Semana 30: Día 208: Conectado al Transimulator

2013-04-24 10.43.23

No. No es una película de ciencia-ficción. El Transimulator es un nuevo aparato al que me conectaron hoy en mi tercera cita con la kinesióloga que asumo es cubana y le tengo tanto miedo que no me animo a preguntarle de dónde es.

Este Transimulator, comprobé después, también era un dispositivo de electroanalgesia. A simple vista parecía un amplificador. Tenía un botón presionado que decía que estaba establecido en 80 contracciones por minuto. Cuando me conectó y lo encendió, mi pie empezó a moverse involuntariamente durante los siguientes 25 minutos. Mientras se me movía todo en forma espasmódica, escuchaba la radio e intentaba relajarme.

Le comenté a la kinesióloga que sentía menos dolor que ayer, y me respondió que eso era lo más importante. Después de desconectarme, trajo una fuente con cera y empezó a pasármela por el pie y el tibial con un pincel. Estaba caliente y era muy agradable. Le pregunté si estaba por depilarme, por suerte dijo que no. Acto seguido, me envolvió con un plástico y se fue.

Hago un breve flashback. Cuando llegué había varias personas esperando y se fueron sumando recién llegados, hasta que fuimos unos 10 pacientes. La kinesióloga, que es grossa, abrió la puerta de su consultorio (que cuenta con muchas camillas) y dijo “Pasen todos”. Nunca vi algo así, atender a 10 personas a la vez. Mañana me saco la duda de si es cubana o no, así puedo decir “Lo que pasa es que es cubana” (o del país que sea).
Fin del flashback.

Estaba yo, feliz con mi pierna calentita, y la kinesióloga llegó, me sacó todo, me frotó la cera y después empezó a masajear con énfasis… doblando, apretando… vi las estrellas y reí. Todo fue una confusión. No sé por qué me río cuando tengo que aguantarme tanto dolor… Ella está convencida de que mi lesión no me la hice en un día o un a carrera, sino que era algo que venía arrastrando de tiempo atrás. También insistió en que para el fin de semana iba a poder correr… pero con la Feria del Libro, mi regreso al running tendrá que esperar un par de días. Además, siendo lunes mi posible retorno al running, tengo más terreno para correr sobre el pasto…

  • Comentarios
  • Sin votos

Escribí tu comentario

, , jorgeruman dijo

Recomiendo sumo cuidado, porque un amigo mio tuvo una experiencia similar , se adormeciò un poco y despertò en La Habana, la esposa no le creyò y encima le reprochò que si estuvo allì , còmo no trajo alfajores.