LIDERAZGO POSITIVO Y NEGATIVO

LIDER POSITIVO

Un líder positivo en un curso escolar, aporta con su actitud, un ejemplo o un modelo de reflexión para el resto de sus compañeros y les incentiva a CONOCER MÁS y a SER MÁS RECONOCIDOS por sus pares. Es aquel

cuyos ideales auténticos de bien común y honestidad están por encima de sus intereses particulares.

El líder positivo se rodeará de gente capaz y honesta, cuida de la gente; esto es hacer crecer, según sus posibilidades, a quienes dependen de él: es un desarrollador, un entrenador natural, un coach amistoso pero exigente.

Otra característica es el respeto por la persona; el líder positivo respeta, en primer lugar, la libertad de los subalternos, trabaja apoyado en la voluntad de su gente, no sobre o contra la voluntad de la persona. Es un motivador natural. La adhesión a su persona es por motivación gustosa y por el atractivo que el líder ejerce.

LIDER NEGATIVO

Los líderes negativos, por el contrario, DESINTEGRA, AISLAN, provocan sentimientos que afectan de modo nocivo la estabilidad emocional.

Es aquel en el cual sus intereses particulares y de su grupo de compromiso están por encima de los de la comunidad, de la empresa, del sindicato o del partido y de la nación.

Las personas con baja autoestima (antes se les llamaba ‘acomplejados’) resultan muy útiles para los jefes dictatoriales por su comportamiento servil, y son usados como peones de ajedrez. Estos resultan sumamente peligrosos si llegan al poder, pues serán los traidores en cuanto tenga  ocasión.

Los grandes paranoicos de la historia fueron personas humilladas en la infancia y en el trabajo o en el ejército, y demostraron —cuando se les dio ocasión— ser egocéntricos, capaces de destruir y de oponerse a todo, como líderes negativos.

El lídernegativo buscará borregada dócil y manipulable que le pueda cubrir sus inmoralidades, pues prefiere el control dela borregada a la eficiencia de los resultados.

El mal líder, destructor, hace crecer al subalterno pero en su capacidad de maldad y de crimen, le hace perder la conciencia del bien y delmal, lo convierte en fanático y fundamentalista, premia según docilidad y falta de

escrúpulos. Enseña el mal y amenaza con vengarse del incumplimiento de las órdenes.

El líder destructivo destruye en primera instancia a la persona, pues se hace obedecer por miedo o por compartir la corrupción: sus únicos motivadores. Humillar a los subalternos es parte del atractivo de ser jefe y hacerse temer es la regla de la obediencia irresponsable.

 

Fuente:

http://www.abcrecursoshumanos.blogspot.com.ar/


Escribí tu comentario