Posts etiquetados como ‘tendinitis’

¿ Espolón Calcaneo ó Fascitis Plantar ?

El espolón calcáneo es una excrecencia espiculada en la cara inferior del hueso calcáneo que también produce dolor en el talón. En la talalgia (dolor en el talón) por espolón calcáneo son útiles estas medidas; en los casos de respuesta no satisfactoria aparece la cirugía.

En el talón del pie se inserta el tendón de Aquiles, una fuerte estructura formada por la fusión de la fascia (delgada capa de tejido) que recubre a las fibras de los músculos gemelos y el sóleo (parte posterior de la pierna).
Dicho tendón se prolonga en la fascia plantar, una hoja muy resistente y compacta de tejido conectivo fibroso insertada en la parte posterior del pie, en el hueso calcáneo y hacia adelante (a lo largo de la planta).
Se divide en cinco lengüetas para cada uno de los dedos. La fascia plantar permite elevar el arco del pie cuando los dedos están extendidos. Su inflamación o estado de tensión y dolor se conoce como fascitis plantar, habitualmente confundida con el espolón calcaneo.
El acortamiento (contractura) de los músculos gemelos o del sóleo se traduce en una fuerte tracción del tendón y de su inserción fibrosa en el hueso del talón causando dolor, dificultad para estar de pie y caminar. Con frecuencia los gemelos activados son causa de calambres nocturnos. A veces la persona percibe una sensación de calor que baja al talón.

Para el tratamiento del dolor muscular, del espolón y fascitis se utiliza terapia local con calor y frío, bloqueo neuromuscular, e infiltraciones con esteroides y anestésicos locales. El uso de plantillas en el calzado para distribuir el efecto del peso corporal atenua y/o disminuye el dolor.
Regularmente muy  dolorosa. Los futbolistas están siempre expuestos,tambien basquet, voley, artes marciales.

-¿En qué consiste el espolón calcáneo?

-Lo primero que hay que decir es que no es una enfermedad, sino la expresión de un mal que hay que descubrir. Es un hallazgo radiográfico que puede aparecer en las talalgias, de las que hay que averiguar la causa. Se trata de una calcificación de la inserción de las partes blandas (músculos y fascia plantar) en el hueso del talón, el calcáneo.
Implica al sistema aquíleo-calcáneo-plantar, todo un sistema funcional con los siguientes actores: el músculo gemelo, por medio del tendón de Aquiles, se inserta en el hueso calcáneo, del que surgen, a su vez, otros músculos y la aponeurosis o fascia plantar, una especie de «cuerda de arco» que va desde el calcáneo hasta los dedos y da tensión a la bóveda del pie. Este sistema funcional entra en juego al caminar, saltar o correr. Puede formarse también en la parte superior (junto al tendón de Aquiles), pero no es tan habitual.

-Si es más bien un síntoma, ¿qué puede revelar?

-Puede tratarse de alguna enfermedad reumática seria (con mucha frecuencia, de una artritis reumatoide, una espondilitis, una artritis psoriásica…), de gota; de pie cavo o, todo lo contrario, de pie plano; puede ser consecuencia de pisar mal (trastorno del apoyo)… incluso puede deberse a una diabetes. Pero, sobre todo, muchas enfermedades reumáticas severas debutan por una talalgia.

-¿Por qué resulta tan doloroso?

-Contra la creencia generalizada, el espolón calcáneo en sí no duele. En realidad, lo que duele son las partes blandas que hay alrededor del espolón y que se inflaman: la bolsa serosa que hay bajo el talón (bursitis), la fascia plantar (fascitis plantar) o los músculos que lo rodean (entesitis); o, si es un espolón posterior (retrocalcaneo), el tendón de Aquiles (tendinitis).

-¿Cómo se aborda?

-El crecimiento del espolón calcáneo es muy lento, de manera que cuando lo descubrimos en un paciente que acude a consulta por una talalgia lleva ya varios años desarrollándose. En tal caso , lo primero que hay que hacer es confirmar qué es lo que duele y por qué, porque puede tratarse de un simple problema de ácido úrico que se alivia con un tratamiento, sin necesidad de quitar el espolón. Operar al descubrir el espolón es un craso error.

-¿Cuándo hay que quitarlo?

-Cuando fracasan todos los tratamientos posibles en el caso: rehabilitación, fisioterapia, plantillas, tratamientos ortopédicos, infiltraciones, antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), onda corta, láser…

Ver tratamientos alternativos en:www.blogsdelagente.com.ar/elcuerpoentuspies

FASCITIS PLANTAR

FASCITIS PLANTAR = ME DUELE AL PISAR !!!!

Si pensamos en todo lo que realizamos a lo largo del día encontramos enorme variedad de tareas repartidas en hogar, oficina, escuela, calle gimnasio, etc. Poco ó nunca consideramos que todas estas actividades son posibles gracias a nuestros pies, que además de sostener nuestro cuerpo,reciben y amortiguan el impacto contra el piso ,que cada paso y que incide en tobillos, rodillas, cadera y columna vertebral. Al olvidarnos de ellos( los pies ), pasamos por alto las atenciones que merecen nuestras extremidades inferiores para el buen funcionamiento del aparaato locomotor.

¿Siente Usted fuerte dolor en el talón que le impide caminar, sobre todo por la mañana ó después de tomar un descanso? Es muy probable que sufra fascitis plantar ó inflamación del tejido muscular que se encuentra en la planta de los pies, patología muy habitual que generalmente mejora con atención y cuidados continuos.

En efecto, la inflamación y desgarro de la fascia plantar ó tejido muscular que se encuentra en la planta del pie, es una lesión que puede resultar tan dolorosa y molesta que genera dificultad en la dinámica de la marcha, frecuente en quienes realizan actividades intensas, aunque tambien se presenta en personas de la tercera edad ( Ver pie del geronte ).
Los PODOLOGO UBA consideramos que la fascitis plantar (nombre médico para este problema), es uno de los motivos más comunes de consulta por lesión en la musculatura del pie, aunque el tratamiento es relativamente prolongado,se llega a una recuperación satisfactoria.

Si observamos la musculatura de la planta del pie nos damos cuenta de que la fascia plantar se asemeja a un tronco que parte del talón y que se ramifica a la altura del arco hasta unirse con la base de cada uno de los cinco dedos del pie. Es, una estructura muy fuerte, ya que ayuda a soportar todo el peso corporal y realiza flexiones necesarias para la marcha y bipedestación ( estar de pie )
La fascitis plantar tiene su origen en la ruptura e inflamación de músculos o tendones de la planta del pie debido a estiramientos súbitos y/ó reiterados; las causas más comunes :

Deporte. Corredores, Tenis, Basquet pueden sufrir este problema cuando modifican su ritmo o periodicidad de entrenamiento . También se puede presentar cuando cambian la superficie del terreno por una más rígida ó el calzado no acompaña dicho cambio no brindando protección a los talones. En otros deportes puede deberse a movimientos forzados, golpes ó inexperiencia técnica.

Calzado inapropiado. Las mujeres que usan zapatos de taco alto o durante mucho tiempo pueden acostumbrar a su fascia plantar a permanecer contraída, incluso su tamaño llega a disminuir, entonces una elongación súbita generada al caminar sin calzado ó al levantarse de la cama por la mañana puede ocasionar un desgarro de la Fascia.

Obesidad. El aumento de peso condiciona la evolución, si ademas se usa calzado que no amortigua el impacto del pie contra el piso. Cuando las actividades cotidianas demandan caminar y/ó estar de pie por largos períodos. Aunque hay un paniculo adiposo (tejido graso bajo el hueso del talón), el incremento de masa corporal reduce su efectividad, estira la fascia , la elonga bruscamente generando inflamación y/ó ruptura de tejidos.

Alteraciones ortopédicas. Arco muy pronunciado ( pie cavo ) ó caído (pie plano) aumentan las probabilidades. En ambos casos la musculatura es sometida a tensiones constantes.

Enfermedades reumáticas. Artritis, Gota ( ácido urico ) y espolón calcaneo ( del talón ) modifican la estructura de los huesos donde se ancla la fascia plantar, alterando su funcionamiento, generando fricción y e hiperextensión ( elongación brusca )de la fascia plantar.

Anciano. ( Ver pie del geronte ). Pérdida de Tono muscular, Artritis o Sobrepeso, convierten a la planta del pie del geronte en objetivo vulnerable, simplemente con la marcha.

La fascitis plantar era considerada consecuencia exclusiva de una protuberancia en el hueso del talón (espolón calcáneo) que genera presión sobre los tejidos musculares.La mayoría de los casos no se presentan problemas óseos, sino exclusivamente uso forzado del pie.

Síntomas bien definidos:

* Dolor difuso en la base del talón (talalgia) que origina sensación “quemante”; rara vez se presenta en ambos pies.
* Se manifiesta cuando camina por las mañanas ó después de estar inactivo o en reposo.
* Llegan a observarse inflamación y enrojecimiento leves.
Es más frecuente en personas de 40 a 70 años; convitiendose en causa de incapacidad laboral, sobre todo los que practican deporte a nivel amateur y no cuentan con preparación adecuada.

El primer diagnóstico presuntivo, corre a cargo de un PODOLOGO UBA, reumatólogo u traumatologo, quien toma como primera referencia los síntomas que describe el paciente y en los que suele ahondar a través de preguntas específicas sobre el origen de la lesión, cuál es el momento en que se presenta el dolor, su localización exacta y la sensación que se experimenta al estirar y contraer la planta del pie.

A continuación el PODOLOGO UBA inicia la exploración directa del músculo a través del.También se observa probable que observe la forma de caminar de la persona lesionada para analizar si los síntomas obedecen a un movimiento incorrecto de los pies.

Para obtener mayor precisión es posible que el MEDICO solicite una radiografía a fin de saber si existe algún problema asociado, como espolón calcáneo o bursitis ( bolsa de líquido seroso ) encargada de disminuir la fricción entre ligamentos y huesos en la parte inferior del pie.

Ya establecido el diagnóstico de fascitis plantar, la misión del MEDICO consiste en emprender medidas que reduzcan los síntomas y corrijan la causa del problema. El dolor será controlado a través de analgésicos o antiinflamatorios, en caso de dolor muy intenso se recurre a medicamentos inyectables, evitando apoyar el pie.

Otra medida consiste en reducir el impacto que sufre el pie, con el uso de taloneras (recomendables para personas obesas o de la tercera edad).

El ejercicio dirigido por un fisioterapeuta es también una alternativa de gran utilidad, cuyo objetivo consiste en estirar la fascia plantar con moderación y ejercitar los músculos de la pierna que soportan tobillo y talón para distribuir entre ellos el esfuerzo realizado al caminar y sostener todo el cuerpo.

En aquellos casos en que no haya mejoría se considera la posibilidad de practicar cirugía con alto grado de efectividad .Observando la posibilidad de recidivas.

Prevención
la mejor manera de evitar molestias y prolongada recuperación que se derivan de la fascitis plantar consiste en seguir medidas que aseguren la salud del pie:

* Utilizar zapatos con taco de de 2 a 4 centimetros, con arco interno, camara de aire en el talón y/ó talonera.

*El sobrepeso aumenta el riesgo de esta lesión.
* Al levantarse de la cama realice movimientos de estiramiento en los pies, realizando flexiones del pie dorsale y plantares.
* Evite caminar sin calzado en superficies muy duras.
* Si practica deporte, utilice calzados deportivos que absorban el impacto.
* Renovar el calzado antes de que deje de soportar, acolchar y contener sus pies adecuadamente.
*Realizar movimientos de calentamiento antes de cualquier actividad deportiva y elongación al culminar.

Ante todo, debe tener en cuenta la importancia de dirigirse oportunamente al PODOLOGO UBA en cuanto se manifiesten molestias en el talón y planta del pie. Cuando más tiempo avance el padecimiento más difícil será su recuperación.

Para ampliar información ingresa a:

www.podologosuba.com.ar