Congreso y medios: asignaturas pendientes

Parece que los congresistas argentinos se pusieron las pilas. Para algo sirvió la ridícula propuesta oficial de crear o reforzar un Observatorio de Medios. Despertó el debate e incentivó al Congreso en varias asignaturas pendientes sobre libertad de expresión, como por ejemplo una ley de acceso a la información pública, que mantiene al país rezagado en el contexto latinoamericano.

Esta próxima semana comienza un debate en un Foro Parlamentario “Democracia y Medios en la Sociedad de la Información” liderado por miembros de las comisiones de Libertad de Expresión de ambas cámaras. El objetivo será, tras un plazo de 120 días y en el que convocarán a diversos sectores de la sociedad, presentar un paquete de proyectos sobre regulación de medios, comunicación y libertad de prensa y de expresión.

Esperemos que el debate y los proyectos finales contengan dos palabras que me parecen fundamentales para estos menesteres: Diversidad y Pluralidad.

Los temas a tratarse:

Acceso a la información pública: este debate es viejo y algunos proyectos de ley han sido bloqueados en el Congreso en los últimos años, debido a que varios legisladores estaban más empecinados en las excepciones que debiera haber para acceder a la información que en lo que realmente se desclasificaría. Argentina, que siempre se mostró como un país diestro en el manejo de la libertad de expresión respecto a otros países latinoamericanos, está muy rezagada en esta materia. Honduras, Nicaragua, República Dominicana, México, Perú, Panamá, Jamaica y Ecuador, además de Estados Unidos y Canadá tienen leyes de acceso. Pronto Chile y Guatemala se unirán a este grupo.

Reforma a la Ley de Radiodifusión: tal vez será este el tema más espinoso dado los intereses que hay en juego en el otorgamiento de las licencias, concesiones, duración de las mismas, y las consecuencias de la concentración de medios. En esta u otras cláusulas se tendrá que legislar también sobre las normas para la televisión y la radio digital y sobre radios comunitarias.

Medios públicos: ojalá se transforme a los medios en manos del Estado en verdaderos medios públicos, autónomos del poder político de turno y que cumplan su verdadero rol social y democrático. Hasta ahora y siempre, los medios públicos en el país fueron y son utilizados como agentes propagandísticos y la cultura creada detrás de ellos ha hecho que no se entienda la diferencia entre públicos y gubernamentales, la diferencia entre servir a los intereses de un partido o de un gobierno a servir a los intereses de la nación, o simplemente de la información independiente. La BBC de Inglaterra o PBS de Estados Unidos son algunos modelos que deberían tenerse en cuenta.

Publicidad oficial: lo más trascendente que ha pasado en el hemisferio occidental ha sido la decisión de la Corte Suprema de Argentina del año pasado de fallar en contra del gobierno de Neuquén en una disputa con el Diario Río Negro, prohibiendo al gobierno utilizar la publicidad oficial como arma de castigo o premio sobre la política editorial de un medio. Posteriormente, el gobierno de Tierra del Fuego, mediante decreto, dispuso criterios técnicos para la distribución, convirtiéndose en el primero de América Latina en dictar una norma en ese sentido. Ambas decisiones, fuera de lo común, deberán ser tenidas como ejemplos importantes.

Para mí, la prioridad de este debate tendrá que ver con la ley de acceso a la información pública. Ahí, los legisladores tienen el deber de demostrar que estamos en un país diverso, plural y que los manejos del gobierno deben ser transparentes, porque son “nuestros” asuntos.

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog