Posts etiquetados como ‘Historias de emprendimientos exitosos.’

¿ El futuro es de los “sinverguenzas” ?

Dos amigos van de safari por la selva cuando de repente, entre unos arbustos, aparece un león. En un primer momento se quedan inmóviles pero de inmediato uno de ellos se quita la mochila y saca unos playeros más ligeros que las botas que llevaba y se las empieza a poner. El otro, soprendido ante la reacción del amigo y con el miedo en el cuerpo le pregunta:
-¿Para qué te cambias los playeros si corre más que tú y te va a coger igual.
-Puede ser, pero lo que yo quiero es correr más que tú.

Esta historia de inteligencia emocional “bien entendida”, me recuerda el fondo de la dinámica de los 5 euros, una actividad participativa que he utilizado como introducción en las jornadas del  Día de la persona emprendedora en Andalucía de la mano de  Thinking Heads que no tenían como objetivo fabricar emprendedores, sino alentar a los que potencialmente ya lo son. ;)

billete 5 eurosAl inicio de cada sesión pedía un billete a la persona que me había presentado, aunque me lo entregaba fingiendo sorpresa, tal como acordábamos previamente. ;) Luego, billete en alto lo ofrecía a los participantes al grito ¡¿quién quiere 5 euros?!

La mayoría de los asistentes levantaba la mano, se producía revuelo general y comentarios jocosos del estilo: ¡yo quiero 50!, ¡tráemelos!, etc., que curiosamente se repitieron en todas las provincias. Los seres humanos nos parecemos mucho ;)

Luego mantenía un diálogo divertido pero concreto con algunas de las personas que no levantaron la mano: “Veo que no todo el mundo quiere 5 euros. Tú, por ejemplo, ¿cómo te llamas?”
Tras esas charlas se comprobaba que en realidad también estaban interesados, cómo no, pero simplemente se mostraron escépticos, tímidos o a la expectativa.

Finalmente, añadía: “Bueno, veo que todos o casi todos estáis interesados en conseguir estos 5 euros, pues aquí están“, mientras los blandía en alto unos segundos y luego me sentaba en la mesa. Las reacciones fueron diferentes en cada uno de las sesiones de las 8 provincias andaluzas, diferencias más atribuibles creo al tamaño y contexto en cada grupo que a la idiosincrasia de cada ciudad. Por ejemplo, en Sevilla y Málaga conté con alrededor de 300 participantes, mientras que en alguna otra ciudad no llegaron a 50.

El caso es que tras muchas dudas y un tiempo de espera variable, algunas personas decidían abandonar la comodidad de su asiento y encaminarse a por el premio que, por otra parte, no tenía trampa ni cartón. En algunas sesiones entregué los 5 euros al primero que “alcanzó la meta”, y en otras desarrollamos un role playing en que tres candidatos/as tenían que competir por el dinero. Cada uno de ellos, por separado, debía venderme su proyecto o su perfil profesional en una  “conversación de ascensor”   de un minuto (elevator pitch) en la que simulábamos encontrarnos. El aplausómetro del público valoraba después las presentaciones, y los dos “finalistas” debían negociar quién se quedaba con la pasta. Si en un minuto no llegaban a un acuerdo ambos se irían a su casita sin nada.

Como ya sospecháis, la dinámica de los 5 euros la ideé con dos objetivos. En primer lugar, activar a los participantes proponiéndoles un objetivo y un reto tangible aquí y ahora puesto que estamos hablando de emprender, de competir y de networking. Por otro lado, mi intención es relacionar levantarse del asiento y actitud emprendedora, representada por la pregunta-final-remueve-conciencias: ¿Por qué no has sido tú el que se lleve los 5 euros?

 

Vales oro ¿Lo sabías?

Vales oro ¿Lo sabías?

 

CUATRO MORALEJAS SOBRE LA DINÁMICA DE LOS 5 EUROS.

En el breve debate tras la dura lucha por la pasta, generalmente se extrajeron entre todos/as estas conclusiones.

  1. Emprender tiene más que ver con la actitud que con el riesgo. Que el premio sea fácilmente alcanzable, no requiera especial fuerzo y lo tengamos delante de nuestras narices no garantiza que nos movamos por él. El riesgo suele ser más una excusa para no actuar que el verdadero motivo de la inactividad.
  2. El posicionamiento es clave. Es más fácil acceder a oportunidades y motivarse para aprovecharlas si estás más cerca o en mejor lugar. Habitualmente los participantes sentados en las primeras filas y/o en sus extremos son los que se levantaban con más probabilidad. Los mejores sitios pueden conseguirse con esfuerzo y/o con planificación, por ejemplo, llegando antes. De cualquier forma, sea cual sea tu punto de partida, la clave es llegar antes que el resto, y eso también puede conseguirse anticipándose y trabajando más duro.
  3. El futuro es de los “sinverguenzas”. La mayoría de los asistentes no se levantaron por el miedo al ridículo, por la ansiedad que genera una situación social de este estilo. Estamos más pendientes de la opinión de los demás que de la definición y persecución de nuestros objetivos. Ocho sinverguenzas aprovecharon la oportunidad de obtener dinero y de hacer networking. ¿Por qué no fuiste tú uno de ellos? ¿Qué vas a hacer la próxima vez?
  4. El verdadero premio es la experiencia. Más allá de ese simbólico dinero, las personas que salieron al escenario se demostraron a si mismas que podían hacerlo y obtuvieron una intensa experiencia de networking. Lo que aprendes cuando emprendes, es que puedes emprender. :)

En fin, tras estos aproximadamente 15 minutos intensos y divertidos, las sesiones continuaban hasta la hora prevista. Os dejo al final de este artículo el SlideShare de la presentación que utilicé en el Día de la Persona Emprendedora, y también con estas quince ideas finales sobre networking para networking para emprendedores, que también encontraréis en esa slide. Por supuesto, me gustará conocer vuestra opinión, ideas y sugerencias para mejorar estas sesiones. :)

Loby femenino.

Loby femenino.

 

Fuente: Alfonso Alcántara.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Olvidate del banco para emprender.

 

Entrevista a José Manuel Villanueva y Lucas Carné, fundadores de Privalia

Privalia, un ejemplo de emprendimiento exitoso.

Privalia, un ejemplo de emprendimiento exitoso.

“Olvídate del banco para emprender”

Haber creado el mayor oulet online de moda en España y exportar la idea con éxito a Italia, Méjico y Brasil. La clave: Ofrecer a las marcas de moda de lujo la posibilidad de dar salida a sus stocks de temporadas anteriores ofreciéndolos al consumidor con descuentos de hasta el 70%.

 

Privalia ha hecho del lujo asequible su fuente de negocio gracias a la visión de dos jóvenes empresarios que han sido pioneros en la venta de primeras marcas de ropa y complementos por Internet.

Javier S. Derqui

Comentar

Enviar

Imprimir


Valoración: valoracion

Recorrer las oficinas de Privalia nada tiene que ver con un paseo por Las Rozas Village en Madrid ni con una visita a La Roca en Barcelona. Situado en el 22@, el distrito tecnológico de Barcelona, el cuartel general de este club de venta ‘online’ es un hervidero de gente joven que trabaja sin descanso al frente del ordenador para que la compañía siga ocupando su posición líder entre los outlets virtuales de España, Italia, Méjico y Brasil, los cuatro mercados en los que opera. Navegando por su web, el cliente puede adquirir las mejores marcas de ropa y complementos a precios que nada tienen que envidiar a los de cualquier outlet físico.

 

Es el lujo asequible y a golpe de click, un fenómeno que crece como la espuma en los mercados más desarrollados con la complicidad de una crisis económica que causa estragos hasta en los mejores bolsillos. El éxito de este negocio es obra de José Manuel Villanueva y Lucas Carné, dos emprendedores catalanes que se conocieron mientras ejercían como consultores de empresa en Madrid y que concluyeron que si a través de Internet se podían vender viajes, plazas hoteleras, libros o discos, por qué no intentarlo con la ropa de lujo y los complementos. Toda una aventura en aquel momento que nadie se había atrevido a afrontar en España.

EMPRENDEDORES. Privalia no tuvo un comienzo fácil, empezando por la falta de financiación. ¿Cómo consiguieron salir adelante sin respaldo económico?
LUCAS CARNÉ. Lo que hicimos nosotros fue preparar un buen plan de negocio y llamar a la puerta de los potenciales inversores. Pero lo cierto es que no conseguimos fondos hasta que lanzamos el negocio y demostramos que se podía vender ropa por Internet. Luego hemos cerrado cuatro rondas de financiación en la historia de Privalia, desde una primera pequeña de 300.000 euros hasta la última, que ha sido de ocho millones de euros. Como emprendedor tienes que olvidarte de los bancos porque no existes para ellos. Empiezas a existir el día en que tu compañía genera ingresos de forma recurrente, pero antes no. Ésa es una de las grandes decepciones que te llevas cuando inicias un proyecto como éste. La única opción es buscar dinero de business angels, de pequeños venture capital o de los vehículos de capital semilla que tienen las cajas.

EMP. Tuvieron ustedes que luchar contra todos los elementos porque tampoco fue fácil seducir a las primeras marcas de moda.
JOSÉ MANUEL VILLANUEVA. Es que ser emprendedor es como ser un mendigo. Al principio casi nadie confía en los conceptos nuevos. Las marcas no querían distribuir su producto a través de la red ya que Internet se había asociado históricamente a poco control de distribución. Además, ha habido otras alternativas de venta online que han dado pie a la aparición de falsificaciones y de mercados paralelos. Por eso, a las grandes marcas les preocupaba comercializar su producto sin ejercer el control, aunque han ido confiando a medidas que han visto que el modelo funcionaba.

EMP. ¿Qué aporta Privalia hoy en día a una gran marca de lujo?
J.M.V. Cuando trabajé para una firma de deporte me di cuenta del reto que supone vender restos de serie en cantidades importantes y de forma elegante. Nosotros ofrecemos a las marcas la posibilidad de vender decenas de miles de unidades en cuatro días. Además, les aportamos un cuidado y un refuerzo de marca muy importante, ya que tenemos una comunidad de usuarios de más de 2 millones de personas en España, con lo que Privalia es un escaparate muy interesante para ellos. Cada día hay más de 6.000 personas en España que están comprando en Privalia.

EMP. Mucha gente se preguntará cómo es posible ganar dinero con la venta de ropa aplicando descuentos del 70%.
L.C. En primer lugar, comprando directamente a la marca y sin intermediarios. Nosotros vendemos el producto que durante los cuatro meses que dura la colección la marca no ha conseguido vender, con lo cual lo adquirimos ya con un descuento considerable. Aparte de esto, hay que tener en cuenta que en toda la cadena de valor del negocio nosotros somos más eficientes que el comercio tradicional. No tenemos venta física, así que no pagamos alquileres, no tenemos personal en tienda y nuestros usuarios nos hacen el marketing gracias a las recomendaciones. Podemos rebajar no sólo porque compramos con descuentos, sino porque la tecnología nos permite una eficiencia mucho más alta que en la economía física.

EMP. ¿Han conseguido comer terreno a los outlets físicos?
L.C. En líneas generales, nosotros contamos con un público bastante más joven de un nivel socioeconómico medio alto. Al final, el tipo de producto es el mismo, el lujo accesible; pero mientras que para ir a un outlet convencional tienes que coger el coche, aquí lo haces todo a golpe de ratón. Es otra mentalidad.

 EMP. ¿Y no es un impedimento para el consumidor no poder probarse la ropa antes de la compra?
J.M.V. Para contrarrestar eso, como tienda especializada en moda nos esforzamos en dar una buena descripción de los productos a través de fotografías y de ofrecer todos los instrumentos para que el consumidor compre con confianza. Yo tengo la experiencia de haber ido a un outlet físico y fue buena, pero luego tardé tres horas haciendo cola para llegar al peaje. Eso en Privalia no pasa. Cada día tienes más de 1.000 productos que puedes comprar sin moverte de casa. Ofrecemos unas 500 marcas a lo largo del año.

EMP. El de ustedes debe de ser uno de los pocos sectores que se ha visto beneficiado por la crisis…
J.M.V. Nosotros decimos que no nos ha perjudicado. Hemos crecido mucho, seguimos creciendo, somos un sector anticíclico, cuando la economía está en dificultades la gente es más sensible a buscar ofertas y las marcas tienen disponibilidad de producto. Pero también es cierto que cuando la economía va bien seguimos creciendo porque las marcas nos ven como un socio y no como un canal oportunista puntual.
L.C. Privalia no es un negocio estable que con la crisis haya crecido más, antes de ella ya estaba creciendo el 1.000%. El impacto que puede tener la crisis en la empresa es muy pequeño comparado con la fuerte expansión de la compañía. Con crisis o no, el comercio electrónico sigue aumentando por encima de los dos dígitos, la penetración de Internet también y la oferta y los usuarios de la compañía también.

EMP. A juzgar por las fotografías forman ustedes un tándem bien avenido. ¿Cómo hacen para coexistir pacíficamente al frente de la empresa?

L.C. Hemos creado una estructura original, ya que los dos somos CEO’s. Eso requiere entendimiento y una visión común de la compañía. Luego, cada uno tiene unas funciones muy claras, aunque en las grandes decisiones y el gobierno de la compañía vayamos de la mano. José Manuel se encarga de las unidades de negocio en España, Italia, Brasil y México; cada una de ellas cuenta con un country manager que reporta a él. Hay otras áreas más corporativas que prestan apoyo a todos los mercados y que gestiono yo, como la postventa, el CRM o la tecnología. Esta división permite que si tenemos que estar involucrados seis meses en una ronda de financiación no nos distraigamos en la consecución de los objetivos de negocio.

EMP. ¿Y que ocurre cuando hay diferencias de criterio?
JMV. Al final esto es como un matrimonio, a veces tienes puntos de vista distintos pero como somos personas civilizadas y constructivas que queremos lo mejor para Privalia, las cosas salen adelante sin mayores problemas.

DE UN VISTAZOLUCAS CARNÉ
Edad: 37 años.
Nacionalidad: española.

JOSÉ MANUEL VILLANUEVA
Edad: 34 años.
Nacionalidad: española.

Hito empresarial:
Haber creado el mayor oulet online de moda en España y exportar la idea con éxito a Italia, Méjico y Brasil.

La clave: Ofrecer a las marcas de moda de lujo la posibilidad de dar salida a sus stocks de temporadas anteriores ofreciéndolos al consumidor con descuentos de hasta el 70%.

Empleados: 468.

 

Prensa: diario el país.

De compras en el ‘outlet’ virtual de Privalia

MARTA COSTA-PAU - Barcelona – 02/11/2009

   De compras en el outlet a golpe de ratón. Es la nueva forma de adquirir artículos de primeras marcas de anteriores temporadas con generosos descuentos. Una fórmula que gana adeptos a ritmo imparable, según están constatando los dos jóvenes fundadores de Privalia, primera tienda outlet virtual creada en España, que en tres años de andadura ha logrado una posición de liderazgo en el sector. Con 2,5 millones de usuarios registrados, de los que 400.000 han realizado al menos una compra, y una media de 55.000 pedidos servidos al mes, Privalia cuenta hoy con una plantilla de 300 empleados y sedes en Milán y São Paulo, además de su centro operativo principal, en una antigua fábrica del emergente distrito tecnológico 22@ que ya se le ha quedado pequeña.

La noticia en otros webs

Las cifras demuestran que el negocio va sobre ruedas (la facturación prevista para 2009 es de 60 millones de euros, frente a los 400.000 euros de hace tres años), pero José Manuel Villanueva, socio fundador junto con Lucas Carné, recuerda los obstáculos que entorpecieron el arranque del proyecto: “El apoyo que recibimos como emprendedores fue casi nulo y, encima, topamos con el recelo inicial de las marcas a vender sus artículos on-line“.

Los dos socios se propusieron montar un negocio propio tras conocerse en una empresa de consultoría en Madrid. Invirtieron 150.000 euros de su bolsillo en un proyecto que, según Villanueva, no podía fracasar por aunar tres “ingredientes”: el e-commerce (comercio a través de Internet), la venta a distancia y el fenómeno outlet. “A través de Internet se vendían viajes, servicios… casi de todo excepto moda, y menos aún prendas de outlet“, señala Villanueva. “Descubrimos un nicho de mercado por explorar”, agrega.

Con la crisis, el gancho de los descuentos de hasta el 70% seduce cada vez más a los consumidores habituales de las primeras marcas de moda, aunque sean artículos de temporadas anteriores. Privalia permite adquirirlos desde casa, a golpe de clic, y recibirlos en casa al cabo de unos días. Los socios de esta tienda on-line reciben puntualmente, vía e-mail, información de cada campaña de venta que lanza Privalia. Para las marcas, que en los últimos años han visto consolidado el outlet como fórmula para dar salida a sus stocks, la tienda vitual les proporciona ventajas respecto a una tienda física cualquiera: desde la reducción de los costes operativos a una mayor rapidez de las transacciones.

La empresa ha cerrado recientemente su cuarta ronda de financiación, con una inyección de ocho millones de euros, procedentes de los inversores norteamericanos Insight y Highland. En anteriores rondas, la compañía creada por Villanueva y Carné ya había recibido capital de inversores como Caixa Capital Risc y Nauta Capital.

A golpe de mouse.

A golpe de mouse.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog