Desconocido.

Inadvertido,
como tantos otros,
hasta que la luz de tu alma,
me pasó a buscar.

En silencio,
como tantas veces,
te acercaste a mí,
y pediste más.

Me miraste,
Y tu piel que quemaba
sólo se congeló.
estás tan lejos
no volverás a sonreírme.

Te vas,
indeciso,
ya no mío
y mi cielo se cubre
con la niebla de tu voz.

Sofía Beatriz Lamarca
26 de Junio, de 2011

free counters

  • Comentarios
  • 9 votos

Prometo que se aliviará tu dolor!

Somos grandes, y nos arropas cuando hace frío.

Somos grandes, y las cosquillas son tan lindas.

Somos tus hijas, y tu abrazo es tan eterno, tus caricias tan sentidas, tus besos tan dulces, tus palabras tan profundas, y tu forma de secar las lágrimas tan original.

¿Quién te enseñó hacerlo? Seguro mamá ayudó muchísimo, que todavía no logra que te acostumbres a sus incansables, repetitivas y tan tiernas muestras de cariño.

¿Quién te enseñó lo que un padre debe decirle a su hija, para que sepa elegir? Eso no aparece en los tantos libros de tu juventud.

Mirame papá ¿Quién te enseñó a formar una familia así? No creo que haya pasos a seguir, reglas, o ingredientes secretos, pero para algunas personas es más fácil, teniendo un ejemplo al cual imitar.

No tuve nunca frío papá, gracias.

Nunca golpes me dejaron marcada papá, gracias.

Voy a tener una infancia hermosa que contarle a mis hijos papá, gracias.

Sé leer con criterio, escribir porque me gusta, y hablar de muchas cosas papá, gracias.

Tengo un futuro lleno de sueños papá, gracias

Nunca me sentí sola cuando estuve enferma papá, gracias.

De a poco se me van los miedos papá, gracias.

“Vivo para respetar, y espero que me respeten”, gracias papá.

Mi mayor sueño es alumbrar, no sé si al mundo, al menos a alguien, gracias papá.

Sé lo que es un hogar, una sobremesa, y la risa a carcajadas, gracias papá.

Sé lo que es querer, sentirse querido. Sé que vos no vas a morir en soledad, porque vos, papá, no vas a morir. NUNCA.

Sofía Beatriz Lamarca
29 de Junio de 2011

  • Comentarios
  • 4 votos

Te vas.

Me congela tu adiós,
es un oscuro invierno
no escucharte.

Estás lejos,
y sangra el silencio,
como siempre
que no planeas volver

Y te vas a ir,
si siempre te vas,
me vas a dejar:
maldita obsesión.

Helada mi piel,
no voy a abrazarte,
hoy está claro,
no volverás a buscarme.

  • Comentarios
  • 3 votos

¡Me cansaron los amores imposibles!

Un día me diste esperanzas y yo sentía que podía pasar ¿por qué no me querrías? Tengo como hacerte feliz.

No serías otro más, no estarías ya en mi lista de amores imposibles. ¡Por fin alguien que vio más allá!

¡Sos tan perfecto ante mis ojos! Será que fui yo quien vio en vos algo especial, un chico profundo, diferente… sencillamente especial. Fui yo, ninguna otra.

Te escucho incansable, te escucho maldecir por tantas que te dejan pasar. Y yo te sonrío, repito una y otra vez que todo puede estar mejor, “ya vas a encontrar a quien te quiera de verdad” ¿No me ves? ¡Estoy acá!
Ya no quiero mirarte desde lejos, ni ahogar un grito cuando me abrazás.

Sólo se yo cuantas veces te sueño, cuantas otras imagino que te quedás por mí y me prometés un mundo para nosotros dos.

Y ya me cansé. Me cansé de esperar un “te quiero” entre tantas palabras incoherentes, de buscar una sonrisa diferente, un abrazo más sentido.

Me cansé de ser una amiga perfecta, una más en tu grupo. Ya no tengo ganas de callarme lo que siento. Ya no voy a ser la pobre idiota que baja la cabeza, que llora en silencio, y que no le cuenta a nadie que se muere por vos. ¡Basta de inseguridad! ¡Ya estoy harta de mi complejo de inferioridad!

Te necesito, te quiero conmigo, y para mí. Solo para mí.

Soy una chica como cualquier otra. No soy linda, pero mírame, mirame en lo más profundo. Miráme bien,hoy dejé de ser la que conociste.
Estoy enamorada de vos.

  • Comentarios
  • 6 votos

Pobre Mía.

De repente un día, se encontró rodeada de ruido.

Sus amigas le hablaban, y ella solo escuchaba ruido. ¿Por qué no podía entender lo que decían? No estaba a su alcance el comprender esas palabras. Parecía que se unían, formaban frases tal vez.

¿De qué opinaban? ¿A quién criticaban?

Pobre Mía, se estaba desesperando. Pero algo percibió, algo escuchó. Pudo entre el ruido, rescatar algo de esa conversación.

“Yo soy diferente, eso es todo” pensó Mía. Ella era distinta, sí; pero ya no le molestaba. Entendió que no le interesaba hablar sólo de zapatos y vestidos, ni de moda, ni de chicos. Para ella había algo más.

Se le ocurrió preguntar-pobre Mía- que pensaban acerca de aquel nene flaquito, chiquito, que bailaba en el semáforo pidiendo monedas, o de aquel hombre enfermo, durmiendo en la calle. Quería saber que opinaban acerca de la educación, o de libros si la idea era hablar de algo lindo.

Se le rieron en la cara, se le rieron cruelmente en la cara. Y en su mente, volvió la interferencia.

El abismo era cada vez más grande, y no pretendía hacer ningún puente para cruzarlo. Y en su corazón, se sentía segura de quién era, que hacía, y hasta dónde quería llegar.

Se cree que su seguridad repentina y momentánea, fue lo que le permitió encontrar en el cruce de palabras sin sentido, otro ser aislado, diferente, y profundo. Otro corazón, que le sonreía desde la multitud, que le ofrecía escaparse, a donde ya…no hubiera ruido.

  • Comentarios
  • 3 votos

Carta para nadie( y mi regreso)

Gente, hoy vuelvo. No sé muy bien por qué me fui, y menos sé ahora porque estoy de vuelta. Pero volví. Vamos a ver que tal me va, en este regreso.

****

Me pasa todos los días, sabés? Pero hay veces que me supera, que no me aguanto lás lágrimas, que siento que es demasiado, y yo no puedo soportarlo.

No se trata de algo superficial, como todos creen.. es un poquito más complejo, es una inseguridad que maneja varios aspectos de mi vida.

Es muy triste, entendés? Es rabia de mirarme al espejo, de sentir que soy esto.

Pero yo estoy harta de explicarlo. estoy harta de pedirlo. Ni siquiera pido tanto!

Ser normal, una chica del que un alguien, un cualquiera se pueda enamorar. Ser normal. Ser un poquito, algo, bonita.
Tener esa gracilidad, y frescura que tienen las chicas de mi edad. Quisiera tomar decisiones, sin pensar en que todo me va a salir mal.

Nadie, no te imaginás cuántas veces lloré en mis adentros, la incomodidad; el ser tan inferior entre todas las demás.
Porque sí, sería lindo que se volteen al verme pasar. Sería lindo reírme con libertad. Sería lindo ser yo, en cualquier lugar, es más, creo que ya no se quién soy.

Y es tran triste decir , me rindo, ya no pienso luchar. Me conformo con la esperanza de un futuro, de cumplir sueños, que en realidad, sé que no voy a alcanzar.

Y sonrío, no pasa nada ya! Pará qué, les voy a contar? Sí solo soy una tonta, que tiene problemas superficiales. Pero es horrible, en serio es horrible.

Me cansé de ser diferente. Me cansé de ser buena e inteligente, una gran amiga, y sólo eso.

Yo también siento.

Rompería todos los espejos, toda fuente de comparación, no quiero llorar, no quiero seguir, siento que no tiene sentido.

Hoy quisiera alejarme de mí, contemplarme de lejos, y no sentirme propia. Simplemente, tenerme la lástima que me tienen los demás.

  • Comentarios
  • 3 votos

Fuera del cuento de hadas

No espero nada de nadie,pero espero algo de vos.

Quizá que me rescates de esta torre,ladrillo a ladrillo hecho de tristeza.

Si, que me rescates, como en ese cuento de hadas que leí alguna vez.

Pero yo no soy una hermosa princesa, ni un hada resplandeciente.

No hay lugar en los cuentos de hadas para chicas como yo. No hay lugar en tu vida, para chicas como yo.

Y aún así.. aún así te espero. Sentada en un banco de tronco, próxima al dragón inofensivo, que me arropa con un poquito de su humo suave ; practicando mi mejor sonrisa, con mi mejor vestido, con lo mejor de mí.

Pero una princesa de verdad, más adulta, rubia, y perfecta, se acerca despacio hacia mí, se me ríe en la cara.

Al admirar su belleza y su gracia, vuelvo a recordar, que no hay lugar en tu cuento de hadas para mí.

Y simplemente, lloro. Pues, ¿ A quién le importa? Son las hadas, las reinas, las princesas, las bellezas son aquellas que no deben llorar.

Aprendí a esperar nada de nadie.. pero espero algo de vos.

Quizá una mirada real, en donde puedas descubrir el dolor, y el abandono que habita en mis ojos.

Tal vez un “perdón por todo el daño”., tal vez un abrazo.

Te espero, como el intento de princesa que soy, como esa hadita que no brilla.

Te espero, sin sentido, porque no hay lugar en tu alma , en tu corazón, en tu mundo, para mí.

free counters

  • Comentarios
  • 8 votos

Oscuro ángel de la muerte

El ángel de la muerte,
sobre la inocencia de la piel suave,
los hoyuelos, y los ojitos a medio abrir.

El ángel de la muerte,
sobre otro angel pequeñito,
parece que muy pronto,
lo reclamaba el cielo.

Un alma pura y luchadora,
se fue entre el viento a alguna parte,
y entre los que quedan se instala,
el dolor, la tristeza , y la venganza.

El ángel de la muerte,
se devoró tantas plegarias,
se rió de la esperanza.

Ángel negro, ángel maldito,
te apropias de un ser chiquito hecho de amor,
hacía mas falta aquí en la tierra,
era magia ternura y sol.

El aire se vuelve oscuro,
y que nadie diga que así es mejor
porque las princesas que son ángeles,
deberían quedarse en la tierra y no con el sol.

free counters

  • Comentarios
  • 4 votos

Pobre Campanita.

Me pierdo entre las sábanas,
y no consigo dormir,
mi mente da mil vueltas,
y no soy yo la que está aquí.

Y de repente descubro que me da terror pensar,
que a otro corazón hoy intentarás conocer
que a otra invitarás a “Nunca Jamás!”
y mi alma se queda desangrando en el ayer.

Triste la niña que me mira desde el lago,
queriendo gritar desde el reflejo su dolor,
triste su boca, sus ojos, sus manos,
mientras él a otra la llena de ilusión.

No le interesa saber su nombre, ni cómo es, ni dónde vive,
lo único que sabe, es que el dice quererla,
la quiere como a ella no la quiso,
y le regala besos, bombones, o violetas.

Y entonces descubro que triste niña que soy,
y entonces descubro que el libro tiene razón,
Peter Pan jamás se enamorará de Campanita,
pues es sólo una pequeñita, que apagara su brillo por el dolor.

campanita hermosa

free counters

  • Comentarios
  • 9 votos

Ocultar el dolor .-

“Ya está mejor”, dice la gente..

“Ya está mejor”, porque ojos inválidos, y oídos inútiles no perciben su llanto nocturno.

Porque llora en silencio, a escondidas. Porque llora sin lágrimas, estando seca de dolor.

“Ya está mejor”, porque exagera su risa, porque sale seguido.

Porque se hace regalos, y le sonríe a un espejo que no esta mirando.

Y la gente habla, y ella busca de no hablar demasiado.. pero por no mencionarlo.

Y salen siempre las mismas palabras de su boca, con ese dolor encarcelado en cada sílaba, el dolor que quiere gritar, y ocultar a la vez.

“Estas mejor, no?”.

“NOOOOOOOOOOO” quisiera gritarles ella, como una niña acurrucada en un rincón.

Pero busca ser valiente, y sonreír. “Si, ya pasa” termina por contestar.

Pero su mirada ya no es la misma. Sus ojos están.. tristes. Una tristeza que lleva encima el peso de la vida, del amor, mezclado con inocencia.

Y lo más triste tal vez, es que ella tiene una certeza equivocada, ella cree que nunca volverá a ser la misma.

Pero cómo hacerle entender, que tiene que luchar, que debe luchar.

Cómo hacerle entender, que no está hecha de dolor.

free counters

  • Comentarios
  • 7 votos