El lado sensible de los texanos rudos

| # Enlace permanente

Cocodrilo” Lile es todo un personaje. Es el presidente de la Asociación Ruta 66 de Texas, dice tener 68 años, pero tiene la vitalidad de un pibe. Me había contactado con él antes de viajar para EE.UU. y se ofreció a acompañarnos cuando llegáramos a su Estado. Cumplió. Nos encontramos con él en Amarillo y nos llevó en su camioneta a recorrer la Ruta que atraviesa la ciudad. Entrevistamos a mucha gente. Texas es una tierra conservadora, de cowboys, granjeros y hombres de manos agrietadas, que usan escarbadientes, escupen tabaco en el piso y son bien galantes con las mujeres. Pero “Cocodrilo” nos llevó a descubrir otra dimensión de los texanos. Nos dijo que era músico y nos invitó a la noche a ver uno de sus conciertos. Debo admitir que esperábamos llegar a un antro lleno de humo, barrigas y cerveza, pero fue grande la sorpresa cuando vimos el sitio del famoso recital. Era una iglesia, la St Stephen Church. El asombro creció cuando llegamos a la sala y descubrimos que el concierto era exclusivo para nosotras: había sólo dos sillas colocadas delante de un grupo de unos 15 hombres que integraban un coro y cantaban, completamente ensimismados, música tradicional de EE.UU. ¡Bravo! Descubrimos el lado sensible de los texanos rudos. Paula.

Acá, les dejo una de las canciones que nos cantaron. María.

Get the Flash Player to see this player.


Escribí tu comentario

Anónimo
Octubre 31, 2008, 2:35 pm Anónimo dijo

¡Son divinos!

anónimo
Noviembre 4, 2008, 2:22 pm anónimo dijo

adoré al pirata!! :)

Escríbi tu comentario

Si preferís firmar con tu avatarIniciá sesión

Los comentarios en este blog pueden estar moderados.

En ese caso, el autor del blog tendrá que aprobarlos antes de que sean visibles para la comunidad