Se puede también ganar

En tiempos como los de hoy, es bueno saber que uno cultiva la espiritualidad. Puedo decir que hay momentos en que es mas difícil seguir que otros. Al menos en mi caso, he descubierto una parte de la vida que estaba escondida en mi interior. No se si todos tienen la dicha de amar incondicionalmente a la distancia, haber encontrado aprendizajes incluso en la pérdida mas difícil que es la de un ser querido.
Dejé de mirar el jardín del vecino para empezar a enfocarme en lo que puedo plantar en el mío. No se si ese verde intenso que yo veo desde lejos es así en realidad. Uno tiene que estar allí y aún así jamás lo sabríamos con exactitud. Eso no quita que muchas veces me sienta triste o enojada con la vida. Se que para volver a ser feliz tengo que al menos, intentarlo. Si, implica esfuerzo y depende de nosotras.. Quien dijo que viene sola?
Es un ejercicio que llega después de mirar en nuestro interior y encontrar tesoros en ese espacio que quedó vacío… Cual náufragos.. en vez de esperar que nos lleve la marea o ahogarnos, presentemos batalla. Sumergirse en el océano del dolor, la tristeza y la soledad puede transformarse en una experiencia enriquecedora.