hacer asì. Tomo dos o tres traducciones, comparo algunas frases, e intercambio aquellas mas definitorias y que conlleven mas poesìa. Es decir, que las metàforas estèn expresadas de manera simple y no tan atadas a la gramàtica. Una vez resuelto esto, veo que quedan frases que no ” cierran ” tal como estàn, aunque expresan la idea del autor. Respetando esto, las cambio por otras que tengan mejor sonoridad y sean facil de grabarlas en la memoria.Que pinten un paisaje.
Por ejemplo: la parte que dice:
1-Què es mas noble para el alma…
2-Què es mejor para el alma …
3-Què es mas levantado para el espìritu …
O:
Esa es la cuestiòn …
He aquì el dilema …
He aquì el problema …
Seguro que para nuestra manera de expresarnos llanamente ( argentinos ) en esta ùltima cobra mayor importancia el texto, si decimos : He aquì un dilema… La palabra problema, rebaja la calidad de la reflexiòn, no es un problema. Es un dilema!!! Y tampoco es una cuestiòn. De cuestionario. Claro que de todo esto entiendo poco, pero se que hay palabras, o frases, que le dan màs vida al texto. En alguna oportunidad le tendrìamos que sacar las càscaras a este fruto, y escribirlo de la manera en que hablamos. Parece estar traducido para leerlo, solamente. La gente de teatro, seguro que ya lo hizo, y muy bien.Lo escuchè una vez por Tato Bores, me quedò grabado. Seguro que èl lo adaptò para que tenga ese destino. Es tarde, y las neuronas ya se me fueron a dormir …Dormir …soñar …

, , Reportar este Comentario maria-cristina- dijo

Buenísimo! Coincido con vos en que la traducción literal a veces a nosotros no nos suena o resuena.

Pero sigamos.

Aportemos más, hagamos una búsqueda de esto, ya que no es la búsqueda del tesoro, infructuosa, sino la búsqueda de algo que nos permite avanzar a medida que leemos y reflexionamos. No en vano el texto sobrevive a los años y a las puestas en escenas.
Fue estrenada en el 1601.
Qué tal eh?

Y esas preguntas que generan el dilema, aún siguen perturbándonos.

Cosas veredes William diría su colega.

, , Reportar este Comentario danieladrian dijo

Es conocida como el monòlogo con la calavera. En realidad, Hamlet no hablaba para si mismo, ni lo hacìa con su padre asesinado. En este acto no lleva la calavera de su amigo de la infancia, el bufòn, sino cuando regresa y se entera de su muerte y va al cementerio. Hamlet sabe que lo escuchan detràs del cortinado ( Polonio, que cree que el prìncipe enloqueciò – y es al reves) Habla para si, y para los otros. Con gran perturbaciòn en su espìritu, con ànimo de suicidarse.
Otra:HAMLET

Ser o no ser, esa es la cuestión:
si es más noble para el alma soportar
las flechas y pedradas de la áspera Fortuna
o armarse contra un mar de adversidades
y darles fin en el encuentro. Morir: dormir,
nada más. Y si durmiendo terminaran
las angustias y los mil ataques naturales
herencia de la carne, sería una conclusión
seriamente deseable. Morir, dormir:
dormir, tal vez soñar. Sí, ese es el estorbo;
pues qué podríamos soñar en nuestro sueño eterno
ya libres del agobio terrenal,
es una consideración que frena el juicio
y da tan larga vida a la desgracia. Pues, ¿quién
soportaría los azotes e injurias de este mundo,
el desmán del tirano, la afrenta del soberbio,
las penas del amor menospreciado,
la tardanza de la ley, la arrogancia del cargo,
los insultos que sufre la paciencia,
pudiendo cerrar cuentas uno mismo
con un simple puñal? ¿Quién lleva esas cargas,
gimiendo y sudando bajo el peso de esta vida,
si no es porque el temor al más allá,
la tierra inexplorada de cuyas fronteras
ningún viajero vuelve, detiene los sentidos
y nos hace soportar los males que tenemos
antes que huir hacia otros que ignoramos?
La conciencia nos vuelve unos cobardes,
el color natural de nuestro ánimo
se mustia con el pálido matiz del pensamiento,
y empresas de gran peso y entidad
por tal motivo se desvían de su curso
y ya no son acción. – Pero, alto:
la bella Ofelia. Hermosa, en tus plegarias
recuerda mis pecados.

, , Reportar este Comentario maria-cristina- dijo

Existir o no existir, ésta es la cuestión. ¿Cuál es más digna acción del ánimo, sufrir los tiros penetrantes de la fortuna injusta, u oponer los brazos a este torrente de calamidades, y darlas fin con atrevida resistencia? Morir es dormir. ¿No más? ¿Y por un sueño, diremos, las aflicciones se acabaron y los dolores sin número, patrimonio de nuestra débil naturaleza?… Este es un término que deberíamos solicitar con ansia. Morir es dormir… y tal vez soñar. Sí, y ved aquí el grande obstáculo, porque el considerar qué sueños podrán ocurrir en el silencio del sepulcro, cuando hayamos abandonado este despojo mortal, es razón harto poderosa para detenernos. Esta es la consideración que hace nuestra infelicidad tan larga. ¿Quién, si esto no fuese, aguantaría la lentitud de los tribunales, la insolencia de los empleados, las tropelías que recibe pacífico el mérito de los hombres más indignos, las angustias de un mal pagado amor, las injurias y quebrantos de la edad, la violencia de los tiranos, el desprecio de los soberbios? Cuando el que esto sufre, pudiera procurar su quietud con sólo un puñal. ¿Quién podría tolerar tanta opresión, sudando, gimiendo bajo el peso de una vida molesta si no fuese que el temor de que existe alguna cosa más allá de la Muerte (aquel país desconocido de cuyos límites ningún caminante torna) nos embaraza en dudas y nos hace sufrir los males que nos cercan; antes que ir a buscar otros de que no tenemos seguro conocimiento? Esta previsión nos hace a todos cobardes, así la natural tintura del valor se debilita con los barnices pálidos de la prudencia, las empresas de mayor importancia por esta sola consideración mudan camino, no se ejecutan y se reducen a designios vanos.

, , Reportar este Comentario ferce dijo

hola maria cristina
entre lo posteado por vos sumado a lo de daniel adrián hace media hora q estoy en tu post jaja
pero valió la pena
siempre escuché frases sueltas, estuvo muy bueno poder leerlo completo
un beso y q tengas una excelente semana

, , Reportar este Comentario danieladrian dijo

Ey!! ferce … Por estos caminos anda rondando el tema de la muerte … Estuve por tu casa … Bien, tengo que referirme a ello : Como la muerte apura, hagamos todo lo necesario para ser felices : Es nuestro derecho. Nacimos para ser felices. La escritura puede crear un valor nuevo, a partir de ciertos estados de ànimo. Se exponen las prendas de ese amor sobre la mesa …() Y se crea un valor, que nos guia hacia la luz y la nueva conciencia.

, , Reportar este Comentario ferce dijo

gracias daniel por tus palabras
ya voy pa la tuya , pasa q maria cristina me entretuvo mucho tiempo en su post jaj
un beso a los dos

, , Reportar este Comentario nadie dijo

la foto que pisieron no corresponde al momento de la acción en la tragedia de hamlet, es error común suponer que ese monólogo corresponde a la escena de la calavera

, , Reportar este Comentario nnnnnn dijo

bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiihhhhhhhhhhhhhhhhiiiiiiiiiiii

hfghggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggggg

, , Reportar este Comentario Luciana dijo

Buen día… estaba estudiando literatura para la facultad, y busqué el monólogo completo en google y vine a parar acá- Me encantaron los análisis, y las diferentes traducciones que le hicieron. Yo estudio Inglés, pero sí, uno nunca puede hacer una traducción literal sino la que se ajuste más a su propio entendimiento, de acuerdo a su contexto. Realmente me emocionó leer las traducciones, te llega al alma!

, , Reportar este Comentario celina dijo

soy una madre soltera que quiere superarse pero a veces me siento confundida, y me contradigo en mis decisiones, y al mismo tiempo me deprimo porque casi nunca logro lo que me propongo y me siento mal por eso

, , Reportar este Comentario AILEN dijo

DESDE QUE ME EMPEZÓ A GUSTAR SHAKESPEARE ME DECIDÍ QUE HASTA EL MOMENTO MI FAVORITA ES HAMBLET (IGUAL NO LEÍ MUCHO DE SHAKESPEARE PORQUE SOY MUY CHICA, TENGO 11 AÑOS) YO ESCUCHE ESE MONOLOGO MUCHAS VECES PERO CONOCÍA SOLO LA PRIMER PARTE Y NO SABIA DE QUE OBRA ERA