Posts etiquetados como ‘zen’

Aquí y Ahora – Cuento Zen

Un buscador interroga a un maestro zen acerca de la naturaleza de la iluminación:

-Maestro, por curiosidad, ¿qué hacía usted antes de su iluminación?

-Cortaba y acarreaba leña para el fogón y traía agua del pozo -responde el maestro.

-Ahá, una vida simple y laboriosa. Y ahora que se ha iluminado, su vida debe haber cambiado mucho… debe estar dedicado a la meditación, la oración, el contacto con realidades trascendentes… ¿qué es lo que hace ahora?

-Corto y acarreo leña para el fogón y traigo agua del pozo, -responde imperturbable el maestro.

-Pero, maestro, no comprendo  -dice el discípulo, confundido – ¿Acaso la iluminación no transformó su vida? Yo habría supuesto que usted estaría dedicado a otras actividades.

-Claro que no comprendes  -le responde el maestro-, lo que cambia no es lo que haces , a menos que antes te dedicaras a cosas muy ajenas a tu naturaleza;  lo que cambia es la cualidad de lo que haces.

-¿A qué se refiere con eso? – pregunta el discípulo, intentando comprender.

-Es algo muy simple en realidad… para nada misterioso o sobrenatural. Antes, cuando cortaba y acarreaba leña, por ejemplo, mi cabeza estaba en cualquier otra parte: quizás soñando con la iluminación, quizás irritado por tener que realizar actividades tan innobles, quizás esforzándome por ser humilde y por aceptar la situación, quizás enfrascado en remordimientos o fantasías respecto a situaciones con otras personas, etcétera.

Ahora, cuando corto y acarreo leña y traigo agua del pozo, simplemente estoy ahí, en lo que estoy haciendo, sin un propósito ulterior. No tengo deseos de estar en otra parte ni dejo que mi mente me lleve de la nariz a donde le plazca.

Y eso tan simple cambia todo de raíz.

flores (9)1024

Mensaje de Anochecer en Sesshin(retiro zen) –

Respetuosamente les recuerdo,
Vida y muerte es algo urgentemente serio,
Todo pasa rápidamente a lo lejos,

Se desvanece la oportunidad de este instante.

Que cada uno, completamente
Corte la negligencia, corte la indulgencia
Y despierte, ¡ despierte !

¡Atención!
No desperdicies tu vida.

Otra versión de lo mismo.

“Ruego con urgencia a ti, a todos,
vida y muerte son una cosa seria,
todas las cosas pasan rápidamente a lo lejos,
cada uno de ustedes debe estar alerta:
nunca negligente, nunca indulgente”.

Roshi R. Aitken explica en  ” Seguir el camino del zen” que éste es el mensaje de sesshin ( retiro Zen) antes de apagar las luces y
contiene tres de las preocupaciones del estudiante Zen:

Primero: estar vivos es una gran responsabilidad;retiro zen

Segundo: tenemos poco tiempo para completar tal responsabilidad;

Tercero: es necesaria una práctica rigurosa para la realización.


Gracias SARA  por hacerme conocer estas perlas de conocimiento como vos decís.

Un regalo para todos nosotros de parte de tu generosidad.

Un abrazo.