El aceite de oliva reduce el riesgo de asma en los lactantes

Chile: Según un estudio realizado por académicos chilenos y españoles, el consumo de aceite de oliva durante la gestación sería un cheque a fecha contra las enfermedades respiratorias de los menores de un año.

La protección aumentaría en 44%, según un estudio que publica la revista científica Pediatric Pulmonology, considerada una de las más importantes de la especialidad.

En contraste, hubo 60% más casos de bronquitis obstructivas en los hijos de aquellas mujeres que prefirieron el aceite corriente o la margarina, dice la investigación. Su autor principal es el doctor José Castro-Rodríguez, del Departamento de Pediatría y Medicina Familiar de la Universidad Católica.

La clave está en las propiedades antiinflamatorias de los antioxidantes presentes en el aceite de oliva.

A futuro, dice Castro-Rodríguez, pediatra broncopulmonar, este tipo de aceite podría transformarse en un ingrediente habitual en la dieta de una mujer embarazada.

Su uso es hoy más reducido, especialmente en el sector socioeconómico medio y bajo, debido a su alto costo: “Esperamos que con este tipo de estudios consigamos que la industria nos apoye. Ante un aumento de la demanda, los precios podrían bajar”.

Dieta mediterránea

El médico -de nacionalidad peruana, pero residente en Chile hace más de 10 años- realizó el estudio con el apoyo de investigadores de la U. de Murcia, España. Allá, en la ciudad de Cartagena, hicieron un seguimiento de 1.409 niños de entre 15 y 18 meses y luego preguntaron a sus madres su dieta durante el embarazo.

A estos resultados preliminares se sumará un sondeo más dirigido, en el que habrá un grupo al que se le dará el aceite y a otro no. Eso les permitirá saber cuál es la cantidad necesaria que deben ingerir para que se produzcan los resultados buscados.

Y también permitirá determinar si da lo mismo que la ingesta ocurra en el segundo o tercer trimestre del embarazo. Por la complejidad del estudio, no se esperan nuevos resultados antes de tres años.

No es el primer trabajo de este tipo realizado por el médico. “Antes habíamos demostrado, con la misma gente, que los niños de 3 o 4 años que consumían dieta mediterránea presentaban menos riesgo de asma”. Y en ésta, el ingrediente con mayor aporte de antioxidantes es justamente el aceite de oliva.

Fuente: Diario.elmercurio

www.olivasnaturales.com.ar

Así protege el aceite de oliva del cáncer de mama

  BARCELONA                

Aceite-en-botella-61045Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han descubierto un mecanismo a través del que el aceite de oliva virgen protege contra el cáncer de mama, y que difiere de los efectos que tienen otros aceites vegetales. El modelo ha sido investigado en modelos animales y ahora se ha iniciado una línea de estudio en humanos.
El Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la UAB descifraron una “cascada completa de señales” que desencadena el aceite de oliva virgen en la célula tumoral mamaria, y que se suma al resto de evidencias ya descubiertas que apuntan a que este alimento está asociado a una baja incidencia de ciertos tumores y tiene un papel protector contra las enfermedades del corazón y otras patologías. Entre los efectos beneficiosos se encuentran la disminución de la actividad del oncogen P21ras, la protección del ADN del núcleo celular, la estimulación de la muerte de las células tumorales y la protección contra el daño del material genético, informó un comunicado.
El aceite de oliva virgen, rico en ácido oleico –ácido graso monoinsaturado– y compuestos bioactivos antioxidantes, difiere de los efectos que desencadena el aceite de maíz, rico en ácidos grasos poliinsaturados, que por contra aumenta la agresividad de los tumores.
El oncogen P21ras favorece la proliferación sin control y estimula el crecimiento del tumor mamario, algo que queda limitado con el aceite. Además, reduce la actividad de otras proteínas implicadas en la supervivencia de las células, que no mueren cuando deberían.

Fuente : Europress.es

Locro rápido para festejar el 25 de Mayo

locro 1 festejo del 25 de mayo bicentenarioLocro rápido para festejar  

El 25 de Mayo Bicentenario de la Patria

 Ingredientes:                                                                  

Para 6 personas.

Maíz pisado 1 kg.
Porotos blancos 250 gr.
Pollo en trozos pequeños 1
Zapallo cortado en cubos grandes 350 gr.
 Aceite de Oliva 3 cucharadas.
Cebollas medianas 2
Tomates 3
Ajíes 2
Sal, pimienta, ají molido, pimentón y comino Cantidad necesaria.

 Preparación:

1) Dejar el maíz en remojo durante toda una noche incorporando también los porotos si fueran secos. Hervirlos luego en agua sin sal para que no se endurezcan.

2) Cuando estén casi tiernos, ir agregando el pollo, el zapallo en cubos, sal, pimienta y seguir cocinando hasta que esté a punto y espeso.

3) Mientras tanto, derretir la grasa o aceite y saltear la cebolla y los tomates picados, los ajíes en cubitos y agregar los condimentos. Dejar cocinar hasta que tome cuerpo la salsa.

4) Servir el locro acompañado de su salsa.

locro

 

 

 

Recomendamos acompañar el locro con unas deliciosas empandas criollas.  Fuente :Verdecountry

www.olivasnaturales.com.ar

Aceite de Oliva, legumbres y calcio para cuidar el corazón

Artículo de Universia | Nutrición

La doctora Maria José Rosselló, de la Universitat Ramon Llull, expuso durante el curso “Comida y Corazón: Amor y Odio” impartido en el programa estival de la Universidad del País Vasco, algunas claves para comer mejor y ayudar a nuestro músculo más importante.

Uno de los componentes esenciales a la hora de cuidar el corazón es el consumo de grasa. Para Rosselló, “la sociedad actual está haciendo un uso inapropiado de grasas. Consumimos más grasas saturadas y, sobre todo, grasas omega 6, por el uso excesivo del aceite de girasol y soja, en vez del aceite de oliva rico en omega 9“.

LA RUEDA ANTIOXIDANTE DE LOS ALIMENTOS

LA RUEDA ANTIOXIDANTE DE LOS ALIMENTOS

Según la doctora Rosselló, el consumo adecuado de ácidos grasos omega 3 tiene un efecto cardiovascular muy positivo, ya que ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos. La facultativa señaló el peligro de estos dos últimos, ya que pueden provocar acumulación de grasa en el hígado, sobre todo en caso de combinarse con grandes cantidades de azúcar.

Otro elemento esencial para el buen mantenimiento cardiaco es el calcio, presente en la leche y los lácteos. La vitamina D también ayuda a mantenerse en su sitio en caso de no consumir estos alimentos.

aceite_salud_corazon1

La sociedad actual está haciendo un uso inapropiado de grasas. Consumimos más grasas saturadas y, sobre todo, grasas omega 6, por el uso excesivo del aceite de girasol y soja, en vez del aceite de oliva rico en omega 9.

 Maria José Rosselló citó además a las legumbres como elemento fundamental en una dieta equilibrada y respetuosa con el corazón. Para ella, sería ideal “comer legumbres en al menos cuatro ocasiones, comer cuatro huevos y 20 gramos diarios de frutos secos (preferiblemente nueces)“.

aceite_salud_corazon2

 Por último, también mencionó las capacidades antioxidantes y antitrombóticas del vino consumido en cantidades razonables, aunque recordó a los presentes que hay que “aprovechar cada momento feliz de la vida, con o sin vino“. Todo esto, unido a la dieta y al ejercicio moderado, da forma a la mejor receta para evitar los problemas cardiovasculares, que suponen una de las principales causas de mortalidad en la sociedad contemporánea.

Fuente: www.aceitedeoliva.net

Aceite de oliva mejora la salud de pacientes con hipertensión

Según un estudio del Instituto de la grasa, la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen o frutos secos mejora la salud de pacientes con hipertensión. Consumir aceite devuelve a parámetros normales la estructura de los glóbulos rojos

Investigadores de toda España estudian el efecto beneficioso de la dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva virgen o frutos secos, sobre pacientes con riesgo de sufrir problemas cardiovasculares.

Los últimos resultados, publicados recientemente en la prestigiosa revista Hypertension en el marco del proyecto PREDIMED, muestran a nivel molecular cómo en personas con hipertensión el consumo de aceite de oliva devuelve a parámetros normales la estructura de los glóbulos rojos, alterada en estos pacientes.

“Que la comida sea tu alimento y que el alimento sea tu medicina”. Así de simple y contundente se refería hace siglos Hipócrates a la importancia que tiene sobre la salud una buena dieta. Desde entonces muchas han sido las fórmulas que se han planteado, algunas de ellas en ocasiones contradictorias, llegando hasta lo que hoy se etiqueta como funcional. Bajo este nombre se agrupan aquellos productos con valor nutricional y que, además, cuentan con propiedades beneficiosas para el organismo científicamente demostradas.

La soja o el omega-3 están disponibles en los lineales del supermercado en casi cualquier tipo de artículo. Con ellos compite una nueva gama de alimentos enriquecidos con bacterias y que anuncian ser la solución para el colesterol o para reforzar las defensas. Todo esto colabora para que los hábitos de consumo cambien en la población, provocando de alguna forma que se dejen de lado productos que la cultura gastronómica de cada zona ha ido agrupando con el paso del tiempo.

Las legumbres, los cereales o el aceite de oliva han estado ligados tradicionalmente a la dieta de la población mediterránea. Sus beneficios para la salud se han pregonado durante la última década. Sin embargo, aunque existen estudios que respaldan esta afirmación, hasta ahora no se había realizado ningún ensayo clínico aleatorizado de cara a valorar los efectos de esta peculiar dieta en la prevención primaria de la enfermedades cardiovasculares, y cuyos resultados permitan efectuar recomendaciones a la sociedad con el máximo rigor científico.

Es por ello que en 2003 se puso en marcha PREDIMED, un proyecto coordinado por Ramón Estruch (Hospital Clínico, Universidad de Barcelona) en el que participan más de 350 expertos pertenecientes a 19 grupos de investigación de toda España, y que abarca más de 7.500 pacientes con alto riesgo cardiovascular. Un gran esfuerzo científico que tiene como objetivo principal el averiguar si la dieta mediterránea, suplementada con aceite de oliva virgen extra o frutos secos, evita la aparición de este padecimiento en comparación con una dieta baja en grasa.

“En nuestro trabajo estamos valorando la intervención dietética durante cinco años sobre los eventos primarios en los problemas cardiovasculares, como son la muerte por esta causa, el infarto agudo de miocardio, la angina estable, la angioplastia, el paro cardíaco y el accidente vascular”, señala Valentina Ruiz Gutiérrez. Esta investigadora del Instituto de la Grasa (CSIC) lidera desde Sevilla una de las líneas de investigación de PREDIMED dedicada exclusivamente a demostrar los beneficios que aporta el aceite de oliva virgen extra a la prevención de estas cuestiones. Algo que, según los resultados obtenidos hasta ahora, está consiguiendo.

La mediterránea, la mejor

En 2006, una publicación en la revista Annals of Internal Medicine ponía sobre la mesa cómo la dieta mediterránea propuesta por el proyecto tenía mejores resultados que la baja en grasas, recomendada actualmente para pacientes con riesgo cardiovascular. Estas conclusiones preliminares apuntaban que una dieta suplementada con un mínimo de 50 gramos (tres cucharas soperas) de aceite de oliva o 30 gramos de frutos secos, no sólo no provocaba variación del peso corporal sino que a la vez reducía de manera significativa la presión arterial y la resistencia a la insulina de los pacientes, además de la concentración en sangre de los marcadores de inflamación vascular relacionados con la arterioesclerosis.

“Esta publicación responde a un primer estudio piloto elaborado durante tres meses con 772 participantes, para ver si se había planteado bien el trabajo o si era algo que no iba a dar resultados. Los datos obtenidos nos sorprendieron a todos, tanto en la dieta con aceite de oliva como con frutos secos, ya que durante este corto periodo de tiempo se vio que bajaban todos los parámetros: disminuía la hipertensión, subía el colesterol bueno, se reducía el malo, … por destacar algunos”, subraya Valentina Ruiz.

Para esta investigadora, publicaciones de este tipo sirven para poner en valor en el panorama científico internacional las propiedades saludables del aceite de oliva. Una especialidad en la que trabaja desde hace más de 30 años y para la que, actualmente, cuenta con el respaldo de la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero y su aportación anual para PREDIMED de 200.000 euros en aceite. Sin embargo, según comenta, “no es suficiente con saber qué hace el aceite de oliva virgen, qué beneficios aporta para la salud, porque si no demuestras los mecanismos por los que esto es posible, no podrás nunca llegar a comprender el fenómeno en profundidad”.

