Posts etiquetados como ‘AI’

Inteligencia Artificial (Maxymo)

Imagen de previsualización de YouTube

El video pertenece a la película AI, (una película hermosa, pero muy triste) creada por Stanley Kubrick y desarrollado finalmente por su amigo Steven Spielberg.

Inteligencia Artificial (Un pequeño homenaje de Maxymo)

El niño observaba el amanecer, todos los días lo hacía, lo esperaba sentado en la terraza, mirando al este, con sus ojos claros, de un celeste cielo, de un celeste ausente y carente de pureza natural. Todo su cuerpo era de un metal flexible e innovador, hacía poco se había descubierto ese material, con el cual se construían la nueva raza de reemplazantes, a imagen y semejanza de algún ser querido que ya no exista en este mundo, reemplazaban lo corpóreo pero el alma, jamás pudo ser duplicada, ni los sentimientos.

Su nombre era Santiago y su ID interno era AI4000040001, se adaptaba a las necesidades de sus padres, los cuales habían perdido a su hijo real por una enfermedad grave hacía unos años, pero ellos nunca recuperaron la sonrisa, la alegría, las ganas de vivir, así que no le daban importancia al niño, y él carente de sentimientos no se percataba de esas acciones hasta que:
-Mami, papi ¿ustedes me aman…? ¿qué es amar, qué es odiar?
-Santiago, nunca lo vas a entender –Dijo la madre con lagrimas en los ojos, mirando una foto de su hijo muerto, prosiguiendo –Sos tan parecido…
-¿Amabas a tu hijo? –Preguntó santiago.
Hubo un silencio, y llanto.
-No llores mami, ¿me podes programar para tener sentimientos?
-Eso es imposible Santi.
-¿Y quien lo puede hacer?
-Nadie, o Dios.
-¿Y dónde está Dios? –Se preguntó, y se respondió el mismo –Dejá que busco en mi base de datos –Se hoyo un suave sonido…-Dios, es el creador supremo Él…
-Callate Santiago, por favor. Quiero que te pongas en stand-by –Interrumpió la madre.
En eso llega el esposo, con rostro cansado y demacrado.
-Querido; no quiero tener más a Santiago, debes deshacerte, me recuerda mucho a él.
El niño, no se había puesto en ese estado de desconectado, estaba observando todo, y salió corriendo fuera de la casa, corrió y corrió…
Su verdadero hijo, estaba suspendido en nitrógeno líquido, es decir en un estado criopreservado, su muerte se había declarado pero lo fue puesto en este proceso porque quizás en un futuro pueda ser reanimado.
El niño logra infiltrase al laboratorio, muchas sensaciones eléctricas lo abordaban, ¿sería temor a ser destruido?  ¿O un software de defensa que fue activado en ese momento?
Sacó un cable color gris metalizado desde su cabeza y lo conectó a la Terminal del Vaso Dewar, su temperatura era de -180 ºC , a través de ese cable pudo descargar información del niño, luego busco en todas las bases de datos del mundo, en busca de una cura, su memoria flash estaba colapsando, tubo que suprimir algunas funciones para poder acaparar todo su memoria con la información…Se dirigió al laboratorio de investigaciones, en ese momento no había nadie porque era un día festivo en la ciudad, reunió unos elementos químicos, los mezcló, y comenzó el proceso de descongelamiento del niño, a medida que se iba descongelando le iba aplicando los medicamentos, pasaron unas horas…el niño abrió los ojos, eran de color café…
La madre se hallaba sentada en el hall principal de la casa, las paredes estaban compuestas de un material, que de un momento a otro se transformaban en una pantalla de tv, se podían ver programas o el exterior, con cámaras ubicadas a fuera de la casa, el padre preparaba la cena, ordenaba condimentos a través de un intercomunicador, el cual éste teletransportaba los elementos al instante. Se abre la puerta, primero ingresa Santiago Artificial, desde afuera una intensa luz, proveniente del sol poniente, no dejaba vislumbrar bien, luego otra silueta.
-Que hiciste Santiago.
-Mamá, te he traído nuevamente a tu verdadero hijo, ¿no estas contenta?
-¿Cómo…como es posible?-Preguntó el padre.
-Lo curé, ahora se lo que es tener sentimiento, hacer algo bien.
El niño, el de carne y hueso, parado en el umbral de la puerta, observa con una mirada penetrante y fría, hasta que rompe el silencio.
-Soy un muerto viviente, mi alma jamás podrá ser resucitada, han cometido el peor error de sus vidas.
La policía encontró los cuerpos ensangrentados, desparramados por la casa, el niño, con sus grandes ojos marrones, llorisqueaba, sus lagrimas eran de hielo, y señaló a Santiago Artificial y dijo;
-El los mató, se volvió loco, yo pude salvarme porque me escondí.
-Quédate tranquilo hijo, nosotros te vamos a cuidar –Dijo uno de los oficiales.
-Quiero que destruyan al reemplazante ahora mismo, antes de que ocasione más muertes–  Ordenó el que parecía el oficial a cargo.
Rápidamente y con un pequeño dispositivo, el niño artificial fue desactivado para siempre, mientras el verdadero lo miró mientras sucumbía y una sonrisa macabra se asomo en su boca. Dicen que santiago, el niño de la Inteligencia Artificial al desactivarse, algunos vieron que de entre sus grandes ojos celestes, un líquido brotó, pero todos dicen que se trataba de algún tipo de líquido procedente de su armazón biónico, pero creo que Dios o alguien de un poder superior, antes de morir, le otorgó el sentimiento del dolor y murió en paz.
Santiago, jugaba con los niños de la nueva familia, al nuevo padre no le gustaba mucho la expresión de sus grandes ojos marrones, él lo observaba por una ventana, hasta que santiago se percata y lo mira, y no deja de mirarlo…

facebookscifi