Los vengadores del cielo

images[1]

El precio universal del uranio y el titanio, descalabraron la economía mundial. El gobierno unificado para la nueva colonización espacial, hizo que las piedras de cualquier tamaño y precedencia fuesen consideradas armas peligrosas, en caso de ser usadas, durante manifestaciones de protesta. El desarme compulsivo casa por casa,  había dejado indefensos a los habitantes del planeta Tierra, que pese al nuevo orden establecido de seguridad total las 24 horas, continuaban siendo robados y asesinados por bandas salvajes que habían escondido armamento y municiones, para combatir al gobierno unificado.
Los bloques de cemento no tenían cotización. El mundo se había transformado en un mercado de materias primarias. Las industrias palidecían. Comenzaban a aparecer las primeras comunidades que vivían en cavernas, por las afueras de las grandes urbes, escapando de la contaminación ambiental, las lluvias ácidas y los escapes radioactivos de las centrales nucleares que por miles se reproducían, como hongos después de la lluvia, por toda la superficie terrestre.
Los llamaban los nuevos cavernícolas. Las primeras epidemias terminaron con las poblaciones urbanas. La violencia del gobierno unificado, en respuesta a los rebeldes, provocaba el exterminio donde hiciera falta, para evitar la propagación de los nuevos virus y bacterias, que diezmaban a la raza humana.
-Volvamos a la naturaleza- gritaban los cavernícolas.
Pero era demasiado tarde. Pocos, apenas unos cientos, pudieron escapar de la debacle anunciada.
Los últimos sobrevivientes soñaban con un mundo nuevo. Algunos conseguían escapar hacia las colonias extraterrestres, dispersadas a lo largo de las galaxias más cercanas. Pero incluso hasta allí, llegaban las plagas, terminando con todo ser viviente.
Alguien interpretará nuestras señales. Abandonemos las viejas costumbres- repetían todo el día los cavernícolas que desde las montañas  veían el fin del supuesto mundo civilizado y ultra seguro
- La tierra renacerá y nosotros con ella-decían convencidos.
-Crearemos un nuevo lenguaje, para un nuevo planeta.
Todos los grupos se unieron en cada lugar del mundo.
Aquella mañana, en cada zona de cavernas, aparecieron los autodenominados vengadores del cielo, con sus armas.
Hombres que no podían permitir un nuevo padecer a quienes soñaban con lo imposible.
Uno a uno, los vengadores del cielo mataron a todos los sobrevivientes, para luego inmolarse.
Los animales y las plantas eran los nuevos reyes de la Tierra. Sin contaminación, las tierras y aguas se depuraban, mientras las especies sobrevivientes, continuaban viviendo y muriendo de acuerdo a sus instintos.
Luego de miles de millones de años, los animales consiguieron comunicarse entre ellos y se asociaron para mantener coexistencias pacíficas; mientras los vegetales se desarrollaban en plenitud, sosteniendo el sistema ecológico entre todos. Hubo entonces, abundancia, aires sanadores y luminosidad plena.
Quienes padecieron estos cambios, fueron los virus y bacterias, que no consiguieron prevalecer ante tanta pureza ambiental y uno a uno  fueron desapareciendo.
Todo lo que hubo sobre la tierra, se transformó en lo que los humanos llamaban Paraíso Terrenal.
Ningun ser vivo, animal o vegetal, volvió a padecer dolor alguno.
La inmortalidad había regresado, luego de millones de años, al desaparecer la raza humana, inteligente, llena de grandes sueños y proezas, pero contaminante, belicosa y destructiva.
Los animales observaban sin comprender lo que habían dejado escrito, antes de inmolarse, los vengadores del cielo, en las paredes de las cavernas ,  para que nadie olvidase porque y por quienes habían hecho aquellas masacres finales.
En varios idiomas, de acuerdo al lugar de procedencia, ante la indiferencia animal,vegetal y mineral, podía leerse:
“En memoria de quienes murieron hasta el último hombre , para mostrarnos el verdadero e inevitable camino de la raza humana en la isla de Pascua, la autodestrucción.”

  • Comentarios
  • 3 votos

Escribí tu comentario

, , Damian Granja dijo

Excelente relato y muy real yo creo que el ser humano lleva en su propia naturaleza su semilla de la autodestrucciòn, en cierta forma se autofagocita. ¿No seremos un virus criado en el planeta Tierra como si fuera un centro de cultivo por cientìficos alienìgenas, al que llamamos Dios?. No hay que descartarlo.

, , ana-tosi dijo

Hola jorgeluis…paso a saludar y me alegra que sigas publicando. Estoy escribiendo bastante y tratando de progresar en lo que respecta al armado de los cuentos. Aprendiendo a poner detalles, marcos y bordes a los personajes. Hice un curso muy interesante que mecuestionóó la forma de escribir, de ahí en más reveer los textos.

Besitos y buen finde largo! amigo!!

, , jorgeluis dijo

Damián.
La autodestrucción es uno de los caminos que nos esperan.
Por fortuna, la isla de Pascua era una isla.
Los pesimistas dicen que se exterminaron, pero los optimistas que se fueron a otras islas.
El futuro es nuestro. Somos el problema y la solución.
Saludos y buen fin de semana

, , jorgeluis dijo

Hola, Ana.
Me parece muy bien que sigas escribiendo. Y que estés haciendolo con nuevas técnicas. Siempre es bueno cambiar en beneficio de nuestros personajes. Hacerlos crecer, moldearlos es un necesario trabajo de artesanos que no debemos eludir.
Besos y saludos, en una tarde de verano apacible, aunque el otoño avanza con sus pasos firmes, dejando huellas de hojas amarillas sobre las veredas y noches auspiciosas para dormir sin split ni aire acondicionado.

, , gloriosa5 dijo

Me maravilla la dualidad del mundo…los aparentemente escasos M. Gandhi, L.King, Madre Teresa, Rosario Quispe, y los otros del lado oscuro.
Todos mezclados en libertad, en un mundo corrompido por el egoísmo, la soberbia,nosotros los habitantes insomnes de este mundo a prueba diaria por el perfeccionamiento propio. Es una prueba más para todos? Porqué del hambre? Porqué la incultura? Porqué la injusticia?
El otro lado de nuestro ser, la empatía, la compasión, la bondad de un rincón ignorado del ser humano, esta esperando ser descubierto, entonces hay esperanza para todos… Saludos muy bueno lo vuestro!