Esto es precisamente lo que ha logrado con su último artículo, publicado recientemente en la prestigiosa revista Hypertension. En él demuestra cómo el aceite de oliva virgen extra modifica la estructura y composición lipídica de los eritrocitos, o glóbulos rojos, alterada en pacientes con hipertensión, mejorándola y acercándola a parámetros normales. Para llegar a esta conclusión Valentina Ruiz ha estudiado, junto a investigadores de Baleares, Sevilla, Málaga y Barcelona, las membranas de los eritrocitos en un total de 36 pacientes, tras un año de intervención en su alimentación con dieta mediterránea suplementada con este tipo de aceite.

Efecto a nivel molecular

“Las membranas de los glóbulos rojos no cuentan con una estructura estable, sino que están formadas por dos capas que se van deslizando sobre sí mismas. Dentro de esta bicapa están presentes el colesterol, transportadores de iones, receptores, proteínas y otros elementos que influyen en su flexibilidad”, explica la investigadora. Conocer el impacto del aceite de oliva sobre esta estructura ha sido el objetivo de este estudio, financiado parcialmente por la empresa SOS-Carbonell, ya que la membrana se organiza, se mueve y se mantiene dependiendo de su disposición física y su composición química.

Y es que el sistema vascular presenta capilares muy finos por donde los glóbulos rojos tienen que pasar. Las posibilidades que tengan las membranas de estos eritrocitos para adaptarse, volviéndose más flexibles al contar con menos espacio, son esenciales para facilitar el flujo de oxígeno a las células. Es precisamente el comportamiento de la membrana y su composición química la que se presenta alterada en pacientes con hipertensión y que, gracias al consumo de aceite de oliva virgen, adopta unos parámetros más normalizados. Un dato que los investigadores han podido observar mediante el proceso de difracción de rayos X realizado en el HASYLAB de Hamburgo, Alemania.

“En definitiva, las conclusiones que hemos obtenido sugieren que la dieta de estilo mediterráneo modifica la estructura de las membranas de los glóbulos rojos y afecta al metabolismo lipídico alterado en sujetos con hipertensión. La modulación que se da en los cambios de la membrana proporciona una nueva perspectiva molecular para establecer una buena base científica por la que la dieta mediterránea beneficie a estas personas”, resume Valentina Ruiz. Para esta investigadora, el paso que se ha dado dentro del proyecto PREDIMED con respecto al aceite de oliva es de gran relevancia y ofrece la ocasión de abrir nuevos campos de estudio. “El olivo no se ha acabado”, afirma sin dudar.

Fuente: www.andaluciainvestiga.com

Receta de aceite de oliva con canela y jengibre

Otra receta de aceites saborizados, deliciosos y todo un desafío. Son recetas que disfruto mucho, créeme porque todas ellas son simples y fáciles, pero consiguen un potencial de sabor más que interesante.

Para hoy una combinación poco usual que te invito a probar. Dos sabores nítidos y definidos que, combinados, hacen lo suyo, especialmente para pescado crudo estilo japonés.

Ingredientes

1 ramita de canela

6 trozos de jengibre

Preparación

Sólo debe sumergirse los ingredientes en 3 /4 de Aceite de Oliva Virgen Extra. Los sabores se irán potenciando y en pocas horas tendrás un aceite muy especial.

Aceite de Oliva Aromatizados

Receta de aceite de oliva con pimientos y hierbas

Hoy comienzo una pequeña serie de propuestas para enriquecer el sabor de nuestros aceites favoritos. Esto puede hacerse para aromatizar, o dar un toque diferente para determinados platos.

La propuesta de hoy, es especialmente recomendada para arroz, ensaladas y carnes. Te invito a probarla.

Ingredientes

1 cucharada sopera de pimienta en grano (puede ser negra, blanca, verde y rosa)
1 ramito de romero
1 hoja de laurel

Preparación

Se sumergen los elementos antes mencionados, en 3/4 litros de aceite de aliva virgen extra. Si se desea hacer mayor cantidad de aceite, deben respetarse las proporciones mencionadas.