Limosnas y dependencias o desarrollo y autonomía.

¿Omnipotencia limosnera o desarrollo autónomo del potencial humano?

Un artículo del diario La Nación del día 20-12-2009, se titula Telón final y varias cuentas pendientes.

Como comentario expresa queEl acuerdo despertó críticas; no todos los países lo firmaron”.

La información proviene desde Copenhague, y dice: “La histórica conferencia climática a duras penas se salvó del fracaso total, al aceptar ayer un acuerdo político que otorga ayuda financiera a los países más pobres para que enfrenten el calentamiento terrestre, pero que no incluye más recortes en la emisión de gases de efecto invernadero”.

La reflexión que origina es bíblica: ¿No es respetuoso y responsable enseñar a pescar, que darle pescados para mantener irresponsablemente la dependencia?

Es una evidencia, que el abogado Obama, para mantener su poder político, acomoda los principios que postuló en su elección, a las conveniencias militares del pentágono (Que contradictoriamente logró que obtuviera el Premio Novel de la Paz), a las informaciones locales e internacionales que maneja la CIA, a las empresas multinacionales y a las exigencias del confort que disponen los habitantes que lo votaron.

Es el mismo presidente Obama el que envió como representante en Latinoamérica el profesor Valenzuela, universitario chileno que dio un vuelco a los principios que sostenía, el que utiliza personas, que acomodan no adecuan sus ideas, a la evolución de la humanidad.

El diario La Nación comenta: “El tiempo pasa, el mundo cambia, la vida cambia y las ideas se acomodan. En los años ‘70 y ‘80 el joven profesor Valenzuela usaba en sus artículos herramientas marxistas y weberianas para criticar recetas y preconceptos impuestos desde el norte para analizar la problemática latinoamericana. Los autores de esas recetas, agrupados bajo la llamada teoría de la modernización, sostenían que el subdesarrollo de la región obedecía a factores culturales y sociales: la influencia de la filosofía tomista, las ideas feudales del catolicismo y las relaciones premodernas que perpetuaban las culturas indígenas”.

¿Es el mismo Valenzuela de ese tiempo?

La Humanologia, respeta las diferentes ideas que se fueron concretando en hechos hasta la actualidad, pero las considera insuficientes o inadecuadas para una evolución del ser humano, componente fundamental de la humanidad.

La Humanologia, disciplina y método que investiga en el mundo interior del ser humano, sus orígenes y el infinito potencial con que fue creado para la evolución de la humanidad, considera que se hace cada día más necesario, emplear el desarrollo integral de todas las capacidades que movilizan su energía de vida.

Desarrollo integral que comenzando por la sensibilidad antes del nacimiento (que resulta imprescindible para luego de ver “la luz del ambiente social”), debe integrarse y continuar con el desarrollo y empleo de su sensorio y de su intelecto, como un medio idóneo para un desarrollo integral de la personalidad.

Considera que, si el desarrollo es parcial de la capacidad sensorial y de la capacidad intelectual, el componente social, está sólo habilitado para una comparación también parcial de las apariencias.

Hecho que le impulsa racionalmente a discriminar y a ejercer el predominio de unos seres humanos sobre los otros por las diferencias, más que a discernir y complementarse razonable y respetuosamente, para compartir la existencia como un bien necesario y comunitario, que posibilite la continuidad evolutiva de la humanidad.

Y considera que la legalidad que otorga el estudio de la abogacía del presidente Obama, no garantiza el respeto a la vida que otorga el estudio de la biología que la medicina, enseña como primera materia en la profesión.

Esta es una propuesta que afirma la responsabilidad de respetar la vida en todas sus expresiones, más que al confort, que impulsa a un uso desproporcionado y erróneo de la naturaleza.