Posts etiquetados como ‘vivir’

DE QUE ME VOY A ARREPENTIR EN 5 AÑOS????

Hoy mientras iba en colectivo me apareció esa frase no sé porqué.

Tal vez porque hoy el inconsciente me mandó algún arrepentimiento que todavía no hago consciente.

No sé.

Sólo sé que pensé: – ¿de qué me voy a arrepentir en 5 años???

-¿De haber hecho qué??

-¿De no haber hecho qué??

Y aquí me quedo…pensando.

Ojalá que de nada me arrepienta.

Pero ¿quién puede decir que no cometeré errores por omisión??

¿Por inconsciencia?

¿Por dejadez?

¿Por dolor?

¿Por sentirme lastimada?

¿Por cansancio?

¿Por no saber escuchar a los demás?

¿Por no escucharme?

¿Por apurada?

¿Por lenta?

¿Por ir…?

o ¿ por no ir?…

¿Por hablar?

¿ O por callar…?

LAS OTRAS MUERTES

Respirar es morir y renacer a cada instante. Al inhalar entra la vida, al exhalar sacamos lo que ya no lo es.

Dejar atrás el día de ayer y vivir el hoy, es morir y nacer a otras cosas, tener otra oportunidad.

Dormir es morir a la realidad, vivir en el sueño, y despertar es a la inversa, morir al sueño y despertar a la realidad.

Como si fuesemos un árbol lleno de hojas, unas cumplen su ciclo y van muriendo, otras empiezan a brotar y van naciendo, reemplazando a las que ya no están.

Y no nos damos cuenta que cada acción, cada reacción, cada gesto, cada palabra, cada movimiento, cada respiración, cada encuentro o desencuentro, cada día y cada noche, nacen y mueren como las hojas del árbol.

Siempre estamos muriendo y naciendo, y no a un modo sutil solamente.
También celularmente, mueren y nacen en nosotros, piel, huesos, sangre, músculos.

No nos damos cuenta.

¿Haría falta darse cuenta?

¿Qué perderíamos y qué ganaríamos?

¿Porqué nos aturdimos diariamente con estímulos de toda índole?
¿Será para no darnos cuenta de las muertes que nos ocurren contínuamente, preparándonos para la gran muerte?

¿Qué ganaríamos al tener presente siempre que todo se muere y todo renace?

Todo, menos aquella otra muerte, la mayor, la Tirana Muerte como la llama Castaneda en Las enseñanzas de Don Juan,

Aunque para mí, la peor de las “otras muertes” es la decrepitud y la invalidez.

De allí sí que no se vuelve. No poder valernos por nosotros mismos debe ser la peor de las derrotas.

Pues entonces…¿porqué no disfrutar y complacernos con lo que hoy podemos y somos e inclusive podemos mejorar y prevenir para no encontrarnos en aquella situación de verdadero desastre?

¿Porqué no morir a viejos hábitos y creencias y renacer a lo nuevo para construirnos de hoy en adelante y mientras dure y sirva una vida llena de conciencia, en el gran privilegio de haber nacido con conciencia e inteligencia para tomar las riendas de nuestra vida, por lo menos en muchos aspectos?

¿Porqué no construir una vida sana y agradecida, pudiendo hacerlo?.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog