España: el aceite de oliva virgen reduce la hipertensión

Noviembre 12, 2009

España. Investigadores del Instituto de la Grasa describieron los mecanismos moleculares que explican por qué la dieta mediterránea y la enriquecida con aceite de oliva virgen es capaz de reducir la presión arterial en pacientes hipertensos.

Un equipo dirigido por la investigadora del CSIC Valentina Ruiz-Gutiérrez ha descrito los mecanismos moleculares que explican por qué la dieta mediterránea y la enriquecida con aceite de oliva virgen es capaz de reducir la presión arterial en pacientes hipertensos.

El estudio, en el que participan investigadores del Instituto de la Grasa (CSIC) y de la Universidad de las Islas Baleares, junto con grupos de Sevilla, Málaga y Barcelona, se publica en el último número de la revista Hypertension, que apareció el miércoles en su edición impresa.

- Tras una intervención de un año en la alimentación de los pacientes con dieta mediterránea, se observó un descenso en el contenido de colesterol de los glóbulos rojos

- El aceite de oliva modifica la estructura y composición lipídica de la membrana de los eritrocitos o glóbulos rojos, alterada en los paciente hipertensos

El estudio fue realizado en 36 pacientes, después de un año de intervención en su alimentación con dieta mediterránea. Los pacientes fueron reclutados para el proyecto PREDIMED, una iniciativa que pretende demostrar el papel de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular en la que participan 7.300 pacientes.

Este proyecto científico aportó en el año 2006 las primeras evidencias científicas de que la dieta mediterránea reduce los factores de riesgo cardiovascular. Ahora, los investigadores explican cómo el aceite de oliva virgen tiene un efecto hipotensor a nivel molecular.

Los participantes fueron distribuidos en tres grupos de intervención. Dos de estos grupos consumieron una dieta mediterránea suplementada, bien con aceite de oliva virgen o con frutos secos. El tercer grupo del estudio siguió una dieta baja en grasas, de acuerdo con las recomendaciones habituales en la práctica clínica actual.

El trabajo ha demostrado que el aceite de oliva virgen es capaz de modificar la estructura y composición lipídica de la membrana de los eritrocitos o glóbulos rojos. El consumo de aceite de oliva logra que la composición química y el comportamiento de la membrana vuelvan a parámetros normales.

Tras la intervención dietética, se apreció un descenso en el contenido de colesterol en los eritrocitos de los pacientes estudiados, así como un incremento en algunos fosfolípidos de la membrana. Esta reestructuración de las propiedades físicas y químicas de la membrana de los eritrocitos se observó mediante difracción de rayos X, en el HASYLAB de Hamburgo, Alemania.

“Estos datos sugieren que la dieta de estilo mediterráneo modifica la estructura de las membranas y afecta al metabolismo lipídico, que está muy alterado en pacientes con hipertensión. La modulación que se da en los cambios de la membrana del eritrocito proporciona una nueva perspectiva molecular para establecer una buena base científica por la que la dieta mediterránea beneficie a sujetos con hipertensión”, resume la investigadora del CSIC.

Un equipo pionero

En 1995, el grupo de investigación de Ruiz-Gutiérrez señaló por primera vez en una población de alto riesgo cardiovascular, con hipertensión e hipercolesterolemia, los beneficios de una dieta enriquecida con aceite de oliva virgen sobre la hipertensión arterial. Este equipo pionero estableció la influencia de la alimentación sobre distintos parámetros relacionados con la estructura y la funcionalidad de la membrana del eritrocito.

El aceite usado en las investigaciones ha sido aportado por la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero.

Francisca Barceló, Javier S. Perona, Jesús Prades, Sergio S. Funari, Enrique Gómez-Gracia, Manuel Conde, Ramón Estruch y Valentina Ruiz-Gutiérrez. Mediterranean-Style Diet Effect on the Structural Properties of the Erythrocyte Cell Membrane of Hypertensive Patients. The Prevencion con Dieta Mediterranea Study.Hypertension, DOI: 10.1161/HYPERTENSIONAHA.109.137471. http://hyper.ahajournals.org.

Fuente: www.oei.es

Aceite de oliva contra la enfermedad de Alzheimer

Una reciente investigación sugiere que el aceite de oliva tiene propiedades preventivas contra el Alzheimer. El compuesto encontrado modificaría la estructura de ciertas proteínas riesgosas, limitando su amenaza contra la salud del cerebro.

Según un estudio reciente, un compuesto encontrado en el aceite de oliva extra virgen puede ayudar a proteger al cerebro de la enfermedad de Alzheimer.

Existen ciertas proteínas que representan un peligro en lo relativo al Alzheimer. Estas proteínas se conocen como ADDL. Y son sustancias tóxicas que interfieren con las células nerviosas, generando pérdida de memoria y afectando el funcionamiento cerebral.

Sin embargo, en el aceite de oliva los investigadores han descubierto un compuesto que podría prevenir esto. Conocido como oleocanthal, el compuesto parece alterar la estructura de ciertas proteínas (llamadas ADDLs) volviéndolas incapaces de realizar la sinapsis neural y, por lo tanto, limitando su amenaza contra la salud del cerebro.

Es demasiado pronto para decir si el consumo de aceite de oliva puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. En estudios anteriores, los investigadores han demostrado que los compuestos naturales como la curcumina (un agente anti-inflamatorio en el curry cúrcuma), el resveratrol (un compuesto encontrado en uvas y vino tinto) y el ginkgo biloba hierba también pueden ayudar a defenderse de la enfermedad de Alzheimer.

Fuente: ascadacr.wordpress.com

Aceite de Oliva en la Cocina!!!

Desde tiempos inmemoriales se conoce el uso del aceite en la cocina. Ésta, sin embargo, no parece su primera utilidad, ya que se usaba para “alumbrar”, de aquí el nombre de “lampantes” a los aceites de baja calidad, los que se dedicaban a tal fin. También era muy conocida por griegos y romanos la utilización del aceite de oliva para usos cosméticos y medicinales, tanto en aplicaciones externas como internas. Del aceite de oliva en la cocina romana se halla un buen ejemplo en la recopilación de recetas (Siglo I-III d. C), que se le atribuye al ciudadano romano Apicio. En De re coquinaria, se recogen 499 variadas recetas. De ellas, en 303 el aceite de oliva está presente para freír, como excipiente en la preparación de infinidad de rellenos, en pasteles, empanadas, guisos y también adornando con un hilo la terminación final de un plato, o dejando caer unas gotas sobre una preparación para conseguir un “acabado perfecto”, brillante y apetecible al más puro estilo de la gastronomía del siglo XXI.

Utilizaban “aceite verde”, recién extraído, para añadir al final de un guiso, consiguiendo un remate óptimo. Algunos autores actuales dicen que la cocina ha ido evolucionando hasta convertirse en un arte, como es la gastronomía. Las referencias anteriores nos indican que la cocina ya era un arte para los romanos.
Hoy se denomina Dieta mediterránea al conjunto de estos hábitos alimentarios propios de la cuenca mediterránea, donde se combinan alimentos muy diversos, como son cereales, verduras, hortalizas, legumbres y, por supuesto, el aceite de oliva. Hoy mundialmente reconocida como “cardiosaludable” y modelo a seguir en “Medicina preventiva”.

La nueva gastronomía combina, de forma maravillosa, la cocina tradicional con la búsqueda de texturas y combinación de aromas. Crea nuevas sensaciones capaces de deleitar los paladares más exigentes sin olvidar, además, el valor de la calidad y los productos saludables. En esta cocina no cabe utilizar otro tipo de aceite distinto al Virgen Extra.

Los nutrólogos son conscientes de que una dieta por muy bien programada que esté desde el punto de vista nutricional, si no produce placer, fracasará. Saber aplicar la técnica culinaria adecuada a cada producto alimenticio con el fin de preservar las cualidades organolépticas de cada uno de ellos, es una de las principales dificultades que se encuentran en la cocina.
Es interesante conocer y saber “catar” los distintos tipos de aceites de oliva para poder aplicarlos con éxito en la cocina. La forma más sencilla y noble de saborear un buen aceite es sobre un pan recién tostado. Las distintas variedades y los diversos grados de maduración del fruto van a proporcionarnos aromas y sabores de distinta intensidad, así como notas sensoriales muy diversas.

El aceite virgen extra en las técnicas culinarias en frío:

Es bien conocido que, en los crudos, sólo añadamos aroma y sabor si utilizamos aceite virgen, único jugo natural, el “zumo de la aceituna”
Para aderezos y acabados de todo tipo de guisos y asados de carne, pescado o vegetales se utilizan aceites vírgenes de aromas intensos, frutados verdes. Aportan un toque perfecto, con pequeña cantidad de producto.
Para salsas tipo mahonesa, cremas y pastelería, entre otras, de sabores delicados, hay que elegir aceites más apagados, de variedades suaves o “frutados maduros”de cualquier variedad, donde no destaque mucho el sabor amargo ni las “notas verdes”. La falta de cultura en torno al aceite ha llevado, en ocasiones, a consumidores habituales de aceites vírgenes a utilizar refinados de semillas para estos fines. Es un error. Existen variedades como la empeltre o, también, los frutados maduros de cualquier variedad, que son muy suaves. En último extremo, tenemos el llamado “aceite de oliva” (la mezcla de refinado y virgen aportará poco sabor y olor, pero procede de la aceituna y tiene su porcentaje de virgen).

El Aceite de oliva y las técnicas culinarias en caliente. Fritos y cocinados

El proceso de fritura preserva, en general, el valor nutritivo de los alimentos mucho mejor que otras técnicas culinarias: menor tiempo de actuación de la grasa caliente sobre el alimento y la no presencia de oxígeno en el proceso. Es obligado utilizar aceite de oliva virgen si queremos conseguir un excelente frito: el aceite de oliva. Soporta mejor que ningún otro las altas temperaturas sin alterarse, forma una capa más fina y consistente alrededor del producto frito, que impide, así, la absorción de más aceite. Además, retiene los jugos.
Igual ocurre en los salteados con aceite de oliva, los alimentos no resultan “encharcados”, pues la alta temperatura que soporta el aceite de oliva produce una coagulación de las proteínas superficiales del alimento, impidiendo la salida de los jugos internos. En los Asados al horno, rehogados y siempre que necesitemos altas temperaturas, tenemos que recurrir a aceites vírgenes de gran estabilidad.

Adición de aromas

El aceite de oliva virgen es tolerante con otros aromas, macerando distintas hierbas, se obtienen una gama de aceites “personalizados”, ideales para utilizar en aderezos y asados de carnes u otros. Es fundamental, para ello, utilizar la variedad picual, pues su alta estabilidad nos va a asegurar mantener esos aromas en estado óptimo durante mucho tiempo.

Fuente:www.diariojaen.es

Descubren que el aceite de oliva regula el apetito

Científicos de Italia y de Estados Unidos explican que las grasas insaturadas, como las que contienen el aceite de oliva, los aguacates y los frutos secos, estimulan la producción de una molécula que reprime los impulsos de comer.

En un artículo publicado en la revista Cell Metabolism, científicos italianos y estadounidenses manifestaron que las grasas insaturadas, como las que contienen el aceite de oliva, los aguacates y los frutos secos, estimulan la producción de una molécula que reprime los impulsos de comer. Los descubrimientos realizados podrían llevar al desarrollo de nuevos fármacos para tratar la obesidad y otros tipos de trastornos de la alimentación.
Estudios anteriores ya habían demostrado que el acto de comer provoca que ciertas células de la pared intestinal produzcan una hormona denominada oleiletanolamida (OEA). Cuando se administra como fármaco, la OEA reduce el apetito, disminuye el colesterol en la sangre y favorece la pérdida de peso.
En esta investigación reciente, los científicos descubrieron que las grasas ingeridas en la dieta son las que provocan la secreción de OEA. Las proteínas y carbohidratos no tienen el mismo efecto, aunque se sabe que las proteínas regulan el apetito de otro modo.
En concreto, son las células de las capas superficiales del intestino delgado las que convierten el ácido oleico, como el que contiene el aceite de oliva, en OEA. Seguidamente, alcanza las terminaciones nerviosas, que son las que mandan mensajes supresores del apetito al cerebro, donde dichos mensajes activan un circuito que genera la sensación de saciedad.
Los científicos opinan que, partiendo de sus descubrimientos, se podrían desarrollar nuevos tratamientos para la obesidad y otros desajustes dietéticos y que éstos podrían controlar el apetito mediante el aumento de los niveles de OEA o impidiendo su descomposición.
«Estamos entusiasmados por el descubrimiento de que la OEA activa receptores celulares que ya habían sido objeto del desarrollo de fármacos con buenos resultados», comentó el profesor Daniele Piomelli de la Universidad de California en Irvine (Estados Unidos). «Nos lleva a ser optimistas ante la posibilidad de crear un nuevo tipo de fármacos contra la obesidad basados en el uso inteligente de mecanismos naturales de control del apetito.»
En todo caso, el profesor Piomelli advierte de que las dietas basadas en gran medida en alimentos industriales podrían contrarrestar los beneficios de este nuevo sistema y favorecer la obesidad. Los alimentos industriales tienen, por norma general, un alto contenido de grasas saturadas, pero muy poco ácido oleico.
«Comer es una de las actividades más importantes que realizan los animales», declaró. «Éste es sólo uno de los muchos procesos que controlan dicha actividad. Pero un sistema como el descrito podría forzarse mediante una dieta inadecuada hasta dejarlo inactivo.»
El profesor Piomelli mantiene un gran interés en averiguar también si este sistema es defectuoso en las personas que tienden a comer en exceso.

Fuente:Universidad de California en Irvine

“Aceite de oliva: clave para protegerse de la depresión”

España. Según estudios recientes la dieta mediterránea previene, además de enfermedades cardiovasculares y cáncer, la depresión. El uso abundante de aceite de oliva podría ser la clave de la protección contra la depresión. Los investigadores descubrieron que la gente que se alimenta con esta dieta -rica en vegetales, frutas, pescado y cereales y baja en carne roja- tiene 30% menos probabilidades de sufrir depresión.

Pero es necesario llevar a cabo estudios más amplios para confirmar estos resultados, dice el estudio publicado en Journal of the American Medical Association (JAMA) (Revista de la Asociación Médica Estadounidense).

Los investigadores no saben cuál es el factor específico que podría conducir a esta protección. Pero estudios previos han revelado que los ácidos grasos monoinsaturados que contiene el aceite de oliva -que se usa de forma abundante en la dieta mediterránea- parecen estar asociados con un menor riesgo de síntomas graves de depresión.

Fuerte asociación

En la nueva investigación, llevada a cabo en las universidades de Las Palmas y Navarra, se estudió a 10.094 adultos durante cuatro años.

Los participantes llenaron cuestionarios sobre sus hábitos alimenticios y posteriormente se calculó su adherencia al llamado patrón de dieta mediterránea (PDM) durante un período de cuatro años y medio.

Los participantes que tenían una fuerte adherencia al PDM tendían a ser hombres, ex fumadores, casados e individuos mayores. Estas personas eran más activas físicamente y mostraban un consumo energético total más alto.

Los científicos identificaron 480 nuevos casos de depresión durante el período de seguimiento: 156 de hombres y 324 de mujeres. Descubrieron que los que tenían una mayor adherencia al PDM mostraron 30% menos riesgo de desarrollar depresión.

El estudio tomó en cuenta el estado civil, el número de hijos y factores asociados con un estilo de vida sano, y encontraron que el vínculo de dieta-depresión no cambiaba.

E incluso considerando las características de personalidad, como la competitividad y la ansiedad de los participantes, el resultado no cambiaba.

Más investigaciones

Tal como señala el profesor Miguel Ángel Martínez González, catedrático de Medicina Preventiva y Salud de la Universidad de Navarra, los resultados tendrán que ser confirmados en ensayos más amplios con más participantes.

Pero lo que se ha encontrado, dice, “es una fuerte asociación inversa entre la dieta mediterránea y la depresión”. “30% es una gran reducción en el riesgo y esto puede ser muy importante considerando la enorme carga de salud que representa la depresión”, dice el científico.

El investigador cree que el efecto del patrón dietético completo es más importante que el efecto de los componentes individuales de la dieta, y eso es lo que puede estar ofreciendo “un buen grado de protección contra la depresión”.

Mujer deprimida

“Los mecanismos específicos por los cuales una mejor adherencia al patrón de la dieta mediterránea podría ayudar a prevenir la ocurrencia de la depresión no se conocen muy bien” afirman los autores.

“Los componentes de la dieta pueden mejorar la función de las arterias, combatir la inflamación, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, reparar el daño celular relacionado al oxígeno, y todos estos factores pueden disminuir el riesgo de desarrollar depresión”.

Los investigadores creen que la clave de la protección contra la depresión quizás está en la combinación de los ácidos grasos omega 3 con ácidos grasos insaturados naturales, más los antioxidantes del aceite de oliva y las nueces, los flavonoides y otras sustancias fitoquímicas de las frutas y vegetales y las grandes cantidades de folatos naturales y vitaminas B, todos contenidos en la dieta mediterránea.

Tal como señala la doctora Cecilia D’Felice, psicóloga clínica y experta en depresión, afirma que cada vez hay más evidencia de la importancia de la dieta en el tratamiento de esta enfermedad.

“La mayoría de los fármacos antidepresivos funcionan manteniendo más niveles de serotonina disponibles en el cerebro”, dice la experta.

“Y lo que sabemos es que una dieta rica en aceite de oliva mejorará la producción de serotonina (el neurotransmisor que se cree está encargado de regular el ánimo)”.

La dieta mediterránea consiste en el consumo moderado de alcohol y productos lácteos, bajo consumo de carne y un alto consumo de legumbres, frutas, nueces, cereales, vegetales y pescado.

Fuente: www.bbc.co.uk

El aceite de oliva en el cristianismo

Los antiguos conocían El Secreto…

…Conocer El Secreto de la Fuente de la juventud y la Salud

El término aceite es sinónimo de “óleo” (que viene de la palabra latina “oleum”) Esta palabra se utiliza solamente en los sacramentos de la Iglesia Católica y en la pintura (para pintar óleos mezclan la pintura con aceite de oliva) El aceite de oliva y el olivo forman parte de la simbología y la mitología.

En esta imagen podemos observar como Cristo realizaba la unción de los enfermos con aceite de oliva

El aceite de oliva se ha usado para ungir reyes, papas, santos, y a muchos cristianos (les signaban con aceite de oliva sagrado y revelaban la condición de su dignidad, o recibían algún sacramento) También tiene propiedades medicinales, ya que contiene ácido oleico, que es anti-canceroso. El aceite representa la salud y la satisfacción por su poder de sanar, purgar el agua y expulsar malos espíritus.

Para la Iglesia Católica representa la Gracia divina. El olivo simboliza la paz, la abundancia, la gloria y la purificación. El tallo del olivo representaba para Noe, después de ocurrir el diluvio, la paz y la victoria. Muchas ramas de olivo se han utilizado para hacer coronas a reyes, simbolizando el poder y la gloria. Nuestro nuevo pontífice desde abril del 2005, Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) está protegido bajo el símbolo del olivo (según las predicciones de San Malaquías) Cristo en citas de la Biblia ungía con aceite a muchos enfermos y los sanaba.

La misa Crismal, donde se consagra el Crisma (de ahí su nombre), es una de las celebraciones cristianas donde se le da una gran importancia al aceite de oliva. Se adelanta al Martes Santo (en vez del Jueves Santo) por causas de desplazamiento de los sacerdotes. En esta misa se bendice el óleo de los enfermos y de los que se van a bautizar. Con el Crisma (el óleo o aceite consagrado) son ungidos los nuevos bautizados, por el Sacramento del Bautismo, y son signados los que reciben el sacramento de la Confirmación(son signados con aceite de oliva combinado con perfumes)

En occidente la unción con aceite de oliva también se hacía sobre la frente del bautizado diciendo: “Recibe por esta señal el don del Espíritu Santo”. En Iglesias donde se hace el rito bizantino la unción se realiza en diferentes zonas del cuerpo a la vez que se recita: “Sello del don del Espíritu Santo”. Con el óleo de los enfermos son aliviados de sus enfermedades, tanto del alma como del cuerpo, para erradicar el mal y así poder conseguir el perdón de los pecados, por eso se le denomina Sacramento de la Unción de enfermos. Este sacramento se aplica solo a las personas que están muy enfermas ungiéndolas en la frente y en las manos con aceite de oliva bendecido pronunciando esta frase: “per istam sanctam unctionem et suam piissimam misericordiam adiuvet te Dominus gratia spiritus sancti ut a peccatis liberatum te salvet atque propitius allevet” (”Por esta santa Unción, y por su bondadosa misericordia te ayude el Señor con la gracia del Espíritu Santo, para que, libre de tus pecados, te conceda la salvación y te conforte en tu enfermedad”) En esta misa pueden participar todos los fieles que quieran.


En el Antiguo Testamento, se menciona que en la Iglesia debe arder una lámpara llena de aceite de oliva continuamente. Esto no solo se usa como ornamento del altar sino también con intereses de culto. Tiene como finalidad rememorar a los creyentes la presencia de Cristo, simboliza honor. Generalmente, la luz cuelga de una cadena ante el Sagrario y ha de quedar bastante alta y separada de los escalones del altar para no molestar a los que se encuentran en el santuario. También se puede colocar en algún fundamento cerca del altar, siempre que esté delante de él y dentro de la zona del santuario. La lámpara del altar puede ser de cualquier metal y tener diferentes formas. Por razones alegóricas, se determina que el aceite de la lámpara que arde ante el altar tiene que ser de oliva, ya que representa pureza, veneración y paz. El aceite de oliva no puede ser reemplazado ni por gas ni por luz eléctrica. En la Iglesia deben arder ininterrumpidamente tres luces ante el altar mayor y otra ante los demás altares, por lo menos durante la Misa y las Vísperas. Ante el Santísimo Sacramento también debe arder incesantemente una lámpara.

REMEDIOS POPULARES con ACEITE DE OLIVA

Los antiguos conocían El Secreto…

…Conocer El Secreto de la Fuente de la juventud y la Salud

El aceite de oliva, es fuente de salud, se utiliza en innumerables remedios populares

Acción antifebrífuga: Para reducir la fiebre. Se somete a cocción 60 gr. de hojas secas de olivo durante un cuarto de hora. Se Toma tres tazas del caldo al día. También se puede poner en maceración 60 gr. de corteza en 250 gr. de alcohol apto para uso alimentario, se debe tomar 20 gotas tres veces al día.

