El espanta sueños

EL ESPANTA SUEÑOS

Durante el dìa, solìa jugar mucho, con las muñecas, con la pelota, la que golpeaba contra la pared, con las palabras que mamà me habìa enseñado (pie celeste, amarillo, mano blanca, colorada, al tobo tobà, detràs con delante, la caracoleta, mi estudiante.)Asì me podìa pasar, horas enteras sola, siempre sola.Cuando llegaba la noche, y mamà me decìa:”…Ana!!! ya es hora de dormir…”iba a mi cuarto, sin olvidarme de lavar bien mis dientes,mamà apagaba la luz, y cerraba la puerta.Ese, era justo el momento en que aparecìa el “Espanta sueño”.A veces en forma de sombras que se reflejaban en las paredes del cuarto, otras como sonidos repetitivos, algo asi como, tic, tac, tic, tac… yo sentìa que los pasos del espanta, estaban cada vez mas cerca.(Para mi mamà, que no entendìa nada, era el sonido del reloj.El Espanta, hacìa tambien su apariciòn, en forma de lluvia, trueno o relàmpago.Yo cubrìa con la manta,y en pleno verano, las gotas de transpiraciòn corrìan por mi cara, pero el espanta, me hablaba al oido, me quedaba quieta, sin emitir sonido alguno.Nadie, excepto yo, podìan escucharlo.No era por ser sordos, sino por ser grandes.Sentìa su eco, que una y otra vez repetìa, “soy el espanta sueños, y no podràs dormir mientras yo estè aqui…”Una vez, lo pude ver, espiando por un hueco, que hice en la sabana.Era alto, con una cabeza enorme,que giraba de izquiera a derecha, y cuando me miraba, me soplaba la cara, para asustarme.Llegò el dìa en que cumplì once años, me sentì valiente,y decidì enfrentarlo,me levantè a media noche, prendì la luz del cuarto,agarrè el ventilador de pie, y lo saque fuera.Tambièn cerrè la ventana, y terminè con las sombras, que se reflejaban en la pared.Y asi pude dormir toda la noche, no sin antes tapar a mi bebote, ese que me habìan regalado los reyes magos.El miedo no me quitò la fantasìa, la vida no ha podido hacerme perder, la capacidad de soñar.

  • 2 Comentarios
  • Sin votos
  • Reportar este Posteo

Escribí tu comentario