Posts etiquetados como ‘sexo libre’

SEXO LIBRE: ¿ placer o pecado?

No he tenido la ventaja (¿ventaja?) de una formación religiosa, así que la asociación sexo/pecado me resulta ajena y arbitraria, como un idioma antiguo que me habla de cosas que no entiendo, y francamente no me interesa conocer. Aclaro que respeto todas las creencias, siempre que no sean agresivas para con los demás, como los fanatismos, y es desde este respeto que me gusta discutir y cambiar ideas,

para mi el sexo NO ES UNA CATEGORÍA MORAL. Esto es: no es ni malo ni bueno, ni ingenuo ni perverso, ni santo ni pecaminoso. Es simplemente un mecanismo natural (gracias al cual se mantiene la especie) cuyo impulso se basa en el deseo, y para lo cual los seres humanos estamos dotados de un sistema biológico cuya función es precisamente esa.

De paso pregunto: ¿A alguien se le ocurriría cuestionar o juzgar moralmente alguna de las funciones del pulmón, o de los huesos, o de los riñones? digo, porque para algo tenemos testículos, ovarios, clítoris, pene eréctil, sensibilidad en la piel, zonas erógenas, orgasmos, y todo lo demás.

Tenemos un APARATO REPRODUCTOR (Parece que ha sido aceptado por la iglesia), pero también tenemos una SEXUALIDAD, toda una serie de conductas y mecanismos HORMONALES, ORGÁNICOS Y PSICOLÓGICOS que funcionan y se relacionan intimamente y no están sujetos a nuestra voluntad o aprobación (en este punto los religiosos se empiezan a poner nerviosos).

Como lo advierten sexólogos, psicólogos y otros irrespetuosos, el impulso sexual se puede controlar hasta cierto punto, pero no reprimir, sino a costa de la salud mental y física de la persona. Una vida sexual plena y saludable comienza con la ACEPTACIÓN del deseo y del placer como un mecanismo y una necesidad natural, y no como una trampa del demonio para arrastrarnos a la perdición.

Un perverso es un señor que se abusa de alguien más débil para usarlo como esclavo, no un muchacho que explora su sexo masturbándose en el baño. Un inmoral es un empresario que no paga sus impuestos sabiendo el daño que causa, y no un hombre que siente atracción por otros hombres. Una madre que echa de su casa a su hija embarazada en vez de apoyarla; esa es una mala mujer, y no el ama de casa que juega y se excita disfrazándose de prostituta.

Eso es lo que yo pienso. El sexo no es ni bueno ni malo. La maldad y la bondad, en todo caso están en la mente de las personas, en sus actitudes y su forma de relacionarse con los demás. Una buena persona, que trata de no hacer daño a nadie, que respeta a los demás y valora la convivencia, no se va a convertir en mala por su preferencia o conducta sexual.

Básicamente, y para resumir, me parece que el ámbito propicio para la moral es el ámbito público, el de la relación entre las personas, y no lo que pueda hacer un individuo en la intimidad.

Y USTEDES, MIS QUERIDOS LECTORES…¿QUÈ OPINAN?

SEXO CASUAL vs. SEXO con AMOR ¿Una falsa opciòn..?

En primer lugar, sexo casual no es lo mismo que sexo a las apuradas, ni sexo frío, ni mucho menos aceptar algo que no tenemos ganas de hacer con alguien que no nos gusta. Eso no sería sexo casual, sino equivocado, que no es lo mismo.

No pretendo hacer un alegato en defensa del sexo, primero porque ya a esta altura me suena francamente fuera de lugar y un poco pedante (es decir al pedo). Y segundo porque el tema es bastante viejo y ya hubo quienes hablaron del tema con frases tan brillantes como ésta:

“El sexo sin amor es una experiencia vacía, pero como experiencia vacía, es una de las mejores.”

WOODY ALLEN.


El sexo, cuando es la manifestación del amor que se brindan dos personas, es un diálogo íntimo y profundo que nos satisface no sólo a nivel de los sentidos, sino de todo nuestro ser. Yo estuve enamorado, más de una vez, y sentí la felicidad del sexo con amor. Es más: aún en mi condición de divorciado, soy un defensor del matrimonio, porque creo que no hay mejor situación para una persona (hombre o mujer) que convivir con quien ama, y en esa convivencia feliz está incluido, por supuesto, el sexo.

Pero en lo que no estoy de acuerdo es en presentarlo como una falsa opción de SEXO ROMÀNTICO vs. SEXO LIBRE , como si fueran dos posiciones enfrentadas que deben ser defendidas, obligandote a tomar partido por una o por otra.

Para mí, disfrutar de un buen polvo con alguien que me gusta, SIEMPRE es una fiesta, más allá de tener o no un vínculo afectivo. Y esto no significa renegar del romanticismo, sino reconocer que cada cosa tiene su lugar y su momento y es sabio saborear la vida a como dé lugar.

SEXO SIN AMOR NO ES SEXO FRÌO

Tampoco es que defiendo un contacto sexual frío o impersonal (un ejercicio físico, como escuché por ahí), porque para mí el sexo siempre lleva una carga de ternura, de entrega, de cuidado por el otro y de gratitud por el placer que nos da, aunque no sea LA FUTURA MADRE DE MIS HIJOS.

El placer y la alegría compartida del sexo te llevan a mostrar tu lado bueno, no tu lado malo. Yo no conozco a nadie que después de un orgasmo tenga sentimientos agresivos, más bien al contrario. El goce sexual nos predispone a ser más receptivos y amorosos con la persona que tenemos al lado. A escucharla, a acariciarla, a aceptar sus pequeños defectos y a compartir los nuestros sin miedo. Y para eso no es imprescindible estar enamorado.

Por supuesto que estar enamorado mejora la experiencia y lleva el placer a un nivel superior, pero ponerlo como una condición sin la cual no vale la pena, me parece que es poner el carro delante del caballo.

DESEO SEXUAL: ACEPTARLO O IGNORARLO

Sostener que el placer sexual sólo aparece como resultado del amor sería como decir que el único diálogo posible entre las personas es aquel en el que se tratan los grandes temas de la vida.

Claro que esto sería magnífico, pero también sería bastante solemne y aburrido, creo yo. Además quedaría muy por encima de nuestras modestas capacidades (la gente común habla y se interesa por las cosas comunes). Pero por sobre todo, sería falso, porque no es eso lo que ocurre.

La mayoría de las veces las personas hablan sobre cosas banales y superficiales, no de la expansión del universo o de la posible resurrección del alma…del mismo modo, no podemos ignorar el hecho de que el AMOR TOTAL no es la unica opciòn posible entre las formas de relaciòn sexual…aunque sea la màs valiosa y profunda. Así es la vida, la aceptemos o no.

SEXO ES ALEGRÌA+PLACER+SALUD+FANTASÌA

Resumiendo, los seres humanos (hombres o mujeres) tenemos necesidades biológicas, hormonales, y también afectivas, todas ellas importantes para lograr un equilibrio, pero vivir la sexualidad en plenitud es algo más que simplemente satisfacer necesidades.

También se puede fantasear, jugar, explorar límites y descubrir nuevas formas de placer, vivir aventuras y fantasías, solos o en pareja, como personas adultas y responsables de nuestro placer y de nuestro cuerpo. De lo contrario, estaríamos desaprovechando una gran fuente de alegría, salud y diversión que además es gratis y no necesita ningún equipamiento o entrenamiento especial.

“El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír.”

WOODY ALLEN

Todos nacemos con lo necesario para disfrutar del sexo (incluyendo el cerebro) y además, como sucede con los músculos y con las neuronas, cuanto más se usa, mejor funciona.

Entonces, condicionar nuestra sexualidad al imprevisible y cambiante humor de nuestro corazón…¿no es complicar algo que debería ser mas simple..?

Restringir la cantidad y frecuencia de nuestros orgasmos para acomodarla a la agenda de un improbable príncipe/princesa azul…¿no es una forma de perdernos momentos tal vez irrepetibles esperando que se alineen los planetas?

MIENTRAS ESPERAMOS EL PLATO PRINCIPAL…

QUÈ TAL UN BOCADITO..?

Por supuesto que no hablo de traicionar nuestros sentimientos, ni de ser infiel a quien amamos, sino de pasarla lo mejor posible mientras el AMOR DE NUESTRA VIDA se toma su tiempo para golpernos la puerta.

La vida es una sola, al menos sexualmente hablando (si es cierto que existe el paraíso, lo que seguro no tendrá es sexo) y sería una lástima descubrir demasiado tarde que nos faltó dedicar más tiempo y energía al goce sexual.

Entonces, mientras el dichoso príncipe azul (o princesa) se digna aparecer de una vez, qué hacemos?

¿Tener buen sexo cuando nos sea posible?

¿Escribir un BLOG?
¿Masturbarnos?

Si, ya sé. Yo hago las tres cosas, aunque no necesariamente en ese orden…

Sexo SWINGER: Disfrutar la DIVERSIDAD

CONTRASTE Y DIVERSIDAD.


Los sexólogos recomiendan variar y alternar estímulos distintos y a veces opuestos, para mejorar la sensibilidad y aumentar el placer. Besos suaves y mordiscos, penetración profunda y luego movimientos lentos, palabras dulces y de pronto lenguaje obsceno, etc. También recomiendan la variación durante el acto sexual. Cambiar de posición, de rol dominante, de actitud, incluso ir cambiando el entorno (lugar, iluminación, música)

El efecto que se busca es siempre el mismo: mantener los sentidos en un estado de excitación que aumente el placer. La idea es: para saborear mejor lo dulce, antes poner en la boca algo salado…para apreciar el calor de un beso húmedo, antes apoyar en la piel un cubito de hielo…las sensaciones se suman, y el placer se multiplica.

En ese sentido es que la experiencia swinger ofrece un menú incomparablemente rico en sensaciones, desde el placer visual hasta las distintas maneras de exteriorizar el goce, pasando por los infinitos matices que se pueden sentir en el cuerpo y en la piel.

EN LA VARIACIÓN ESTÁ EL PLACER DEL SEXO SWINGER


Cada persona, dicen, es un mundo aparte. Cada amante tiene algo que lo hace única/o y especial. Las parejas swingers ofrece la posibilidad de disfrutar y saborear esta variedad de una manera que sería imposible en el sexo de a dos.

Pero cuidado: no se trata de una competencia, sino de una fiesta de los sentidos. No se trata de elegir entre A, B o C, sino en todo caso de SUMAR A+B+C. La idea no es comparar atributos físicos o habilidades, sino aprovechar algo que para la mayoría de las personas sólo existe en sus fantasías sexuales : EL PERMISO PARA JUGAR.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog