Manual Lencaria y Lavanderia

INTRODUCCIÓN

En el ámbito hotelero la lavandería desempeña un papel de gran importancia, puesto que directa o indirectamente mantiene relación con todos los departamentos que son los generadores de su existencia, además constituye un servicio adicional que se ofrece a los huéspedes.

La actividad del departamento de Lencería- Lavandería comprende, entre otros, dos servicios básicos: Servicios para los clientes y Servicios internos del hotel. Este trabajo intenta establecer los principios y consideraciones específicas que se deben tener en cuenta para el buen funcionamiento de este departamento, define claramente el tratamiento para cada uno de los servicios que se prestan, explica la información que se genera y su importancia para el control de la venta, además de analizar el control de lencería y la documentación que se genera.

ACTIVIDADES DEL DEPARTAMENTO

Dentro del departamento de Lavandería-Lencería de un hotel se distinguen tres actividades o funciones principales a desarrollar, estas son:

Control e inventario de toda la ropa del hotel

Lo normal es disponer de cuatro juegos de sábanas por persona que se pueda alojar en el hotel: uno en la habitación, otro en el Office, el tercero en lavandería y el cuarto guardado en almacén. Respecto a esto el ICHE propone un stock mínimo de prendas preparadas para el uso del cliente, correspondiente al pedido de dos días de cambio de ropa (por rotación y salida de clientes), en épocas de máxima ocupación del establecimiento.

Lavado, planchado y reparación de dicha ropa

En esta actividad es importante reseñar que hay hoteles que no disponen de este servicio, porque es más rentable, tercerizarlo. Para ello hay que calcular que procedimiento resulta más económico.

Está claro que antes de tomar una decisión conviene tener en cuenta otras consideraciones, por ejemplo:

* La solvencia y seriedad de la empresa externa, ya que el hotel es el responsable de la buena prestación del servicio ante los clientes

* La mayor o menor seguridad de que, durante todo el año, la lavandería externa preste el servicio en el tiempo convenido y no pueda provocar, por cualquier retraso, una rotura de stock en el hotel.

* La posibilidad de que con el trasiego de la ropa pueda reducirse la vida útil del material.

* La mayor o menor dificultad de contratar personal verdaderamente cualificado para este departamento.

* El beneficio que pueda obtenerse por el tratamiento de la ropa de clientes, siempre que no obligue a aumentar la plantilla de personal u origine otros costes que minimicen o anulen aquel.


Servicio de lavandería para clientes

Teniendo como referencia el punto anterior añadiremos que, el cliente dispondrá en su habitación de un impreso donde figuraran los precios establecidos para cada una de las prendas que se limpian en el hotel y las instrucciones que el huésped deberá seguir.

Cuando la ropa necesite un tratamiento especial, lo habitual es que la gobernanta, mediante el departamento de conserjería, envíe las prendas a una tintorería y ésta pase la factura al subdepartamento de mano corriente para su posterior cargo en la cuenta del cliente.


OBJETIVOS DEL MISMO

El departamento de Lavandería-Lencería es el encargado del lavado, planchado, secado y cosido de la ropa del hotel, así como del servicio de ropa de clientes; para ello contará con personal cualificado y con la maquinaria apropiada para estas actividades. Tiene como principales objetivos:

* Proporcionar a todos los departamentos del hotel la ropa necesaria para la realización de sus actividades.

* Conservación, lavado y planchado de la ropa del hotel.

* Ofrecer un servicio de ropa de clientes, dando a la ropa el tratamiento solicitado por éstos.

Hay algunos hoteles en los que la lavandería- lencería funciona como un departamento independiente, en este caso la máxima responsable del departamento será la encargada de lavandería-lencería.

AREAS DE QUE CONSTA

A pesar de que la situación del departamento de lavandería-lencería puede variar dentro de un hotel, dependiendo del organigrama interno de estos, no existe una división clara y definida de las áreas en que se divide, ya que estas varían según los hoteles, no olvidemos que las organizaciones varían sus departamentos funcionales, según sus necesidades y rendimientos. Pero una buena subdivisión en áreas, podría ser:

_ Área de lavado (General y Huéspedes) Lavanderas

_ Área de planchado Planchadoras

_ Área de Reparación y costuras Lenceras

_Área de supervisión y coordinación Gobernanta o responsable del departamento

_Almacén y ropería


SITUACIÓN EN EL HOTEL

La situación del departamento de Lencería-Lavandería varía de un hotel a otro debido claro esta a las diferentes estructuras de ellos, pero siempre que sea posible y la construcción del mismo lo permita, el departamento deberá reunir las siguientes condiciones:

# Ventilación. Se procurará que el lavadero tenga luz natural con una ventilación adecuada por medio de ventanales y suplida por ventilación artificial cuando, por cualquier motivo, no se puedan abrir las ventanas exteriores. Hay que evitar, si es posible, tenerlo en sótanos y con luz artificial solamente.

