Poema: Anabel

En un mar tortuoso de indiferencia y locura

Apareces tú, con tu imagen angelical

Con tu vos melódica y dulce

Con tu silueta que irradia ternura

Con tus ojos que enloquecen y enamoran

Así eres tú.

Día a Día pienso

En tu ser, como dulce rosa que adormece mi voz

Enloquece mi alma y rompe mi ser.

Día a día me envuelvo en tu mirada

En tu voz apasionada

Que irrumpe mi corazón.

No se si algún día

Te conozca de frente

Aunque no pueda hacerlo

Seguirás siendo mi ángel

El ángel que irrumpió en mi vida

Y enloqueció mi corazón.

  • Comentarios
  • 4 votos

Escribí tu comentario

, , Gisela dijo

Muy bueno, entre al blog por una frase que veo por segunda vez en la semana…muy bueno

, , antonio larrosa dijo

Preciosos poemas dignos de ser leídos por todo el mundo cada día.

Clica sobre mi nombre