PERDIDOS

Reincarnation2-700x511[1]

Estamos remando a la deriva sobre las aguas de un río desconocido, a bordo de una pequeña embarcación.

Es noche cerrada y la vegetación cambia a cada paso. A tramos se asemeja a una selva enmarañada, con ruidos que asustan y peligros ocultos. A los pocos metros una pradera que contrasta con lo anterior, y las novedades en los paisajes  son continuos,  parece una escenografía pintada  para asombrar hasta dejarnos perplejos.

Es una trayectoria a ninguna parte, porque estamos perdidos. No recordamos nada. No sabemos quien nos puso en esta barca.

Por suerte, José, mi compañero de penurias e incertidumbres, me señala unos claro pocos metros más adelante. Remamos entonces con más empeño. Son horas de cansancio y hambre. El seco ruido al chocar con un improvisado muelle parece más fuerte de lo que es.

Luego de amarrar el bote, vemos a unos  metros una mansión. Mientras nos aproximamos con la lógica ansiedad de nuestra angustia, nos ilusionamos con encontrar alguien en la casa. ¿Cuántas horas pasaron desde que nos despertamos en la cubierta del bote? No tenemos ni  idea. Sin relojes y en medio de una larga noche, a la deriva, es imposible no desesperarse.

No tenemos ganas de pensar… No podemos entender el porque de una mansión en medio de tanta soledad. Solo queremos tocar timbre, que nos abran y nos dejen llamar por teléfono. Lo que no sabemos es a donde comunicarnos, ya que no recordamos nada. La amnesia es nuestra aliada. El miedo nos ha bloqueado.

Nadie contesta. Golpeamos la puerta y  se abre sola. La mansión es inmensa, casi indescriptible, llena de belleza y opulencia, nos ha pasmado de tal manera que estamos inmóviles ante tanta pulcritud. A pesar de la escasa luz, decidimos sentarnos y descansar un minuto.

Pero de pronto todo se ilumina, las luces nos enceguecen. Son reflectores, me dice José. Comprobamos con sorpresa que puertas y ventanas son de cartón impecablemente pintado; que los muebles y los adornos son de utilería. Es un estudio de televisión. Y todo lo demás es decorado. Hay un monitor en una mesa y nuestra imagen en ese monitor.

Algunas risas nerviosas se escuchan, como si un público invisible nos observará. Casi no podemos vernos por el brillo de las luces que de pronto bajan su intensidad. Hay aplausos ahora, murmullos y toses nerviosas. No sabemos bien que hacer.

Una voz en alguna parte nos dice:- A ver, demuestren lo que saben hacer.

José improvisa un baile con pasos de ballet y es abucheado.

Para shockear al público, cuento chistes, intento una rutina para sacarles una sonrisa, pero nadie ríe. Estamos aterrados y se nota demasiado. Silbidos y aplausos que piden acción. Nos quedamos inmóviles, sin responder. Tenemos sueño, fueron muchas horas y el hambre y el cansancio nos vencen, las luces se apagan, los ruidos se silencian y nos dormimos.

Cuando nos despertamos estamos remando a la deriva, sobre las aguas de un río desconocido, a bordo de una embarcación pequeña.

A lo lejos, un inmenso cartel luminoso dice:

“Escuela Previda. Necesitamos un bailarín y un humorista. Demuestre su talento y obtendrá lo que muchos pretenden. Un ovulo fecundado por un espermatozoide será su premio”.

Cuando amarramos la barca, nos juramentamos que esta vez pasaríamos la prueba.

Habíamos recuperado la memoria.

El premio que ofrecían era tentador.


Escribí tu comentario

, , ♣ Ruben (LG) ♣ dijo

Hola Jorge Luis.

No se que decir, todavía lo estoy pensando.

Saludos

♣ Rubén (LG) ♣

, , jorgeluis dijo

Hola,Rubén.
¿Existe la reencarnación? Tal vez si, tal vez no.
Un lugar incierto en tiempo y espacio.
Muertos o extraviados?
No importa. Lo importante es sobrevivir compitiendo y más si ofrecen dos nuevas vidas como premio.
Una especie de antesala de la vida.
Una reencarnación muy fashion.
Saludos.

, , Damian Granja dijo

La reencarnaciòn una vida a travès de muchas, como un actor que interpreta varios personajes pero sin el recuerdo para aprender de los errores solo el ànimo de perdurar. Interesantisimo giro para un deseo latente la inmortalidad.

, , carolita38 dijo

porque han desaparecido todos del blog? he regresado al país, con tiempo y ganas de escribir…y cuando quise escribir siento una soledad por este sitio….que angustia me dio! :(

, , Damian Granja dijo

Estimado Jorge Luis, gracias por tu ùltimo comentario, lamentablemente su metàfora es muy exacta este sitio supo de tiempos mejores y lo arruinaron ahora solo quedan aportes, contribuciones, escritos de lo que alguna vez supo ser un interesante lugar de intercambio. Me ha honrado con sus comentarios y nuestro intercambio junto con sus escritos fue una de las aspectos altamente fructìferos que me llevo de este lugar. No es poco.
Nunca digo Adios sino Hasta luego. Nunca se sabe en el mundo virtual. Feliz dìa del trabajador, alguna vez serà realidad que Argentina Trabaja