Posts etiquetados como ‘discriminación’

A FAVOR DE LA INTERRELACION DE LOS PUEBLOS

Hace muy poco, en uno de los blogs de clarín apareció de nuevo como siempre, un post contra los bolivianos, peruanos, paraguayos, chilenos, venezolanos, digamos que contra todo hermano latinoamericano que viene a vivir y a trabajar en este país.

Pusieron fotos de muchos de ellos que habrán sacado de algún lado porque era como un collage sin nombres.

Los nombres eran sus rostros.

Claros rasgos de cada pueblo, con sus ojos casi achinados y su color de piel oscura y sus cabellos negros y lacios.

No había ninguno de piel clara y ojos azules.

Aunque los hay también en esos pueblos, porque la mezcla entre europeos y originarios se dió en todo el continente, parecería que no entran dentro de aquellos a los que esta persona dueña del blog, y en la mayoría de los casos los que discriminan, apuntan y denigran con el odio racial a flor de piel y dedos.

Hubo denuncias y la gente de clarín sacó el post y apercibió a su creadora.

Pero hoy yo quiero hacer todo lo contrario a lo que hizo ella y además sin esperar a que sea 12 de octubre para reivindicar y pedir desde mi humilde lugar de hija de inmigrantes el perdón por haberles robado su tierra y su bienes y masacrado a sus pueblos y a sus culturas.

Inmigrantes italianos que cuando llegaron en el año 50 fueron burlados por no saber el idioma y por la pobreza extrema en la que llegaban, igual que los bolivianos, paraguayos y demás: “tano ignorante, gallego cuadrado, se vienen a sacar el hambre a la Argentina, turco de …” perdón, es sólo para refrescar la memoria.

Por haberlo vivido en carne propia es que deberíamos aprender a no repetir la historia y al contrario, tender la mano abierta y la sonrisa solidaria a aquellos que viven el desarraigo de sus familias y su país buscando sobrevivir.

Nos ha tocado desde el 2001 cuando nuestros hijos y familias enteras se fueron a buscar mejores horizontes en Europa, y con el racismo y el odio discriminatorio y con la xenofobia, se encontraron padeciendo, sólo por buscar trabajo.

Aún hoy escuchamos y vemos cómo retienen a argentinos que llegan al aeropuerto de Barajas en España yendo de visita y con todos los papeles en orden, y los devuelven sin siquiera poder abrazar a sus familiares.

Gente rubia y de ojos celestes. Argentinos visitando familiares residentes en la Comunidad Europea. Esa misma Europa que emigró a la Argentina después de la guerra. Por hambre. Por buscar mejores horizontes.

Como los bolivianos, paraguayos, chilenos, uruguayos, colombianos, etc.

¿Hasta cuando esa vieja cantinela de que vienen a quitarles el trabajo a los argentinos?

Acaso los inmigrantes que vinieron de Europa, sus abuelos, o sus padres, vinieron a quitarles el trabajo a los argentinos?

Que era otra Argentina? Puede ser. Faltaba mano de obra barata.

La crisis contínua en la que vivimos desde la dictadura, cuando Martínez de Hoz cumpliendo el plan económico abrió la importación y cerró fábricas, derrumbando fuentes de trabajo que no volvieron a abrirse, porque ningún gobierno le da al pueblo lo que necesita, hace que muchos argentinos sobrevivan haciendo changas. O vendiendo lo que sea, buscavidas. No hay trabajo genuino. No se abren fuentes de trabajo para que los mismos argentinos desocupados puedan tener trabajos dignos.

Entre esos desocupados, entre los que hacen changas, entre los buscavidas, están nuestros hermanos latinoamericanos. Muchas veces explotados por argentinos que los van a buscar para que trabajen en los talleres clandestinos esclavizándolos. Lo hemos visto por televisión.

La pregunta del millón sería: ¿a quienes les están quitando el trabajo aceptando trabajar en esas condiciones? A los argentinos?

¿Cayaron un muro?

Está mal escrito, a propósito. Me tomo esa licencia.

Cayó un muro pero no cayó solo.

Tiraron un muro.

Qué hubiera pasado si las voces de los políticos no se levantaban en contra, y sólo eran las voces de la gente separada por un muro la que protestaba, como pasó ayer y con toda esa policia preparada para ¿ sostener el muro o…?

Sólo por hoy el deseo permanente de que no haya muros y tampoco desocupados, gente mal paga, riqueza concentrada en pocos y pueblo engañado y hambreado, sin presupuesto para educación ni menos para salud. Y tantas cosas más.

No callarán a la gente y sus derechos civiles.

Y no Sólo por hoy.