Telefonograma, un panorama para saber de que se trata…

telefono

8.8.0.2.61Voces: CONTRATO DE TRABAJO ~ NOTIFICACION ~ COMUNICACION POSTAL ~ CORREO ~ TELEGRAMA OBRERO ~ PRUEBA ~ OBLIGACIONES DEL TRABAJADOR ~ SERVICIO DE TELEFONIA ~ ASISTENCIA MEDICA ~ MEDICO ~ LICENCIA POR ENFERMEDAD ~ AUSENTISMO ~ DOCUMENTO DE IDENTIDAD ~ DERECHOS DEL TRABAJADOR

Título: Telefonograma. Decreto 1028/2010

Autor: Sabadini, Martín

Publicado en: La Ley Online

Año 5, Nro. 1046 – Miércoles 01 de Septiembre de 2010.

… No me siento muy bien esta mañana…me duele todo el cuerpo!, querida enviá un telefonograma al trabajo, para avisar que hoy no voy, pedí que venga el médico…gracias.

Esta frase sería impensada si no se hubiera incorporado por Decreto 1028/2010, la modificación al servicios de telegramas laborales, impuesto por la Ley 23.789, 24487 y su Decreto 150/96.

Con este decreto aparece la figura del Telefonograma, que en su Artículo 1º dice: Agréguese como segundo párrafo del punto I del Anexo I del Decreto Nº 150/96, la siguiente expresión:

"En el caso de enfermedad del trabajador o persona a su cargo, así como en caso de fallecimiento de familiar directo el servicio postal de telegrama previsto en las Leyes Nº 23.789 y Nº 24.487 podrá ser suplido por un telefonograma".

Pero el interrogante sería: ¿Qué es un telefonograma?

Si vamos a la página web del correo Oficial, allí hallaremos algunas explicaciones de que se trata.

“ Sin moverse de su casa, Ud. puede enviar telegramas con sólo llamar desde su teléfono. Si Ud. es abonada a Telefónica o Telecom y su línea no tiene restricciones de usar servicios por cuenta y orden de terceros, el precio del servicio se cargará a su factura telefónica. En caso de ser abonados a otra empresa telefónica, fija o celular, o tener las restricciones mencionadas sobre su línea de Telefónica o Telecom, podrá utilizar el servicio pagando con tarjeta de crédito American Express, Mastercad o Visa” . El modo de utilización y sus horarios siguen más adelante “ EN TODO EL PAIS, ACCEDA AL SERVICIO DE TELEFONOGRAMAS MARCANDO EL 0810 444 CORREO (2677), Nuestros operadores lo atenderán de Lunes a Viernes las 6 a las 22 horas, los Sábados de 6 hs a 17hs, y los Domingos y Feriados Nacionales de 11 hs a 17 hs. Fuera de éstos horarios, Ud. puede dejarnos un mensaje grabado en el contestador automático, y nuestro operador lo llamará el día y la hora por Ud. indicada” .

La iniciativa es buena, da un elemento más al trabajador, pero se pierde uno de los factores importantes del telegrama obrero, su gratuidad. El sistema no es gratuito por lo menos hasta ahora, tiene un costo en la actualidad de $9,50. Como bien lo explica en su pagina web el Correo Oficial, se deben dar ciertas variables para usarlo, a saber, línea de teléfono sin restricción de servicios a cuenta y orden de terceros; si el trabajador tuviera una línea control (medido en el uso de llamadas), o un teléfono celular con tarjeta, no podrá usar el servicio.

Una iniciativa valiosa será que las empresas tomen el costo de estos envíos con planes corporativos que pueda ofrecer el Correo Oficial, iniciativa que seguramente estará en los planes del Correo Oficial, dado lo cual, el pago del envió quedara en cabeza del receptor.

Todo podrá cambiar si la autoridad de aplicación dicta una reglamentación complementaria sobre el nuevo sistema de comunicación obrera, y una nueva modalidad de su uso.

Regresando a la modalidad de envió, esta es sencilla: El trabajador o un allegado, le dicta el texto al operador, que tomara el dictado y los datos del emisor y receptor.

A modo de ejemplo daremos un texto normal para un telegrama “ Buenos Aires…..de …..de …….Notifico a Ud. que estando imposibilitado por enfermedad, no concurriré a mi lugar de trabajo a prestar servicios, me encuentro haciendo reposo en mi domicilio” . El texto contiene 29 palabras, conforme lo requiere un telegrama.

En los considerandos del decreto manifiesta el por que de la implementación del telefonograma, “ Que entre las razones que sustentan tal solicitud se encuentra la necesidad de que el trabajador cuente con una forma fehaciente de comunicar su inasistencia a efectos de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 209 de la Ley de Contrato de Trabajo Nº 20.744 y sus modificatorias” , así el trabajador, salvo casos de fuerza mayor, deberá dar aviso de la enfermedad o accidente y del lugar en que se encuentra, en el transcurso de la primera jornada de trabajo respecto de la cual estuviere imposibilitado de concurrir por alguna de esas causas. Mientras no la haga, perderá el derecho a percibir la remuneración correspondiente salvo que la existencia de la enfermedad o accidente, teniendo en consideración su carácter y gravedad, resulte luego inequívocamente acreditada.

El avance en la legislación protectoria se produce, dado que en situaciones de riesgo, tales como cuando el trabajador se encuentra en un estado de enfermedad profesional, llegando este a los límites impuestos por el articulo 208 de la LCT, encontrándose enfermo y no pudiéndose desplazar hasta el correo más cercano, para enviar el colacionado laboral, podría llegado el caso a perder su remuneración.

