GRIPE: RECONOCIDOS ESPECIALISTAS TRANSMITIERON TRANQUILIDAD A LA POBLACION

Aseguraron que se está en una situación similar a la de otros años. Igualmente instaron a la población a vacunarse, especialmente a aquellos que pertenecen a grupos de riesgo.
En el marco del cierre del XIII Congreso de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) 2013 y que contó con reconocidos especialistas a nivel mundial, la doctora Carla Vizzotti, directora Nacional de Enfermedades Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud de la Nación, señaló que “en este momento del año, se empieza a notar una notificación de lo que se llama enfermedad tipo influenza y empieza a aumentar la frecuencia de los virus respiratorios. La característica de este año, es que todo el año tuvimos circulación de influenza a diferencia del año pasado que comenzó a circular a fines de agosto, o sea una circulación tardía”.
La facultativa explicó que “lo que se ve, es lo que se todos los años. Lo que nosotros recolectamos es la información virológica –para eso se realizan los análisis y estudios- para aislar el virus y que ese virus esté contenido en las vacunas. Las 3 cepas del virus de la gripe –AH1N1, AH3N2 y B- están contenidas en la vacuna que está disponible en Argentina”.

Disminución de casos con relación al 2012

En relación al año pasado, Vizzotti confirmó que la cantidad de casos detectados con gripe “no han aumentado. En relación a las semanas epidemiológicas de los años previos, lo que nosotros vemos es que va disminuyendo el número de enfermedades de tipo influenza. En 2011, teníamos aproximadamente 330.000 casos; en 2012, 260.000; y este año –a la misma semana epidemiológica, tenemos 230.000. La verdad es que no tenemos más casos, y tampoco tenemos una circulación predominante del virus de la influenza”.
“El escenario de 2009 era un número muy importante de casos en un período muy corto de tiempo con una predominancia del 93% de H1N1. La realidad es que es totalmente diferente. También vemos que las personas que se internaron y que tuvieron impacto en la mortalidad son personas que tienen factores de riesgo y que no estaban vacunadas”, agregó la especialista que se encontraba junto al secretario de Salud Municipal, Alejandro Ferro.
Con respecto al nivel de vacunación, en relación a años anteriores, Vizzoti indicó que “a este mismo periodo del año pasado íbamos por el 45% de cobertura, y este año ya estamos superando el 50% de las notificaciones y nosotros los proyectamos a un 60%”.
“La gripe estacional, antes de la pandemia y después de la pandemia, mata entre 3.000 y 5.000 personas por año. Lo que nosotros estamos haciendo es aislar y confirmar los virus en algunas de las personas”, concluyó.

Consejos para evitar la gripe

La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa, causada por el virus influenza. Si bien se trata de una enfermedad que suele ser leve, existen formas más severas que ocurren en determinadas personas de riesgo.

La mayoría de las personas en buen estado de salud se recuperan de la gripe sin complicaciones, pero algunas, como las de edad avanzada, los niños de corta edad y quienes poseen enfermedades previas, tienen un mayor riesgo de complicaciones serias a consecuencia de la gripe. En algunos casos, estas complicaciones pueden llevar al fallecimiento.

¿Cómo podemos prevenir la gripe?

La mejor manera de prevenirla es vacunándose. Las vacunas son elaboradas teniendo en cuenta los diferentes tipos – denominados subtipos- de los virus influenza que se encuentran en circulación a nivel mundial.

¿Quiénes deben recibir la vacuna antigripal?

- Los niños de 6 meses a 23 meses de edad.
- Las personas de 65 años de edad en adelante.
- Las personas de 2 años de edad en adelante que tienen enfermedades subyacentes a largo plazo (enfermedades del corazón o del pulmón, enfermedades metabólicas como la diabetes, enfermedades del riñón, trastornos de la sangre o el sistema inmunológico debilitado) .
- Las mujeres que estarán embarazadas durante esta temporada de la gripe.
- Las personas que viven en asilos de ancianos u otros sitios de cuidados a largo plazo.
- Las personas que tienen entre 6 meses y 18 años de edad, y que toman aspirina todos los días.
- El personal de atención médica que atiende a pacientes.
- Las personas que tienen o cuidan a un bebé menor de 6 meses de edad.
(No se debe vacunar contra la gripe a bebés menores de 6 meses de edad).

Las siguientes medidas pueden ayudar a evitar la propagación de enfermedades respiratorias como la gripe:

- Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo descartable cuando tosa o estornude, y tire el pañuelo después de usarlo.
- Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de toser o estornudar. Si no está cerca de una fuente de agua, use un desinfectante de manos a base de alcohol.
– Haga todo lo posible por mantenerse alejado de las personas enfermas.
- Si adquiere una gripe u otra enfermedad viral estacional, no vaya a la escuela ni al trabajo.
- Si está enfermo, no se acerque a otras personas para evitar contagiarlas.
- Trate de no tocarse los ojos, la nariz ni la boca. Ésta es la manera como a menudo se propagan los gérmenes.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

La gripe generalmente empieza de manera brusca y se acompaña del siguiente cuadro clínico:
– Fiebre (por lo general alta).
– Dolor de cabeza.
– Cansancio (en ocasiones muy intenso).
– Tos.
– Dolor de garganta.
- Secreción o congestión nasal.
– Dolores musculares y articulares en todo el cuerpo.
- Con menos frecuencia, diarrea y vómitos, especialmente en los niños.

¿Cuáles son los riesgos de la gripe?

La mayoría de las personas que contraen una enfermedad gripal no van a sufrir mayores complicaciones que las molestias ocasionadas por el malestar general, la necesidad de reposo y pérdida de sus actividades habituales (estudio, trabajo, deportes y recreación… lo que no es poca cosa).
En cambio, las personas de edad más avanzada, o que tienen previamente problemas renales, hepáticos, inmunológicos, cardíacos, respiratorios, nutricionales o diabetes – entre los más importantes- , pueden desarrollar una neumonía bacteriana, o empeorar sus enfermedades crónicas como la insuficiencia cardíaca congestiva, el asma y la diabetes. Además, tanto los niños como los adultos pueden contraer sinusitis e infección de oídos.

¿Cómo se contagia la gripe?

La gripe se propaga a través de gotitas respiratorias que son liberadas al ambiente al toser y al estornudar. En la inmensa mayoría de los casos el contagio ocurre de persona a persona. Sin embargo, en ocasiones, es posible que una persona se infecte al tocar algo que contiene el virus y tocarse luego la boca o la nariz.
Los adultos pueden infectar a otras personas entre un día antes de que se presenten los síntomas hasta una semana después de contraer la enfermedad. Por lo tanto, uno puede contagiar o contagiarse aún sin conocer la fuente de transmisión del virus.
Recuerde: Ante la aparición de algunos de estos signos o síntomas, no deje de buscar atención médica en forma inmediata.

Conclusiones

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que, en la mayoría de los casos, es verdaderamente molesta pero no complicada. Existe un grupo de personas de riesgo que sí puede presentar una mala evolución.
Por eso, desde a Secretaría de Salud de la Municipalidad de General Pueyrredon (Mar del Plata / Batán) se recomienda no dejar de vacunarse – en particular si pertenece a algún grupo de riesgo-, cumplir las medidas higiénicas para evitar los contagios, y consultar al médico ante cualquier duda o sospecha de complicación.