Posts etiquetados como ‘chavez’

Chávez: ¿La última estocada?

Con Hugo Chávez uno se pregunta si cada acción con la que arremete contra los medios de comunicación, los periodistas y el derecho del público a la información se trata de la última estocada en contra de la libertad de prensa y de expresión.

Siempre existe la esperanza de que calme sus ansias de poder y dominarlo todo. Pero cada semana que pasa esa esperanza se diluye. A la presión ejercida en los últimos meses con Globovisión, de la que ya se apropió de un 20% de sus acciones, ahora se le suman las reformas de las leyes de Responsabilidad Social de Radio y Televisión y la de Telecomunicaciones.

Ambas están destinadas no solo a coartar la libertad de prensa de los medios y periodistas, y terminar de derribar a Globovisión, sino que también van derecho al corazón de los usuarios del internet, atenazando el derecho del público a decidir dónde informarse. Se trata de una nueva estocada del Gobierno del presidente Chávez en contra de la libertad de expresión.

Como comenté en el post anterior, sabiendo que le quedan pocas semanas para gobernar despóticamente y sin oposición, Chávez está apurándose a pasar cualquier tipo de leyes aprovechando que todavía no se integra hasta mediados de enero la nueva Asamblea Nacional. De ahí que con la excusa de la seguridad nacional y la defensa de su revolución, apunte sus cañones ahora contra el internet buscando mil y una formas de restringirlo y controlarlo, como lo hacen otros países nada democráticos en el mundo tal los casos de Cuba y China, que bloquean, filtran y censuran el flujo informativo digital.

Tal como dijo la SIP en un comunicado esta tarde, la reforma a Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión prohíbe el uso libre de Facebook, Twitter y otras redes sociales y especifica severos castigos cuando la información de los medios o de los usuarios “puedan constituir manipulaciones mediáticas”, induzcan el magnicidio, promuevan el desorden público, difundan mensajes contrarios a la seguridad nacional o divulguen imágenes y sonidos de contenido sexual.

La modificación también establece que “los proveedores de servicios de internet, deberán establecer mecanismos que permitan restringir, sin dilaciones, la difusión de mensajes y acceso a portales divulgados a través de ésta u otros medios electrónicos”. Además reduce la concesión de las licencias a los medios de comunicación de 25 a 15 años y no permite la inversión extrajera “en radio difusión sonora, televisión abierta y producción nacional audiovisual”.

Esta reforma también incluye restricciones para el uso de internet. En su artículo 212 establece que “el Estado creará un punto de interconexión o punto de acceso a la red de los proveedores de servicios de Internet en Venezuela con la finalidad de manejar el tráfico con destino y origen en Venezuela, con el objeto de utilizar de manera más eficiente las redes del país dado el carácter estratégico del sector”.

Sin embargo, las mayores restricciones, que se entienden están destinadas a seguir minando a Globovisión, consigna que será el Presidente quien fije los “estándares” para promover la evolución de la radio y la televisión digital en el país. En su Art. 203, la nueva legislación prohíbe la posesión de más de una emisora radial o televisora y la difusión “de la señal de las estaciones de radio o TV abiertas en zonas de cobertura distintas a las autorizadas en dichas estaciones en sus respectivos título jurídicos”.

Chávez el oportunista

Era obvio que Hugo Chávez aprovecharía el “cablegate” de Wikileaks para llevar agua para su molino y denigrar al “imperio” y se esperaba que entre sus reacciones pidiera la renuncia de Hillary Clinton señalándola como la responsable de mucha de las estupideces diplomáticas, faltas éticas y espionaje ilícito que quedó en evidencia con las cientos de miles de fojas de filtraciones.
Ahora, de ahí que Chávez en contraposición y en represalia por las filtraciones dijera que por ello él profundizará la revolución socialista y las alianzas con los países enemigos de EEUU, es solo puro oportunismo. Chávez de esta forma aprovecha a hacerse el amnésico, como si no tuviera claro que perdió las elecciones populares, lo que traducido a cristiano significa que el electorado le dijo que no a la revolución socialista.
Es obvio que Wikileaks todavía está jugando a ser el Robin Hood de las informaciones, ya que en estos tres últimos años ha publicado materiales clasificados del gobierno de EEUU y sus aliados. Pero si en algún momento publicara materiales sobre países opresores o de gobiernos autoritarios, como Venezuela, seguramente también se hallarían buenas perlitas.
¿Será que Wikileaks nunca recibió materiales secretos intercambiables entre los gobiernos de Chávez y Cristina de Kirchner por el “valijagate” o la embajada paralela? ¿O sobre las relaciones petro dependientes entre Chávez y Fidel, Chávez y Evo, o Chávez y el Mono Jojoy, o Chávez y los nexos Farc-ETA, o Chávez y Correa, o Chávez y Zelaya, Chávez y Ortega, o Chávez y Kadafi, o Chávez y Irán?

Chávez e inteligencia militar

Inteligencia militar parecen ser dos sustantivos contradictorios (a pesar de que conozco muchos militares inteligentes, honestos y de vocación democrática) especialmente cuando se trata de uniformados en torno a Hugo Chávez, el presidente venezolano.

No por nada en muchos países la Constitución establece que los militares no pueden votar y, de la misma forma que los jueces, no pueden hacer declaraciones políticas, porque su deber es con la patria, con el Estado, con la nación, independientemente de quien esté frente al gobierno.

Pero en la Venezuela autoritaria de Chávez pasa cualquier cosa, como las declaraciones del jefe del Comando Estratégico, el general Henry Rangel Silva, quien dijo que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no aceptaría un gobierno que no sea el de Hugo Chávez, así sufriera una derrota en las elecciones presidenciales del 2012.

El general dijo que los militares están casados con el estilo de gobierno y la revolución socialista de Chávez. Declaraciones así, en un país verdaderamente democrático, no solo le costaría el rango al militar, su detención, sino un fuerte repudio de todas las fuerzas políticas, institucionales y de la sociedad civil. A nivel internacional, esta forma de declararse abiertamente a favor de un golpe de Estado en contra de cualquier otro gobierno nacional, merecería el repudio generalizado.
En Venezuela en cambio, todo lo que sea a favor de Chávez es tomado como una acción de lealtad, más allá de que se esté negando a la democracia.

Chávez: una ventana de tres meses

Hugo Chávez no ganó las elecciones legislativas en Venezuela. Sus arengas en Twitter no pudieron hacer que su partido PSUV mantenga la hegemonía en el Congreso, ya que sus adversarios lograron 59 de los 165 escaños, con lo que no podrá aprobar leyes en forma automática, ni nombrar a miembros de los poderes públicos en forma directa.

Pero todo esto sucederá recién a partir del 5 de enero cuando tome posesión la nueva Asamblea Nacional; por lo que en un país autoritario es difícil poder festejar por esta gran victoria de alcanzar una Legislatura más diversa y plural que no le permitirá al chavismo manejar el país en forma monopólica.

Es que desde ahora hasta entonces, Chávez tendrá una ventana para fortalecer su “revolución bolivariana”, y si tiene los mismo hábitos que el matrimonio Kirchner, sobre lo que no hay dudas, lo más probable es que use este trimestre para agilizar sus reformas comunistas antes de que sea neutralizado por la nueva Legislatura.

Los Kirchner en Argentina, después de que el peronismo oficialista perdió las elecciones legislativas de julio de 2009, agudizaron reformas e hicieron votar leyes durante el período antes del cambio legislativo, las que no hubieran podido pasar con la nueva composición de la Cámara de Diputados.

Chávez debiera haber mantenido 110 diputados para tener la mayoría calificada, pero a 95% del conteo de los sufragios según el Consejo Nacional Electoral, en su información a las 2 de la madrugada, el oficialismo alcanzó 90 escaños, aunque todavía faltan por definir 11 de ellos en zonas donde se dijo el conteo es muy reñido. Si alcanza 9 curules más, Chávez tendrá a su favor poder gobernar por decreto, con leyes habilitantes, como las cuatro oportunidades que obtuvo hasta ahora, para gobernar sin el permiso del Congreso.

El CNE informó que 66.45% de la gente votó de un total de 17.5 millones de electores.
Las próximas horas son decisivas para el futuro de la democracia venezolana.

FARC, Chávez, Fidel y las computadoras

El fantasma de las computadoras persigue a Fidel Castro y Hugo Chávez.
Sobre ambos hay evidencias que fueron y son amigos de las FARC. Así se los vio en sus respectivos países en años recientes reuniéndose con altos mandos de las guerrillas narcotraficantes de las FARC. Ambos quisieron intermediar, y de hecho algo hicieron, para que sus amigos ideológicos de las FARC liberaran a los secuestrados, hasta que el ex presidente Alvaro Uribe no les permitió insistir con su intercesión.
La computadora del líder guerrillero Raúl Reyes abatido en Ecuador hace un par de años ya, dio certeras evidencias de las comunicaciones con los gobiernos de Venezuela y Cuba, así como los insurgentes de varios países de las Américas, conectados con las FARC por temas de armas, narcotráfico, entrenamiento de insurgentes y actividades desestabilizadoras. Poco antes de irse, Uribe usó material de aquella computadora de Reyes – un poco a destiempo por alguna estrategia política – para denunciar la actividad de las FARC en suelo venezolano, del otro lado de la frontera colombiana, lo que sirvió al nuevo presidente Juan Manuel Santos para entrar en un diálogo “pacificador” con Chávez, aunque marcando la cancha para que no se meta en asuntos de peleas internas contra las guerrillas.
Esta semana la noticia sacudió al mundo. Fue abatido Jorge Briceño o Mono Jojoy, en un golpe preciso de las fuerzas armadas colombianas, considerado el más certero e importante en la historia de las FARC. Pero esa noticia no es tan importante como la que le debe estar quitando el sueño a Fidel y Hugo. Es que en el operativo Sodoma, lo importante a corto plazo fueron las bajas, pero a mediano y largo plazo, lo relevante ha sido la incautación de 14 computadoras y varias memorias portátiles.
Cuarenta expertos del gobierno colombiano ya empezaron a trabajar en la recuperación de datos y si una sola computadora, la de Reyes, atrajo tanta atención, es de imaginar que de 14 se podrán obtener significativos avances sobre la inteligencia de las FARC. Muchos, entre ellos Hugo y Fidel, deben estar temblando.

Chávez promete más escasez

Fiel a su enloquecido estilo autoritario, Hugo Chávez dijo que no tiene porque formalizar acuerdo con nadie de la oposición, a la que considera burguesa, pro yanqui y golpista; pero lo que es peor de todo, dijo que dará una nueva vuelta de tuerca a su revolución socialista a partir del 26 de setiembre cuando pronosticó que arrasará con las elecciones legislativas.

Siempre desafiante e intolerante, Chávez dijo hoy en un acto proselitista (que en realidad no se diferencia en nada de los actos que no son en épocas electorales) que “vamos a la victoria del 26 para profundizar, para radicalizar, la revolución bolivariana rumbo al socialismo”.

Entre otros de sus anuncios de campaña, llamó la atención que quiere implementar una “cédula del buen vivir”, la que consiste en una especie de libreta de racionamiento a la cubana, presumiblemente una idea que le habrá pasado Fidel Castro en la reunión de la semana pasada, donde fue a La Habana a buscar consejos y “sabiduría” de su maestro; tal vez considerando que el estilo de vida en Cuba es envidiable en el mundo entero.

La cédula le servirá a los venezolanos para conseguir las mercaderías “necesarias” en los mercados públicos. Chávez dijo que su idea es no incentivar el consumismo sino que se consuma lo justo; y si alguien consume mucho y su cuenta de cédula se acaba antes de lo previsto, seguramente el imperio yanqui tendrá la culpa.

En otras palabras, el cuento chavista es el mismo que el cuento fidelista. Los venezolanos se tendrán que ir acostumbrando a la escasez de todo lo que sufren los cubanos. La cédula será, como todo lo que hace, una nueva forma de controlar y seguir quitando libertades.

Los venezolanos irán a los comicios el 26 de septiembre para elegir a los integrantes de la Asamblea Nacional. El cuerpo legislativo unicameral se encuentra actualmente bajo control absoluto del oficialismo, luego de que la mayoría de los partidos de la oposición decidiera no participar en los comicios del 2005 en un infructuoso intento por boicotearla.
Pero en esta ocasión, los partidos opositores disputan arduamente los 167 escaños que conforman la Asamblea, y muchos de sus candidatos disfrutan de gran aceptación ante el visible desgaste en la popularidad del gobierno.
Según las últimas encuestas, los niveles de aceptación de Chávez han disminuido constantemente a lo largo de los últimos 12 meses, golpeados por la percepción de que no es mucho lo que ha logrado hacer para detener el deterioro de la economía, contener el auge delictivo y resolver las interrupciones del suministro eléctrico.
No obstante, el gobierno aún aspira mantener al menos dos tercios de los diputados en la Asamblea, proporción que Chávez dice que es necesaria para garantizar la continuidad de la “revolución bolivariana” y las posibilidades de su reelección en dos años.
“Lo que ocurra el 26 de septiembre va a impactar poderosamente en lo que va a ocurrir en las elecciones presidenciales de 2012”, dijo Chávez. “De aquí al 2012, lo que quedan son dos años, dos años no es nada. Si Dios me da vida y salud, y ustedes así lo deciden, yo seré de nuevo candidato a la presidencia de la República para el período 2013-2019”.
Durante su discurso, Chávez acusó a los partidos de la oposición de conspirar para derrocarle en los próximos días y añadió que esa es la primera opción de dos planes estratégicos que sus adversarios adelantan para detener su modelo de Socialismo del Siglo XXI.
“Tienen dos planes estratégicos”, dijo Chávez. “Un plan A que es un golpe de Estado y un plan B que es desgastar y desgastar al gobierno de cara a las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre”.
Chávez señalo que una derrota en los comicios de septiembre sería pernicioso para el progreso del modelo socialista, ya que la oposición utilizaría su posición dentro de la Asamblea para detener al gobierno, desestabilizar al país y derrocarle.
“Ellos pretenden llegar a la Asamblea no para hacer leyes, sino para dar un golpe como en Honduras. Por ahí va la línea que dio el imperio norteamericano”, dijo Chávez. ‘‘Ellos tienen un juego escondido, sus cartas verdaderas las tienen escondidas”.

Acuerdo necesario; idílico pero ingenuo

El acuerdo para reiniciar relaciones diplomáticas entre Juan Manuel Santos y Hugo Chávez es bueno y era necesario. Los pueblos no tienen que pagar los platos rotos ni las peleas de micrófono entre gobiernos. Las relaciones no tenían por qué estar rotas.
El acuerdo es bueno, tiene puntos específicos y un compromiso de Hugo Chávez de no permitir actividades de grupos ilícitos del lado de su frontera. Es un pacto conveniente, para Santos y más donde todo lo que haga en estos primeros cien días se lo verá dentro de su espacio de maniobra hasta que el tiempo y el cargo pesen.
Pero así de necesario como idílico, el pacto también es ingenuo, sobre todo teniendo en frente a alguien que no mantiene su palabra muy fácilmente. Que no reconoce acuerdos internacionales firmados por administraciones anteriores ni permite a organismos de derechos humanos o veedores o comisiones internacionales entrar a su territorio.
Chávez en cualquier momento rompe o congela relaciones, después de que algo no le guste, como ya ocurrió en cuatro oportunidades… o moviliza soldados a la frontera para hacer la del tero (pajarito de las pampas argentinas que pía en lugares lejanos a su nido en el suelo para despistar a los intrusos o agresores).
Ahora, Chávez, salió de nuevo con la suya del entuerto de tener que permitir o hacer investigaciones para comprobar lo que el ex gobierno de Uribe denunció y lo que también mostró el documental de la televisión española, Los Guardianes de Chávez, que en Venezuela anidan guerrillas de las FARC.
Santos hizo lo que tenía que hacer, no le quedaba otra, y tampoco es tan ingenuo para tragarse cualquier ostra. Uribe seguramente siga buscando a Chávez a través de la Corte Penal Internacional y hasta Santos tendrá que mediar para que no siga la pelea.
Veremos cuánto dura la calma de Chávez, que siempre se aprovecha, con sus bravuconadas, de la situación.

Chávez, Maradona

Hoy se empieza a con el proceso dentro de Unasur para que Venezuela no quede dolida y Colombia sea el agresor, así lo manifestó ayer Evo Morales y en esa dirección parece que el circo está montado.
A nadie sorprendió que Hugo Chávez haya roto relaciones con Colombia. Hace tiempo que lo venía anunciando. En un acto de victimización perfecta, adornado con la omnipresencia del popular Diego Maradona, el presidente venezolano despotricó contra las evidencias presentadas por el gobierno de Colombia, las más contundentes que jamás le hayan presentado sobre su apoyo a la guerrilla de las FARC.
Alvaro Uribe acertó en poner a Chávez en el terreno que menos le gusta, a la defensiva. Es que no lo enfrentó con las armas de la denuncia dialéctica ni con la diplomacia cansina de micrófonos, donde el presidente venezolano intimida con verborragia insultante hasta al más avezado interlocutor, sino que lo confrontó con pruebas en mano: fotos, videos, mapas y declaraciones sobre los “campamentos de verano” que 1.500 guerrilleros tendrían en suelo venezolano para descansar y entrenar a su gente. Y eligió el camino de la diplomacia directa, el escarnio público, en sesión abierta de la OEA a la que reclamó conformar una comisión de verificación.
Si bien Chávez está exultante de romper relaciones, lo que le permite atraer al contrincante a su juego de oratoria polémica, esta vez deberá lidiar con unas evidencias que, veraces o no, lo ponen al descubierto. La carga de la prueba recae sobre él, ya no importa lo que diga, insulte o atropelle, ahora lo que está en juego es la credibilidad de su gobierno. Para zafar del embrollo, tendrá que demostrar que las fuentes colombianas, guerrilleros desmovilizados, no son de fiar o que son mentiras; y eso es muy difícil para un gobierno que perdió credibilidad por expulsar y no permitir en los últimos años que organizaciones de derechos humanos visiten el país, como esta semana denegó el permiso a veedores del gobierno de Chile para que supervisen las elecciones de setiembre próximo.
Así como que no es sorpresa que haya roto relaciones con Colombia por cuarta vez desde el 2005 y que fabrique titulares como hace días, calificando de “trogloditas” a los obispos católicos o anunciado que se adueñará de Globovisión, la única televisora privada que queda con algo de independencia y crítica informativa, lo que fue desconcertante de su anuncio es que lo hizo junto a un jubiloso y cínico Maradona; una escena tan descabellada como si Barack Obama decretara la invasión de Irán acompañado de Tiger Woods.
Que Maradona es amigo de Chávez no es novedad, y que hayan hecho yunta en actos políticos previos en sus respectivos países, tampoco. Pero lo que sí es nuevo es que esta vez Maradona esté mezclando la política con la actividad futbolística, que se haya burlado públicamente del presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, que se preste al circo de la propaganda política o que pida “consejo a mi amigo Chávez”, todo ello a días de aceptar el contrato que le había ofrecido la AFA como técnico nacional de la selección argentina, cuya operación por suerte se vino abajo esta semana y tras la cual Maradona – al muy estilo Chávez de siempre transformarse en víctima – acusó a Grondona de mentirle y a Bilardo de traicionarlo.
Maradona, en esa capacidad, ya no tenía toda la libertad para decir lo que quiere y sobre quien quiere, ni tampoco para estar jugando a la política partidaria o dejarse tentar por una diputación por parte del matrimonio Kirchner. Tenía que elegir; una cosa o la otra. Ambas, gobierno o fútbol, son incompatibles. Esa dualidad, entre deporte y política, debería estar proscrita legal y éticamente para aquel que tiene que comandar a un seleccionado que debe representar a un país, no sólo a un sector.
Se puede discutir si Maradona fue o no un buen técnico hasta que terminó su primer ciclo frente a Alemania; se le puede seguir condenando por su vieja adicción a las drogas y a los anabólicos; y hasta por ese estilo de personalidad chavista, chúcara, irreverente y socarrona. Pero lo que no puede estar sujeto a debate es que un seleccionado nacional, a diferencia de la política, tiene que permanecer libre de polarizaciones, divisiones o partidismos.
Si Maradona habría insistido en abrazar la política, hubiera sido irresponsable – por más virtudes que pudiera aportar al fútbol – que siquiera se le ofreciera el cargo o que él lo aceptara.

Los tres chiflados; autoritarios

Continúa la cantaleta de los tres chiflados autoritarios de Latinoamérica.

Hugo Chávez ahora dice que como lo atacarán las fuerzas colombianas, y entre colombianos y estadounidenses conspirarán para matarlo, dejará de inmediato de vender petróleo a los Estados Unidos. Obviamente que si deja de existir, no podrá seguir vendiendo.

Rafael Correa dijo que como el Congreso no está tratando una ley de reforma sobre los hidrocarburos, que la ley la está decretando él, que si el Congreso quiere que luego la modifique y él verá si acepta las “sugerencias”, pero que de todas maneras está pensando en cerrar al Congreso.

Y Evo Morales sigue amordazando a la prensa. El Congreso aprobó la Ley de Régimen Electoral, cuyo artículo 82 sostiene que los candidatos a los Órganos Judicial y Tribunal Constitucional, no podrán efectuar propaganda en medios de comunicación radiales, televisivos, escritos o espacios públicos ni manifestar opinión a favor o en contra de otros postulantes, o acceder a entrevistas sobre el cargo a que postula. Los medios que trasgredan estas normas podrán ser sancionados con la clausura y cierre de los mismos.

La verdad es que están chiflados pero siempre a su favor y en contra de las libertades y de la democracia. Así es lindo estar chiflado.

Todos con Chávez: inaudito!!!

Es ensordecedor el grito de varios presidentes latinoamericanos que en seguida se arremolinaron al lado de Hugo Chávez en señal de solidaridad, como Lula da Silva, Rafael Correa o el segundo de abordo en Argentina, Néstor Kirchner, quienes pidieron bajar los decibeles y repensar el rompimiento de relaciones que decretó días pasados con Colombia.
Todos le hicieron el jueguito. Chávez atribuló con su verborragia insultante en contra de Alvaro Uribe, se victimizó, rebatió las evidencias de los colombianos sobre los 1.500 guerrilleros vacacionando en “campamentos de verano” en el lado venezolano, y se crucificó ante las cámaras – junto a Maradona – clavándose en el pecho y las manos y “con lágrimas en mi corazón” por la traición del judas uribista.
Increíble, todos salieron a consolarlo y llega a tanto la hipocresía latinoamericana que ninguno le pidió lo que debe pedírsele a Chávez. Que investigue las acusaciones, que permita a veedores internacionales trasladarse a la región para constatar o no las pruebas presentadas por Colombia – fotos, mapas satelitales, coordenadas, etc… – de la misma forma que esos mismos gobiernos, dentro de la Unasur, ante el reclamo pasado de Chávez, le exigieron a Colombia que demuestre que los soldados norteamericanos usan (entran y salen) de siete bases colombianas, pero que no son bases militares enteramente manejadas por los estadounidenses.
Todos nos preguntamos ahora si las evidencias que presentó Uribe no hubieran sido mejor conseguirlas como se hizo en Ecuador cuando se infiltraron en ese país en un campamento de las FARC, mataron a Reyes y se apoderaron de las computadoras que luego derivaron en miles de pruebas que pusieron en evidencias los nexos de las FARC con la campaña electoral de Rafael Correa, la comunicación directa con Cuba y Venezuela y los nexos con Daniel Ortega que sigue dando cobijo a guerrilleros colombianos. El problema no es que todas estas evidencias existan, sino que todos estos gobiernos las niegan en público, pero las hacen igualmente.
Para borrar la hipocresía, Lula, Kircher y Correa deberían pedirle a su amigote que investigue. Todo el resto, la victimización y rasgarse las vestiduras por las consecuencias de unas relaciones rotas, no es nada más que hacerle el caldo gordo al personaje más autoritario de Latinoamérica. Y todos deben sentirse responsable de seguir alimentando a este patán.


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog