Esperando volver nunca he llegado

Esperando volver nunca he llegado,
llegado sin saber, nunca he partido,
ya ves, amada, mis cosas están claras,
mi ánimo, despejado, sin direcciones.

Si me besas aquí, pienso en otrora,
si el océano me llama, me aferro a ti,
a tu fragante boca enamorada y loca
y el pobre océano pierde sus orillas.

Estoy, no tengo, no consumo nada.
No olvido, no recuerdo, no perdono.
Toda la venganza está en mis ojos,

en mis labios inmensos fuera del tiempo,
en mis tiempos, amores, fuera de la vida,
en mis sencillos versos fuera del amor .

Miguel Oscar Menassa
De “Poemas y cartas a mi amante loca joven poeta psicoanalista”, 1987

  • Sin Comentarios
  • Sin votos