Posts etiquetados como ‘Lazurus’

SUMEROS EN LA CIUDAD DE XEON(Dr.Lazurus Kiilyx)

355727

Imagen de previsualización de YouTube

SUMEROS EN LA CIUDAD DE XEON.

Año 2553.

La alarma suena como todos los días, a las 6100, Sean despierta en su cuarto.
Las tenues luces dicroicas se van encendiendo automáticamente, la calefacción gradualmente se autorregula midiendo el calor del ambiente, todo el lugar se encuentra conformado por paneles cuadrados de color blanco, su cama da a un azulado ventanal gigante, donde puede divisar las nubes grises que hace cientos de años taparon el cielo azul que una vez hubo en la tierra. Se encuentra en la mega ciudad de Xeon, una ciudad futurista, construida en las afueras de la ciudad antigua, conocida alguna vez como New York…

El lugar posee un escudo magnético gigante, que protege a la ciudad de la lluvia ácida que fue provocada por la contaminación, producida en la guerra final, que casi destruyo la civilización de la faz de la tierra. Al levantarse e ir al ventanal para apreciar las luces de los voxcar (autos voladores). Inmediatamente detrás de el, la cama, se reduce completamente de tamaño quedando un chip cuadrado del tamaño de dos centímetros de diámetro incrustado en el piso, y del mismo piso sale una cinta transportadora donde se sube para dirigirse hacia la cocina, cuando recorre el pasillo las luces se van prendiendo a su paso, Al llegar, toca en un panel de cristal unas teclas, e introduce dos cápsulas de color azul, en el horno eléctrico. Y en 5 segundos saca del mismo, el pan recién horneado y el café capuchino listo.

Se sienta en la mesa de la cocina y automáticamente de la mitad de la misma sale un holograma mostrando el noticiero de la mañana. Esta imagen holográfica posee unas teclas virtuales donde puede ir cambiando los canales con solamente pasar el dedo. Mientras veía el noticiero y traspasaba en su cristal tipo tablet, la información de todos los diarios de la ciudad de ese día y unas carpetas de una banda quizás de música clásica, llamada Green Day lo cual tardo 5 segundos en bajar casi 900 gigas, renegó de la lentitud de la tecnología actual, al finalizar la sincronización inalambricamente de los dispositivos, tuvo una videollamada de su Madre Margaret, se interrumpe el noticiero y se da lugar a la llamada en el holograma…

Sean buen día, por favor, no te olvides que hoy tienes la entrevista con John Carlson Presidente de la CCP (Central de Control de Personas).

Hola madre, ya estoy a punto de salir para la entrevista…

Muy bien hijo después llámame para cenar esta noche en la Crossonient`s. La videollamada culmina, volviendo la trasmisión del noticiero. Ve una noticia de unos rebeldes que estaban poniendo bombas en distintos lugares burocráticos de la ciudad.

Al terminar su desayuno, sale del deparmanento, afuera posee como una especie de balcón cochera donde hay una plataforma, coloca un chip de color rojo, retrocede unos metros, y este chip se convierte en un voxcar deportivo color rojo, se sube y vuela rumbo a la CCP.

Al ingresar al enorme edificio de mármol gris oscuro, se aproxima al oficial de seguridad que se encontraba en un mostrador gigante que estaba a 1,70 de altura, buen día soy…

Buen día Sr. Sean, interrumpió el oficial, el Sr Carlson lo esta esperando. Como sabe quien soy, pregunto Sean, es mi trabajo saberlo dijo el oficial. El presidente lo espera en el piso 97, sin más, tomo el ascensor. Y en menos de 5 segundos se encontraba en dicho piso, ingreso al despacho, así que tu eres el famoso programador Sean Collins, eres la imagen viva de tu padre, dijo John abrazándolo. Encantado de conocerlo Sr. Carlson, dime John muchacho le dijo. Es un orgullo para mi y seguramente lo seria para tu padre, el que trabajes con nosotros.Aqui muchacho tendrás acceso a todo, como bien sabrás el CCP, se creo hace mucho tiempo atrás, cuando este mundo era un kaos. Esta organización trajo paz y control a esta ciudad. Es cierto que hoy todavía existen algunos salvajes que viven subterráneamente. Y quieren desestabilizar a la ciudad, pero pronto serán neutralizados.

