El aceite de oliva reduce el riesgo de asma en los lactantes

Chile: Según un estudio realizado por académicos chilenos y españoles, el consumo de aceite de oliva durante la gestación sería un cheque a fecha contra las enfermedades respiratorias de los menores de un año.

La protección aumentaría en 44%, según un estudio que publica la revista científica Pediatric Pulmonology, considerada una de las más importantes de la especialidad.

En contraste, hubo 60% más casos de bronquitis obstructivas en los hijos de aquellas mujeres que prefirieron el aceite corriente o la margarina, dice la investigación. Su autor principal es el doctor José Castro-Rodríguez, del Departamento de Pediatría y Medicina Familiar de la Universidad Católica.

La clave está en las propiedades antiinflamatorias de los antioxidantes presentes en el aceite de oliva.

A futuro, dice Castro-Rodríguez, pediatra broncopulmonar, este tipo de aceite podría transformarse en un ingrediente habitual en la dieta de una mujer embarazada.

Su uso es hoy más reducido, especialmente en el sector socioeconómico medio y bajo, debido a su alto costo: “Esperamos que con este tipo de estudios consigamos que la industria nos apoye. Ante un aumento de la demanda, los precios podrían bajar”.

Dieta mediterránea

El médico -de nacionalidad peruana, pero residente en Chile hace más de 10 años- realizó el estudio con el apoyo de investigadores de la U. de Murcia, España. Allá, en la ciudad de Cartagena, hicieron un seguimiento de 1.409 niños de entre 15 y 18 meses y luego preguntaron a sus madres su dieta durante el embarazo.

A estos resultados preliminares se sumará un sondeo más dirigido, en el que habrá un grupo al que se le dará el aceite y a otro no. Eso les permitirá saber cuál es la cantidad necesaria que deben ingerir para que se produzcan los resultados buscados.

Y también permitirá determinar si da lo mismo que la ingesta ocurra en el segundo o tercer trimestre del embarazo. Por la complejidad del estudio, no se esperan nuevos resultados antes de tres años.

No es el primer trabajo de este tipo realizado por el médico. “Antes habíamos demostrado, con la misma gente, que los niños de 3 o 4 años que consumían dieta mediterránea presentaban menos riesgo de asma”. Y en ésta, el ingrediente con mayor aporte de antioxidantes es justamente el aceite de oliva.

Fuente: Diario.elmercurio

www.olivasnaturales.com.ar

  • Sin Comentarios
  • Sin votos