# Techos altos. Para que el vapor de las máquinas suba lo suficiente para molestar lo menos posible a los trabajadores.

# Paredes alicatadas hasta el techo. Para poder subsanar la posible humedad que se agarra a las paredes, y facilitar la limpieza de las mismas.

# Iluminación. Siempre que se utilice la luz artificial ha de ser lo suficientemente clara y potente para que el trabajo se desarrolle sin ningún perjuicio físico para el trabajador y no perjudique el examen de manchas o limpieza de la ropa

# Suelos. Es importante que se construya con losas, lo más claras posibles, para dar luminosidad y ver rápidamente cualquier cosa que se produzca o haya en ellos. Además deberán tener un ligero declive, al final del cual haya un canalillo que vaya al desagüe, ya que no es dificil el derramamiento de agua en lavandería.

# Local espacioso. Ya que además de maquinaria instalada para su trabajo, este departamento necesita del auxilio de varias mesas y carros, y los trabajadores deben contar con el espacio suficiente para no molestarse y poder desarrollar su trabajo en las mejores condiciones posibles de espacio.

# Lugar donde depositar la ropa clasificada. Como son varios departamentos los que envían su ropa sucia al lavadero, para dividirlos, no confundirla y desarrollar mejor este trabajo, es necesario contar con unos separadores, llamados “pesebres”, para clasificar la ropa, los cuales estarán construidos con azulejos para su fácil limpieza.

# Instalación de maquinaria. Debe reunir las condiciones técnicas de seguridad exigida y provista de los aislamientos necesarios para evitar accidentes a los trabajadores, ya que suelen ser eléctricas y se trabaja con agua.

# Desagües. De los cuales hay que estar especialmente pendientes para evitar que, por cualquier motivo, se atasquen, produciendo malas condiciones higiénicas para el trabajador. Deben ser lo suficientemente anchos para absorber la cantidad de agua necesaria y desinfectarlos con asiduidad para evitar malos olores o peores consecuencias.

# Electricidad. En el caso de que las maquinas trabajen mediante corriente eléctrica, esta debe tener la suficiente potencia como para suministrar de energía a todas las máquinas funcionando a la misma vez. Además de contar con sus conexiones de seguridad y según normativa vigente, ya que en la lavandería se trabaja con agua que es un gran conductor, y pueden producirse accidentes.

# Agua. El caudal de agua tiene que ser suficiente como para suministrar a las maquinas al 100% de trabajo

# Métodos contra-incendios El local debe reunir los requisitos de prevención de incendios, como extintores y puertas contra-incendios.


DISTRIBUCIÓN DE ESPACIOS

Para poder determinar las instalaciones necesarias en una lavandería y por tanto su distribución, es imprescindible conocer el sistema de trabajo que se va a utilizar en ella. Podemos definir cuatro sistemas diferentes, en función de la relación de la lavandería con las empresas exteriores:

-Sistema interior

-Sistema exterior

-Sistema mixto

-Sistema de “Leasing-Renting”


Sistema interior; Con este sistema la lavandería estará dotada de las instalaciones necesarias para realizar el lavado, planchado, cosido, etc., de toda la lencería del hotel y de la ropa de clientes. La relación con empresas exteriores será prácticamente nula, limitándose a circunstancias especiales, como pueden ser averías en las propias instalaciones o los servicios de tintorería.

Sistema exterior; Con este sistema la lavandería-lencería se encargará únicamente de gestionar los stocks de lencería del hotel, teniendo concertada con empresas exteriores la limpieza de esta lencería.

La lavandería tendrá la maquinaria imprescindible para atender el servicio de ropa de clientes.

Sistema mixto; Con este sistema, la lavandería se encarga del servicio de la ropa de clientes, y del lavado y planchado de un determinado tipo de ropa del hotel, teniendo concertado con empresas exteriores la limpieza del resto de la ropa.

Sistema “Leasing-Renting”; Este sistema es el más caro de todos, pero también el mas cómodo para el hotel. Consiste en contratar los servicios de una empresa de “Leasing-Renting”, que pondrá a disposición del hotel mediante alquiler, la lencería que éste necesita en el desarrollo de sus actividades, esta empresa es a la vez la encargada de la limpieza de la lencería, facturándole al hotel los gastos del lavado de la misma.

Con este sistema las actividades de lencería se limitan a controlar el flujo de ropa entre el hotel y la empresa de “leasing-renting”, para verificar posteriormente que la facturación del servicio es correcta, y para llevar un seguimiento de los gastos de lavandería y su imputación a los distintos departamentos.

Teniendo en cuenta estos diferentes sistemas de explotación, la distribución de espacios dentro de un hotel se lleva a cabo siguiendo las recomendaciones ya citadas en el punto 2.4 Situación en el hotel

Posible distribución en planta del departamento de Lavandería-Lencería

Almacén para guardar los productos de limpieza y detergentes

Maquinas lavadoras, centrifugadoras y secadoras, calandria. Lavadora para ropa de clientes.

Mesas de plancha, tablas de plancha, mangueros, almohadillas, porta planchas, máquinas de doblado

Almacén donde depositar la ropa limpia y planchada, para su uso posterior.

Ropa sucia, pesebres donde clasificarla y revisarla. Báscula para pesar la ropa

Máquinas de coser, elementos auxiliares de costura.


Despacho del encargado del departamento

Como se puede observar en esta distribución, el departamento se divide en zonas bien diferenciadas, con objetivos diferentes, aunque complementarios. Es importante reseñar como el área de clasificación de la ropa sucia esta en el lugar opuesto, del almacén donde se guarda la ropa limpia, de esta forma, se evita que se puedan volver a manchar y se avanza en el proceso de calidad e higiene.

Existe un almacén aislado, donde se deposita todo el material de limpieza y detergentes, para que estén en un lugar seguro y sin que estos puedan molestar en los procesos de lavandería.

Hemos incluido también como área complementaria un reservado, o despacho para el encargado del departamento, donde poder guardar los archivos, llevar los inventarios y rellenar todos aquellos documentos que sean necesarios en cada momento.

DISEÑO DE OPERACIONES Y FASES

Los diseños de operaciones, y las fases en que se producen, están fuertemente normalizados, de tal forma que se repiten los procesos siempre de la misma manera, creando por tanto, sistemas de calidad y evitando errores o procesos innecesarios en el tratamiento. Los procesos a seguir en el departamento de Lavandería-Lencería de un hotel los podemos clasificar en: Servicio de lavandería a huéspedes, Servicio de lavandería en general, Proceso resumen diario venta lavandería y Ropa dejada en lavandería.

Servicio de lavandería a huéspedes.


Para que los huéspedes tengan conocimiento de este servicio, es necesario contar con el sistema de información adecuado en que se ofrece el lavado en seco y en agua (valet y lavandería), por medio de una papelería específica (lista de lavandería) que contenga desglosadas las características de cada prenda, la cantidad y el valor del servicio. Esta papelería se encuentra normalmente en las habitaciones. El huésped podrá solicitar el servicio al departamento de lavandería por medio de una llamada telefónica y/o dejando en la habitación la “lista de lavandería” en donde detallará el número de prendas, nombre completo, número de habitación, fecha de entrega, devolución requerida y firma, junto con la ropa que se desea que se le preste el servicio.


En lavandería se hará una “plantilla o reporte de recolección” en donde se anotará el número de la habitación, la hora y el nombre del Valet de turno que se encarga de recoger la ropa, quien, al recibo de las prendas, debe verificar que la “lista de lavandería” tenga escrito el nombre completo del huésped, el número de la habitación y firmada por el huésped. Basándose en la “plantilla de recolección” el Valet entrega en la lavandería la bolsa con la ropa a la “marcadora” quien verifica la cantidad y el tipo de ropa según la “lista de lavandería”, si no corresponde se devuelve, si es correcto se le asigna un número de control diario, al mismo tiempo que se realiza el recuento se procede a la clasificación y marcación separando la ropa de lavado en agua, y la de valet y en su caso, aquella que por su estado de desgaste o por cualquier otra circunstancia deben ser regresadas a los huéspedes con una “tarjeta de devolución”, en donde se notifica que el hotel no se compromete a prestar el servicio por la condición de la ropa sin su autorización. Con la copia de la “lista de la lavandería” la “marcadora”, luego de la clasificación, chequea hacia donde se dirige cada prenda ya sea lavado en agua o en seco. El departamento tendrá una persona destinada a liquidar el servicio prestado en la “lista de lavandería”, enviando a la caja de recepción la “nota débito” correspondiente representada en el desprendible original que tiene la firma del huésped para que sea cargado en la cuenta éste.


La siguiente actividad es verificar si hay los suministros necesarios para continuar el proceso, en caso negativo se hace la requisición al almacén general en donde entregarán los elementos solicitados. Luego de que la ropa ha sido seleccionada y marcada se procederá al lavado, escogiendo muy bien los productos químicos necesarios para el fin. Cuando las prendas cumplen el ciclo normal de lavado, se separa la ropa que necesite ser secada, planchada o desmanchada, siendo llevadas por último a la sección de acoplamiento y empaque, en donde se escoge la ropa de los huéspedes de acuerdo a la “lista de lavandería”. Debe verificarse en este momento que a la ropa no le falte elementos tales como hebillas, botones, etc. se empaca luego colocando sobre la envoltura la respectiva “lista de lavandería” de esta manera se cumple todo el proceso que interviene en la prestación del servicio.

PROCESO DE SERVICIO DE LAVANDERÍA A HUÉSPEDES

Flujo de proceso No. L-1


Con el desprendible de la segunda copia de la “lista de lavandería” el asistente o el Jefe del Departamento deberá elaborar el “resumen de ventas diarias de lavandería”. Este resumen se elabora en original y copia enviando al final del día el original a la caja de recepción para que se verifique que todas las cantidades anotadas coincidan con las “notas débito” enviadas durante el día, pasándolas luego a la auditoría nocturna. La copia es utilizada para hacer la suma y cuadre del soporte de ventas del mes, archivándose luego en este departamento.

El proceso de servicio de lavandería a huéspedes se representa en el flujo No. L-1.


Servicio de lavandería general.

Se canaliza este proceso a través de la sección de ropería en que el respectivo encargado ejerce un control de las prendas entregadas por el personal de los departamentos que requieren el servicio de lavado, secado y planchado de los diferentes elementos necesarios para la operación normal de dichos departamentos. La información que se debe disponer para el tratamiento de entrega de las diferentes prendas se condiciona al tipo de activo de operación conformando la siguiente papelería:

O Control recibo ropería-lencería (habitaciones).

O Control recibo ropería-mantelería (alimentos, bebidas).

O Control recibo ropería-uniformes (hab, a y b, tel, lav, mto).


Si se trata de lencería, la camarera rellena el “control recibo ropería” en original y dos copias. Siendo la primera copia entregada al encargado en la lavandería de recibir las prendas y haciendo firmar la sección “LAV” y la original se retiene en ropería. La camarera dispone de la segunda copia. Si se trata de mantelería proviene de restaurantes, cafeterías y bares. El encargado de llevar las prendas del departamento de a y b llena el “control recibo ropería” en original y dos copias. La primera copia es entregada al Valet en la lavandería con los manteles y servilletas que requieran el lavado. La segunda copia se destina al departamento de alimentos y bebidas. Original para el encargado de ropería.


Si se trata de uniformes el Encargado de Ropería recogerá estos del vestier, (cada empleado entrega el suyo en esta sección) y elabora el “control recibo ropería” en original y una copia. La copia para la lavandería con los uniformes y el original para ropería.


La primera actividad que se realiza ya en la lavandería después del recibo de las prendas entregadas por la sección de ropería, es la de clasificación, de acuerdo al tipo de materiales que condicionan el lavado en seco o en agua. En el caso de los uniformes se deben diferenciar los tipos, de acuerdo al material y la contextura tal como los que se lavan diariamente (driles) y los que son lavados dos veces a la semana (paños).


Una vez clasificada, se procede a hacer un conteo físico de cada uno de los tipos de artículos con el fin de elaborar el “reporte diario lavandería” la sección de “entrada” cotejando con la copia del “control recibo ropería” y remitiendo mas tarde al archivo de lavandería.

PROCESO DE RECIBO, LAVADO, PLANCHADO Y ENTREGA DE LENCERÍA, MANTELERÍA Y UNIFORMES


Flujo de proceso No. L-2


El siguiente paso es determinar si hay piezas que por su deterioro, en el caso de lencería o mantelería, deban ser remplazadas, para tal efecto se elabora un “reporte diario de lavandería” diligenciando la sección “devolución” y junto con las piezas correspondientes, se envían al encargado de ropería al final de cada día. Una vez realizada esta actividad se establece la necesidad de suministros para continuar el proceso, en la que se elabora la requisición al almacén general; obtenido los suministros o en caso de que estuvieran disponibles en la lavandería, se procede al ciclo de lavado y secado. Se detectan luego las piezas que requieren costuras, para tal efecto se elabora un “reporte diario de lavandería” diligenciando la sección “pendiente” y junto con las piezas correspondientes, se envían al encargado de ropería al final de cada día, donde se efectúan los servicios pertinentes y se devuelve a la lavandería nuevamente junto con el “reporte diario de lavandería” relacionando la sección “devolución” para continuar con el planchado, la clasificación y a continuación se cuenta para ser enviada a ropería con su respectivo “reporte diario lavandería” elaborando la sección de “salida” el cual, se hace, en original para ropería y copia para archivo de lavandería.


La última actividad que se realiza en el proceso de recibo, lavado, planchado y entrega de lencería, mantelería y uniformes de empleados es la recopilación de información diaria de entrada, salida, devolución y pendientes de prendas en la “planilla diaria lavandería”. Todo este proceso descrito se muestra en el flujo No. L-2


Proceso resumen diario venta lavandería

Este proceso comprende la recopilación de los recibos y relaciones que soportan la facturación del servicio de lavandería a huéspedes, es decir:

“lista de lavandería” (desprendible)

“ Planilla de recopilación”

Obtenida esta información se elabora el “Resumen Diario Venta Lavandería LAV-5” dirigido al Auditor Nocturno tal como se describe en el flujo No. L-1


Ropa dejada en lavandería

Muchas veces sucede que el huésped abandona el hotel dejando ropa en la lavandería. En estas situaciones se procederá, a guardarla (después de lavarla) con la papeleta de identificación de las prendas, donde indicará el nombre del cliente y número de habitación, remitiéndola seguidamente a la sección de ropería. De tal manera que el cliente pueda recuperar la prenda en cualquier momento que la reclame (previo pago de importe de lavandería).

LA ORGANIZACIÓN Y CONTROL DE ACTIVIDADES

EL PERSONAL Y SUS FUNCIONES

Dependiendo de la estructura y funcionamiento del hotel, el personal de este departamento trabajara a las órdenes de la gobernanta o tendrá autonomía propia. En algunos establecimientos habrá dos encargadas, una de lavadero y otra de lencería, y en otros habrá una sola encargada de todo el departamento, que tendrá a sus órdenes al resto del personal, al cual le encomendará su trabajo.


Encargada de lencería y lavandería

Es la persona designada por la gobernanta o por dirección para gestionar y dirigir el área de lavandería-lencería.

Deberá tener el siguiente perfil:

- Capacidad para adaptarse a los criterios de la gobernanta y colaborar con ella (En el caso de que esta, no sea la encargada del departamento.)

- Capacidad para trabajar en equipo.

- Debe tener amplios conocimientos sobre maquinaria, tejidos, productos de limpieza y desmanchado, así como conocimientos de las técnicas de aplicación de los productos en los distintos tejidos. Además:

* Tendrá a su cargo el funcionamiento del departamento, bien como jefa del mismo, bien por delegación de la gobernanta.

* Tiene bajo sus ordenes a las lenceras, costureras, lavanderas y planchadoras.

* Tendrá a su cargo el inventario general de toda la ropa del hotel allí depositada, en los que hará periódicamente revisiones y reparaciones necesarias.

* En servicios especiales, entregará la lencería pertinente, mediante vales, y se hará cargo de ella, una vez efectuados los servicios.

* Hará un periódico recuento de las existencias con cada uno de los jefes de departamento, comunicando a la dirección cuantas faltas observe.

Como consecuencia del puesto que ocupa como encargada del departamento, y habiendo delegado en ella autoridad y responsabilidad sus funciones principales serán:

* Planificar y organizar el proceso de lavado, centrifugado y planchado, de forma que las maquinas puedan funcionar sin interrupciones por falta de ropa para tratar, procurando que permanezcan constantemente en funcionamiento, y si están paradas que sea el menor tiempo posible.

* Combinar o coordinar el horario de máquinas y personal para ajustarlo a este proceso.

* Controlar toda la ropa que entra en el departamento durante el día.

* Saber interpretar y corregir las desviaciones que se produzcan en el departamento.

* Emitir y tramitar toda la documentación necesaria para controlar el departamento y dar los informes necesarios a su superior inmediato.

* Motivar y perfeccionar al personal que trabaja a sus órdenes.


Lenceras, costureras, lavanderas y planchadoras

Son las encargadas de la atención de la ropa del hotel y de clientes. Deberán ser unas profesionales en sus materias y tener un perfecto conocimiento de su especialidad. De tal forma que las costureras sabrán reparar en función del tejido y de la pieza que sea, aquella rotura o desperfecto que pudieran tener. Las lavanderas deberán conocer el funcionamiento de las máquinas (lavadora, centrifugadora, secadora…) para poder hacer un correcto uso de ellas y las planchadoras como su nombre indica serán las encargadas de planchar la ropa para que quede de nuevo lista para su uso o en el caso de clientes para que se le devuelva a la habitación que corresponda. No olvidemos el trabajo de las lenceras que se encargarán de revisar, transportar, clasificar y almacenar toda la lencería.


Por otra parte, todos los puestos mencionados, deberán atender y obedecer a cualquier orden que se les transmita desde instancias superiores (gobernanta, subgobernanta, encargada…), para que todo pueda funcionar con la coordinación que exige este departamento. Asimismo, deberán conocer los procedimientos a seguir y trasladar a sus superiores cualquier problema que surgiese en su sección, para poderlos solucionar lo antes posible.

Su perfil deberá de ser:

O Imagen personal (higiene y uniformidad)

O Conocimiento sobre el funcionamiento de la maquinaria

O Conocimiento de los distintos tipos de tejidos

O Conocimiento de los productos de limpieza y desmanchado, así como de las técnicas para su utilización sobre los distintos tejidos.

O Saber coser a mano y a máquina.

O Actitud para trabajar en equipo.

Sus funciones y tareas principales a realizar serán:


O Clasificar y contar la ropa sucia entregada por los distintos departamentos.

O Entregar la ropa limpia a los distintos departamentos.

O Recoger los uniformes sucios y entregar los limpios.

O Separar las prendas que presentan algún tipo de desperfecto para repararlas si es posible, y si no darlas de baja.

O Lavado, secado, planchado y plegado de toda la ropa del hotel.

O Lavado, secado, planchado, plegado y entrega de la ropa de clientes.

O Limpieza de las instalaciones de lavandería.

ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

La persona responsable del departamento de Lencería será a quien corresponda la planificación y organización del trabajo a desarrollar. Dicha organización se realizará en base a lo siguiente:

A. La previsión del trabajo a desarrollar durante el día, el cual, a su vez, estará en función:

O Del índice de ocupación del día anterior.

O De las salidas previstas del día.

O De los servicios prestados en restaurante.

O De la frecuentación del cambio de ropa en el hotel.

O Del stock de ropa con el que cuenta.

Esta información le llegará a la encargada por medio de Recepción, bien la noche anterior, bien a primera hora de la mañana del día siguiente, a través del estadillo de previsión del restaurante, y parte de ocupación o de entrada y salidas de Recepción.


B. La capacidad de las máquinas de que disponga, para poder calcular el número de horas que deben estar en funcionamiento y, en consecuencia, el horario del personal y mano de obra a emplear, para asignarlo a cada una de estas máquinas.

Dado que la industria hotelera está expuesta a grandes fluctuaciones tanto en ocupación de habitaciones como en frecuentación de restaurante, sobre todo en hoteles ubicados en lugares con alta estacionalidad, durante estas épocas se debe aprovechar, además del disfrute de vacaciones del personal, para reparar el material, cuyo cambio se realiza con menos frecuencia o se suele hacer de temporada a temporada (cortinas, visillos, colchas de día, etc.).

Debe planificar su trabajo en base al tratamiento de la ropa, es decir:

-Recogida de ropa sucia.

-Clasificación de la misma.

-Paso a las máquinas de lavar.

-De lavadora a centrifugadora (si no tuviera este programa la lavadora)

-De centrifugadora o lavadora a secadora (si la ropa que se trata se plancha en calandria, pues si se plancha en planchadora de rodillo pasará, en vez de a la secadora, a la planchadora de rodillo).

-De centrifugadora o lavadora a planchadora de rodillo (según lo dicho anteriormente).

-De secadora a calandria (hay ropa que no necesita planchado, con lo cual no realizaría este paso).

-Una vez doblada y clasificada la ropa, se colocará en los armarios a la espera de ser retirada por los departamentos correspondientes.


Distribuirá los horarios a su personal, en base al trabajo a realizar, dando a cada empleado las instrucciones correspondientes, dependiendo del tipo de maquinaria a utilizar, tipo de ropa de que se trata y su suciedad, teniendo en cuenta las especificaciones técnicas de cada máquina y sus diferentes programas, poniendo a su disposición los materiales consumibles (detergentes, lejías, suavizantes, etc.) así como materiales y utensilios necesarios, supervisando al mismo tiempo su consumo. Procurando, según los conocimientos adquiridos, que el personal cuide la ropa alargando su vida útil, haciéndola lo más rentable posible.


A una persona o dos, dependiendo del volumen del trabajo, les encomendará el trato de la ropa de clientes, y tendrán, normalmente, utensilios aparte para su trabajo correspondiente.

SISTEMAS DE CONTROL

Los sistemas de control están fuertemente implantados en nuestra sociedad, esto se debe, a la importancia de tener controles continuos en aspectos tan importantes para nuestras empresas como son el control de gastos, la calidad del servicio prestado o el control de inventarios, entre otros.

Todos estos controles, sirven de instrumentos para la nueva gestión empresarial, basada en el aumento de beneficios mediante la reducción de costes, no olvidemos que el departamento de Lavandería-Lencería es uno de los principales generadores de costes dentro de un hotel, por ello se llevan implantando desde hace pocos años unos controles de calidad, basados en los Modelos de Calidad Total, unos modelos que a priori resultan difíciles de asimilar (estos implican a todos los elementos del proceso, incluidos los trabajadores) pero que a corto-medio plazo traen numerosas ventajas para el hotelero.

También son muy importantes para la solución de problemas y la toma de decisiones por parte del ápice estratégico, ya que las tomas de decisiones se deben elaborar en torno a los datos que se le suministran del núcleo de operaciones y su línea media, estos datos no existirían, si no existiesen unos sistemas de control.

Tales sistemas de control, o instrumentos de gestión hotelera, podemos resumirlos en los siguientes:

# Fichas de inventario que reflejen las existencias, el movimiento de la ropa y los stocks máximos y mínimos que se establezcan para cada artículo.

# Impreso ropa de clientes para el control en la recogida, entrega y devolución, así como para la facturación.

# Impreso ropa de servicios para el control en la recogida, entrega y devolución de ropa usada y limpia.

# Impreso control de consumo del material de limpieza.

# Impreso control materias consumibles.

# Impreso control materiales de uso.

# Impreso control-estadística de Kg. lavados, consumos generales y resultados.

# Toda la documentación del departamento

DOCUMENTACIÓN

Todos los procesos anteriormente descritos, serían imposible de controlarlos sin la documentación que a continuación describiremos, pero antes nos gustaría hacer un poco más de hincapié en la importancia que tienen estos documentos en el buen desarrollo de las actividades del departamento, no sería posible imaginar ningún departamento dentro del hotel que pudiese funcionar sin documentación. Pero, para que esta sea eficaz debe ser rellenada correctamente y siguiendo unas reglas claras para todos los empleados. Los documentos que encontramos en este departamento son:

* Lista de Lavandería LAV-1


Objeto de la forma: Ofrecer y vender el servicio de lavandería del hotel, controlar el servicio de lavado y/o planchado y al mismo tiempo facturar el servicio. Los valores unitarios por el servicio de cada prenda vienen previamente impresos en la forma.


Elaboración: Dado que la forma consta de dos partes, se elaborará de la siguiente forma, Clientes, cuando desee el servicio de lavandería, rellenará la parte superior del original y copias en donde se encuentra su nombre, número de habitación, fecha, tipo de servicio requerido, cantidad y el tipo de prendas. En el desprendible únicamente firmará. El cajero de lavandería, al hacer la facturación del servicio deberá liquidar en la parte superior el total individual de cada de prenda según los valores impresos, igualmente diligenciará los dos desprendibles, totalizando el valor del servicio prestado.


Distribución: Original. Pertenece a la lavandería y se distribuye la parte superior para la organización de la ropa y el desprendible se remite a la recepción. La 1ª copia, que pertenece a lavandería, se archiva, y el desprendible es soporte del “resumen diario de ventas lavandería”. La 2ª copia la conserva el cliente.


* Reporte Diario de Lavandería E/S LAV-2

Objeto de la forma: Controlar y revisar cantidad y tipo de artículos de lencería, mantelería y uniformes que se reciben en la lavandería para lavado y planchado.

Controlar y revisar la cantidad y tipo de artículos de lencería, mantelería y uniformes que se entregan luego del proceso de lavado y planchado.

Relacionar los artículos de lencería, mantelería y uniformes que por su deterioro deben ser sacados del servicio o llevados a costura.

Elaboración: Deberá ser elaborada diariamente y llevará el visto bueno del encargado de lavandería.

Distribución: El original se lo queda el encargado de ropería y la copia se archiva en lavandería.


LISTA DE LAVANDERIA LAV-1 Tamaño sugerido: 15cm x 35cm.


REPORTE DIARIO LAVANDERÍA LAV-2 Tamaño sugerido: 20cm x 15cm


* Planilla de Recolección LAV-3


Objeto de la forma: Controlar diariamente el recibo y la entrega de la ropa para el servicio de lavandería huéspedes.

Elaboración: De acuerdo a las llamadas de los huéspedes solicitando el servicio o del aviso de las camareras en el momento de arreglar las habitaciones. El asistente de lavandería, deberá ir rellenando esta planilla diariamente en original, la cual facilita el recorrido del Valet por las habitaciones y establece un control sobre las prendas que se reciben.

Distribución: El original, de acuerdo a las llamadas el asistente de lavandería bloquea las habitaciones, por las cuales tiene que pasar el Valet. Asigna el Valet para la recolección el cual llena el número de la “Lista de Lavandería”, verifica el número de prendas y clasifica el servicio, en especial o normal. Finalmente se remite a auditoría como soporte del “Resumen de Lavandería”.


* Tarjeta de Devolución LAV-4

Objeto de la forma: El no adquirir responsabilidades cuando la ropa no se encuentra en buen estado. Evitar reclamos.

Elaboración: De acuerdo a la revisión de la marcadora en el momento de recibir la ropa ella informa sobre el deterioro de las prendas al encargado de lavandería, él elabora la forma para evitar futuros reclamos.

Distribución: original para el cliente.


* Resumen Diario Venta Lavandería lav-5


Objeto de la forma: Tiene por objeto informar diariamente al Auditor Nocturno sobre la venta departamental.

Elaboración: Lo realiza el asistente de lavandería al final de cada día, recopilando todos los desprendibles (copia) de la “Lista de Lavandería” y la “Planilla de Recolección” diaria como soporte del servicio prestado.

Distribución: El original para el auditor nocturno, y la copia para el archivo de lavandería.


* Control Recibo Ropería – Lencería LAV-6

* Control Recibo Ropería – Mantelería LAV-7

* Control Recibo Ropería – Uniformes LAV-8

Objeto de la forma: Controlar y revisar cantidad y tipo de artículos de lencería, mantelería y uniformes que se entregarán de ropería a la lavandería para lavado y planchado.

Controlar y revisar la cantidad y tipo de artículos de lencería, mantelería y uniformes que se reciben después del proceso de lavado y planchado de la lavandería.


PLANILLA DE RECOLECCIÓN LAV-3 Tamaño sugerido: 13cm x 20cm


TARJETA DE DEVOLUCIÓN LAV-4 Tamaño sugerido: 7cm x 12cm


RESUMEN DIARIO VENTA LAVANDERÍA LAV-5 Tamaño sugerido: 12cm x 10cm

Controlar y revisar la cantidad y tipo de artículos de lencería, mantelería que la encargada de ropería entregará a las camareras o al encargado de A y B responsable mas tarde del proceso de lavado y planchado en la lavandería.

La cantidad de artículos recibidos por la camarera de la ropería después del lavado y planchado debe ser igual a la cantidad entregada inicialmente por ella.

Elaboración: LAV-6 Deberá ser diligenciada por la camarera en original y dos copias

LAV-7 Deberá ser diligenciada por la por la persona encargada de traer la mantelería del departamento de a y b en original y dos copias.

LAV-8 Deberá ser diligenciada por cada empleado, al dejar su uniforme para el lavado y/o planchado, en original y una copia.

Distribución: LAV-6 El original lo entrega la camarera al encargado de ropería, la 1ª copia, al encargado de recibir en lavandería, junto con la lencería. El revisará la cantidad y dará el visto bueno de cantidad y recibo. La 2ª copia la conserva la camarera para el retiro de la lencería y así completar el innventario.

LAV-7 Se entrega al encargado de ropería. La 1ª copia al valet en lavandería, junto con la mantelería. El revisará la cantidad y dará el visto bueno de cantidad y recibo. La 2ª copia la conserva el departamento de a y b.

LAV-8 El original al encargado de ropería, la copia al Valet en lavandería, junto con los uniformes. El revisará la cantidad y dará el visto bueno de cantidad y recibo.


* Planilla Diaria Lavandería LAV-9

Objeto de la forma: Controlar, revisar la cantidad y tipo de artículos, de lencería, mantelería y uniformes de empleados que pasan por lavandería diariamente como soporte de lo enviado por ropería y para un control directo sobre estas prendas. Es base también para controlar el movimiento de la lavandería durante un periodo (un mes) para evaluar el aprovechamiento de la planta.

Elaboración: Deberá ser elaborado diariamente por el Encargado del departamento, en original. Esta planilla facilita el conocer cada día el inventario de piezas que se mantienen en lavandería.

CONTROL RECIBO ROPERÍA – LENCERÍA LAV-6

CONTROL RECIBO ROPERÍA – MANTELERÍA LAV-7

CONTROL RECIBO ROPERÍA – UNIFORMES LAV-8

Tamaños sugeridos: 13cm x 17cm


PLANILLA DIARIA LAVANDERÍA LAV-9

La información que encontramos en la planilla es la siguiente:

-Periodo a controlar.

O 1ª parte: Descripción

O 2ª parte: Tantas columnas como artículos de lencería, mantelería y uniformes, que requiera el servicio, codificadas, diferenciando los tres tipos de activos de operación. Esto es por ejemplo:

1: funda

2: sábanas

18: Toallas

-Filas: Estarán divididas por los días del mes y cada fila contendrá en cada día:

Entradas – Salidas – Devoluciones = Saldo Día

Al final del período controlado estará el total del movimiento del mes de cada tipo de prenda y el saldo total de pr


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario Silvia dijo

cuales son los productos quimicos que se utilizan en las lavanderias de un hotel
gracias