Tu padre ayudo muchísimo en esta organización, el fue el creador del chip e identificación de códigos de barras, que actualmente usamos todos desde que nacemos. Y quiero que tu muchacho, sigas su legado. Seria todo un honor para mi Sr. Carlson, digo John, apresurándose antes que el viejo Carlson lo corrigiera.
Bien entonces mañana mismo te quiero aquí, hay mucho por hacer. Y se que tu potencial nos ayudara mucho.
Sean se encontraba por las calles de Xeon, ingreso a un MegaMarket. Tomo una bandeja y recorrió las góndolas, donde se veían las imágenes de los productos de comida, como verduras y carnes, pero debajo de estas imágenes, solo habían cápsulas de colores. Tomo unas cuantas y se dirigió a la caja registradora, donde un humanoide, le dijo el precio total, Sean mostró su muñeca donde tenia el código de barras y el humanoide escaneo dicho código, debitándole de su saldo la cuenta a pagar.

Esa noche, en el Restourant Crossonient´s, junto a su madre Margaret , una amiga de su madre Olivia y su hija Lilia, los cuatros sentados en la mesa vip del lugar, el, escuchaba las frivolidades de su madre y la amiga. Sean, nunca se sintió parte de toda esa burocracia, el era un muchacho soñador y siempre le fascino la idea de algún día salir de la ciudad de mármol y conocer la antigua ciudad. De hecho acepto unirse a la CPP, sabiendo que podría tener acceso a toda la información del pasado y presente. Mientras seguía escuchando la aburrida conversación de su madre, se percato que Lilia lo miraba fijamente, claro no era el estilo de el, y le sonrió por cortesía nomás. Cuando estaban eligiendo el menú por fotos holográficos, Se escucho un gran estruendo dentro del restourant a tres mesas de donde se encontraban, había volado la mesa producto de un explosivo, las personas tiradas en el suelo, Sean sobresaltado por lo ocurrido, pero no así, su madre que seguía y seguía hablando, vino el encargado corriendo, pidiendo disculpas por el inconveniente con acento francés impostada y detrás de el unos mozos con una mampara para tapar lo que había ocurrido. Estos rebeldes, ya no saben como llamar la atención dijo la madre, Sean indignado por lo que había pasado y mas por el comentario hipócrita de la madre, abandono el lugar. Llego a la esquina de la calle y había una cabina teletransportadora, paso su muñeca pagando el viaje e ingreso, a los segundos se encontraba en la otra punta de la ciudad a metros de su departamento.

A la mañana siguiente, recorría el pasillo interminable de la CCP, junto a Carlson.

Mostrándole las instalaciones, el edificio era enorme con una estructura muy vieja. Raro en esa ciudad ya que todo era moderno menos ese lugar, en el pasillo había miles de puertas, la puerta 444 era la de su oficina, toma esta credencial de cristal, dijo el presidente, te dará acceso a completamente a todo, después hablaremos de las tareas que te designare, sin mas se despidió perdiéndose en el pasillo eterno. Paso la credencial por una cerradura electrónica y la puerta de hierro, se abrió, al ingresar noto lo frió que era ese lugar, gris y oscuro, donde poseía una estación de trabajo virtual, se pone los anteojos 3d y los guantes de control, y comienza a chusmear documentos históricos, lo primero que busco fue el expediente de su padre y sus investigaciones en la CCP, el no tenia recuerdo alguno de su padre, murió cuando el apenas tenia dos años. Y solo sabía que era una leyenda en Xeon. Su padre había investigado en los documentos de la ciudad antigua, hace cientos de años.

Había encontrado un informe del año 1994 de la Biblioteca Digital IA de CCP.

El presidente de EE.UU, en aquel entonces un tal Bill Clinton, había derogado por ley. Para la creación de una tarjeta de salud con microchip, en realidad encubiertamente quería tener acceso a la información de cualquier ciudadano estadounidense, cientos de años después su padre creo el implante de un chip en la muñeca derecha de los bebes recién nacidos, el cual poseía un código de barras único, enlazando el código con el chip. Uno realizaba todas las transacciones necesarias y cotidianas. Desde la identificación personal como el pago de servicios, pero también iba dejando rastros de lo que hacia y de lo que no.

Mucha gente se resistió a esto y se creo lo que hoy se conoce como el movimiento rebelde de Xeon. Liderado por un científico y amigo de su padre que trabajaba también en la CCP, Ellos no poseen códigos de barra y no están identificados, viven en una ciudad subterránea en forma clandestina, dicen que el lugar conecta a la ciudad antigua.
Sean tomo su tablet de cristal y comenzó a bajar la mayor información posible para seguir investigando desde su casa. Sincronizo el dispositivo, y salio del lugar.
Cuando estaba ingresando a su casa fue sorprendido por una persona encapuchada, no te asustes muchacho dijo el hombre de negro, se saco la capucha y le dijo, yo era muy amigo de tu padre, quien eres?. Pregunto Sean sobresaltado.
Me llamo Nick, trabaje con tu padre en la CCP, pero me fui de ahí, muchacho, se que estas con ellos ahora. Necesito que me ayudes, tu estas ahí adentro, podrías ayudarnos mucho.
Nick, no estoy ni con ellos ni contigo, realmente no defiendo ninguna causa, deberías muchacho deberías, ellos controlan todo, desde que te acuestas, hasta que te levantas.

Desde que naces hasta que mueres. Filman todo el tiempo, poseen miles y miles de cámaras ubicadas en cada hogar, detrás de esos paneles que posees en tu casa y en todas las casas de esta ciudad, hay dispositivos de control, no eres libre desde que has nacido y ese código que llevas en la muñeca es la prueba de ello. Este cogido dijo Sean, lo ha creado mi padre, lo se muchacho lo se, pero creeme que su causa era otra, no todo esto que esta ocurriendo, por eso murió tan joven, Carlson lo envió a matar, piensalo Sean, debo irme, me están buscando y así como apareció, desapareció, se puso una mochila propulsor y salio volando. Sean, Siguió leyendo los textos bajados a su tablet, en su habitación, al ponerse los anteojos 3d, usaba la pared como un gran proyector y con los guantes de control iba avanzando las paginas.

A la mañana siguiente, al ingresar a su oficina, se metió dentro de la Unidad Central de la CCP, en busca de algún archivo que le llamara la atención, después de buscar y buscar.

Encontró una carpeta llamada Generación Sumer, pero se encontraba encriptado con una clave, tardo varias horas, pero el era muy bueno crackeando claves, al poder ingresar a dicha carpeta, encontró documentación acerca de una civilización llamada Sumeros, del planeta Sumer, ellos fueron los que mandaron a construir la ciudad de Xeon, según la documentación, esta civilización invadiría la ciudad en el segundo eclipse lunar del año 2553.

Esto ocurriría mañana, pensó. Guardo toda la información en su tablet, llamo a Nick para encontrarse con el, acordaron el punto de encuentro, La Biblioteca Digital Nacional de Xeon. Mientras Sean leía un libro digital en busca de algún planeta Sumero, sintió la mano de Nick en su hombro, Nick tenemos que hablar, mañana invadirán la ciudad de Xeon, este hizo un gesto de que se callara, ven sígueme dijo el, Al llegar a unos de los pasillos vacíos de la biblioteca, comenzaron a hablar, Sean le comento lo que había leído, El líder de la rebelión le dijo.

Muchacho desgraciadamente por mas que quisiéramos impedir dicha invasión, nos ganan en cantidad, nosotros somos apenas unos cientos, ven conmigo, tal vez en un futuro podamos combatir contra ellos. Sean lo pensó unos segundos, y acepto su propuesta.

Se dirigieron a una estantería de libros, Nick tomo un libro y se abrió un puerta secreta, ingresaron en el y la puerta se cerro tras ellos, había una escalera que los conducía a un subterráneo, tomaron un furgón antiguo y se dirigieron a las afueras de Xeon.

Al día siguiente al amanecer Sean veía desde la ciudad Antigua, como la ciudad de Xeon se encontraba en llamas, al ser invadida por unas naves espaciales de los Sumeros. Con tristeza vio desaparecer la ciudad donde el había nacido, junto a la rebelión se adentraron a la ciudad subterránea que con el tiempo se los conocerían en la historia como los Trecks.

Y así la historia una vez mas…
Ponía su contador en cero…


”Donde el futuro se convierte en pasado…”

Autor: Dr. Lazurus Kiilyx.

OTRAS DIMENSIONES…(Lazurus father)

tumblr_l4fgf5qnD01qaiyl9o1_500 (1)

Imagen de previsualización de YouTube

OTRAS DIMENSIONES…

A lo mejor Berlitz tenía razón y su premonición fue cumplida. Es posible que el fin del mundo haya llegado de alguna manera en 1999. No lo había predicho Bradbury? Tal vez ya fue “fin del mundo” y estamos, sin saberlo, sumergidos en los horrores del infierno. Quizá una mañana creímos haber despertado pero en realidad ya no estábamos. El clima nos pareció raro y cambiante. Y no vimos nunca más aquellas bandadas de flamencos que huían del invierno como una nube rosa hacia el norte. Nos incomodaba el silencio, el color gris de los arboles que habían cambiado sin que lo notáramos, de lugar, de forma y de paisaje, porque era otro mundo. Un lugar sin pájaros ni colores, sin nada que nos alegrara y al que nunca nos habituamos pero creímos reconocer como nuestro, aunque no era mas que una caricatura antigua y grotesca de nuestra vida cotidiana.

Y caminamos por calles que parecían conocidas pero que no lo eran, por pasadizos interminables y mal iluminados, por momentos totalmente vacíos de gentes y de cosas, con una asepsia excesiva y molesta, que de pronto estaban tan concurridos y ruidosos que lastimaban la vista y los oídos, y casi ni se podía caminar por ellas. El bullicio era ensordecedor aunque nadie hablaba y solo caminaban sin ver, esquivando la infinidad de objetos indescriptibles que no estaban allí un minuto antes. Ya no había arboles ni luz solar, ni recortes de cielo, solo cemento o granito pulido, o lo que fuera que había borrado todo vestigio de naturaleza.

Y de pronto, tras una esquina sin ochava (como la de San Martín y Tucumán), las veredas se alfombraban con el verde perfecto, casi irreal, del césped oloroso y recién cortado bajo la sombra de acacias y tilos, tan cuidados que parecían no haber perdido jamás una sola hoja. Los jardines se veían tan limpios y ordenados que nos olvidábamos de mirar esas casas de preciosa arquitectura, en donde de todos modos parecía no vivir nadie. Tan ausentes estaban de sonidos y seres vivos.

Dejamos de saborear los olores de la mañana, a pino fresco y agua. Se hizo rutina ir o venir y no concebimos nunca más la idea de pasear bajo el sol o la lluvia. Era un verdadero fastidio imaginar el minuto siguiente y ya no sabíamos si era de día o de noche, o si de verdad éramos.

No escuchábamos música ni canto de pájaros y las pequeñas sombras que saltaban por las ramas y los patios no se dejaban ver, porque por mas que nos parecieran pájaros u hojas cayendo, de haber podido verlas, solo habríamos encontrado manchones oscuros y borrosos, sin forma ni sentido.

Y al abrir un cajón, con algún propósito olvidado de pronto, no encontrábamos nada útil o motivador. Nunca mas recordamos que allí guardábamos las llavecitas deslucidas de aquel mueble que ya no teníamos1. Ni el pañuelo fino de seda que nunca tocamos porque era un regalo, y como ya no estaba tampoco sabíamos que no estaba.

Todo lo habíamos olvidado.

Valentín Marcelo Basabe

Burzaco, 22/09/2009

INVASION DE NEKROPOLIS.(Dr. Lazurus Kilyx)

fin-del-mundo_note_principal

Imagen de previsualización de YouTube

INVASION DE NEKROPOLIS.

15 febrero 2353.

“Si ven esta filmacion, es que me encuentro muerto.

Espero, que para quien mire esto, sepa el porque estamos en esta situación.

Luchen con su alma, para poder lograr nuestra libertad”.

Neo Leximan.

Me encuentro refugiado entre edificios completamente destruidos.

La rebelión ha tenido numerosas bajas en todos estos años de lucha…

El ejercito de Nekrobianos, arrasaron completamente las ciudades de la tierra.

Destruyeron ciudades enteras.

Hace tiempo  atrás, la tierra sufrió la caída intensa de meteoritos en el mar.

Pero en realidad no eran meteoritos, sino naves espaciales.

Su equipamiento es mucho más sostificado que el nuestro.

Es una raza sumamente más inteligente que la nuestra.

Hace décadas que el sol ha dejado de iluminar esta tierra.

Producto de estos alienígenas y sus naves nodrizas.

Han generado la destrucción total de la vegetación.

Hemos sido devastados por esta raza.

Carecemos completamente de provisiones.

El agua hace muchísimo tiempo que no se ve.

Ellos se han encargado de llevarse casi toda el agua que poseíamos.

Vivimos en una supervivencia diaria.

Mis abuelos me contaron que hace algún tiempo atrás.

La tierra disfrutaba de riquezas infinitas.

Como el agua.

Donde la gente trabajaba dignamente, y disfrutaba de su familia.

Donde los niños iban al colegio.

Donde uno disponía de comodidades, de electricidad para todo el día.

Hoy los pocos sobrevivientes, se han convertido en soldados para poder sobrevivir lo máximo posible.

Me he convertido en el líder de este grupo.

Por tener muy buena puntería…

Mis abuelos pertenecían, a la camada de franco tiradores del ejército, en su época.

Ellos han enseñado a mi padre…

Y mi padre me ha enseñado a mí…

Antes de ser asesinados por los nekrobianos.

Nuestras armas son muy precarias comparadas a sus armas.

Disponemos de escopetas de largo alcance con visor de más de 1000 metros de distancia.

Ametralladoras con lanza granadas, bazokas, granadas y no mucho más.

Los Nekrobianos disponen de una armadura robotizada de una aleación parecida al Titanium.
Sus armas son de largo alcance, y de gran poder de perforación.

Son casi invencibles.

Su único punto débil, son unas ranuras en forma de traqueas a la altura del cuello.

Que por donde ingresa el oxigeno que respiran.

Un  tiro certero en ese punto, es la única esperanza de vencerlos.

Claro por cada uno que logramos vencer.

Ellos aniquilan 1000 de los nuestros.

Poseen sistemas rastreadores de radio frecuencia.

Sabiendo nuestras ubicaciones físicas.

También poseen un sistema de reconocimiento del calor humano…

Por este motivo, hemos creado unos trajes anti-térmicos, para no ser detectados.

Hemos recibido señales de vida por radio frecuencia…

Y estamos en esta parte de la ciudad, en busca de sobrevivientes.

Conmigo están alrededor de 50 rebeldes, esperando instrucciones.

Estamos inmóviles, esperando la señal del guía que esta mas adelante.

Ha descubierto una flota de Nekrobianos a 100 metros de donde nos encontramos.

Cada casco nuestro, está dotado de un complejo dispositivo de video, donde filmamos todo el tiempo.

Estos aligenas rastrearon la señal de radiofrecuencia de los sobrevivientes del sector.

Cuando llegamos, estos estaban disparado una ráfaga impresionante de disparos…

Contra un edificio, era imposible resistir, sus armas eran de mucho poder.

Inmediatamente comenzamos a disparar contra ellos, y contestaron disparando contra nosotros, era impresionante ver los destellos de sus disparos destruyendo todo a nuestro alrededor, destruyendo cuerpos enteros.

Tratamos de esparcirnos a lugares seguros, pero sus disparos, atravesaban cualquier cosa.

Nos separamos, en 5 grupos de 10 personas.

En mi grupo habían quedado solamente cuatro personas.

Un grupo de extraterrestres, nos perseguían y atacaban, pudimos refugiarnos en unos escombros de lo que era un edificio, prepare mi rifle, trate de concentrarme, de no pensar en nada.

Tarea bastante difícil, al ver la ráfaga continua de disparos hacia nosotros y efectué el disparo mortal, cayo uno, después otro y otro mas.

De pronto los que quedaban, simplemente desaparecieron.

Absoluto silencio.

Esperamos unos minutos y nos acercamos a los nekrobianos que estaban en el suelo.

Al llegar, vimos los cuerpos tirados.

Uno de ellos se movía, nos pusimos en estado de alerta.

Por cualquier movimiento que hiciera.

Pero se encontraba bastante herido.

Vimos como la armadura se habría.

Era la primera vez que veíamos a uno sin su armadura.

Tenía el cuello destrozado por mi bala.

Perdía mucha sangre, supongo que era sangre, aunque su color era negro.

Lo arrastramos hacia el interior de un edificio, o lo que quedaba de él.

Estuvimos ahí, tratando de tomar aire, descansar de tremendo enfrentamiento.

Silencio absoluto, solo se oía la respiración forzada del nekrobiano.

De pronto escuchamos su voz.
Ilusos humanos”

Nos quedamos mirándolo.
Su voz era robótica, como si tuviera un aparato que traducía a nuestro español.

“Ilusos humanos, creen que podrán ganarnos”.

Me acerque a el, y le dije:

¿Qué quieren de nosotros, por qué nos atacan?

Lo que dijo, quedo grabado en mi.

“Ustedes mismos se hacen esto.

Nosotros somos sus creadores…

Hace miles de años atrás, descendimos de esta misma galaxia, del planeta Nekrópolis.

Mas conocido por ustedes el planeta X”.

Eso, siempre fue un mito.

Jamás se descubrió nada sobre ese planeta.

¿No es ningún mito, acaso te parezco un mito?

¿No verdad?

Vinimos acá, para crearlos a ustedes, queríamos probar, como seria crear una raza nueva.

Y que se desarrollaran por ustedes mismos.

Si lees la Biblia, si lees los libros antiguos de historias, nos encontraras en cada pasaje.

En cada jeroglífico expresado”.

En cada dibujo impreso en la cuevas.

“Pero ustedes ilusos se creían únicos en este universo.

Que equivocados estaban.

Hicieron todo mal…

Destruyeron todo lo que habíamos creado para ustedes.

Destruyeron este planeta.

Se destruyeron ustedes mismos”.

“Hemos venido a corregir nuestro error.

Hemos venido a poner fin a su raza”.

“Antes de que migren a otros planetas y continúen contaminando todo”

Al decir esto, respiro, una última vez, y dejo de respirar.

No podíamos creer, todo lo que había dicho.

¿Y si era todo cierto?

¿Mereceríamos estar con vida?

Mi cabeza tenía muchísimos interrogantes.

Si todo era cierto, lo que este nekrobiano había contado.

Entonces simplemente viví toda mi vida una mentira.

Al igual que mis padres y mis abuelos y sus antepasados.

Estamos impactados por la noticia recibida.

Y en un segundo sentimos una gran explosión, recuerdo haber volado por la ventana de la onda expansiva.

Había quedado totalmente sordo, aturdido, veía los pedazos de los cuerpos, de mis compañeros.

Quede completamente solo.

Un grupo de 20 soldados nekrobianos disparaban intensamente donde me encontraba.

Como pude me levante y me fui corriendo por un callejón que daba a una avenida.

Al llegar a la avenida, había a una cabina de teléfono, me saque el minidisco de mi casco, donde tenía  la filmacion, lo pegue al costado del aparato de teléfono y comencé a correr.

Pero no llegue muy lejos, sentí como varias ráfagas de tiros traspasaban mi cuerpo.

Y caí al suelo, mirando al ejército de nekrobianos avanzar.

Me dolía respirar.

Los nekrobianos avanzan hacia mí.

Pude ver detrás de ellos un niño, un niño yendo a la cabina y tomando la cinta.

Los nekrobianos ya estaban a centímetros de donde me encontraba, mirándome, mirándolos.

Lo ultimo que sentí, fue una cantidad de destellos sobre mi cuerpo.

Dr. Lazurus Kilyx.