Laxante: En casos de estreñimiento se pueden tomar un par de cucharadas pequeñas de aceite de oliva crudo en ayunas.
Hemorroides: Para aliviarlas, se somete a cocción 30 gr. de corteza de olivo, por cada litro de agua. Con el agua que se obtiene de la cocción se lava la zona afectada.
Curar heridas, llagas o cualquier otra afección de la piel: Se somete a cocción 30 gr. de hojas secas de olivo por litro de agua. Con el agua que se obtiene se lava la zona afectada.
Cicatrizar heridas: Se mezcla aceite de oliva con vino negro y miel, todo a partes iguales, y la mezcla se extiende sobre la herida a cicatrizar. Se dice que esta mezcla es un cicatrizante maravilloso.
Cuidado de las uñas: Se coloca en un vaso un par de dedos de aceite de oliva y se sumergen las uñas en él, durante 5 minutos una vez al día antes de ir a dormir.
Estrías en las uñas: Se masajea con aceite de oliva las cutículas de las uñas antes de irse a dormir.
Aliviar el cansancio de los pies: Se añade unas gotas de aceite de oliva en la palma de la mano y se masajea los pies.
Tapones en el oído: El aceite de oliva es útil para reblandecer los tapones y facilitar así su posterior extracción.
Se pone un par de gotas de aceite de oliva en el interior del oído y se tapa el oído con un algodón. Se deja actuar durante toda la noche, a la mañana siguiente se quita el algodón y se aplica agua caliente con una jeringuilla especial sin aguja.
Encías dolorosas: Para calmar el nerviosismo y el dolor que producen las encías cuando salen los dientes en los niños pequeños. Se realizan friegas en las encías con un poquito de aceite de oliva.
Rosácea: Para mejorar sus síntomas o retardar su aparición, se realizan de tres o cuatro minutos de masajes diarios con aceite de oliva.
Ronquidos: No existen remedios definitivos contra los ronquidos, pero puede ayudarnos. Se coloca en un recipiente hermético 50 gr. de ruda y le añadimos aceite de oliva hasta cubrirla. Esta mezcla se deja macerar durante 14 días en el dintel de la ventana, al sol del día y al sereno de la noche. Pasado ese tiempo, lo colamos y lo guardamos en un recipiente oscuro, para no estropear ninguna de sus propiedades. Se debe aplicar, antes de ir a dormir, untándose en tres zonas: las aletas de la nariz, el cuello y la nuca.
Hipertensión: Para disminuir la tensión alta, se debe tomar una infusión de hojas de olivo antes de comer y otra antes de cenar.
Cálculos en el hígado, vejiga y riñones: Para expulsarlos se debe tomar la mezcla de medio vaso de aceite de oliva, con media rebanada de piña verde licuada. Esta mezcla se debe tomar en ayunas una vez cada 6 meses. También se puede tomar una cucharada de aceite de oliva con el zumo de 2 ó 3 limones cada 3 horas.
Patas de gallo: Calentar al baño María 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharadita de cera virgen y media cucharadita de manteca de cacao. Enfriar y añadir dos cucharadas de agua de rosas. Remover hasta formar una pasta espesa que se aplica sobre las patas de gallo .
Crema para pieles secas: Mezclar 2 cucharadas de aceite de oliva, con dos cucharadas de lanolina licuada al baño María y aplicar sobre la piel.
Pelo castigado: Para que el cabello recobre la vitalidad y el brillo perdido por los tratamientos y productos de peluquería devolviéndole su belleza natural. Basta con aplicar unas gotas de aceite de oliva sobre el cabello y dejar que el aceite haga efecto, aplicar 10 minutos antes de enjabonarte.
Artritis- reumatismo: Se realiza un ungüento a base de 25 cl. de aceite de oliva, flores secas de manzanilla. Se calienta la mezcla al baño María durante una hora y media, se deja enfriar y se filtra. Posteriormente se mezcla aparte una cucharada sopera de Alcanfor y 3 cucharas de alcohol a 60°. Está mezcla se incorpora a la infusión precedente. Se aplica localmente sobre las articulaciones en masajes, 2 veces al día.

El aceite de oliva, es fuente de salud…

La elaboración del aceite de oliva

    Aceite de oliva y el control de la hipertensión y diabetes

    OLIVA SALUD !!!

    Madrid España. La obesidad, el colesterol y la hipertensión arterial son tres de los principales factores de riesgo cardiovascular que se pueden prevenir adoptando hábitos de vida saludables que incluyan al aceite de oliva.

    Los tres factores de riesgo son modificables si se lleva a cabo una alimentación adecuada, lo que permite reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Por este motivo, ha tenido lugar la charla-coloquio sobre el aceite de oliva y sus beneficios para la salud, impartida por la Dra. Petra Sanz, cardióloga del Hospital de Alcorcón y miembro de la Fundación Española del Corazón (FEC), en el marco de Consumeralia, una actividad que gira en torno al Día del Consumidor y celebrada en Madrid.

    “El consumo de aceite de oliva es una buena alternativa en el consumo de grasas puesto que se trata de un ácido graso monoinsaturado, que ha demostrado que disminuye los niveles de colesterol total”, apunta la Dra. Sanz. Asimismo, añade “es conveniente que las grasas que se ingieran sean de este tipo, en lugar de las grasas saturadas, ya que aumentan los niveles de colesterol y por lo tanto de riesgo cardiovascular”.

    Su consumo se debe restringir sólo en caso de personas obesas que estén en tratamiento dietético.
    Por otra parte, se han publicado estudios poblacionales contrastados que demuestran que el aceite de oliva beneficia el control de la hipertensión arterial y previene la aparición de diabetes.
    Además de ser un alimento beneficioso para la salud cardiovascular, el aceite de oliva tiene propiedades antioxidantes que previenen el antienvejecimiento y tienen un beneficio dermatológico directo sobre la piel. Asimismo, “una alimentación rica en fibra y aceite de oliva aumenta el tracto gastrointestinal y mejora la digestión, lo que podría hacer que disminuya la incidencia de cáncer de intestino grueso”.

    Fuente: www.infoalimentacion.com

    OLIVA VIRGEN REDUCE EL PESO CORPORAL !!!

    La dieta basada en aceite de oliva virgen reduce el peso corporal

    Navarra, España. Según la bióloga Cristina Rázquin, investigadora de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra, el efecto antioxidante del aceite de oliva virgen conlleva la reducción del peso corporal.

    Hasta ahora se pensaba que todas las grasas ejercían el mismo efecto sobre el peso, ya que todas tienen las mismas calorías por unidad de consumo, sin embargo una tesis doctoral de la Universidad de Navarra demuestra que el efecto antioxidante del virgen conlleva la reducción del peso corporal.

    La bióloga Cristina Rázquin, investigadora de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra, ha confirmado mediante un estudio que una dieta rica en aceite de oliva virgen reduce el peso corporal.

    Este análisis ha formado parte de su tesis doctoral, que tenía como objetivo medir la influencia de la dieta mediterránea en la adiposidad corporal de una población con alto riesgo cardiovascular.

    La investigación contó con una muestra de 1.055 sujetos navarros, a los que se cambió su alimentación orientándola hacia la dieta mediterránea. Ésta consistió en una alta ingesta de frutas y verduras, así como de cereales no refinados y pescado, y del uso del aceite de oliva virgen como principal fuente de grasas. Además, se recomendó un consumo elevado de legumbres y frutos secos.

    El estudio concluye que el seguimiento de esta dieta mediterránea durante tres años “condujo a una mayor capacidad antioxidante del organismo, que se asoció con un menor peso corporal”. El estudio también reveló que el efecto protector de la dieta mediterránea frente al aumento de peso se incrementa en sujetos predispuestos genéticamente a una mayor ganancia de peso.

    La investigación se presentó en el Congreso Europeo sobre Obesidad 2009 y obtuvo el primer premio concedido por la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad (EASO) en la categoría de “Prevención y Promoción de la Salud”.
    Fuente:
    www.aemo.es