Nada se habla de la forma en que se acreditara la identidad del emisor del telefonograma, lo cual puede darse a problemas diversos, como malos entendidos, o bromas de mal gusto. Una posible solución seria la acreditación posterior al envió por parte del emisor, en la oficina postal más próxima.

Esta reforma nos da el puntapié para considerar algunos aspectos de la notificación mediante telegrama obrero, y las dificultades que muchas veces se presentan.

Un problema usual y de difícil solución, es la acreditación de la identidad del trabajador, a la hora de enviar el TCL. El trabajador al haber perdido o no tener en condiciones su documento de identidad, dificulta el envío del telegrama obrero, dado que otros elementos personales (registro de conducir, carnet de clubes o partida de nacimiento), no cumplen la función de acreditar la identidad. El art. 3º de la 23.789, habla de los telegramas obreros y manda a la oficina de correos a que los reciba y expida sin dilación alguna, aun en caso de dudas sobre la condición invocada por el remitente. Como todos sabemos esta situación dependerá muchas veces de la voluntad del empleado de correos, que siempre ante la duda, no recibe el telegrama.

Una solución interesante para la acreditación de la identidad, que muchas veces utilizamos, es concurrir con dos testigos que manifiesten y acrediten de quien se trata el trabajador, ante la Cámara Nacional del Trabajo, a la Oficina de Demandas y Poderes, y allí suscribir una Acta Poder. Esta acta habilitará al profesional abogado a enviar los TCL como apoderado del mismo.

Otra situación que muchas veces se presenta es el Domicilio cerrado:

La jurisprudencia da algunas apreciaciones: “ Para que se tenga por válida la notificación a un "domicilio cerrado", es necesario que el correo informe que en dicho domicilio se ha dejado "el aviso" ("cerrado con aviso"). Sólo de esta manera la notificación cumple su cometido y podemos considerar que es imputable al destinatario el fracaso de la comunicación, cuando no retira la pieza telegráfica de la oficina postal. Por el contrario, si no se acredita haber dejado el "aviso" postal, es imposible tener por ingresado en la esfera de conocimiento del receptor la existencia de la comunicación telegráfica y mucho menos el contenido del mensaje. (Según el voto de la Dra. Guthmann)” . Cardozo, Nilda Estefanía vs. Zone, Salgado Silvia Claudia s. Despido /// CNTrab., Sala IV 28-01-2007 Fuente: Boletín de Jurisprudencia – Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo; RC J 11638/07.

De esta sentencia surgen varias cuestiones interesantes para analizar, una es el aviso de visita. El cartero llega, no encuentra a nadie, y deja un aviso de visita, donde manifiesta que volverá dentro de las 24hs, si al regresar se produce la misma situación, deja un aviso manifestando que el TCL se encuentra en la sede del correo, vencido el plazo se reenvía la remitente, este plazo es de cinco días. Producido este acontecimiento, sin el retiro del telegrama, la notificación tuvo efecto, por llegar esta a la esfera de conocimiento del receptor.

De que hablamos cuando decimos esfera de conocimiento, estamos haciendo mención a la intención de no recibir, o de no buscar la intimación, hablan de una voluntad inequívoca de no saber de que se trata, por lo cual existe una toma de decisión y esta es castigada con la notificación certera del envió postal. ………

El principio de buena fe.

El artículo 63 de LCT. Enuncia que “ Las partes están obligadas a actuar de buena fe, ajustando su conducta a lo que es propio de un buen empleador y de un buen trabajador, tanto al celebrar, ejecutar o extinguir el contrato o la relación de trabajo” , el análisis de este principio es muy amplio, solo diremos lo concerniente al intercambio epistolar. Pensamos fervientemente la importancia de su respeto, llevándolo al plano de los ejemplos prácticos, podemos decir: Cuando el trabajador denuncia obligatoriamente su domicilio personal, y el empleador remite un telegrama allí, si el trabajador se mudo y no lo informo, no podrá luego impugnar este envió, dado que era su obligación denunciar el nuevo domicilio, cumpliendo con este principio de buena fe.

El hecho de colocar un domicilio en el TCL, tanto para el trabajador como para el empleador, estos deben ser respetados en todo el intercambio, pues es una manifestación que desde ese domicilio enviara y recibirá todo el intercambio telegráfico. “ Es el destinatario, sea este el empleador o el trabajador, quién debe mantener actualizado su domicilio, ello así por aplicación del principio de buena fe y para no frustrar por su culpa las comunicaciones de la otra parte del contrato (arts. 62 y 63, LCT). Correas, Laura Analía vs. Disco S.A. s. Apelación de sentencia. SAN JUAN; San Juan; Cám. Trab., Sala 1; 27-08-2007; RC J 3001/08. ……

El avance de estas modificaciones legislativas, más allá de que se hagan por decreto, y no reformando la Ley, son un avance del principio protectorio del trabajador, el cual cuenta hoy con una herramienta más de defensa. Podremos esperar en esta época de avances tecnológicos, otras formas de notificación, acorde a los tiempos que vivimos, pudiendo abarcar tanto el mensaje de texto, como un email (con forma digital), y hasta la inclusión de una red social armada desde la empresa, donde las comunicaciones tengan un valor fehaciente; estas ideas como un punta pie a la creatividad y a la disposición de tomar las iniciativas para convertirlas en realidad.