Amar a una mujer.

Amar a una mujer.

No lo había premeditado nunca.

Llegó naturalmente y desde entonces

cada vez que amo a una mujer

me siento distinto, como un Dios.

Me pregunto:

¿Qué es naturalmente?

¿Cómo será ser un Dios?

Tal vez el amor de dos.

Oscar Néstor.

  • 1 Comentario
  • Sin votos

Escribí tu comentario

, , Ebe dijo

El amor enaltece, nos acerca al hado es la magia etérea del sueño exaltado!

Regards

Ebe


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog