Metodo AVI de Aprendizaje Vivencial (John Dewey)

El Método AVi o Método de Aprendizaje Vivencial es una poderosa metodología de aprendizaje, dirigida a la formación y transformación de las personas como individuos en relación con otros individuos. Este método tiene como finalidad alcanzar el desarrollo de las competencias de las personas, así como el fortalecimiento de sus valores y la autoestima. Las personas viven sensaciones, emociones, situaciones y aprenden de ellas. Estas experiencias movilizantes actuan como hechos fijadores del aprendizaje para sus vidas presentes y futuras.

Estas son algunas de las etapas que se transitan en los procesos vivenciales: • Vivencias
• Actividades lúdicas, atractivas, sorprendentes, fascinantes
• Verbalización
• Procesamiento de las vivencias
• Análisis del proceso grupal, comunicación, solución de conflictos…
• Analogías y semejanzas con la experiencia cotidiana
• Generalización
• Teorización y transferencia
• Aplicación
• Compromiso de cambio

La educación tradicional sobre todo en la infancia y la adolescencia a veces es aburrida. El Método AVI es emocionante, divertido por veces y está dirigido al público adulto exclusivamente (andragogia).

Según la Association of Experiential Education, 1995
El Aprendizaje Vivencial (experiential learning) es aprender por medio del hacer. Es un proceso através del cual los individuos construyen su propio conocimiento, adquieren habilidades y realzan sus valores, directamente desde la experiencia.

El Aprendizaje Vivencial ocurre cuando una persona se involucra y participa en una actividad dada y luego reflexiona sobre lo acontecido en forma crítica y constructiva. De esta manera es posible extraer conclusiones desde el análisis introspecivo. Esto es posible gracias al proceso de autodescubrimiento que se promueve, lo que asegura que el conocimiento se genere desde el interior de cada alumno como consecuencia directa de su experiencia.

Esto se lleva a la práctica cuando se aplica lo aprendido en las formas de pensar y en el comportamiento en la vida cotidiana. En realidad, este proceso ocurre espontáneamente y con frecuencia en la vida diaria en cada uno de nosotros pero en estos casos se dá sin un observador crítico y constructivo con el objetivo de mejorar y mejorar ’se’.

La efectividad de esta metodología está asociada al hecho de que proporciona un sentido de titularidad de lo aprendido por parte del individuo, que difícilmente se obtenga con las metodologías tradicionales de lo que ‘se estudia en una universidad’, lo que se lee o através de seminarios o cursos.